UN DÍA UN
MONITO,
LE PREGUNTÓ
A SU MAMÁ:
MAMI
¿POR QUÉ
SOMOS
TAN FEOS?
LA MADRE LE SONRIÓ,
Y LE DIJO: DEBERÍAS
DE ESTAR AGRADECIDO
CON “DIOS” DE
QUE SEAMOS ASÍ,
TÚ DEBERÍAS DE VER
A LA PERSONA QUE ESTÁ
LEYENDO ÉSTE CORREO.
Un abrazo
03 de octubre de 2015
Y son las 13:19 hrs.
Descargar

files.profe-david.webnode.mx