Salmo 80
El Señor, el único Dios
Exulten en Dios, nuestra fuerza ,
Entonen los salmos y toquen los
tambores, la melodiosa cítara y la lira
Digan siempre: Jesús ha de ser nuestra fuerza y con
Jesús la carga se hace ligera, las fatigas suaves y las
espinas se convierten en dulzuras. (Carta 37)
Salmo 84
Felices los que habitan en
tu casa
siempre canta tus alabanzas
y gusta subir hasta ti
Para estar alegre es necesario ir adelante con
sencillez , sin buscar satisfacciones ni en las
criaturas ni en las cosas de este mundo (carta 24)
Salmo 103
Bendice al Señor alma mía
Todo mi ser bendiga su
santo nombre
No te canses nunca de practirar la virtud;
dentro de poco estaremos en el Cielo
todas juntas. ¡Qué hermosa fiesta
haremos entonces! (Carta 42)
Salmo 104
Alabad al Señor
Gloriaos en su santo nombre,
se alegre el corazón de los
que buscan al Señor
Respeta siempre a todos y tú considérate
siempre la última de todas; si lo haces así,
de corazón, pronto serás santa (Carta 62)
Salmo 131
No voy en busca de
grandezas
Señor, mi corazón se enorgullece
ni mis ojos son altaneros
“…para ser verdaderas reigiosas es preciso ser
humildes en todas nuestras obras, no sólo de
palabra sino con hechos... (carta 40.)
...con la humildad y la oración el Señor estará
cerca de nosotras, y cuando el Señor está con
nosotras, todo va bien. (carta 42)
Salmo 146
Alabaré al Señor con toda mi vida
¡Alaba al Señor alma mía!
Mientras viva quiero alabar al Señor,
quiero salmodiar para el Señor
mientras exista
No dejes apagar nunca el fervor que el Señor ha
encendido en tu corazón, y piensa que una sola
cosa es necesaria, salvar el alma (Carta 18)
En el corazón de Cristo
y de María
LA UNIDAD
Tengan gran confianza
en la Virgen. Ella les
ayudará en todas las
cosas.
Entren a menudo en el
Corazón de Jesús, que
yo también entraré y allí
podremos encontrarnos
y decirnos muchas
cosas. (carta 17)
Sr.PdF
Descargar

Presentazione di PowerPoint