¿Qué es la yoga?
El término Yoga en su sentido más amplio se refiere a un conjunto de
prácticas espirituales originadas en la India cuyo fin es lograr la
perfección espiritual o la unión con el ser supremo (Atman para los
hinduistas) por medio del Samadhi. De hecho, la palabra significa
“Unión” o religar, cuyo significado es parecido al término “religión”
(del latín religare, “volver a ligar”).
Las principales ramas de El Yoga son: Hatha Yoga (el Yoga del poder o
la fuerza), Jñana Yoga (el Yoga del pensamiento), Karma Yoga (el
Yoga de la Acción), Bhakti Yoga (Yoga de la Devoción), y Ashtanga
Yoga (El Yoga de los ocho pasos).
Como funciona el yoga
• Con la práctica de ciertos ejercicios, y la regulación de la
respiración; el proceso de yoga purifica la sangre, los nervios y los
diferentes órganos de nuestro cuerpo, relajando así el cuerpo y la
mente. De esta forma, se facilita la concentración de nuestra
mente, para el desarrollo de cualquier actividad, incluyendo las
técnicas de meditación. La meditación nos ayuda a controlar la
mente y reducir las tensiones, incrementando simultáneamente
el autocontrol, la sencillez y los pensamientos puros.
BENEFICIOS FISICOS
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Promueve la flexibilidad de la espina y articulaciones.
Fortalece, tonifica y volumiza los músculos.
Estimula las glándulas del sistema endocrino.
Mejora la digestión y la eliminación.
Incrementa la circulación.
Relaja el sistema nervioso.
Mejora la digestión y la eliminación.
Activa la respuesta inmune.
Refresca el cuerpo liberando la tirantez muscular.
Aumenta el vigor.
Rebaja el colesterol y los azúcares en la sangre.
Invita el equilibrio y la gracia.
Aumenta la consciencia corporal.
Alienta la pérdida de peso.
BENEFICIOS MENTALES
Debido a sus aspectos meditativos, ambas
en la práctica de las posturas y en la
concentración uni-puntualizada de la
meditación, el Yoga funciona también
como una disciplina mental.
La habilidad del Yoga para calmar y
aquietar la mente tiene una base
fisiológica. La ansiedad conduce a una
respuesta de lucha-o-huye en el cuerpo,
la cual conduce a respuestas fisiológicas
concretas, tales como la liberación de
hormonas, adrenalina en particular, que
produce una respiración superficial,
tensión muscular y un rápido latido
cardiaco. El Yoga interrumpe este
mecanismo calmando una mente
ocupada y agitada, proveyendo de su
influencia estabilizante.
Específicamente los beneficios incluyen:
• Tranquilización de la mente.
• Centramiento de la atención.
• Agudizamiento de la concentración.
• Liberación del espíritu.
Receta yóguica
•
EMPANADAS DE CALABAZA Y QUESO
Ingredientes:
•
Tapas para empanada (preferentemente de masa integral).
1 Calabaza cortada en trozos.
100 g de queso cremoso.
1 cucharada de aceite
1 puerro o cebolla picado.
7/ 8 aceitunas verdes cortadas en trocitos.
Las empanadas realizadas con masa de harina integral son un alimento saludable para el cuerpo y la
mente, quedando además un plato muy sabroso para compartir en la mesa.
Preparación:
Dorar el puerro o la cebolla en aceite hasta que se encuentre tierno. Cocinar la calabaza al vapor hasta
que se ablande un poco. Una vez cocida se hace un puré. Se mezcla el puré, las aceitunas y el puerro o
cebolla agregando unos cuadraditos de queso cremoso obteniendo de esta forma el relleno. Se coloca el
relleno en las tapas para empanadas, y se realiza el repulgue plegando los bordes de la masa. Cocinar a
fuego medio hasta que la masa adquiera un color dorado.
Upavistha Konasana
• Cómo: Siéntate en Dandasana. Separa las piernas al máximo siempre y
cuando las rodillas y los dedos de los pies apunten hacia arriba. Inhala y
alarga la espalda llevando el peso a la parte anterior de los glúteos, exhala
y comienza a bajar suavemente el torso alargando desde los ísquiones
hasta la espalda alta. Relaja los músculos del perineo y mantén la apertura
en el pecho. Permite que el corazón descanse. Tomate de las espinillas o si
es posible de los dedos de los pies, lleva la mirada hacia delante y calma la
mente llevando la atención a la respiración.
•
Consejos: Puedes enrollar dos cobijas y colocarlas bajo las corvas.
•
Beneficios: Extiende el interior de los muslos, tonifica las piernas, abre la
cadera y estimula el flujo sanguíneo en la región pelviana. Mejora la
función de los órganos reproductores.
•
Efecto: Calma.
halasana
• Cómo: Comienza en Dandasana, inhala y en la exhalación impúlsate hacia
atrás para rodar sobre la espalda y llevar los pies detrás de la cabeza. Rota
los hombros hacia atrás y acerca los omóplatos entre sí de manera que
queden planos sobre el suelo. Coloca las manos en la espalda alta, los codos
al ancho de hombros y presionando hacia la tierra. Apoya los dedos de los
pies, extiende las piernas y mantén la espalda perpendicular al suelo.
•
Consejos: Coloca una cobija debajo de los hombros para permitir que las
vértebras cervicales conserven su curvatura natural. Ata los brazos con un
cinturón para mantener los codos al ancho de hombros. Si tus pies no llegan
al piso, apóyalos sobre un bloque o el asiento de una silla.
•
Beneficios: Estimula los órganos abdominales y la glándula tiroides.
Fortalece los músculos de la espalda y abdomen. Abre el pecho y flexibiliza
los hombros.
•
Efecto: Calma y atención.
navasana
•
Contraindicaciones:
Si tienes problemas de cuello, pide la supervisión de tu maestro para que te ayude
a realizarla de manera segura. No practiques esta postura si padeces de problemas
de diarrea, asma, problemas de corazón, dolor de cabeza, insomnio o presión
arterial baja; y si eres mujer, no practiques esta postura si estás embarazada o en
tu periodo.
Cómo: Comienza en Dandasana. Inhala e inclina suavemente la espalda hacia
atrás al mismo tiempo que flexionas las rodillas y levantas los pies del suelo de
manera que las espinillas quedan paralelas a la tierra. Exhala y hunde el ombligo
para crear una forma cóncava en la espalda baja y proteger la zona lumbar. Inhala
y eleva el esternón. Extiende los brazos al frente. Exhala y relaja los hombros y
abre el pecho. Inhala y extiende al máximo las piernas activando los muslos hasta
que los pies queden más elevados que la cabeza. Exhala y sujeta los músculos
abdominales y alarga la espalda. Respira acompasada-mente.
Consejos: Permanece en la postura con las piernas flexionadas mientras adquieres
la fuerza para extender las piernas.
Beneficios: Fortalece y tonifica los músculos abdominales y de la espalda baja.
Efecto: Fortaleza.
VIPARITA KARANI
• Cómo: Recuéstate sobre un costado y acerca la cadera a la pared.
Lleva las piernas a la vertical y apóyalas en la pared. Observa que tu
cuerpo esté simétrico. Coloca las manos sobre el vientre o a los
lados de la cabeza con los codos flexionados. Mantén el cuello
relajado y dale peso a la columna vertebral. Cierra los ojos.
•
Consejos: Eleva la cadera y coloca un almohadón por debajo de
ésta para obtener mayor relajación en la región abdominal.
Beneficios: Alivia problemas circulatorios en piernas y permite el
descanso en pulmones y corazón.
•
Efecto: Restaurar y calmar.
Descargar

Diapositiva 1