Enero 2013
Dios nos llamó a levantar una Iglesia en el área de
Garland-Dallas-Mesquite a finales del año 2004.
Una iglesia multinacional con servicios en español
y estudios y enseñanzas multilingües (en Ingles y
Español por ahora)
El Renuevo no es una iglesia más, sino es parte de
la Iglesia de Cristo, y no pretende permanecer
aislada sino funcionar en relación con las iglesias
establecidas en el área.
Reconocemos la necesidad de ayudarnos
mutuamente bajo la Cabeza (Cristo) para
alcanzar nuestra meta común: “Manifestar a
Cristo en la Tierra”.
De acuerdo a Efesios 4:11-16 tenemos como meta
el capacitar y equipar a cada miembro para que
pueda:
Crecer a la estatura de Cristo
Ejercer el propósito dado por Dios a su vida, siendo
capacitado por el Espíritu Santo y los dones
espirituales
Dar fruto abundante agradable a Dios (Amor, gozo,
paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,
mansedumbre y templanza)
Funcionar como cuerpo unido, cada miembro de
acuerdo a su función propia y en amor, para el
crecimiento propio de cada miembro y del
cuerpo
Hacer discípulos para Cristo
Dios nos ha llamado para ser una Iglesia
misionera, trabajando arduamente en
enseñar al hombre que Dios es la respuesta a
todas sus necesidades:
Espirituales: Dios es nuestro salvador
Económicas: Dios es nuestro proveedor
Vacío: Dios llena nuestro vacío y cubre nuestra
soledad
Sociales: Dios es nuestro consuelo, compañía,
seguridad y justicia
Seguridad: Dios es nuestra fortaleza y nuestro
auxilio, nuestro castillo y quien pelea
nuestras batallas
Enfermedad: Dios es nuestro sanador
Prisión: Dios es nuestro libertador y restaurador
Vicios: Dios es nuestra respuesta siendo El la mejor
antidroga
Religiosas: Dios es mas que religión porque en El
encontramos una relación, Dios es el vínculo de
unión entre los que nos llamamos sus hijos.
Herencia: Dios nos da el derecho de ser llamados
herederos y coherederos con Cristo de todas las
cosas en su Reino
Unidad: Dios es uno y es su deseo que seamos uno
con El
El Renuevo (Jeremías 23.5-6)
He aquí, vienen días--declara el SEÑOR-- en
que levantaré a David un Renuevo justo; y El
reinará como rey, actuará sabiamente, y
practicará el derecho y la justicia en la
tierra.
En sus días será salvo Judá, e Israel morará
seguro; y este es su nombre por el cual será
llamado: "El SEÑOR, justicia nuestra."
El nombre de la Iglesia tiene que ver con
nuestro llamado como hijos de Dios,
manifestar a Cristo en la tierra.
En el libro de Zacarías encontramos la
siguiente escritura: Zacarías 6.12-13
Y háblale, diciendo: "Así dice el SEÑOR de los
ejércitos: 'He aquí un hombre cuyo nombre
es Renuevo, porque El brotará del lugar
donde está y reedificará el templo del
SEÑOR.
'Sí, El reedificará el templo del SEÑOR, y El
llevará gloria y se sentará y gobernará en su
trono. Será sacerdote sobre su trono y habrá
consejo de paz entre los dos oficios."
Este es el hombre que es ungido por Cristo y es
uno con El. “Cristo en nosotros la esperanza
de gloria” es el hombre formado por muchos
miembros, quien mostrará la gloria de Dios al
mundo manifestándose en su semejanza
“Porque el anhelo profundo
de la creación es aguardar
ansiosamente la revelación
hijos de Dios.”
de los
El lugar de la Iglesia El Renuevo está
estratégicamente en la esquina de tres
grandes ciudades de alta población hispana,
Garland, Mesquite y Dallas.
Reconocemos el día Domingo como el primer día
de la semana y es cuando tenemos nuestra
reunión como cuerpo, para dar gracias a Dios por
sus bendiciones recibidas en la semana y darle
las primicias de la que comienza.
Servimos primeramente al grupo hispano por lo
que los servicios son en español.
La instrucción de nuestros jóvenes y niños es
esencial para forjar a los hombres y mujeres del
mañana, formando una sociedad sana, fuerte,
sabia, amante de Dios y respetuosa de su
prójimo.
Nuestra iglesia dedica tiempo y recursos para la
formación de nuestros jóvenes y niños con
enseñanzas y sana diversión.
Somos cuidadosos de permanecer en la sana
doctrina como lo indica el Apóstol Pablo, no
estando solos en nuestra propia manera de
interpretar las Escrituras.
Tenemos relación como moderadores doctrinales y
de apoyo ministerial a:
Iglesia Visión y Restauración - San Antonio, TX
Pablo y Tere Aguiar
Iglesia El Lugar de su Presencia - Plano, TX
Marco y Debbie Romero
MMA Mesquite Minister’s Association - Mesquite, TX
AHEM Alianza Hispana Evangélica del Metroplex
DFW, TX
Dios es uno: Un Dios manifestado en tres
personas, sin distinción en gloria, poder y
majestad. En unidad perfecta de
pensamiento y acción. Indivisible.
Dios Trino:
Padre – El fiel y Verdadero, El Todopoderoso, Omnipotente,
Omnipresente, Omnisciente, El gran YO SOY
Jesucristo – El Verbo, El Alfa y la Omega, Principio y Fin,
Manifestado como Hombre perfecto en la tierra, nacido de
María virgen por poder del Espíritu Santo. Ofreció su vida
voluntariamente en sacrificio por nuestros pecados, siendo
a la vez sacerdote y ofrenda se dio en redención suficiente
para tener abierto el camino al Padre. No hay otra
salvación fuera de El. Vendrá de nuevo (se manifestará)
para juzgar vivos y muertos y su reino no tendrá fin.
Espíritu Santo: La tercera persona de Dios, no una fuerza o
poder, sino con toda fuerza y poder de Dios. Consolador
dado a los hombres por el Hijo hasta que El venga de
nuevo. Quien capacita y enseña de la misma forma que
Jesucristo y habita en nuestros corazones.
Escritura: Inspirada por Dios y útil para toda enseñanza, para
mostrar al hombre su necesidad de Dios y para edificar
nuestras vidas de acuerdo a Dios. No se contradice. Es viva
y eficaz en cualquier tiempo y lugar.
Hombre: Creado por Dios a su imagen. Los creó hombre y
mujer. El hombre cayó de su superior posición en la
creación por pecado de desobediencia. Por si mismo no
puede alcanzar redención. Es incompleto sin Dios.
Salvación y Señorío: Dios estableció una sola salvación en
redención por sangre (que es vida) que consiste en recibir
al Cordero de Dios (Jesucristo) en nuestros corazones,
reconociéndole como Señor y suficiente salvador. La
salvación es por gracia y no por obras. No se adquiere por
favores o sacrificios y no se puede comprar. No hay otra
salvación dada a los hombres que la obra de Jesucristo en
la cruz. Jesucristo es el Camino, la Verdad y la Vida.
Resurrección: Creemos en la resurrección de los muertos.
Cada uno ha de presentarse en cuerpo delante de Dios en
Juicio. Jesús fue el primero en experimentar la
resurrección para no morir nunca más. Nosotros recibimos
esta resurrección en nuestros espíritus y será manifestada
en nuestro cuerpo al manifestarse El. Estamos vivos
porque El está vivo. Tenemos Hoy su resurrección.
La Iglesia: Es el cuerpo de Cristo, quien es la Cabeza. La
Iglesia está en el mundo para mostrar la santidad y justicia
de Dios hasta que El mismo se manifieste. Una sola
entidad con Israel “de ambos pueblos hizo uno solo”. Es la
niña de los ojos de Dios. Es la esposa siendo ataviada y
preparada por el Espíritu Santo para ser desposada con el
Esposo quien viene pronto. Solo hay una sola Iglesia, como
hay solo una fe, un solo Dios y un único Salvador. Tiene un
llamado urgente a la unidad en estos últimos tiempos.
Bautismos:
Bautismo en agua
Bautismo del Espíritu Santo
Bautismo en Fuego
Bautismo en agua – para limpieza y arrepentimiento. Señal
visible a los hombres y al mundo espiritual de nuestra
confesión de fe de recibir a Cristo como Señor y Salvador.
Bautismo del Espíritu Santo – para capacitar a los creyentes
para la obra, manifestar el don de hablar diversas lenguas
y los dones espirituales para edificación del cuerpo de
Cristo. Para adquirir entendimiento de las Sagradas
Escrituras. Para desarrollar el fruto del Espíritu.
Bautismo en fuego – para purificación y erradicación del
pecado y la iniquidad en el hombre. Obra del Espíritu
Santo. Es experimentado cada día en la vida de los
creyentes que desean ser santos. Para cumplir el mandato:
“sed santos, como vuestro Padre que está en los cielos es
Santo”. Para ir de gloria en gloria hasta alcanzar la
estatura del Varón Perfecto. Cristo hará la obra de
purificación permanente en Su día, quitando todo vestigio
de iniquidad y pecado.
Santa cena: En recuerdo de la obra del Señor y conmemorada
varias veces al año con pan (Su cuerpo quebrantado) y vino
(Su sangre derramada). Memorial de su sufrimiento y
muerte. Anuncio de su segunda venida.
Sanidad y milagros: Creemos que el Espíritu Santo obra hoy
en día de la misma manera que fue al principio. Su obra
milagrosa no ha cesado y sigue siendo bendición a la
Iglesia. Creemos en la sanidad a través de la oración y de
la imposición de manos.
Unción: Separación y santificación de los santos para la obra
del ministerio conforme le haya sido dado a cada uno.
Todo creyente debe ser ungido. La unción no es salvación
ni es muestra de que alguien es salvo. La unción para
dones es irrevocable.
Perdón: Todo creyente es perdonado si confiesa sus pecados y
se arrepiente de corazón. 1 Juan 1:9. Este perdón es de
limpieza y es diferente del perdón para salvación que solo
se debe hacer una vez.
Restauración de los creyentes: Si alguno que ha sido ungido
o que ejerce el ministerio cayere en pecado moral,
creemos que puede ser restaurado totalmente pasando por
un tiempo de disciplina. La Iglesia y los miembros deben
ser su hospital y el Espíritu Santo su médico. Requiere
mucho amor, paciencia y tiempo.
Disciplina: Todo creyente que se aparta de las normas
espirituales o morales tiene que pasar por disciplina de
acuerdo a la Palabra para que pueda ser restaurado. Los
ancianos de la Iglesia son capacitados por la unción del
Espíritu y son quienes determinan la forma y duración de
la medida de disciplina.
Fundamento: Cristo es nuestro único y
verdadero fundamento, la Roca firme donde
se sostiene toda obra. Este fundamento
permanece inconmovible para siempre.
1 Sam 44.8, 1 Sam 26.4, Mt 7.24-25
Cuatro Columnas:
Asentadas firmemente en la Roca.
Adoración
Diezmo y Ofrendas
Misiones
Enseñanza
Adoración – Nuestra Comunión. Nos lleva a
intimar con Dios, a establecer una
relación de Padre a hijo, de Señor a
siervo, de Dios a sacerdote. Adoración,
oración, alabanza y la Palabra van juntas
y son las formas de comunicación con
Dios.
Alabanza (lo que Dios hace) Cantos de jubilo y
gozo, expresión de agradecimiento por sus
bondades, su salvación, su sanidad, su libertad.
Sal 100.4
Adoración (Quien Dios es) Cantos que expresan
nuestro amor y hablan de su amor y de su
grandeza. Expresión de sumisión y abnegación.
Dios responde cuando nosotros le adoramos
viniendo a nosotros. Rev 5.8-14
Cántico Nuevo (Siendo uno con El) Plenitud en
contemplación en cánticos espirituales o en
silencio. Dios y nosotros como uno solo en una
expresión de adoración sublime y santa. Sal 40.3
Diezmos y Ofrendas – Nuestra bendición.
Llenar nuestros graneros, tener libertad
económica.
Diezmos
y
Ofrendas
Diezmos – Nuestras primicias. Presentando el todo
en una parte (diezmo) para que tanto la parte
(diezmo) como lo que nos queda, sean
bendecidos y multiplicados, viniendo a ser la
suma de las dos partes después de ser
bendecidas, mucho mayor que el todo. Es
nuestra acción de fe en que Dios es nuestro
proveedor. Lucas 9.16 (multiplicación de los
peces)
Ofrendas – Muestra voluntaria de agradecimiento a
Dios por sus bondades recibidas. Ex 35.29
Graneros – Nuestra oportunidad de ser bendición a
otros, comenzando con nuestra casa. Pro 3.9-10
Misiones – Nuestra oportunidad. Principio
de siembra y cosecha. Se siembra en fe,
Dios obra en esperanza dando vida y
crecimiento a lo sembrado y se cosecha
abundante fruto al treinta, sesenta y
ciento por uno, en amor. Deut 24.19-22 Deut 26.12-13 – Sal 126.6
Siembra – Semillas: Amor, misericordia, paz gozo,
dinero, bienes, amistad, compañerismo,
enseñanza.
Misiones – Donde sembramos
Locales: Miembros de la Iglesia y sus familias y
amistades. Otras iglesias con el mismo propósito.
Regionales: Ayuda y apoyo a Iglesias y ministerios en
lugares y comunidades cercanas
Mundiales: Ayuda y apoyo a Iglesias y ministerios en
otros países.
Cosecha – Extender el Reino de Dios siguiendo el
mandato en Marcos 16.15 “id por todo el mundo
y predicad el evangelio a toda criatura”.
Enseñanza – Nuestra esperanza. La Iglesia está
llamada a ser luz a las naciones y sal de la
tierra. En la creación, la primer obra de Dios fue
manifestar su luz y separar la luz de las
tinieblas. Gen 1.3-5
Las tinieblas son sinónimo de incredulidad, falta de sabiduría
y entendimiento, necedad, terquedad, sabiduría humana
que es terrenal y diabólica.
Al ser nosotros luz de la tierra, estamos trayendo la sabiduría
de Dios que es Cristo. Job capítulo 28. “El temor a
Jehová es sabiduría, y apartarse del mal, inteligencia”
El pueblo de Dios es asimismo destruido por falta de
conocimiento, sabiduría y entendimiento. Oseas 4.6
Nosotros como sacerdotes, tenemos la comisión de enseñar al
pueblo para que no perezca, para preparar una Iglesia
santa, pura, sin mancha y sin arruga, para la venida del
Señor.
“Y el dio a algunos ser apóstoles, a otros profetas, a otros
evangelistas, a otros pastores y maestros a fin de
capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la
edificación del cuerpo de Cristo” Efe 4.11-16.
Predicaciones – Dadas en las reuniones generales
de la Iglesia, enseñando el mensaje e instrucción
de Dios para la Iglesia local.
Estudios Bíblicos – Dados en la Iglesia y en las casas
de los miembros abiertas para tal propósito.
Para mostrar las maravillas y los misterios de
Dios. Para enseñar lo que El espera de nosotros y
para conocer nuestras responsabilidades y
derechos.
Seminarios – Dados en la Iglesia y en lugares
especiales. Para el cuerpo local y regional.
Enseñanzas de edificación espiritual, moral y
social.
Ministro: Cristo es el ministro, de El mana toda
capacitación y dirección para quienes El unge.
Efesios 4.11 “Y el dio...” nos habla que es Cristo
quien lo hace. Ningún ministro que funcione en
algún ministerio debe ser levantado por
hombres, sino por Cristo, para gloria y honra de
Dios solamente.
En El están escondidos los misterios.
En El están formados los ministerios.
Sin El, no hay ministerios ni ministros.
Sin El, ningún ministerio o ministro puede
funcionar.
Su ministerio está basado en: Juan 16.8-11
Santidad – Justicia - Juicio
Ministerios: La Iglesia tiene tres ministerios
basados, fundados y capacitados por el ministro
que es Cristo. Estos ministerios funcionan en
total armonía. Para que la Iglesia funcione,
deben estar todos presentes
Sacerdotal
Gobernante
Profético
Ministerio
Sacerdotal
Gobernante
Profético
Unción
Fe
Amor
Esperanza
Ministros Ungidos
Funciones
Salmistas
Intercesores
Apóstoles
Pastores
Profetas
Evangelistas
Adoración
Intercesión
Liberación
Misericordia
Milagros
Señales
Batallas
Limpieza
Pastores
Ancianos
Diáconos
Apóstoles
Consuelo
Guía
Aliento
Orden
Disciplina
Ejemplo
Maestros
Evangelistas
Profetas
Maestros
Crecimiento
Entendimiento
Revelación
Doctrina
Consuelo
Dirección
paz
Meta: La iglesia tiene una sola meta o propósito:
Manifestar a Cristo en la tierra.
“Porque el anhelo profundo de la creación es
aguardar ansiosamente la revelación de los hijos
de Dios.” Romanos 8.19
“Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha
manifestado lo que habremos de ser. Pero
sabemos que cuando El se manifieste, seremos
semejantes a El porque le veremos como El es.”
1 Juan 3.2
“a quienes Dios quiso dar a conocer cuáles son las
riquezas de la gloria de este misterio entre los
gentiles, que es Cristo en vosotros, la esperanza
de la gloria.” Colosenses 1.27
Somos hechos a la imagen del verdadero, esto es, con
una verdadera imagen que no es la presente, sino a la
semejanza de Cristo en gloria.
Dios concibió hacer al hombre conforme a su imagen y
semejanza.
A su imagen lo FORMO – y lo ha FORJADO a su
semejanza.
Cristo es la cabeza y la Iglesia es su cuerpo manifestado
en la tierra. De tal manera que siendo uno con El:
Vemos al Padre - Juan 14.8-9
Tenemos comunión con el Padre - Juan 17.21
Vemos los sellos desatados y el libro abierto - Rev.
capítulo. 5
Enseñamos al Pueblo toda verdad.
La clave es vernos como somos, uno con El. Si no
podemos ver esto no podremos ver que junto con
El haremos mayores cosas que las que El hizo
cuando vino a morar entre nosotros. Juan 14.12
Descargar

Iglesia El Renuevo