Sistema para invertir
en la quiniela
de fútbol
Importe medio:
186.700 apuestas/jornada
Estudio realizado por Takis Tsiambouris
Primeras consideraciones

A pesar de parecer lo contrario, en el juego de la quiniela las jornadas
caras y muy caras superan las medianas y baratas en lo que a cuantía de
premios en general se refiere. Tomando el premio de 14 aciertos como
base, la realidad de las últimas temporadas dicta lo siguiente:

Temporada 2006-2007 (31 primeras jornadas):
-

inferiores
de 30.000
de 100.000
de 250.000
superiores
a
a
a
a
a
30.000 euros:
100.000 €...:
250.000 €...:
500.000 €...:
500.000 €...:
9
4
3
4
11
Premios
Premios
Premios
Premios
Premios
de
de
de
de
de
’14’
’14’
’14’
’14’
’14’
inferiores
de 30.000
de 100.000
de 250.000
superiores
a
a
a
a
a
30.000 euros:
100.000 €...:
250.000 €...:
500.000 €...:
500.000 €...:
10
4
4
7
17
Premios
Premios
Premios
Premios
Premios
de
de
de
de
de
’14’
’14’
’14’
’14’
’14’
inferiores
de 30.000
de 100.000
de 250.000
superiores
a
a
a
a
a
30.000 euros:
100.000 €...:
250.000 €...:
500.000 €...:
500.000 €...:
13
7
7
1
17
a
a
a
a
a
30.000 euros:
100.000 €...:
250.000 €...:
500.000 €...:
500.000 €...:
14
2
5
10
12
Temporada 2003-2004:
-

’14’
’14’
’14’
’14’
’14’
Temporada 2004-2005:
-

de
de
de
de
de
Temporada 2005-2006:
-

Premios
Premios
Premios
Premios
Premios
Premios
Premios
Premios
Premios
Premios
de
de
de
de
de
’14’
’14’
’14’
’14’
’14’
inferiores
de 30.000
de 100.000
de 250.000
superiores
En total los premios de 14 aciertos superiores a 250.000 euros ganan a los inferiores a
100.000 euros por 79 a 63.
Planteando el sistema a jugar (1ª parte)

Evidentemente un sistema de este calibre no puede basarse en fijos y
dobles en el boleto base, ni siquiera en columnas probables, es decir
tampoco en una serie de pronósticos sobre los que se contempla cometer
determinados fallos, por ejemplo 2 fijos + 4 dobles a máximo tres fallos, o
4 fijos a máximo dos fallos, sino en 14 triples con el 15º signo a triple, este
último no a triple como tal, sino permutando los signos 1-X-2 por igual en
todas las apuestas sin incrementar el importe de la jugada calculada sobre
los 14 primeros partidos del boleto. Además, el sistema debe ser capaz de
apuntar por igual hacia premios baratos, medios, caros y muy caros, con
independencia de los partidos que conforman el boleto de quinielas.

Mis razonamientos para recomendar lo anterior son los siguientes:
a) Desde el mismo momento que contemplamos fijos y dobles en el boleto
base, renunciamos a una buena cantidad de premios de 14 aciertos
superiores a los 250.000 euros. Es lógico, pues limitamos las sorpresas.
b) Tampoco recomiendo la aplicación de columnas probables, pues todos
los estudios que he llevado a cabo contemplando condiciones futbolísticas
tales como máximo tres fallos sobre 2 fijos + 4 dobles, máximo dos fallos
sobre 4 fijos, y similares, han resultado ineficaces en términos de
rentabilidad monetaria. Y si se quiere cubrir más cantidad de fallos para
atrapar las sorpresas, entonces el ahorro obtenido se vuelve estéril.
c) Respecto al signo del 15º partido, en ningún caso recomiendo que se
juegue a doble o triple de forma directa, por una sencilla razón: Al
pronosticarlo a doble o triple, desde luego con la loable intención de cubrir
el premio de 15 aciertos y de paso obtener dos o tres catorces, realmente
estaríamos dividiendo por dos o por tres las probabilidades de consecución
del premio de 14 aciertos. Lo que a su vez implica restar probabilidades de
conseguir el premio de ’15’ (!). En definitiva contremplar un doble o triple
en el 15º partido perjudicaría seriamente nuestra combinación.
Si bien en el mundo quinielístico se ha hablado de sistemas que incluyen el
15º signo en un grupo de partidos, en todos los casos sucede lo que acabo
de describir, es decir realmente se pierden probabilidades de conseguir
tanto el premio de 14 como el premio de 15 aciertos.
Respecto al signo del 15º partido pues, recomiendo alternar los tres signos
1-X-2 ordenadamente a lo largo de las apuestas jugadas, de esta forma
conseguimos que cuando aparezca el premio de 14 aciertos se añada un
33% de probabilidad de obtener el de 15 aciertos. En términos redondos, si
por ejemplo aspiramos a 20 catorce, simultáneamente estaremos aspirando
a 6, 7 u 8 quinces.
Planteando el sistema a jugar (2ª parte)

La principal dificultad está en hacer frente a las 4,78 millones de apuestas
que suponen los 14 triples jugados al directo. De ahí que un sistema debe
basarse en un modelo matemático que tenga en cuenta los partidos que se
jueguen en cada jornada, por tanto que tenga en cuenta el fútbol.
Pero tener en cuenta el fútbol no significa, al menos no para mi, trabajar
con fijos y dobles, tampoco manejar valoraciones de signos como tal, me
refiero a acotar la suma global, de unos, de equis o de doses.

Las bases sobre las que debe descansar un sistema de alto coste que
quiere ser rentable en términos económicos son las siguientes:
a) Las apuestas que componen la combinación no deben ser las mismas de
una jornada a otra, ya que los partidos que conforman el boleto también
varían de una semana a otra.
b) Los partidos de cada semana, más exactamente sus posiciones en tablas
clasificatorias no oficiales, ciertamente más precisas que las oficiales,
únicamente deben ser un punto de partida, el punto de arranque de un
modelo matemático que apuntará hacia determinada región dentro de las
4,78 millones de apuestas para entresacar las que se jugarán.
Este tipo de planteamiento lo inventé hace apenas un año, como respuesta
a las expectativas de peñas que juegan decenas de miles de euros cada
semana, buscando ante todo el ofrecer altas probabilidades de superar el
100% de la inversión pase lo que pase con los resultados y sin atender a
quinielas fáciles y quinielas difíciles, esto último verdadero lastre de toda
combinación de elevado importe.
c) Teniendo que ser realista y objetivo al ciento por ciento, el sistema se ha
sometido a análisis respecto a anteriores temporadas. A través de los
programas Premium! Fútbol y Premium! Studio, en versiones especiales
que sólo yo manejo, se han simulado las jugadas durante las cinco
anteriores temporadas, así como respecto a la actual. Los resultados se
exponen más adelante.
d) En ningún caso se han tenido en cuenta las columnas ganadoras de
anteriores temporadas, ni siquiera para establecer condiciones de corte
estadístico. Únicamente he hecho una concesión: El sistema se condiciona
siempre de 4 a 11 variantes, de 0 a 7 equis y de 0 a 7 doses.
El sistema no añade ninguna otra condición estadística y tampoco ninguna
de las clásicas condiciones de corte futbolístico, tales como columnas
probables, grupos de equipos y grupos de partidos. Todo descansa sobre
un modelo matemático/futbolístico que temporada tras temporada da sus
frutos sin importar si la quiniela es barata, mediana o cara.
Calidad del sistema recomendado

El utilizar un modelo matemático, fruto de clasificaciones de fútbol no
oficiales, permite simular las jugadas de anteriores temporadas de forma
objetiva al ciento por ciento, pues la base de valoraciones de signos
manejada es la publicada en la sección Quiniela natural de
LosMillones.com, cuyos datos se han publicado antes de celebrarse cada
jornada desde la temporada 2001-2002.

Estudio conjunto de las cinco temporadas 2001-2002, 2002-2003, 20032004, 2004-2005 y 2005-2006: Clic para ver el estudio analítico.
Resumen de los datos:
-
Coste medio: 186.700 apuestas
Probabilidad absoluta al ’14’: 16%
Rent_14: + 327%
Rent_13: + 213%
Rent_12: + 180%
Rent_11: + 137%
Rent_10: + 107%
Calidad de los catorces: 8+5+4+7+9
Rentabilidad monetaria: 111%
* En la siguiente página se explican los datos reflejados en el resumen.
Los importes ganados que aparecen en el informe son reales en el sentido
que los premios oficiales de 14, 13, 12, 11 y 10 aciertos manejados se han
rebajado en su justa medida para incluir los nuestros, como si de verdad
hubiésemos jugado y sellado nuestra combinación a lo largo de las cinco
temporadas citadas.
Los premios de 15 aciertos no están incluidos en los estudios, dando
siempre por fallado el 15º signo, pues de esta manera los cálculos respecto
a la rentabilidad económica tienen el carácter de mínimo posible. Pero
realmente hay que contar con UN premio de ’15’ por cada TRES de ’14’,
pues como he comentado anteriormente los signos 1-X-2 deben ir rotando
en la posición del 15º signo, dejando en manos del azar, al 33%, su
consecución una vez acertado el premio de 14 aciertos. Por tanto el
porcentaje de rentabilidad monetaria que figura en el informe hay que
incrementarlo considerablemente, incluyendo ya los premios de quince.
La cantidad de dinero proporcionada por cada premio de 15 aciertos
ascienden a varios cientos de miles de euros y son asequibles por nuestro
sistema, ya que, como he comentado, el sistema apunta con las mismas
posibilidades hacia premios baratos, medios, caros, muy caros, e incluso
botes.
Las cifras reflejadas en el informe analítico

COSTE MEDIO: No sólo las apuestas no son las mismas de una jornada a
otra, sino que el importe a jugar varía de una semana a otra. En el ensayo
de jugadas en las últimas 5 temporadas, los costes de las jugadas han
variado desde 128.000 hasta 283.500 apuestas, siendo estas cifras
extremas, en la mayoría de las jornadas son 187.00 apuestas, de 10% a
20% hacia arriba o hacia abajo. En cualquier caso en el referido informe
tienen las cifras exactas, la mismas que se manejarán en próximas
temporadas.

PROBABILIDAD ABSOLUTA AL ’14’: La media es del 16%, es decir de 6 a 8
catorces por temporada, oscilando entre el 11% y el 22% en general. Para
hacerse una idea exacta, aquí tienen los estudios por separado:
-
Temporada
Temporada
Temporada
Temporada
Temporada
2001-2002:
2002-2003:
2003-2004:
2004-2005:
2005-2006:
Clic
Clic
Clic
Clic
Clic
aquí
aquí
aquí
aquí
aquí
para
para
para
para
para
acceder.
acceder.
acceder.
acceder.
acceder.
- Actual temporada 2006-2007 (31 jornadas): Clic aquí para acceder.

RENT_14: Es el índice de rentabilidad respecto a los premios de 14
aciertos. Cuanto más positiva mejor, en este caso el +327% significa que
las 186.700 apuestas jugadas de media semanalmente equivalen a jugar
797.200 apuestas al azar de entre las casi 4 millones de apuestas que
presentan de 4 a 11 variantes + 0 a 7 equis + 0 a 7 doses.
Los restantes índices Rent_13, Rent_12, Rent_11 y Rent_10, al igual que
Rent_14 arrojan índices de rentabilidad altos, lo cual significa que la
cantidad de premios obtenidos son 2 y 3 veces más que lo que debería
esperarse de una jugada de 186.700 apuestas. Fíjense [ver parte inferior
izquierda en los informes analíticos] en que cada ’14’ arrastra de media 13
treces + 122 doces + 728 onces + 3.111 dieces. Y en ausencias de premio
de catorce, cada ’13’ arrastra 11 doces + 69 onces + 311 dieces.

CALIDAD DE LOS CATORCES: 8+5+4+7+9. Esto significa que los 33
premios de 14 aciertos obtenidos se han distribuido de la siguiente forma:
-
8
5
4
7
9
catorces
catorces
catorces
catorces
catorces
de menos de 30.000 euros.
entre 30.000 y 100.000 euros.
entre 100.000 y 250.000 euros.
entre 250.000 y 500.000 euros.
de más de 500.000 euros.
Rentabilidad monetaria

Asciende al 111%, es decir se ha recuperado lo jugado y además se ha
ganado un 11% neto.
Como he comentado anteriormente, en los cálculos no he considerado los
premios de 15 aciertos, dando siempre por fallado el signo del 15º partido,
que tal como decía contemplará los signos 1-X-2 alternándose uno por uno
en las apuestas jugadas.
En total hemos obtenido durante las 5 anteriores temporadas 33 premios
de 14 aciertos, lo que matemáticamente, por aquello de la probabilidad del
33%, arroja 11 premios de 15 aciertos. Serían quinces de todos los
importes, ciertamente siempre muy golosos. Veamos cuánto alcanzan esos
premios:
-
Temporada
Temporada
Temporada
Temporada
2006-2007:
2005-2006:
2004-2005:
2003-2004:
540.000
789.000
664.000
477.000
euros.
euros.
euros.
euros.
Son cantidades muy altas. Nuestros 11 quinces pues significarían lo
suficiente como para que el anterior 111% de rentabilidad económica se
transforme en un 150% e incluso más. Esta cifra presenta dos ventajas:
1ª) Un 50% de ganancia neta en jugadas de casi 100.000 euros semanales
representa cantidades de dinero muy importantes, pues no olviden que
estamos planteando una inversión de alrededor de 3.740.000 euros en un
plazo de nueve meses.
2ª) Todos los informes analíticos de las jugadas arrojan rentabilidades que
van desde el 70% al 170% sin contar los premios de 15 aciertos, lo que
ciertamente es muy tranquilizador al tener que sumar los premios de ’15’,
lo digo en el sentido que las probabilidades de perder dinero son muy
pocas, y aún en el peor de los casos ese dinero sería mínimo. Les recuerdo
que el sistema planteado apunta por igual hacia jornadas baratas, medias,
caras y muy caras, de esta forma se aleja el fantasma de los premios
baratos, verdadera pesadilla para todas las grandes peñas por cierto.
Apuntes finales

En caso de querer jugar más dinero, les recomiendo duplicar la jugada, es
decir jugar dos veces la misma combinación, incluido el 15º signo. No se
debe cometer el error de jugar dos veces la misma combinación, la primera
por ejemplo con el “1” y la segunda con la “X” como signos del 15º partido.
De esta forma, duplicando la jugada, si la quiniela resulta media o barata
se doblarán los premios en toda regla, mientras que si resulta cara o muy
cara, si bien la rentabilidad relativa disminuirá al duplicar todos los
premios, por otro lado la cuantía merecerá la pena, ya que en cualquier
caso estarán muy por encima del dinero jugado.

No subestimen los llamados premios menores, me refiero a los treces,
doces, onces y dieces, ya que pueden llegar a cubrir hasta el 50% de lo
jugado.

El sistema propuesto de 186.700 apuestas de media es fruto de simulación
de decenas de miles [sí; decenas de miles] de combinaciones, utilizando
sofisticado software y buscando siempre ese punto exacto de equilibrio
entre dinero jugado, premios obtenidos, rentabilidad económica y
esperanza de cumplimiento de lo reflejado en los informes.

Para finalizar, tengan presente que jugar a la quiniela es un ejercicio de
probabilidades, no de certezas. Pienso, pensamos, que las cosas en el
futuro se comportarán de la misma forma que hace una, dos, tres o cuarto
temporadas, y es cierto que no tienen porque cambiar por ejemplo cara a
la próxima temporada. Pero no por ello puedo, podemos, hablar del
“100%”. Dejémoslo en un 90% o en un 80% si quieren, que siguen siendo
cifras muy altas. Desde luego los datos acompañan incluso si las cifras
reflejadas en los informes resultan un 20% o un 30% inferiores, pero no
olviden que por la misma regla de tres igualmente pueden resultar en un
20% o en un 30% superiores.
Un cordial saludo,
Madrid, 4 de abril de 2007
Takis Tsiambouris
[email protected]
Descargar

Sistema de quiniela