Una Palabra para ser anunciada a
todo el mundo
• Este
documento
refleja
varios años de reflexión y
diálogo
entre
obispos,
pastores,
teólogos
y
exegetas.
• Tiene tres partes desiguales.
• La primera y más larga, sobre la identidad de la
Palabra de Dios, Verbum Dei, pone el acento en
la identidad divina de la Palabra y en las
condiciones de su correcta interpretación en el
Espíritu de la Iglesia. EL ROSTRO.
• La segunda parte, Verbum in Ecclesia, trata de
la Palabra de Dios en la vida de la Iglesia,
poniendo el énfasis en la oración litúrgica y
personal. LA CASA.
• La tercera parte trata del anuncio de la palabra
de Dios, que compromete a todos los
bautizados, porque todos son enviados a sus
propios ambientes y a todas las culturas para
ser testigos del evangelio con sus obras y sus
Palabras: Verbum pro Mundo. EL CAMINO.
El Proceso Evangelizador
• Un nuevo y vigoroso
proyecto
misionero…
• Una Pastoral de
Testimonio, Dialogo
y Encarnación.
Verbum Domini: Un Documento
Evangelizador
• Se encuentra en el mismo horizonte de los
Documentos, así llamados misioneros, LLEVAR
A CABO EL MANDATO MISIONERO «Vayan por
todo el mundo…»
– Maximum illud. (1919)
– Rerum ecclesiae (1926)
– Evangelii praecones (1951)
– Fidei donum (1957)
– Princeps pastorum (1959)
– Ad gentes (1965)
– Evangelii nuntiandi (1975)
– Slavorum Apostoli (1985)
– Redemptoris missio (1990)
– Ecclesia in America (2001)
– V CELAM (2007).
– II SINODO DIOCESANO
• Sobre la tarea evangelizadora de la Iglesia
afirma lo siguiente:
– Centralidad de la Salvación en Jesús. (14-16)
– El Mandato misionero. (7)
– La razón de ser de la Iglesia. (3-4)
– La promoción de los valores del Reino. (93)
– La Sagrada Escritura fuente de la Evangelización.
– La Inculturación. (114)
– El Testimonio, fundamental en el Anuncio. (97-98)
– La corresponsabilidad de TODOS en la acción
evangelizadora. (77-85)
– Acercamiento a otras culturas. (109-116)
La Sagrada Escritura en la Nueva
Evangelización
• Es necesario que tomemos conciencia del lugar
que le corresponde a la Palabra en el quehacer
de la Iglesia y que hagamos todo lo que nos
toca a cada uno para que sea mejor conocida y,
sobre todo, vivida…
• La iglesia existe y se constituye por la palabra
como pueblo de Dios y en comunidad
evangelizada y evangelizadora…
• Significa que ella "es, en verdad, sustento y
vigor de la Iglesia, y fortaleza de la fe para sus
hijos, alimento del alma, fuente pura y perenne
de la vida espiritual“
(DV 21).
“Les anunciamos la vida eterna”
• Porque en los Libros Sagrados el Padre que está
en el cielo sale con amor al encuentro de sus
hijos y entabla conversación con ellos" (DV, 21).
• Se propone exponer la doctrina genuina sobre
la Divina Revelación y sobre su transmisión para
que todo el mundo, oyendo, crea el anuncio de
la salvación; creyendo, espere, y esperando,
ame. (Proemio)
La Sagrada Escritura: Testimonio
• Mostrar las
condiciones y la
atmósfera
necesarias para
entrar en esta
conversación y
hacer que la
descubran
también nuestros
contemporáneos.
EL PADRE
DIALOGA CONVERSA
CON LA
HUMANIDAD
María: clave de lectura
• El texto invita a mirar a María «como modelo y
arquetipo de la fe de la Iglesia para realizar
también hoy un cambio concreto de paradigma
en la relación entre la Iglesia y la Palabra, tanto
en la actitud de escucha orante como en la
generosidad del compromiso en la misión y el
anuncio». (n. 28)
• «Solo tengo que posar los ojos en el Santo
Evangelio para respirar al instante la fragancia
de la vida de Jesús; ¡entonces sé hacia dónde
correr!»
Sta. Teresita del Niño Jesús
Del Pueblo para el Pueblo
• El lugar originario de la interpretación de las
Escrituras es la vida de la Iglesia (VD 29).
• «El Libro es verdaderamente la voz del Pueblo
de Dios peregrino, y solo en la fe de este Pueblo
estamos, por así decirlo, en la tonalidad
correcta para la comprensión de la Sagrada
Escritura» (VD 30).
• Así lo afirma la misma exhortación citando a
San Jerónimo.
Misión de la Iglesia
• La Misión de la Iglesia es anunciar la Palabra de
Dios a las naciones, a través de las Escrituras.
• La Iglesia anuncia esta Palabra en el poder del
mismo Espíritu que obro la Encarnación en el
seno de María y la inspiración de las Escrituras
en la tradición de la Iglesia. Realmente El es
quien «capacita así nuestra vida para el anuncio
eficaz de la Palabra en el mundo entero» (91).
No sólo Destinatarios sino
Mensajeros
• «Los primeros cristianos consideraron el
anuncio misionero como una necesidad
derivada de la naturaleza misma de la fe;
creyeron en un Dios que era el Dios de todos, el
único y verdadero Dios que se ha revelado en la
historia de Israel y, definitivamente, en su Hijo,
dando así la respuesta que todos los hombres
esperan en el fondo de su corazón» (92).
• El anuncio misionero no transmite un proyecto,
una utopía, una idea genial, sino un hecho: Dios
se ha revelado.
• «Todos sabemos cuan necesario es que la luz
de Cristo ilumine todos los ámbitos de la
humanidad: la familia, la Escuela, la cultura, el
trabajo, el ocio y los otros sectores de la vida
social. No se trata de anunciar una palabra solo
de consuelo, sino una palabra que interpela,
que llama a la conversión, que hace accesible el
encuentro con El, por el cual florece una
Humanidad nueva» (93).
Hoy como ayer, el Anuncio
encuentra resistencias y rechazos…
• El testimonio de los cristianos puede llegar
hasta el martirio. «Hay una estrecha relación
entre el testimonio de la Escritura, como
afirmación de la Palabra que Dios pronuncia
por si mismo, y el testimonio de vida de los
creyentes» (97).
• Este testimonio de los creyentes confirma y
amplia el testimonio que el Espíritu de Dios da,
en las Sagradas Escrituras, de Jesucristo,
crucificado y glorificado.
• El testimonio de la sangre crece en nuestros
días en presencia de fuerzas contrarias que
pretenden marginar el cristianismo en la
sociedad o cuestionar su reivindicación de la
Verdad en nombre de una ética planetaria de
dialogo y de tolerancia.
Una Exigencia
• Es imprescindible la formación de un laicado
comprometido y creíble.
• «Los movimientos eclesiales y las nuevas
comunidades son, en la Iglesia, una gran fuerza
para la evangelización en nuestro tiempo, que
empujan a la Iglesia a desarrollar nuevas
formas de anuncio del Evangelio» (94).
• El Papa sostiene que «la exigencia de una nueva
evangelización, tan fuertemente sentida por mi
venerado Predecesor, ha de ser confirmada sin
temor, con la certeza de la eficacia de la Palabra
divina» (96).
Palabra de Dios y compromiso en el
Mundo
• La misma Palabra de Dios reclama la
necesidad de nuestro compromiso
en el mundo y de nuestra
responsabilidad ante Cristo, Señor de
la Historia.
• Servir a Jesús en sus «humildes
hermanos» (Mt 25,40).
• Palabra de Dios y compromiso por la
justicia en la sociedad.
• Anuncio de la Palabra de Dios, reconciliación y
paz entre los pueblos.
• La Palabra de Dios y la caridad efectiva.
• Anuncio de la Palabra de Dios y los jóvenes.
• Anuncio de la Palabra de Dios y los emigrantes.
• Anuncio de la Palabra de Dios y los que sufren.
• Anuncio de la Palabra de Dios y los pobres.
• Palabra de Dios y salvaguarda de la Creación.
Palabra de Dios y Culturas
• El valor de la cultura para la vida del hombre.
• La Biblia como un gran código para las culturas.
• El conocimiento de la Biblia en la escuela y la
universidad.
• La Sagrada Escritura en las diversas
manifestaciones artísticas.
• Palabra de Dios y medios de comunicación
social.
• Biblia e inculturación.
• Traducciones y difusión de la Biblia.
• La Palabra de Dios supera los límites de las
culturas.
• Toda auténtica cultura, si quiere ser realmente
para el hombre, ha de estar abierta a la
trascendencia, en último término, a Dios.
Palabra de Dios y Diálogo
Interreligioso
•
•
•
•
El valor del diálogo interreligioso.
Diálogo entre cristianos y musulmanes.
Diálogo con las demás religiones.
Diálogo y libertad religiosa.
• El diálogo no sería fecundo si éste no incluyera
también un auténtico respeto por cada
persona, para que pueda profesar libremente la
propia religión.
«Alma, sustento y vigor de la
Evangelización»
• No debemos escatimar ni recursos económicos,
ni esfuerzo personal, para hacer que la Palabra
de Dios llegue a todos los fieles (ECUCIM 3090,
3871).
Descargar

X Semana Arquidiocesana de Catequesis