Exégesis de Apocalipsis
El prólogo de Apocalipsis
(Ap. 1:1-8)
Prólogo
Rev 1:1
VApoka,luyij VIhsou/ Cristou/ h]n e;dwken auvtw/| o`
qeo,j dei/xai toi/j dou,loij auvtou/ a]
dei/ gene,sqai evn ta,cei( kai. evsh,manen avpostei,laj dia. tou/
avgge,lou auvtou/ tw/| dou,lw| auvtou/ VIwa,nnh|(
Ap 1:1
VApoka,luyij VIhsou/ Cristou/ h]n e;dwken auvtw/| o`
qeo,j dei/xai toi/j dou,loij auvtou/ a]
dei/ gene,sqai evn ta,cei( kai. evsh,manen avpostei,laj dia. tou/
avgge,lou auvtou/ tw/| dou,lw| auvtou/ VIwa,nnh|(
Infinitivo de propósito
Ap 1:1
VApoka,luyij VIhsou/ Cristou/ h]n e;dwken auvtw/| o`
qeo,j dei/xai toi/j dou,loij auvtou/ a]
dei/ gene,sqai evn ta,cei( kai. evsh,manen avpostei,laj dia. tou/
avgge,lou auvtou/ tw/| dou,lw| auvtou/ VIwa,nnh|(
Alusión al libro de Daniel
Ap 1:1– a] dei/ gene,sqai evn ta,cei
Dan 2:28 LXX– o]j evdh,lwse tw/| basilei/
Naboucodonosor a] dei/ gene,sqai evpV evsca,twn tw/n
h`merw/n
Ap 1:1– a] dei/ gene,sqai evn ta,cei
Dan 2:28 LXX– o]j evdh,lwse tw/| basilei/
Naboucodonosor a] dei/ gene,sqai evpV evsca,twn tw/n
h`merw/n
Dan 2:45 LXX– evsh,mane tw/| basilei/ ta.
evso,mena evpV evsca,twn tw/n h`merw/n
Ap 1:1 “La revelación de Jesucristo, que Dios le
dio, para manifestar a sus siervos las cosas que
deben suceder pronto...”
Dan 2:28 “Pero hay un Dios en los cielos... él
ha hecho saber al rey Nabucodonosor lo que ha
de acontecer en los postreros días...”
Dan 2:45 “El gran Dios ha mostrado al rey lo que
ha de acontecer en lo por venir; y el sueño es
verdadero, y fiel su interpretación”.
Prólogo: Implicaciones
Que el prólogo de Ap. aluda a Daniel 2 implica que:
1) “dei” = Dios está al control de la historia
2) Ap. se entiende mejor al estudiarlo en conección con las visiones apocalípticas de Daniel
3) Las profecías de Daniel encuentran su pleno
cumplimiento en la “revelación de Jesucristo”:
los “postreros días” han llegado
Dan 2:29 “Estando tú, oh
rey, en tu cama, tus
pensamientos se agitaban
por saber lo que había de
suceder en el porvenir; y el
que revela los misterios te
ha hecho saber lo que ha de
(debe) suceder”.
Ap 1:1– a] dei/ gene,sqai evn ta,cei
De hecho, también alude al sermón profético
de Cristo (Mat 24:6; cf. Mar 13:7; Luc 21:9)
mellh,sete de. avkou,ein pole,mouj kai. avkoa.j pole,mwn\
o`ra/te mh. qroei/sqe\ dei/ ga.r
gene,sqai( avllV ou;pw evsti.n to. te,lojÅ
Prólogo (Ap 1:3)
Ap 1:3
maka,rioj o` avnaginw,skwn kai. oi` avkou,ontej tou.j lo,gouj th/j
profhtei,aj kai. throu/ntej ta. evn auvth/| gegramme,na( o` ga.r kairo.j
evggu,jÅ
Ap 1:3– o` ga.r kairo.j evggu,jÅ
Mar 13:29– ou[twj kai. u`mei/j( o[tan i;dhte tau/ta gino,mena(
ginw,skete o[ti evggu,j evstin evpi. qu,raijÅ
Mar 13:33– ble,pete( avgrupnei/te\ ouvk oi;date ga.r po,te o`
kairo,j evstinÅ
El tiempo está cerca = después de las
señales relacionadas con la caída de
Jerusalén ( 70 dC)
Ap 1:1 La revelación de Jesucristo, que Dios le
dio, para manifestar a sus siervos las cosas que
deben suceder pronto; y la declaró (dando a
entender) enviándola por medio de su ángel a su
siervo Juan (Jn. 12:33; 18:32; 21:19)
Dan 2:45 “El gran Dios ha mostrado al rey lo
que ha de acontecer en lo por venir; y el sueño
es verdadero, y fiel su interpretación.
Ap 1:1
VApoka,luyij VIhsou/ Cristou/ h]n e;dwken auvtw/| o`
qeo,j dei/xai toi/j dou,loij auvtou/ a]
dei/ gene,sqai evn ta,cei( kai. evsh,manen avpostei,laj dia. tou/
avgge,lou auvtou/ tw/| dou,lw| auvtou/ VIwa,nnh|(
Ap 1:1– evsh,manen = Es una expresión
simbólica o enigmática que anuncia algo
futuro (Jn 12:33; 18:32: 21:19).
Dan 2:45– evsh,mane tw/| basilei/ ta.
evso,mena evpV evsca,twn tw/n h`merw/n
Por lo tanto, la imagen de Dan 2 es un modelo
de cómo es que Ap. describirá el futuro
Babilonia
Medo-Persia
605-538 AC
538-331 AC
Grecia
331-168 AC
Roma
168-476 DC
Pueblos bárbaros/
Europa dividida
476 DC-2a
Venida
Pero, ¿quién es el que “declara”
(evsh,manen )
Ap 1:1
VApoka,luyij VIhsou/ Cristou/ h]n e;dwken auvtw/| o` qeo,j
dei/xai toi/j dou,loij auvtou/ a]
dei/ gene,sqai evn ta,cei( kai. evsh,manen avpostei,laj dia. tou/
avgge,lou auvtou/ tw/| dou,lw| auvtou/ VIwa,nnh|(
Hay una “cadena” en esta revelación
Ap 1:1-3 “La revelación de Jesucristo, que Dios le
dio, para manifestar a sus siervos las cosas que
deben suceder pronto; y la declaró enviándola por
medio de su ángel a su siervo Juan, que ha dado
testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio
de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto.
Bienaventurado el que lee, y los que oyen las
palabras de esta profecía, y guardan las cosas en
ella escritas; porque el tiempo está cerca.
“Cadena” de revelación en Ap 1:1-3
DIOS
La revelación de Jesús
La que Dios le
dio
El testimonio de Jesús
Lo que Juan
vio
Las palabras de esta
profecía
Lo que Juan
escribió
JESÚS
(ÁNGEL)
JUAN
IGLESIA
Ap 1:1-3 “La revelación de Jesucristo, que Dios le
dio, para manifestar a sus siervos las cosas que
deben suceder pronto; y la declaró enviándola por
medio de su ángel a su siervo Juan, que ha dado
testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio
de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto.
Bienaventurado el que lee, y los que oyen las
palabras de esta profecía, y guardan las cosas en
ella escritas; porque el tiempo está cerca.
“Los que oyen”
Ap 1:3
maka,rioj o` avnaginw,skwn kai. oi` avkou,ontej tou.j lo,gouj th/j
profhtei,aj kai. throu/ntej ta. evn auvth/| gegramme,na( o` ga.r kairo.j
evggu,jÅ
Con Genitivo = “oir”, “escuchar algo”
Con Acusativo = “oir” que implica entender
El libro del Apocalipsis se inicia con una
orden a entender la instrucción que
contiene. "Bienaventurado el que lee, y los
que oyen las palabras de esta profecía… "
Cuando como pueblo comprendamos lo qué
significa este libro para nosotros, se verá
entre nosotros un gran reavivamiento. No
entendemos plenamente las lecciones que
enseña, a pesar del mandato que nos fue
dado de escudriñarlo y estudiarlo.
TM, 110
Cuando los libros de Daniel y Apocalipsis
sean mejor entendidos, los creyentes tendrán
una experiencia religiosa completamente
distinta. Recibirán tales vislumbres de los
portales abiertos del cielo, que la mente y el
corazón serán impresionados con el carácter
que todos deben desarrollar … El Señor
bendecirá a todos los que humildemente y
con mansedumbre traten de comprender lo
que se revela en el Apocalipsis.
TM, 111
El prólogo y el tema de Ap.
¿Cuál es el tema principal de Ap.
destacado en el prólogo?
¿Cristo o los eventos finales?
Ap 1:4-6: Juan, a las siete iglesias que
están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del
que es y que era y que ha de venir, y de los
siete espíritus que están delante de su
trono; y de Jesucristo el testigo fiel, el
primogénito de los muertos, y el soberano
de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y
nos lavó de nuestros pecados con su
sangre, y nos hizo reyes y sacerdotes para
Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio
por los siglos de los siglos. Amén.
Conclusión
En pocas palabras: el corazón del mensaje de Ap.
es la muerte, resurrección y reinado de Cristo,
porque incluso al destacar los eventos finales, ahí
aparece un retrato de Cristo:
He aquí que viene con las nubes, y todo ojo
le verá, y los que le traspasaron; y todos los
linajes de la tierra harán lamentación por él.
Sí, amén (Ap 1:7).
“Permitid que hable Daniel, haced
que se exprese el Apocalipsis, y
digan qué es verdad. Pero
cualquiera sea el aspecto del tema
que se presente, levantad a Jesús
como el centro de toda esperanza”.
TM, 116
“En toda página, sea de historia,
preceptos o profecía, las Escrituras
del Antiguo Testamento irradian la
gloria del Hijo de Dios”.
DTG, 182
Descargar

Book of Revelation