ECLESIOLOGÍA
Etapas en el proceso
de fundación
de la Iglesia
La fundación de la Iglesia por Jesucristo
I.
ANUNCIO DEL REINO Y CONSTITUCIÓN DE LA IGLESIA
II.
JESÚS Y LA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS
III.
LA INSTITUCIÓN DE LA EUCARISTÍA Y LA VOLUNTAD DE
JESÚS DE TENER UNA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS
IV.
RESURRECCIÓN Y PENTECOSTÉS
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
I.
ANUNCIO DEL REINO Y CONSTITUCIÓN DE LA IGLESIA
1. El advenimiento del Reino de Dios (Marcos 1,15)
El Reino de Dios es el centro de la predicación de Jesús (Mc 1,15). Está
atestiguado por todos los estratos de la tradición sinóptica sobre Jesús.
Él es el anunciador e iniciador del Reino de Dios. Su gran legado a sus
discípulos y a la humanidad.
Jesús anuncia el Reino con su palabra en su predicación; con sus obras,
especialmente en los milagros; y con su presencia, con su encarnación
y con su muerte en cruz.
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
I.
ANUNCIO DEL REINO Y CONSTITUCIÓN DE LA IGLESIA
2. El Reino predicado por Jesús
a. Es el misterio de salvación, el dominio de Dios sobre los fieles. Es un
don de la misericordia divina.
b. Es espiritual, está en el corazón del hombre. Ello no repugna que Dios
sea Padre providente hasta en los más mínimos detalles (Mt 22,37-40).
c. Significa paternidad y judicatura divina: es el Reino del Padre. Dios
reina como Padre y como juez (Mt 25).
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
I.
ANUNCIO DEL REINO Y CONSTITUCIÓN DE LA IGLESIA
2.
El Reino predicado por Jesús
d.
El Reino aparece en la pequeñez y pobreza. Se lo debe esperar como
los pobres de Yavé, es decir con apertura total a la irrupción divina.
Implica continuidad con el A.T., pues es realmente el Reino
prometido (2 S 7,14), pero a la vez es superación del A.T.,
plenificación de la ley, victoria sobre demonio, amplitud universal
de la convocación, perdón de los pecados, etc.
Exige una respuesta de quien es invitado a participar en él: la
conversión del corazón (Mc 1,15; Lc 9,62).
Está en tensión escatológica, está presente "ya", pero todavía
reclama una mayor plenificación (banquete eterno). Ello queda
patente en las parábolas de la semilla y el crecimiento.
El Reino llega a los hombres por el ministerio de Jesús. Jesús
encarna el Reino de Dios, que en definitiva se identifica con su
persona.
e.
f.
g.
h.
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
I.
ANUNCIO DEL REINO Y CONSTITUCIÓN DE LA IGLESIA
3.
Rasgos fundamentales del Reino
a.
Reino escatológico: Reino de los últimos tiempos, en constante
desarrollo y expansión. Así lo expresan las parábolas del grano de
mostaza.
b.
Reino de salvación: Por la acción gratuita de Dios en los corazones
de los hombres. Por encima de toda expectativa y ambición
humana. Es siempre más de lo esperado o pretendido.
c.
Reino de bienaventuranza: Quienes lo aceptan y se abren a los
valores del Padre, lo reciben como plenitud de bienes (Mt 5,3-12).
d.
Reino universal: Destinado a todos los hombres, sin excepción.
Comenzando por los pecadores y los pobres (Lc 15).
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
I.
ANUNCIO DEL REINO Y CONSTITUCIÓN DE LA IGLESIA
4.
a.
b.
Naturaleza del Reino
Faceta teológica: La iniciativa gratuita divina de salvar, su
invitación y su acción salvadora. Se debe considerar el Reino como
la soberanía de Dios en nosotros, como "el reinado de Dios"
(Malkut en arameo), la realización de sus designios de salvación:
"hágase tu voluntad" (Mt 6,10).
Faceta sotereológica: La salvación dada al hombre:
• Reino como Buena Noticia, más que una bella doctrina, es
una vida que se nos comunica: Jesucristo.
• Reino como gracia: Es la participación en la vida de Dios por
el don de la filiación (Jn 1,12-13). "Vida". "Nueva criatura"..
"Inhabitación del Espíritu Santo", etc.
• Reino como alianza: La llamada gratuita de Dios a la
comunión y la aceptación fiel del hombre: Nueva Alianza
(Lc 22,20; Mc 14,24).
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
I.
ANUNCIO DEL REINO Y CONSTITUCIÓN DE LA IGLESIA
5.
El anuncio del Reino y la constitución de la Iglesia LG 5
a.
"El Señor Jesús comenzó (fundamentó = inicium fecit) su Iglesia
con el anuncio de la Buena Noticia, es decir, de la llegada del
Reino de Dios..." (LG 5).
b.
El Reino inaugura una nueva era: Los tiempos mesiánicos. Esto
llevará a la constitución de un nuevo pueblo, a través de una
Nueva Alianza (Última Cena, Cruz)
c.
La Iglesia aparece ya en el N.T, como la comunidad de los
discípulos de Jesús encargada por él (Mc 16,15-20; Mt 28,1620) de continuar su obra salvadora. Ya en la vida histórica de
Jesús, este nuevo pueblo se va constituyendo a través de
estructuras visibles (actos fundacionales).
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
I.
ANUNCIO DEL REINO Y CONSTITUCIÓN DE LA IGLESIA
5.
El anuncio del Reino y la constitución de la Iglesia LG 5
d.
No se oponen, por tanto, predicación del Reino e inicio de la
Iglesia. Al contrario, la Iglesia anuncia el Reino en la persona de
Jesús.
e.
En suma: La predicación del Reino lleva a la constitución de la
Iglesia.
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
I.
ANUNCIO DEL REINO Y CONSTITUCIÓN DE LA IGLESIA
6.
Relación Reino e Iglesia: Iglesia comunidad al servicio del Reino
a.
El Reino y la Iglesia no se identifican. El Reino precede y
trasciende la Iglesia como realidad histórica fundada por
Cristo.
b.
El Reino y la Iglesia no pueden disociarse. La Iglesia
"constituye en la tierra el germen y principio de ese Reino".
Reino, espejo en el que la Iglesia se mira (criterio de
renovación).
c.
La Iglesia es una comunidad al servicio del Reino. "La
Iglesia recibe la misión de anunciar el Reino de Cristo y de
Dios e instaurarlo" (LG 5). El Reino está en el orden de los
fines, mientras que la Iglesia en el orden de los medios.
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
II.
JESÚS Y LA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS
1. La elección de los discípulos (Marcos 3,13)
La predicación del Reino, la asocia Jesús a la formación de una
comunidad de discípulos:
a.
La llamada de Jesús es gratuita y libre, incluso entre quienes
lo siguen hay quienes lo abandonan y traicionan (ej. Judas).
(Marcos 3,13; Lucas 10,1; Mateo 8; 19)
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
II.
JESÚS Y LA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS
1. La elección de los discípulos (Marcos 3,13)
b.
Hay que distinguir varios niveles:
- Nivel general: todos quienes están dispuestos a
acoger su mensaje. Ellos no tienen que abandonar
su modo ordinario de vida, sino aquello que los
separa del Reino de Dios: Zaqueo, Marta y María,
etc.
- Grupo de seguidores más íntimos, a quienes el
Maestro les exige que lo dejen todo, lo sigan y les
envía a predicar.
- Los doce, grupo escogido, que con Jesús forman
una comunidad de vida y misión
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
II.
JESÚS Y LA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS
1. La elección de los discípulos (Marcos 3,13)
c.
Proceso de seguimiento de Jesús: (Marcos 3,13;
Lucas 6,13)
- El encuentro: Llamada gratuita del Maestro y
respuesta libre y gozosa del discípulo.
- El conflicto: ante el choque entre las
expectativas del discípulo y las exigencias del
Maestro.
- La conversión a los valores del Reino. La plena
adhesión al Señor y la integración a la
comunidad de discípulos. Cuyos signos son: la
coherencia, la identidad, la fortaleza, la
comunión fraterna.
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
II.
JESÚS Y LA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS
2. La vocación de los Doce (Marcos 3, 13-19)
a.
Jesús desde el comienzo de su misión pública eligió discípulos.
Entre estos, hay un grupo de 72 más cercanos. Pero sobre todo,
se destaca el grupo de los Doce.
b.
1 Co 15,3-5 es el texto más antiguo que se refiere a los Doce.
Los doce aparece como un cuerpo o asamblea estable,
diferenciado, que ocupa un lugar de prioridad.
c.
Los Evangelios nos muestran como este grupo se remonta a una
elección de Jesús histórico (cf. Mc 3,13-19 y Lc 6,12-17).
d.
Aparecen como un grupo estable; se habla de los Doce incluso
cuando Judas ya no estaba entre ellos: cf. Jn 20,2.
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
II.
JESÚS Y LA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS
2. La vocación de los Doce (Marcos 3, 13-19)
e.
Marcos 3, 13-19
Jesús subió al monte
y llamó a los que él quiso, y se reunieron con él.
Así instituyó a los Doce (a los que llamó también
apóstoles),
para que estuvieran con él
y para enviarlos a predicar,
dándoles poder para echar demonios.
Estos son los Doce: Simón, a quien puso por nombre Pedro; Santiago y
su hermano Juan, hijos de Ze bedeo, a quienes puso el sobrenombre de
Boanerges, es decir, hijos del trueno; Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo,
Tomás, Santiago, el hijo de Alfeo, Tadeo, Simón el Cananeo y Judas
Iscariote, el que después lo traicionó.
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
II.
JESÚS Y LA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS
2. La vocación de los Doce
f.
El texto de Mt 28, 16 ss y Mc 16, 15ss, bien pueden resumir el
ámbito de la misión apostólica:
• Ministerio profético: "enseñándoles".
• Ministerio regio: "Haced discípulos..." En cuanto al cómo
ha de ejercerse este ministerio, hallamos una bella síntesis
en el discurso eclesial de Mt 18.
• Ministerio del culto: "Bautizándolos...".
• En garantía de todo lo anterior:
"Yo estaré con
vosotros..." y envío del Espíritu Santo.
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
II.
JESÚS Y LA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS
2. La vocación de los Doce
g.
"Doce": Número simbólico dice relación a las 12 tribus de
Israel. La tradición bíblica así lo reconoce en Ap 21, 9-14.
Los apóstoles son los cimientos del Nuevo Pueblo de Israel,
la Iglesia.
h.
Ello muestra que fueron instituidos como una comunidad
de vida y misión (a modo de colegio), y actúan como tal: A
la muerte de Judas, lo primero será completar el número de
Doce (cf. Hch 1,15-26).
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
II.
JESÚS Y LA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS
3. La promesa a Pedro de su rol específico
a.
En las listas de los Doce, Pedro es nombrado en primer lugar.
Mt 10, 2 dice expresamente que es "el primero".
b.
Es el portavoz de los Doce: Responde en nombre de los Doce
a la pregunta de Jesús (Mt 16,15-16), las autoridades del
templo lo reconocen como el jefe del grupo, (Hech 4, 5-8),
etc.
c.
Le son confiados poderes y prerrogativas especiales,
atestiguados tanto por la tradición sinóptica (Mt 16, 18-19),
como por Jn (21,15-17).
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
II.
JESÚS Y LA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS
3. La promesa a Pedro de su rol específico
d.
Es el primer testigo de la resurrección dentro del grupo de los
doce: Lc 24, 34 y 1Co 15, 3.
e.
Puesto reconocido en la comunidad post-pascual: toma la
iniciativa para completar el número de los doce; preside el tribunal
apostólico que condena a Ananías y a Zafira, preside el concilio de
Jerusalén, etc. (cf. Hch 15).
f.
Mt 16, 16-20
(cf. también en Mc 16, 1-7
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
II.
JESÚS Y LA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS
3. La promesa a Pedro de su rol específico
El Primado de Pedro está confirmado también por otros textos del N.T.:
En Lc 22, 31-32 que resalta el primado en orden a la fe. El "poder de
cribar" sería paralelo a "las puertas del infierno"; "confirma a tus
hermanos" el verbo griego literalmente se traduce "establecer sólida y
firmemente", paralelo del nombre impuesto por Jesús a Simón: Pedro.
En Jn 21,15-17, Pedro es confirmado por Cristo a pesar de sus
negaciones como pastor de todo el rebaño, que incluye a las ovejas y a
los corderos (mayoral o pastor supremo). Así como Mt 16 es el examen de
la fe de Pedro, Jn 21 es el del amor.
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
III.
LA INSTITUCIÓN DE LA EUCARISTÍA Y LA VOLUNTAD DE
JESÚS DE TENER UNA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS
1. La Iglesia ha nacido principalmente del don total de Cristo por nuestra
salvación, anticipado en la institución de la Eucaristía y realizado en la
cruz" (CEC 766).
2.
Cuatro relatos:
a.
1Cor 11, 23-25;
b.
Marcos 14, 22-25;
c.
Mateo 26, 26-29;
d.
Lucas 22, 14-20.
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
III.
LA INSTITUCIÓN DE LA EUCARISTÍA Y LA VOLUNTAD DE
JESÚS DE TENER UNA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS
Más allá de los elementos exegéticos ¿En qué sentido
constituye un acto fundacional por excelencia de la
Iglesia?
En cuanto en la Cena se anticipa sacramentalmente la
Nueva Alianza sellada en el sacrificio de Cristo en la cruz;
y al igual que en el A.T., la Alianza Nueva “implica la
gestación de un pueblo nuevo”.
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
III.
LA INSTITUCIÓN DE LA EUCARISTÍA Y LA VOLUNTAD DE
JESÚS DE TENER UNA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS
3.
La Cena y la Nueva Alianza:
Contexto Pascual: se conmemoraba la antigua Alianza. Cristo va a cancelar la
antigua alianza e inaugurar la nueva.
"Esta es mi sangre de la alianza..." (cf. Mt. y Mc.). Mateo indica que es para la
remisión de los pecados. Lucas y Pablo añaden: "Nueva" Alianza. En relación
directa con Ex 24,3, alianza del Sinaí, y al oráculo de Jr 31 de la nueva alianza.
Jesús está fundando una nueva comunidad, la de los salvados (cf. "para la
remisión de los pecados", Mt), de carácter universal. ("por muchos" Mt y Mc;
"por vosotros" Lc y Pablo).
Si en el Sinaí, la sangre rociada en el altar (Dios) y el pueblo manifestaba la
unión; aquí es la misma sangre de Jesús. Y en Ex, la Alianza había terminado
con un banquete, también aquí. De ahí que, esta nueva Alianza no se forma por
un acto jurídico sino mediante la participación en la misma vida de Jesús:
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
III.
LA INSTITUCIÓN DE LA EUCARISTÍA Y LA VOLUNTAD DE
JESÚS DE TENER UNA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS
3.
La Cena y la institución del Nuevo Pueblo: La nueva Alianza dio
origen al nuevo Pueblo de Dios. En los relatos de la Cena
encontramos los rasgos esenciales de la comunidad mesiánica:
- Visible y jerárquica: Se instituye un rito y se confiere un poder para
realizarlo a los Doce; implica la institución de un nuevo sacerdocio
ministerial: "Haced esto en memoria mía"; así lo definió solemnemente el
concilio de Trento (Dz 949). También implica la sucesión apostólica pues el
encargo se debe realizar "hasta que Él venga". Luego, el encargo y la
comunidad deben pervivir hasta la segunda venida. Ello demanda sucesores.
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
III.
LA INSTITUCIÓN DE LA EUCARISTÍA Y LA VOLUNTAD DE
JESÚS DE TENER UNA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS
3.
La Cena y la institución del Nuevo Pueblo: La nueva Alianza dio
origen al nuevo Pueblo de Dios. En los relatos de la Cena
encontramos los rasgos esenciales de la comunidad mesiánica:
-Pero no sólo los elementos institucionales, sino ante todo, el suceso redentor
mismo: es el sacrificio de Cristo mismo lo que sanciona la Nueva Alianza, su
principio interior de vida. Y la comunidad participa del sacrificio redentor
mediante la comunión eucarística ("comed, ... bebed...".). La caridad es su
signo exterior.
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
III.
LA INSTITUCIÓN DE LA EUCARISTÍA Y LA VOLUNTAD DE
JESÚS DE TENER UNA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS
3.
La Cena y la institución del Nuevo Pueblo: La nueva Alianza dio
origen al nuevo Pueblo de Dios. En los relatos de la Cena
encontramos los rasgos esenciales de la comunidad mesiánica:
- Este don de Cristo, anticipado en la Cena, se realizó en la Cruz. Los
Padres han visto justamente en el simbolismo del agua y la sangre que
brotan del costado de Cristo, el signo del nacimiento de la Iglesia. (cf. San
Ambrosio). Lo recoge LG 3 y SC 5.
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
IV. RESURRECCIÓN Y PENTECOSTÉS: Momento culminante de la formación de la Iglesia.
Los acontecimientos pascuales (resurrección y Pentecostés) han
operado una transformación profunda en la comunidad de
discípulos.
La resurrección les permitió comprender en profundidad el misterio
de Jesús, que expresaron en diversas confesiones de fe (Jesús vive,
es el Mesías, etc.). En esta proclamación del Señor se fundamenta el
ser y la vida de la comunidad escatológica de salvación, de la
Ekklesia
A partir de Pentecostés el grupo de creyentes tiene la conciencia de
ser el nuevo pueblo de Dios. La Iglesia surge por la fuerza del
Espíritu Santo, se crea por la palabra de los Apóstoles, celebra la
fracción del Pan y se organiza y estructura de acuerdo a sus
necesidades
LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA POR JESUCRISTO
IV. RESURRECCIÓN Y PENTECOSTÉS: Momento culminante de la formación de la Iglesia.
1. La Resurrección y la Comunidad de discípulos.
2. Pentecostés: el tiempo de la Iglesia en el libro de los Hechos
3. La palabra apostólica.
4. Los signos apostólicos.
5. La vida de la Ekklesia
Descargar

ORIGEN Y FINALIDAD, 2