Buscadores de Cultura
Siete recorridos sugeridos para la
gestión cultural
Formarse como Gestor Cultural supone
convertirse en Buscador de Cultura
La cultura es creación a partir de
una herencia y, la gestión, una
habilidad específica que se ubica
entre aquello que está en un aquí
y ahora determinado y aquello
que podría existir.
1. Construir el espacio de gestión cultural
Modelos
Teóricos
Herramientas
para la Acción
Viabilidad y factibilidad
del Trabajo del Gestor
Cultural
Siete recorridos posibles para la
gestión cultural
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
Construir el espacio de gestión cultual
Contextualizar la acción
Trabajar en equipo
Mapear los recursos
Formular proyectos y programas
Apoyarse en indicadores de gestión
Gestionar el conocimiento
Debates teóricos:
Existe convergencia entre el significado antropológico de la
Cultura como un modo de vida en todas las formas de la actividad
social, y el sentido de la Cultura como actividades intelectuales y
artísticas dentro de los mismos grupos sociales.
La gestión cultural implica generar, producir y poner en acción
hechos que transformen una realidad dentro de un contexto,
conociendo y respetando las relaciones fundantes que en él se
localizan.
Herramientas para la acción:
Algunas de las herramientas que el gestor debe conocer
para accionar sobre el contexto
Trabajo en equipo
Análisis Estratégico FODA
Formulación de Proyectos:
Enfoque de Marco Lógico (EML)
Metodología de la Investigación
Redacción de informes técnicos
Gestión del conocimiento
Las opciones que uno y otro subconjunto
nos proponen, revelarán que:
 No está totalmente definido nuestro campo de trabajo.
 No hay unicidad sobre el nombre mismo de la
actividad.
 No hay certezas sobre el origen mismo de la actividad
ni de su historia.
 Hay tal multiplicidad de herramientas técnicas que es
casi imposible abarcarlas todas con un mínimo de
profundidad.
2. Contextualizar la acción
No hay gestión cultural sin evaluación de
contexto, ni ésta sin metodología.
Pensar el contexto en que la gestión cultural se desenvuelve.
Un gestor cultural necesita conformar una matriz de
diagnóstico sobre el contexto donde va a desarrollar su
gestión, basándose en los datos que le brinda el análisis de
las relaciones que allí se manifiestan
Concepto antropológico de Cultura
“Cultura es la forma integral de vida creada
histórica y socialmente por una comunidad de
acuerdo con la forma peculiar en que resuelve
o entabla las relaciones con la naturaleza, de
los hombres dentro o en el seno de su
comunidad, con otras comunidades, con el
ámbito de lo sobrenatural; todo ello para dar
continuidad y sentido a la totalidad de su
existencia mediante una tradición que sustenta
su identidad”
Ricardo Santillán Güemes y otros
Matriz de doble entrada que organiza los datos del
contexto donde se pretende desplegar
una acción cultural
Comunidad
Relaciones
con la
propia
comunidad
Relaciones Relaciones
Relaciones
con la
con otras
con lo
naturaleza comunidades sobrenatural
Area
Fenoménica
Area
Fenomenológica
Area Genética o
ETHOS (*)
(*) Geocultura del Hombre Americano. Rodolfo Kusch
F.O.D.A.
Otra herramienta que se utiliza para contextualizar la acción
El análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades,
Debilidades y Amenazas) es una herramienta
metodológica para formular estrategias de gestión.
Se entiende por ello, una estructura conceptual
que permite realizar un análisis sistemático,
comparando las amenazas y oportunidades
externas con las fortalezas y debilidades internas
de una organización.
3. Trabajar en equipo
“Equipo” es un grupo de personas
organizado para una investigación o
servicio determinado que posee un
objetivo común
Componentes necesarios para el trabajo en equipo
Estrategias: metas más recursos para alcanzarlas.
Reglamentaciones formales: normativas.
Evaluación del rendimiento y sistema de
recompensas.
Cultura organizacional.
División del trabajo.
Conocimiento mutuo de los integrantes.
Hábitos de comunicación.
4. Mapear los recursos
La cultura es uno de los bienes más costosos que
requiere el ser humano
El desarrollo cultural
insume tiempo, bien
escaso por
excelencia.
Los planes de
acción cultural
necesitan de una
serie de recursos
para ser
sostenibles en el
tiempo
Las personas deben
pagar un precio para
acceder a los bienes y
servicios culturales
Toda actividad cultural
resulta financiable en la
medida de su propio
prestigio. El prestigio
es un recurso que se
gestiona.
Algunos recursos
que podríamos
enumerar: dinero,
instalaciones, horas
de trabajo, etc.
Otro recurso a
considerar es el
voluntariado.
Asociaciones de
Amigos, ONGs,
Cooperadoras
escolares, etc.
No perder de vista la imprescindible coherencia
entre los valores que el proyecto cultural dice
sostener y sus modos de financiamiento.
A partir de ese análisis deberemos construir
un mapa de todos los recursos necesarios
para que el proyecto se concrete.
“Insumos” en una matriz de proyecto
5. Formular proyectos y programas
Planificar significa pensar ahora las acciones y
actividades que desarrollaremos más adelante
“La planificación
estratégica se ocupa
del carácter futuro de
las decisiones
actuales.”
P. Drucker
“La planificación proactiva e interactiva se
propone crear el futuro, y para ello se
consideran las capacidades de la empresa,
sus limitaciones (no remediables) y las
posibilidades que ofrece el contexto. En la
planificación proactiva importa mantener un
proceso innovador en marcha, antes que
establecer “el mejor” de los Planes.”
Etkin, Jorge “Gestión de la Complejidad en las organizaciones: la estrategia
frente a lo imprevisto y lo impensado” Buenos Aires, Granica
Formulación, ejecución y
evaluación de proyectos
“Un proyecto es un ordenamiento de
actividades y recursos para
producir algo, ya sean bienes o
servicios, que satisfagan
necesidades o resuelvan problemas
en un tiempo y en un lugar
determinados”
(Santillán Güemes, R. Y Olmos, H. (compiladores); 2001:134)
El proyecto se genera cuando existe un
problema a solucionar o una situación a
modificar.
• Consta de tres etapas:
• Formulación: se diseña el proyecto.
• Implementación: se efectúa.
• Evaluación: se van midiendo los
resultados durante el proceso y al
finalizar.
Matriz para la formulación de proyectos culturales
REALIDAD 1
(A modificar)
DIAGNÓSTICO
Agentes
Proyecto
Diseño
Gestión
Ejecución
Destinatarios directos
REALIDAD II
(modificada)
Factores
Externos
Otros afectados
Diseño del proyecto
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
QUÉ queremos hacer
A QUÉ demanda o necesidad refiere
PARA QUÉ lo vamos a hacer
PARA QUIÉNES
CON QUIÉNES
CON QUÉ recursos
DÓNDE lo vamos a hacer
CUÁNDO
CÓMO lo hacemos
CUÁNTO va a costar
DE DÓNDE obtendremos los fondos
Para la ejecución del diseño del proyecto
• Realizamos el diagnóstico y la justificación.
• Definimos el producto, los objetivos, los
beneficiarios y los agentes.
• Asignamos los recursos.
• Especificamos las actividades, la distribución de
las tareas.
• Fijamos los plazos, planificamos el tiempo.
• Prevemos la evaluación.
• Elaboramos el presupuesto.
6. Apoyarse en indicadores de gestión
90
¿Qué es un indicador
cultural?
Es un dato estadístico que
nos permite medir la
producción, circulación y
consumo de un determinado
bien o servicio cultural.
80
70
60
50
40
30
20
10
0
1e r
trim.
Este
2do
trim.
Oe ste
3e r
trim.
4to
trim.
Norte
Un indicador cultural se diseña especialmente con el fin de
entregar información pertinente a las políticas culturales.
Un indicador cultural debe ser:
•
•
•
•
•
Confiable
Periódicamente actualizado
Claro
Comparable en el tiempo y en el espacio
Accesible y relevante para una política
cultural
7. Gestionar el conocimiento
Actividad organizacional que
consiste en crear un espacio de
interacción entre las personas,
apoyado por infraestructura técnica,
de tal forma que el conocimiento
sea accesible, compartido y creado
por todos los integrantes de la
propia organización
La socialización del conocimiento comienza
con la creación de un equipo de trabajo cuyos
miembros comparten sus experiencias y
modelos mentales (conocimiento tácito)
incorporando nuevos saberes por medio de
este intercambio (conocimiento explícito).
Comunidad de práctica
Está formada por personas que pertenecen a una
organización (pública o privada) y que incluyen a
sus clientes, beneficiarios, proveedores, etcétera;
produciendo un sistema de amplia participación.
Un equipo dedicado a la gestión cultural puede
utilizar este modelo en, por lo menos, dos
sentidos:
• Hacia adentro, en tanto el equipo es,
potencialmente, una comunidad de práctica. Sólo
es necesario hacerlo explícito, comprender los
mecanismos e ir desarrollándolos.
• Hacia fuera, incentivando a sus integrantes a
identificar las comunidades de práctica más
relevantes para su campo, y participar de ellas.
Conclusiones
Se presentaron,
secuencialmente, siete
aspectos que hacen a ese
obrar al que llamamos gestión
cultural
Muchas veces, esa secuencia se
ejecuta con otros ritmos. En el
fondo, se trata de recursos cuya
combinatoria dependen del
contexto, de las habilidades y de
la sensibilidad de las personas
involucradas.
También, hay otras herramientas
y otros abordajes teóricos
posibles y, aún plausibles.
Formarse para gestionar cultura, supone investigación,
participación y debate.
Buscadores de cultura; gestores culturales.
Buscadores y gestores de estrategias.
• Lic. Isabel Nader
([email protected])
• Lic. Fernando de Sá Souza
([email protected])
www.que-gestionamos.blogspot.com
Descargar

Buscadores de Cultura