Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
Creo en un solo Dios,
Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.
Creo en un solo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios, Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
que por nosotros, los hombres, y
por nuestra salvación bajo del cielo,
y por obra del Espíritu Santo se
encarnó de María, la Virgen,
y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo
vendrá con gloria para
juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
Creo en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo recibe
una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.
Creo en la Iglesia, que es una,
santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo Bautismo
para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.
Amén.
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
•Catecismo de la Iglesia Católica, “Carta Magna”
del anuncio catequético - Antecedentes
El Año de la fe, que el papa Benedicto XVI ha
convocado para toda la Iglesia, constituye, entre
otras cosas, una ocasión espléndida para
«redescubrir los contenidos de la fe profesada,
celebrada, vivida y rezada». Para lograr este
objetivo, hemos sido invitados, como no podía ser
de otra manera, a leer y acoger los documentos
emanados del Concilio Vaticano II y el Catecismo
de la Iglesia Católica, «auténtico fruto del
Concilio»
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
•Catecismo de la Iglesia Católica, “Carta Magna”
del anuncio catequético - Antecedentes
Cuando en su día, el papa Juan Pablo II presentó
el Catecismo de la Iglesia Católica, se refirió a él
como la «carta magna del anuncio catequético».
Es un título que recoge toda la grandeza e
importancia que este documento tiene tanto para
la catequesis como para la vida de la fe. En
efecto, la originalidad del Catecismo estriba en la
exposición global, unitaria y orgánica que hace
de los contenidos de la fe.
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
• Antecedentes
Veinte años después de la conclusión del
Vaticano II, en octubre de 1985, el santo padre
Juan Pablo II convocó un sínodo extraordinario
cuyos miembros eran los presidentes de todas
las conferencias episcopales de la Iglesia
Católica. A decir verdad, el tema que estuvo
presente en el Sínodo fue la comunión como el
centro y la sustancia de la Iglesia, y como
consecuencia, la importancia de mantener la
unidad doctrinal, anunciando y defendiendo el
contenido de ciertos dogmas, que salvaguardan
al Evangelio de convertirse en una ideología.
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
• Antecedentes
Se pedía, además, la urgencia de una
interpretación auténtica y fiel del Concilio
Vaticano II en sus documentos. Se insistió
también en la necesidad de mejorar la identidad
religiosa entre los católicos.
Será en el año 1986 cuando el papa Juan Pablo II
encomendó la preparación de un proyecto de
dicho catecismo a una Comisión de cardenales y
obispos, presidida por el cardenal Joseph
Ratzinger. Un comité de siete obispos
diocesanos, expertos en teología y catequesis,
participaron en la Comisión en este trabajo.
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
• Antecedentes
Podemos decir con toda verdad que el Catecismo
es fruto de la colaboración del episcopado
católico mundial consultado durante las fases
centrales de las etapas de redacción. Además de
los obispos en sus conferencias episcopales o
sínodos, fueron consultados también los
institutos de teología y catequética.
La elaboración de este Catecismo muestra, pues,
la naturaleza colegial del Episcopado: atestigua
la catolicidad de la Iglesia».
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
•Un don para la Iglesia
Decía el Papa Juan Pablo II el 7 de diciembre
de 1992: «La Santa Iglesia de Dios se alegra hoy
porque, por singular regalo de la Providencia
divina,
puede
celebrar
solemnemente
la
promulgación
del
nuevo
“Catecismo”
presentándolo de forma oficial a los fieles de todo
el mundo». Y concluía: «Doy vivamente las
gracias al Dios del cielo y de la tierra, porque me
concede
vivir
junto
con
vosotros
este
acontecimiento de incomparable riqueza e
importancia». (Acogida generosa y agradecida del
pueblo cristiano, puesto que nos encontramos
ante un don de Dios para su Iglesia).
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
•Un don para la Iglesia
Un don rico, por los temas tratados con esmero
y profundidad; un don oportuno, dadas las
exigencias y necesidades de le época moderna
Sobre todo, se trata de un don verídico, es decir,
un don que presenta la verdad revelada por Dios
en Cristo y confiado por él a su Iglesia. No cambia
nada la doctrina católica de siempre, y a pesar de
eso, el tesoro vivo del pasado queda esclarecido y
formulado de modo nuevo. Nadie se debe sentir
ajeno,
o lejano, pues se dirige a todos los
hombres de hoy, que tienen necesidad de Cristo.
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
•Una mediación necesaria para la catequesis
El catecismo ha sido una mediación necesaria
en la catequesis como instrumento privilegiado
al servicio de la enseñanza y de la transmisión
de la fe.
1.El Catecismo y la catequesis se ordenan
esencialmente a la transmisión de la fe
(enseña lo que es común en la enseñanza de
la Iglesia Universal, no opiniones de
diferentes escuelas teológicas).
2.Quiere ofrecer la realidad de la fe cristiana
en su integridad, organicidad y autenticidad
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
•Una mediación necesaria para la catequesis
Integridad: Uno de los peligros que corre la
catequesis es a subrayar unos aspectos de la fe y a
silenciar u olvidar otros.
La organicidad: falta en la catequesis, con
frecuencia, una experiencia armónica u orgánica al
presentar la realidad cristiana de manera inconexa,
amontonada, incoherente, como si no guardase una
relación entre sí.
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
•Una mediación necesaria para la catequesis
Autenticidad: lo auténtico tiene fuerza de ley, es
autoridad, hace fe. De ahí se derivan la validez, la
legitimidad y la eficacia. «Lo reconozco –dice el
papa Juan Pablo II- como un instrumento válido y
autorizado al servicio de la comunión eclesial y
como normas segura para la enseñanza de la fe.
Además, Una buena noción de catequesis implica
la necesidad del Catecismo (Ver definición en el
Catecismo de la Iglesia Católica)
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
•Funciones del Catecismo en la catequesis
•Iniciar en la fe
•Instruye en la fe
•El Catecismo sirve de “regla de fe”
El Catecismo señala pautas para actuar o
encarnar esa fe en la vida cristiana.
•Un catecismo referente, no único ni excluyente
•Un catecismo al servicio de la inculturación de
la fe cristiana
•Un catecismo al servicio de la catequesis de
Iniciación cristiana (desarrollo de la vida
bautismal).
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
•Funciones del Catecismo en la catequesis
Para ser cristiano, se debe creer, de debe
aprender el modo de vida cristiano, por así
decir, el estilo de vida cristiano, se debe ser
capaz de rezar como cristianos y se debe en fin
acceder a los misterios y a la liturgia de la
Iglesia. Podemos afirmar que estos cuatro
elementos son más antiguos que el mismo
«catecismo», se remontan a las primeras
catequesis de la Iglesia, atestiguada por los
Padres.
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
El Catecismo introduce en lo que constituye la
identidad cristiana de los catequizandos
Hay cuatro libros en la vida de la Iglesia que crean
identidad cristiana, no solo referida a la dimensión
intelectual, sino vital y celebrativa. Junto con el
Catecismo, libro de reflexión teórica a la vez que
camino de vida, está la Biblia, libro de la memoria del
origen constituyente, el Misal, libro de la
celebración comunitaria del Misterio de Dios dado al
hombre en Cristo como su salvación, y el Breviario,
libro de las Horas o de la oración para vivir la
existencia delante de Dios como ofrenda e
intercesión por los hermanos.
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
•ORACIÓN FINAL
Que en este Año de la Fe sea el Espíritu Santo el motor y la
fuerza que dirija nuestros pasos para que no se
convierta en una celebración más, tenga trascendencia en
nuestras vidas y demos frutos en una renovación en la fe.
Que nuestra presencia sea testimonio de vida de esa sal que
renueva la presencia de Dios en el mundo que da sabor,
alegría y vida.
Que seamos presencia auténtica y busquemos nuestra
santidad y la de los demás.
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
Señor, que como la samaritana, sintamos la necesidad de
estar contigo e invitar a otros a buscar el agua viva
que mana de la fuente que eres tú.
Renueva, Señor, el gusto de deleitarnos de tu Palabra y
regálanos la gracia de saborearla para que se haga vida en
nosotros.
Que María nos lleve hacia Dios, a redescubrir que eres el
camino de salvación, y al profesar con nuestra fe
demostremos con nuestra vida que eres el Dios de amor.
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
Señor Jesús, ilumina nuestra mente para que podamos
descubrir nuevos caminos que nos lleven al estudio del
Catecismo de la Iglesia Católica, obtengamos una vivencia
de la liturgia, sacramentos, oración y así logremos el
verdadero encuentro con Cristo que vive en la Iglesia.
Por las familias, para que sientan la necesidad de buscarte
como el centro de sus vidas.
Bendícelos, Señor y auméntales su fe.
Parroquia Nuestra Señora del Carmen
Benidorm
Por su santidad, Benedicto XVI, los obispos, sacerdotes,
almas consagradas y laicos comprometidos para que fieles
a la misión y con la ayuda de tu gracia sepamos responder
con fidelidad a la fe en las pruebas y dificultades que se nos
presentan.
Queremos darte gracias porque por la fe podemos
reconocer en quienes nos piden nuestro amor, el rostro de
Cristo resucitado, que nos compromete a cada uno a
convertirnos en un signo vivo de su presencia en el mundo.
Haznos testigos de la fe. Amén.
Descargar

Diapositiva 1