En el rezo del "Creo",
profesamos
una verdad:
"Credo
en la Comunión
de los Santos".
Hoy, en la fiesta de
Todos los Santos,
vamos a profundizar
esta Verdad.
Los textos bíblicos
nos hablan
de esa realidad:
La 1ª Lectura nos afirma que los Santos son muchos. (Ap 7,2-4.9-14)
El número 144.000 es simbólico: 12x12 mil: significa todo el pueblo de
Israel y además una gran multitud de todos los pueblos y lenguas...
El Camino de la santidad está abierto a todos
los que viven los valores del Reino.
La 2ª Lectura afirma que somos Hijos de Dios:
El Amor de Dios como Padre nos transforma en hijos
y nos llama a vivir como hermanos. (1 Jn 3,1-3)
Ser Santo es vivir en comunión con el Padre y el Hijo.
En el Evangelio,
Cristo
nos señala
el camino
para ser Santos:
Vivir las
Bienaventuranzas…
(Mt 5,1-12)
Quiénes son los
santos:
- Para muchos,
Santos son personas
ya muertas,
que realizaron
en el pasado hechos
sorprendentes
en la vivencia de la fe.
Personas privilegiadas
que ya nacieron
santas... milagrosas...
declaradas santas
por la Iglesia y
hoy homenajeadas
en nuestros altares...
- En la Biblia, en el principio, el título de santo era sólo para Dios.
Aún hoy, en el Gloria, recitamos: "Porque solo Tú eres santo".
- En Cristo reposa el Espíritu de Santidad…
Él irradia la Santidad de Dios y la transmite a la Iglesia
por medio de los Sacramentos, que traen al hombre la vida de Dios.
Esta doctrina
era tan viva en los
primeros siglos,
que los miembros
de la Iglesia
no dudaban
en llamarse “
los santos"
y la propia Iglesia
era llamada
"Comunión de los Santos".
La SANTIDAD cristiana se
manifiesta así,
como una participación
en la vida de Dios,
que se realiza con los
medios que la Iglesia ofrece,
en particular
con los Sacramentos.
- LA SANTIDAD:
No es el fruto
del esfuerzo humano,
que trata de alcanzar a
Dios con sus fuerzas.
Es Don
del Amor de Dios y
respuesta del hombre
a la iniciativa de Dios.
Es GRACIA recibida
y TAREA a realizar...
- LA SANTIDAD
no es una realidad
conseguida solo
en el pasado
por unas personas
privilegiadas, viviendo
lejos del mundo...
- Los SANTOS
son personas como nosotros,
que también hoy viven
la santidad de Dios,
por el testimonio de su fe
y fidelidad al proyecto de Jesús;
hombres y mujeres
que luchan para ser
justos y pacificadores,
pobres y compasivos,
puros de corazón,
según las Bienaventuranzas.
- Personas de todo tipo,
desde el buen ladrón,
que se salvó al final
por un gesto de solidaridad
con el compañero de Cruz,
hasta vidas enteras dedicadas
al próximo.
La Fiesta de hoy nos
recuerda dos realidades:
1) El Mundo de la Santidad:
Mundo inmenso, donde
los santos son innumerables.
- Mundo maravilloso,
donde muchos de esos santos
son nuestros familiares,
nuestros amigos,
gente mayor y niños que
hemos conocido.
- Mundo feliz que se ha
realizado en la vida
de trabajo y sufrimiento,
de sueños y realizaciones.
- Mundo de puertas abiertas,
que crece sin parar,
y, cada día que pasa,
ve llegar nuevos elegidos.
2) Nuestra vocación a la Santidad:
El Mundo de los santos no es extraño para nosotros.
Por lo contrario, todos somos llamados a la Santidad, todos somos
llamados a alcanzar en el mundo de hoy la plenitud de la vida, que
está en esta íntima unión con Dios, fuente de toda la vida.
"Todos los cristianos están llamados por el Señor
a la perfección de la santidad". (LG 31)
El Objetivo de esta Fiesta:
- Homenajear a todos los Santos que murieron en el Señor,
conocidos o no...
- Presentar el ideal de la SANTIDAD, como posible también hoy
y ardientemente deseado por Dios:
"Esta es la voluntad de Dios, nuestra Santificación". (1 Ts 4,3)
+ La Santidad es participar de la vida de Dios, que es “el Santo".
Siendo nosotros pecadores, supone un proceso de conversión permanente.
- Para que seamos santos, Cristo nos dejó algunos medios:
 Los Sacramentos... la Iglesia... la Oración … la Palabra de Dios…
* De las familias, en que no hay cinco minutos para la Oración y
para la Palabra de Dios, ¿se podrán esperar frutos de santidad?
Acojamos
la Llamada de
Dios
a la Santidad…
y que los Santos
sean nuestros
modelos e
intercesores en
este caminar.
San Carlos Borromeo - 4 noviembre
P. Antonio Geraldo
Dalla Costa CS
04.11.2012
ESTOS SON
LOS QUE BUSCAN AL SEÑOR
Del Señor es la tierra y cuanto la llena,
el orbe y todos sus habitante:
él la fundó sobre los mares,
Él la afianzó sobre los ríos
ESTOS SON
LOS QUE BUSCAN AL SEÑOR
¿Quién puede subir al monte del Señor?
¿Quién puede estar en su monte santo?
El hombre de manos inocentes
Y puro corazón.
ESTOS SON
LOS QUE BUSCAN AL SEÑOR
ESE RECIBIRÁ LÁ BENDICIÓN DEL SEÑOR,
LE HARÁ JUSTICIA EL DIOS DE SALVACIÓN.
ESTOS SON
LOS QUE BUSCAN AL SEÑOR
VENID A MI TODOS LOS QUE ESTÁIS
CANSADOS Y AGOBIADOS,
Y YO OS ALIVIARÉ,
DICE EL SEÑOR.
Descargar

Diapositiva 1