PEDIR EL BUEN TIEMPO
Tú, Señor, eres
nuestro Padre
y velas siempre por el bien de tus
hijos.
Míranos sufriendo el azote del calor y la
canícula.
Concédenos el buen tiempo para que
podamos rendir en nuestro trabajo,
para que podamos servir a nuestros hermanos
y al final de la jornada entregarnos al descanso
reparador.
Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.
Descargar

Diapositiva 1