“Prehistoria”
literaria
de la formación del
“Antiguo Testamento”
La Biblia no fue escrita “de una
sola vez” sino que el proceso de
composición fue largo, lento y
complejo.
Se puede encontrar en ella materiales
de muy distinto origen y de épocas
bien diversas, que se fueron
incorporando a lo largo de la historia.
Los “libros” que hoy día la conforman
tampoco adquirieron su configuración
actual de una sola vez, sino que fueron
releídos y retocados sucesivamente hasta
llegar a esta forma final.
Hablar de “prehistoria” literaria, pues, es
atender a este fenómeno y comprobarlo
con ejemplos diversos.
Algunas veces se
mencionan ciertos
libros utilizados como
fuentes, que
actualmente están
perdidos:
El libro del Justo
Josué 10,13
"Y el sol se detuvo y la luna se paró
hasta que el pueblo se vengó de sus
enemigos. ¿No está esto escrito en el
libro del Justo? El sol se paró en
medio del cielo y no tuvo prisa en
ponerse como un día entero".
2 Samuel 1,17-18
"David entonó esta elegía por Saúl y
por su hijo Jonatán. v.18 Está escrita
en el Libro del Justo, para que sea
enseñado el arco a los hijos de
Judá".
El Libro de las Guerras de Yahveh
Números 21,14-15
"Por eso se dice en el libro de las
Guerras de Yahveh: ... Vaheb, cerca de
Sufá y el torrente del Arnón, v.15 y el
declive del torrente que corre hacia la
región de Ar y se apoya en la frontera de
Moab".
Los Trovadores
Números 21,27
"Por eso dicen los trovadores:
¡Venid a Jesbón, que sea
construida, fortificada, la
ciudad de Sijón!"
“Anales”
Texto mencionado casi como un “estribillo”
en los libros de Reyes, a partir de 1Re 14.
1 Reyes 14,29
"El resto de los hechos de Roboam,
todo cuanto hizo, ¿no está escrito en
el libro de los Anales de los reyes de
Judá?"
Ver también, por ejemplo, 1Re 15,7.23.31, etc.
Textos que contienen narraciones de
distintos “profetas”
1 Crónicas 29,29
"Los hechos del rey David, de los
primeros a los postreros, están
escritos en la historia del vidente
Samuel, en la historia del profeta
Natán y en la historia del vidente
Gad"
2 Crónicas 9,29
"El resto de los hechos de Salomón,
los primeros y los postreros, ¿no
están escritos en la historia del
profeta Natán, en la profecía de
Ajías el silonita, y en las visiones de
Yedó el vidente, sobre Jeroboam, hijo
de Nebat?"
2 Crónicas 12,15
"Los hechos de Roboam, los
primeros y los postreros, ¿no
están escritos en la historia
del profeta Semaías y del
vidente Iddó?"
Hay libros que, en
realidad, son
recopilaciones de
diversas colecciones
Por ejemplo:
Proverbios
A lo largo del libro aparecen
diversos “títulos” que delatan
la existencia de recopilaciones
previas.
Prov 1,1
"Proverbios de Salomón,
hijo de David, rey de Israel"
Prov 10,1
"Proverbios de Salomón".
(Prov 22,17)
"Presta oído y escucha las palabras de
los sabios, y aplica tu corazón a mi
ciencia"
Prov 24,23
"También esto pertenece a los sabios:
Hacer acepción de personas en el juicio
no está bien".
Pro 25,1
"También estos son proverbios de
Salomón, transcriptos por los
hombres de Ezequías, rey de Judá".
Pro 30,1
"Palabras de Agur, hijo de Yaqué,
de Massá. Oráculo de este hombre
para Itiel, para Itiel y para Ukal".
Pro 31,1
"Palabras de Lemuel, rey de Massá,
que le enseño su madre"
Salmos
Diversos peculiaridades encontradas
a lo largo del “Salterio” permiten
comprobar que el libro actual es fruto
de un trabajo de recopilación.
El Salmo 72,20 dice claramente:
"Fin de las oraciones
de David, hijo de Jesé“
El Salmo 14:
Reaparece como Sal 53.
El Salmo 70:
Es una parte del Salmo 40.
El Salmo 108:
Es la unión del Sal 57, 8-12
y del Sal 60, 7-14.
No pocas veces se
detectan diversos
anacronismos o
actualizaciones teológicas,
evidencias claras de
relecturas posteriores
En el profeta Oseas, un oráculo de castigo
contra Israel se transforma en un oráculo
salvífico para Judá:
Ose 1,6-7
"Concibió ella de nuevo y dio a luz una hija. Y Yahveh
dijo a Oseas: «Ponle el nombre de "No
compadecida", porque yo no me compadeceré más de
la casa de Israel, soportándoles todavía. v.7 (Pero de
la casa de Judá me compadeceré y los salvaré por
Yahveh su Dios. No los salvaré con arco ni espada ni
guerra, ni con caballos ni jinetes.)»"
Salmo 50 (51)
Determinada corriente de tradición lo
atribuye a David (ver vs. 1-2).
Pero en el vs. 20 se pide por la
reconstrucción de las murallas de
Jerusalén…
El “Cántico de Moisés”
de Éxodo 15:
Es un salmo de acción de gracias entonado por
Moisés y los israelitas (Ex 15,1) por el
exterminio del ejército del faraón en el mar.
Pero, a partir del vs. 13, se refiere también
claramente a las maravillas de la conquista, y,
en el vs. 17, ¡al santuario!
También, leyendo con cuidado y
críticamente se pueden detectar
Fusiones de relatos originariamente
independientes
Por ejemplo, La “Historia de la entrada de
David a la corte de Saúl” [ver 1Sa 16-18].
Dos versiones del mismo “episodio”
Por ejemplo, la “creación”:
¿Primero se creó al ser humano
o se crearon primero los animales?
[ver Génesis 1 y 2,4ss).
Por ejemplo, la “monarquía”:
¿Es querida por Dios?
¿O significa rechazar
la realeza de Dios? [ver 1Sa 8-10].
Repeticiones
Comparar Isaías 2,2-4 con Miqueas 4,1-5.
Comparar 2 Crónicas 36,22-23 con Esdras
1,1-3
Duplicados (o “triplicados”)
David perdona a Saúl: 1 Samuel 24 y 26.
Un patriarca hace pasar a su esposa por
su hermana: Gén 12,10-20; 20 y 26,1-11.
Descargar

Diapositiva 1