
UNA DE LAS TAREAS PRINCIPALES
DEL PASTOR ES LA FORMACIÓN DE
DISCÍPULOS. (S. Mateo 28:19)
EL PASTOR ES EL DIDÁSCALO.
ES EL MAESTRO, EL QUE COMUNICA,
EL QUE INFORMA LA VERDAD.

Es el INSTRUCTOR, según las
palabras de Pablo a Timoteo:
“Entre tanto que voy, ocúpate en
la lectura, la exhortación y la
enseñanza” (1 Timoteo 4:13)
“Cada verdadero discípulo
nace en el el reino de Dios
como misionero. El que
bebe del agua viva, llega a
ser una fuente de vida. El
que recibe, llega a ser un
dador”
SC. 14

El apóstol Pedro anima a la
iglesia a estar siempre
preparada para presentar
defensa, con mansedumbre
y reverencia a todos los
demanden razón de nuestra
Esperanza.
1 Pedro 3:15
EL PASTOR ES EL
RESPONSABLE DE
LA CAPACITACIÓN
DE LOS MIEMBROS
 Las
iglesias se
marchitan en
la inactividad.
 Una iglesia
activa, es una
iglesia viva.
 “Las
iglesias se están marchitando
porque no han empleado sus
talentos en difundir la luz. Deben
darse instrucciones cuidadosas …
para que todos puedan usar
practicamente su luz”
(Servicio Cristiano p.75)


Por lo tanto, es necesario revisar la tarea y el
programa del pastor distrital a fin de que el
cumplimiento de su misión sea mas efectiva.
A continuación, transcribimos citas inspiradas
para nuestra reflexión. La mayor parte de ellas
tomadas del libro: Obreros Evangélicos de la
página 201 a la 212.
“Hermanos míos en el ministerio,
no penséis que la única obra que
podáis hacer, la única manera que
podáis trabajar por las almas
consiste en dar discursos. La mejor
obra que podáis hacer es la de
enseñar, educar”.
“Cuandoquiera que encontréis ocasión
de hacerlo, sentaos con alguna familia,
y permitid que sus miembros os hagan
preguntas. Luego contestadlas con
paciencia y humildad. Llevad a cabo
esta obra en conexión con vuestros
esfuerzos más públicos”.
“Predicad menos, y educad
más, dirigiendo estudios bíblicos
y orando con las familias y los
grupos pequeños”
“La presentación de Cristo en la
familia, en el hogar o en pequeñas
reuniones en casa particulares, gana
a menudo más almas para Jesús que
los sermones predicados al aire libre,
a la muchedumbre agitada o aun en
salones o capillas”
“Un grave y tal vez no sospechado
impedimento para el éxito de la verdad se halla
en nuestras iglesias mismas. Cuando se hace
un esfuerzo para presentar la fe a los no
creyentes, con demasiada frecuencia los
miembros de la iglesia quedan indiferentes
como si no fuesen parte interesada en el
asunto y dejan que toda la carga recaiga
sobre el predicador”
“Por esta razón, la labor de nuestros
predicadores más capaces ha producido
a veces poco fruto. Pueden predicarse
los mejores sermones que sea posible dar,
el mensaje puede ser precisamente lo que
la gente necesita, y sin embargo no se ganan
almas como gavillas que presentar a Cristo”.
“Cuando trabaje donde ya haya algunos
creyentes el predicador debe primero
no tanto tratar de convertir a los no
creyentes como preparar a los miembros
de la iglesia para que presten una
cooperación aceptable.”
“Trabaje él por ellos individualmente,
esforzándose por inducirlos a buscar
una experiencia más profunda para si
mismos, y a trabajar para otros.
Cuando estén preparados para cooperar
con el predicador... mayor éxito
acompañará sus esfuerzos”
“Pero muchos pastores fracasan al no
saber, o no tratar de conseguir que
todos los miembros de la iglesia se
empeñen activamente en los diversos
departamentos de la obra de la
iglesia...”
“Si los pastores dedicasen mas atención
a conseguir que su g rey se ocupe
activamente en la obra y a mantenerla
así ocupada, lograrían mayor suma de
bien, tendrían mas tiempo para
estudiar y hacer visitas religiosas...”
“Una iglesia que trabaja es una
iglesia que crece. Los miembros
hallan estímulo y tónico en ayudar
a los demás”
“El verdadero carácter de la iglesia se mide,
no por la elevada profesión que haga, ni por
los nombres inscritos en sus registros, sino
por lo que hace en realidad por el Maestro,
por el número de obreros perseverantes y
fieles con que cuenta”
“...El esfuerzo personal y abnegado
logrará más para la causa de Cristo
que lo que pueda hacerse por medio
de sermones o credos”.
 “Los
predicadores pueden
hacer su parte, pero no
pueden nunca realizar la obra
que la iglesia debe hacer”
(Consejos para la Iglesia, pág 103,104)

“La obra de Dios en esta tierra no
podrá nunca terminarse antes que los
hombres y mujeres abarcados por el
total de miembros de nuestra iglesia
se unan a la obra y aúnen sus
esfuerzos con los de los pastores y
dirigentes de las iglesias”
(Consejos para la Iglesia, pág. 103)
 “Si
cada uno fuese un misionero
vivo, el mensaje para este tiempo
sería proclamado prestamente en
todos los paises, a todo pueblo,
nación y lengua”
C,para la I, pág 105
Descargar

LA OBRA DEL PASTOR