“He aquí, 20 yo estoy a la puerta y llamo; si
alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a
él, y cenaré con él, y él conmigo.”
Apocalipsis 3:20
¿Por qué respondes mi llamado?, si no te he amado.
¿Por qué conoces mi dolor?, y llamas con amor.
Recuerdas mi camino, estando en el olvido.
Recuerdas mi llamado, hoy que estoy atado.
Sientes mi impotencia, necesito Tú presencia.
Sientes mi vergüenza, salva con Tú fuerza.
Creo en Tú esperanza, pero Fe es mi flaqueza.
Creo en Tú promesa, pero el juicio me hace presa.
!Sígueme!
Arde hoy mi alma, solo quiero calma.
Arde hoy mi ser, hoy que me haces ver.
Me aterra el camino, pero hoy se que estas vivo.
Me abate el quebranto, pero quiero dar el salto.
Jesús es mí Señor
El único camino de
Salvación, Él me ha
Unido a Su cuerpo y
Su reino heredado.
“He aquí, 20 yo estoy a la puerta y llamo; si
alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a
él, y cenaré con él, y él conmigo.”
Apocalipsis 3:20
Sé que el caos se avecina, más ya vi la salida.
Sé que habrá dolor, más seré libre por Tú amor.
!Alumbra mi camino!, solo eso te pido.
!Alumbra mis tinieblas!, toma Tú las riendas.
Hoy me has hablado, y mi espíritu es despertado.
Hoy Señor me respondiste, y aliento diste.
No se cuando pero hay vida, ¡Sana esta herida!
No se cuando pero hay calma, ¡Sana hoy mi alma!
!Sígueme!
Jesús es mí Señor
El único camino de
Salvación, Él me ha
Unido a Su cuerpo y
Su reino heredado.
Sé de donde vengo, voy de nuevo a Tú reino.
Sé que estas conmigo, derrota a mi enemigo.
“He aquí, 20 yo estoy a la puerta y llamo; si
alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a
él, y cenaré con él, y él conmigo.”
Apocalipsis 3:20
Hay esperanza para todo aquel que Le busca. Yo no
creía en la salvación o qué el Señor escuchara mis
plegarias. Pero me envío uno de sus ángeles disfrazado
de mi hermano, dijo “Que el Señor siempre respondería
a cualquiera que Le busque de corazón, que solo tenia
que llamarle y Él se manifestaría”
!Sígueme!
Jesús es mí Señor
El único camino de
Salvación, Él me ha
Unido a Su cuerpo y
Su reino heredado.
Me encontraba quebrantado y sin rumbo, y decidí hacer
la prueba ya con nada que perder. Hacía casi 10 años
que no abría una Biblia, y el Señor me mostró un
versículo que decía “Si realmente lo deseas de corazón,
puedes dejar de beber” no creí que me estuviera
hablando a mí, así que volví a abrir la Biblia y me
mostró otro versículo que me hablaba de la honestidad
y de alejarme de la vida vana. !Sé iluminó mi vida!, El
Creador no me había olvidado.
“He aquí, 20 yo estoy a la puerta y llamo; si
alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a
él, y cenaré con él, y él conmigo.”
Apocalipsis 3:20
Sentí mucha paz, Él quería compartir Su mesa conmigo,
pero supe que no seria fácil.
Más por fin le tenía a Él con toda su fuerza. Esa noche
“alumbró mi caminar” y no me ha soltado.
De la misma manera quiero ser hoy Su mensajero y
decirte que el siempre ha estado a Tú lado, solo tienes
que voltear al cielo y te cobijara con Su celo.
Dios los bendice hoy……………………………………………
!Sígueme!
Jesús es mí Señor
El único camino de
Salvación, Él me ha
Unido a Su cuerpo y
Su reino heredado.
<°))))))><……………Por: Richy Esparza
Recordad no más las cosas pasadas. Oh
Israel, he aquí Yo hago cosa nueva, abriré
Caminos en el desierto para este pueblo que
He creado para mí, mi escogido. Lo qué hago
Yo ¿Quién lo estorbará?,Yo anuncié y Salvé.
Descargar

Apocalipsis_3-20