LECCIONES Y PROYECCIONES
PEPE AUTH

1.- Se dijo que el voto voluntario producía un sesgo social, disminuyendo
preferentemente la participación electoral en comunas populares, lo que
convendría a la derecha.

2.- Las Municipales y las Primarias muestran que el diferencial de
participación efectivamente existe pero que, al revés de lo pregonado por
muchos y esperado por otros, más bien perjudica la opción electoral de la
derecha.

3.- La voluntariedad del voto modifica la tendencia creciente a la incidencia
definitoria de la franja de indecisos, más bien apolítica y muy sensible a las
promesas y acciones de corto plazo. Recuperan influencia los grupos más
movilizados y devienen más importantes las ideas, programas y afectos. La
gente que va a votar voluntariamente actúa más en la lógica del ciudadano
que toma decisiones y menos en la lógica del consumidor forzado a elegir
uno de los productos exhibidos en el mostrador.

4.- Los resultados municipales y también los de las Primarias muestran
que si bien votó menos gente en las comunas populares que en aquellas
donde se concentra el ABC1, fue la derecha la que perdió parte
importante de su voto popular, muy apolítico, clientelar y escasamente
motivado para concurrir voluntariamente a votar.

5.- La voluntariedad perjudica las candidaturas “frías”, carentes de
intensidad, que sólo apelan a la razón y/o al interés, porque el elector
debe tener una motivación para tomar la decisión de votar.

6.- Son favorecidas, en cambio, las candidaturas “calientes”, desde el
punto de vista de las ideas/programas y/o de los afectos. Como Michelle
Bachelet es una candidatura de gran intensidad en ambas dimensiones,
es la candidata más favorecida por el voto voluntario.

7.- La Primaria es una elección doblemente voluntaria, de allí que la
derecha se haya visto doblemente perjudicada, al punto de verse casi
triplicada por la Nueva Mayoría (73/27)

8.- Existe el riesgo para la derecha (y la oportunidad para nosotros) de
que se consolide un escenario en que su candidato no aparece a ojos de
la población ni de los medios sino con una remota posibilidad de
competir con opción (la encuesta CEP entregada en septiembre será
decisiva en esto), quitándole motivación a su electorado popular para
movilizarse a votar.

9.- Porque son las Presidenciales las que motivan. Si Longueira aparece
sin opción razonable, la tarea de defender su minoría de bloqueo en el
Parlamento sólo tiene efecto en el electorado ABC1. De allí que puede
abrirse opción para la Nueva Mayoría de construir una sólida mayoría
parlamentaria.

1.- El padrón formal era de 13,2 millones pero sabemos que, descontando casi
medio millón de fallecidos, otro tanto de residentes en el exterior y similar
cantidad de gente que vive lejos del lugar donde está habilitada para votar, el
padrón real es de poco menos de 12 millones de personas.

2.- Fueron a votar 3 millones, el 25% de los habilitados. Si hubiéramos realizado
Primarias Parlamentarias, la UDI no bloquea la franja televisiva y el gobierno no
expresa su temor a la participación masiva reduciendo la campaña informativa y
motivacional, la concurrencia pudo haber sido incluso mucho mayor.

3.- En términos generales, la tasa de participación fue altísima en las comunas
ABC1 (Vitacura, Las Condes, Providencia…), mediana en las comunas de clase
media y algo más baja en los territorios de alto nivel de vulnerabilidad social. 51%
en Vitacura, 24% en La Florida y 17% en La Pintana.
1.- El 95% de los votantes de la Primaria tuvo una cédula
de votación con 6 candidatos de distintos partidos y
eligió uno(a). Considerando la variedad de la oferta,
no fue muy distinta a lo que puede ser la elección de
noviembre, porque otros ocuparán el espacio de
Allamand, Velasco, Orrego y Gómez.
2.- Por tanto, lo que importa no es el porcentaje del
candidato(a) en su Primaria, sino la proporción de
votos obtenidos por cada candidatura respecto del
total de válidos emitidos el 30 de junio.
Total Válidos: 2.946.456
Michelle Bachelet:
Pablo Longueira:
Andrés Allamand:
Andrés Velasco:
Claudio Orrego:
José A. Gómez:
Votos
%
1.563.793 53,07
414.419 14,06
392.295 13,31
278.097 9,44
189.609 6,44
108.243 3,67
1.- Ganó por mayoría absoluta en todas las regiones, salvo la RM, donde Velasco y Orrego sumaron 20,5% de los votos
válidos. Aquí obtuvieron 57,6 y 53,6% de sus respectivas votaciones.
2.- Ganó ampliamente incluso en regiones donde la Derecha era fuerte, como La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos.
Llama la atención también su enorme crecimiento en la R. del Maule. Su ventaja es más amplia que en la
Segunda Vuelta de enero 2006 en todas las regiones, salvo en la Región Metropolitana y en la de Antofagasta.
R. de Coquimbo
R. de Atacama
R. del Maule
R. de Magallanes
R. del Biobio
% Primarias
65,9
64,6
63,5
60,4
60,3
% 2°V 2006
59,5
60,1
53,5
58,0
55,5
R. de Los Lagos
R. de O’Higgins
R. de Los Ríos
R. de Antofagasta
R. de Arica-Parinacota
R. de Aysén
R. de La Araucanía
59,6
59,1
58,8
56,8
56,3
55,9
55,2
50,8
54,5
49,8
61,2
53,4
52,6
45,9
R. de Valparaíso
R. de Tarapacá
R. Metropolitana
52,2
50,7
46,0
50,4
47,8
53,4
1.- Ganó por mayoría absoluta (+ del 50% del total de los válidos) en
291 de las 345 comunas del país y superó el 40% en otras 21,
quedando por debajo de esa cifra sólo en 23 comunas.
2.-. Llegó en el primer lugar de votación en 339 comunas, perdiendo
sólo en Vitacura (llegó 5°), Las Condes y Lo Barnechea (llegó 4°),
Providencia (arribó en 3° lugar), Río Verde y Juan Fernández, donde
llegó segunda.
3.- Superó el 65% (2 de cada 3 votantes) en 121 comunas, la mayor
parte de tamaño intermedio y pequeño, encabezadas por Canela,
Montepatria y Punitaqui en la IV Región. Destacan, entre las de
más de 50 mil electores, La Pintana (74,4%), Lo Espejo (72,9%), San
Ramón (71,9%), Coronel (71,5%), Ovalle (71,2%), San Antonio
(68,9%), Cerro Navia (68,7%), PAC (67,8%) y La Granja (65,1%)
4.- Es evidente que el fuerte de la votación de MB está en las comunas
populares. Independientemente de su tamaño y de su tasa de ruralidad,
sus tasas de apoyo está correlacionada positivamente con la tasa de
vulnerabilidad de la comuna. Aquí prácticamente no tiene competencia
dentro de la oposición y multiplica por 4 a 5 veces la votación de
Longueira, incluso donde hay alcaldes de la UDI.
5.- Sigue siendo mayoría en las comunas de clase media pero allí la
competencia es más fuerte, tanto dentro de la oposición como respecto
del oficialismo.
6.- El ABC1 vota masivamente en defensa de sus intereses y reconoce con
claridad que MB y sus propuestas pueden afectarlos. Las tasas de
participación en estas comunas son muy altas y el apoyo a Bachelet muy
inferior a la media nacional. Es el caso de Vitacura, Las Condes, Lo
Barnechea, Providencia, La Reina, Santo Domingo, Zapallar y Concon.
1.- Cuando las Primarias se convierten en elecciones populares de interés ciudadano,
siempre reflejan con relativa exactitud los grados de adhesión medidos a través de
las buenas encuestas. Es lo que sucedió con Bachelet, también con Velasco y
Orrego. Con Longueira también, aunque no midieron la desmedida movilización a
favor de Longueira en las comunas ABC1.
2.- Andrés Velasco arriba por delante de Orrego en 230 de las 345 comunas del país y
en 72 de las 73 comunas con más de 50 mil electores (la excepción es Peñalolén).
También le gana en casi todas las regiones, salvo en Los Lagos y Aysén.
3.- Los buenos resultados de Velasco no están correlacionados con baja votación de
Orrego. De hecho, en las 20 mejores comunas de Velasco (Providencia, Las
Condes, La Reina, Vitacura, Ñuñoa, Lo Barnechea, Santiago, San Miguel, Maipú,
Antofagasta, Macul, Quilicura, San Pedro de la Paz, Huechuraba, Viña del Mar, La
Cisterna, Colina, Independencia, Peñaflor y Quilpué), Orrego obtiene 8,3% de los
votos, muy por sobre su resultado nacional.
4.- Esto vale para todos, particularmente para Longueira y Orrego, cuya esperanza estaba cifrada en el
funcionamiento de una maquinaria electoral constituida por parlamentarios, alcaldes y concejales:
el factor de movilización local detrás de un liderazgo sólo puede observarse en comunas muy
pequeñas (el resultado de Gómez en Huara, por ejemplo), pues en una elección nacional todos los
ciudadanos se forman su propia opinión. El acarreo, incluso, puede terminar sirviendo a los
candidatos más fuertes, aunque lo organicen las redes de candidatos que no encontraron un nicho
importante en la opinión pública.
5.- Andrés Velasco se instaló como la alternativa más consistente para los electores concertacionistas
que no se sienten interpretados por el liderazgo de Michelle Bachelet o prefieren la antigua
Concertación a la nueva mayoría que se está constituyendo. Aunque es expresión del
establishment, logró capitalizar también la crítica a la política, consiguiendo adhesión entre
quienes simpatizan con la nueva mayoría pero recelan del regreso de los mismos de siempre.
También fue opción para oficialistas no interpretados por 2 candidatos que orientaron su discurso
al electorado duro, al punto de no osar siquiera llamar dictadura a la dictadura. Ambos grupos de
electores se sitúan justamente en las comunas donde Velasco obtuvo sus mejores resultados.
6.- Claudio Orrego le habló a un electorado que está en retirada, aquel que define su opción política
desde la religión, el que sería progresista en materia social y económica pero extremadamente
conservador en materia valórica y cultural. Ni siquiera logró captar la votación democratacristiana,
pues parte importante de ella prefirió a Bachelet y su propuesta. De hecho, parte significativa del
activo DC participó en su campaña.
1.- El hecho mayor de esta Primaria es que los dos candidatos de la Alianza sumaron apenas 27,4% de
los votos válidamente emitidos, performance sólo comparable con lo ocurrido en 1993, donde al
24,4% de Arturo Alessandri se sumó el 6,2% de José Piñera como independiente. Dentro de este
pequeño universo, Pablo Longueira obtuvo 22.124 votos de ventaja sobre Andrés Allamand. A
pesar de que su campaña estuvo orientada a un supuesto “centro social”, la diferencia estuvo en
las comunas donde se concentra el ABC1, aventajando a su competencia por 27.908 votos en las
comunas de Vitacura, Las Condes, Lo Barnechea, Providencia y Viña del Mar.
2.- La Alianza superó en votos a la Oposición sólo en 3 comunas mayores de 50 mil electores (Lo
Barnechea, Vitacura y Las Condes) y en otras 6 muy pequeñas (Río Verde, Santo Domingo, Camiña,
Timaukel, Lago Verde y Cochrane). Longueira superó a Bachelet sólo en las 3 comunas del distrito
23, en Providencia y en Río Verde.
3.- Lo que más llama la atención es la particularmente baja votación de la Alianza en las comunas
populares. En Lo Espejo, La Pintana, San Ramón, PAC y La Granja la derecha está en el piso, pero
también en comunas donde hay alcalde de la Alianza, los resultados son bajo 20% (Coronel, Cerro
Navia y Ovalle) o por debajo de 25%, como Renca Estación Central, La Florida, Puente Alto, Talca,
Antofagasta y Peñaflor. En 35 de las 73 comunas con más de 50 mil electores, la Alianza sumó
menos de 25% de los votos de la Primaria y apenas en 14 de ellas está sobre el 30% de la votación.
1.- Las 73 comunas con más de 50 mil electores: de Maipú a Padre Las Casas
Aquí está 69,7% del padrón electoral y 71,1% de los votos de la Primaria. La participación en estas
comunas fue de 22,8% del total del padrón.
Velasco obtuvo aquí el 82,9% de sus votos, la Alianza el 74,1% y Michelle Bachelet sólo el 65,8% de
su votación. Mientras Bachelet consiguió el 49,2% de los votos, Longueira 14,7%, Allamand 13,9%,
Velasco 11%, Orrego 7,1 y Gómez 4,1% de los votos válidos.
2.- Las 69 comunas entre 20 y 50 mil electores: de Coyhaique a Requinoa
Aquí está 15,7% del padrón electoral y 15,1% de los votantes de la Primaria. Participó 21,1% del
padrón total. Bachelet gana ampliamente con 61,8% de los válidos, le siguen empatados en 12,2%
Longueira y Allamand, más atrás Velasco con 6,1%, Orrego 4,9% y Gómez apenas 2,7% de los votos
válidos.
3.- Las 94 comunas entre 10 y 20 mil electores: de Quellón a Ñiquén
Aquí está 9,8% del padrón y 9,6% de los votos válidos de la Primaria. Participó 21,4% del padrón.
MB obtiene 63,5% de los votos válidos, superando con largueza el 12,7% de Longueira, 11,7% de
Allamand, 5,3% de Velasco, 4,3% de Orrego y 2,5% de Gómez.
4.- Las 109 comunas de menos de 10 mil electores: de Pencahue a Tortel
Aquí está 4,7% del padrón y 4,2% de los votantes de las Primarias. Participó 19,6% del padrón.
Bachelet obtiene 63,9% (su mejor resultado), a gran distancia de Longueira (12,8%) y Allamand
(11,9%) y mucho más lejos del 4,9% de Orrego, el 4,3% de Velasco y el 2,3% de Gómez.
COMUNA
1.- Maipú
2.- La Florida
3.- Puente Alto
4.- Valparaíso
5.- Viña del Mar
6.- Talca
7.- Santiago
8.- Concepción
9.- San Bernardo
10. Chillán
11. Peñalolén
12. Rancagua
13. Pudahuel
14. Ñuñoa
15. Temuco
16. El Bosque
17. Antofagasta
18. Recoleta
19. La Serena
20. Pedro Aguirre Cerda
TOTAL
VOTOS MB
36.937
33.356
29.997
27.981
25.249
23.056
22.810
20.995
20.847
20.690
20.314
20.261
20.031
19.953
18.620
18.458
18.121
16.771
16.604
16.164
--------446.675 (28,6% de la votación del país)
COMUNA
1.- Canela
2.- Montepatria
3.- Punitaqui
4.- Colbún
5.- Combarbalá
6.- Taltal
7.- Diego de Almagro
8.- Petorca
9.- Quinchao
10. Cabildo
11. Andacollo
12. Tucapel
13. Lota
14. La Higuera
15. Illapel
16. María Elena
17. Sagrada Familia
18. Paredones
19. Corral
20. Hualañé
%
85,2
81,4
80,9
80,4
79,3
79,3
78,7
78,3
77,2
76,8
76,7
76,1
75,7
75,7
75,7
75,6
75,4
75,3
75,0
74,9
Distrito
N°
1.- Maipú
20
2.- Puente Alto 29
3.- Pudahuel
16
4.- Melipilla
31
5.- Cerro Navia 18
6.- P.A.C.
28
7.- El Bosque
27
8.- Concepción 44
9.- Conchalí
17
10. Quillota
10
11. Macul
25
12. San Bernardo30
13. Coronel
45
14. Curicó
36
15. Los Ángeles 47
16. La Florida
26
17. Chillán
41
18. Rengo
33
19. Ñuñoa
21
20. San Felipe 11
Votos
60.294
49.523
45.580
43.237
41.533
40.722
40.260
38.383
38.123
36.638
36.234
34.799
34.778
33.901
33.825
33.356
33.058
32.262
30.071
29.375
Distrito
1.- Illapel
2.- Lota
3.- Coronel
4.- Constitución
5.- Vallenar
6.- Coquimbo
7.- Linares
8.-. Curicó
9.- Cerro Navia
10. San Carlos
11. Rengo
12. San Felipe
13. Angol
14. Copiapó
15. Nva Imperial
16. Chiloé
17. Santa Cruz
18. Parral
19. Osorno
20. P.A.C.
N°
9
46
45
38
6
8
39
36
18
42
33
11
48
5
51
58
35
40
55
28
% votos MB
77,5
69,6
69,3
68,3
67,4
65,6
64,0
63,9
63,4
63,1
62,7
62,6
62,6
62,5
62,2
62,0
61,8
61,6
61,5
61,4

1.- Considerando las tasas de participación en las
Municipales 2012 y Primarias 2013, y su correlato en
las encuestas, se puede prever que votarán entre 7,8 y
9 millones de personas (65 a 75% de los 12 millones
efectivamente habilitados, esto equivale a un rango
formal de participación de 58 a 67%).

2.- Niveles menores de participación pueden ser muy
favorables para la perspectiva de conseguir mayoría
parlamentaria, pues se deberán a la ausencia de parte
de la clientela popular de la derecha si se consolida la
idea que tienen escasa opción de ganar la
presidencial.

3.- Hay fundamento electoral y razones políticas para
plantearse el objetivo explícito de ganar en Primera
Vuelta, considerando que MB obtuvo similar votación en
la Primaria que en la Segunda Vuelta (53,5%) de enero
2006.

4.- Lo anterior ayuda a focalizar el mensaje y el trabajo en
los objetivos complementarios de una gran votación
presidencial y una mayoría parlamentaria para llevar
adelante el programa comprometido. Esto desmoraliza al
electorado más blando de la derecha, cuya ausencia en las
comunas populares y de clase media puede ser
determinante para conseguir estos objetivos.

5.- Ricardo Lagos obtuvo un millón de votos (72%) en la Primaria
del 10 de mayo de 1999 prometiendo que “mañana será otro
Chile” y luego reorientó su campaña a dar seguridades a todos los
que temían la llegada del “primer socialista después de Allende”,
dando gran protagonismo a la DC y enfatizando la continuidad con
el gobierno de Frei. Así le regaló a Lavín la representación del
cambio y ganó la Primera Vuelta por apenas 31.140 votos. La
necesaria inclusión de las demás candidaturas y fuerzas políticas
debe hacerse sin atenuar el entusiasmo por los cambios que
demanda el país.

6.- Es previsible que todos los candidatos de la lista opositora al
Parlamento busquen asociarse a Michelle Bachelet pero se
requiere un esfuerzo desde el Comando Presidencial para
sintonizar (en la comunicación y la propaganda) dichas campañas
al objetivo político y electoral señalado.

7.- Siempre se dice y nunca se hace. La inversión en recursos y
tiempo de la candidata debe ser correspondiente a la importancia
electoral y política de cada territorio. Como vimos, en sólo 73
comunas tenemos 70% del electorado. MB es conocida en todos
los rincones de Chile y puede, entonces, focalizarse en los
territorios de mayor magnitud electoral y en aquellos donde se
trabaje para obtener la mayoría parlamentaria requerida.

8.- Buena parte de la votación de Orrego está asegurada ya con la
incorporación inmediata de la DC y la disposición de sus
[email protected] a identificarse lo más rápidamente posible con
Bachelet, para recuperar el tiempo perdido. Se puede aspirar a
recuperar prácticamente la totalidad del 6,4% que votó por
Claudio Orrego.

9.- Probablemente el 9,4% de Velasco sea la votación más difícil de recuperar. Mi
opinión es que más de un tercio de ella es irrecuperable e irá a Parisi, ME-O y
Longueira. Pero si incorporamos la demanda de renovación política y una
afirmación valórica progresista, podemos aspirar a captar los otros dos tercios.
10.- El enorme diferencial de participación entre las comunas ABC1 y las
vulnerables debería reducirse en noviembre. A la Alianza no le quedan
demasiados electores de su núcleo duro para movilizar, mientras que la Nueva
Mayoría tiene un gran potencial de crecimiento en las comunas populares, donde
las tasas de participación promedio no superaron el 20% del padrón. Debe
dedicársele particular atención a la Región Metropolitana, donde los demás
candidatos de la Nueva Mayoría superaron el 20% del total de la Primaria y hay
más espacio para crecer.
11.- Será muy difícil para el candidato de la Alianza conseguir el entusiasmo de
una lista parlamentaria que necesita obtener más votos que en la presidencial
para elegirse y donde la continuidad de no pocos de sus parlamentarios depende
de que electores de Bachelet continúen apoyándolos en las urnas. No sería raro
ver a Pablo Longueira reemplazado por el presidente Piñera en la gráfica de
campaña de muchos candidatos de la Alianza al Parlamento.
12.- La situación actual es sólo comparable a la de 1993, cuando la
Concertación tenía un candidato que la llevaba más allá de sus fronteras
y la Derecha había abandonado su pretensión de competirle,
concentrándose en la defensa de su patrimonio parlamentario. Entonces,
Frei recibió 58% de los votos y la Derecha sumó 30,6% con sus 2
candidatos (Arturo Alessandri y José Piñera como independiente),
además de conseguir el mejor resultado parlamentario de su historia (70
diputados).
13.- Con todos estos antecedentes, apostaría que Longueira no llega al
30% el 17 de noviembre y que la única posibilidad de que Bachelet no
gane en Primera Vuelta depende de que los demás candidatos superen el
20% de los votos, logrando potenciar sus respectivos nichos electorales y
vencer el escepticismo frente a sus opciones en un contexto en que la
gran mayoría del país piensa que Michelle Bachelet será elegida
Presidenta de Chile.

Pepe Auth

En Maipú, a 6 y 7 de julio de 2013
Descargar

PRIMARIAS 30 JUNIO 2013