LECCIÓN 13
DISPENSACIÓN DE LA IGLESIA
El vocablo iglesia se deriva del gr. eklesia, cuyo significado
es “asamblea”, es decir, un conjunto de creyentes. Del
inglés la palabra church, deviene del gr. kirios que significa
“el Señor”
TIEMPO: Desde el derramamiento del Espíritu Santo hasta
el arrebatamiento.
SU ESTABLECIMIENTO:
La iglesia nació en la mente de Dios, desde la fundación
del mundo.
Ef. 1.4-5: 3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor
Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los
lugares celestiales en Cristo, 4 según nos escogió en él antes de la
fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha
delante de él, 5 en amor habiéndonos predestinado para ser
adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro
afecto de su voluntad.
Ef. 3.9: Y de aclarar a todos cuál sea la dispensación del misterio
escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas.
PROPÓSITOS FUNDAMENTALES DE LA IGLESIA
1. Alabar al Señor, Ef. 4.6: Para alabanza de la gloria de su
gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado.
2. Dar a conocer al mundo y a las huestes satánicas las
muchas formas de la sabiduría de Dios, Ef. 3.10: Para que la
multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio
de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales
Jesucristo la promueve antes de su Sacrificio en la cruz del
Calvario.
Mt. 16.13-20: 13 Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo,
preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que
es el Hijo del Hombre? 14 Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista;
otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas. 15 El les
dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? 16 Respondiendo Simón
Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. 17 Entonces
le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás,
porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en
los cielos.
18 Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca
edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra
ella. 19 Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que
atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares
en la tierra será desatado en los cielos. 20 Entonces mandó a sus
discípulos que a nadie dijesen que él era Jesús el Cristo.
Pablo recibe la revelación de la iglesia.
Ef. 3.5-7: 5 Misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a
los hijos de los hombres, como ahora es revelado a sus santos
apóstoles y profetas por el Espíritu: 6 que los gentiles son
coherederos y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la
promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio, 7 del cual yo fui
hecho ministro por el don de la gracia de Dios que me ha sido dado
según la operación de su poder.
Ro. 15.13-20: 13Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz
en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu
Santo. 14Pero estoy seguro de vosotros, hermanos míos, de que
vosotros mismos estáis llenos de bondad, llenos de todo
conocimiento, de tal manera que podéis amonestaros los unos a los
otros
15 Mas os he escrito, hermanos, en
parte con atrevimiento, como para
haceros recordar, por la gracia que de
Dios me es dada 16 para ser ministro
de Jesucristo a los gentiles,
ministrando el evangelio de Dios, para
que los gentiles le sean ofrenda
agradable, santificada por el Espíritu
Santo. 17 Tengo, pues, de qué
gloriarme en Cristo Jesús en lo que a
Dios se refiere.
Establecida por el Espíritu Santo.
1ª. Cor. 12.12-13: 12 Porque así como el cuerpo es uno, y tiene
muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo
muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo. 13 Porque por un
solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o
griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un
mismo Espíritu.
Ef. 2.20-22: 20 edificados sobre el fundamento de los apóstoles y
profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, 21
en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un
templo santo en el Señor; 22 en quien vosotros también sois
juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.
Integrada tanto por judíos como por gentiles,
que vienen a formar el cuerpo de Cristo.
Ef. 2:12,16 12 En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la
ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin
esperanza y sin Dios en el mundo. 16 y mediante la cruz reconciliar
con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las
enemistades.
Ef. 3:6 Que los gentiles son coherederos y miembros del mismo
cuerpo, y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del
evangelio.
OBJETIVO PARA LA QUE FUE ESTABLECIDA
Crecer en cantidad y calidad a través de los privilegios y
ministerios.
Hech. 6:1-7 3 Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete
varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría,
a quienes encarguemos de este trabajo. 4 Y nosotros persistiremos
en la oración y en el ministerio de la palabra. 5 Agradó la propuesta
a toda la multitud; y eligieron a Esteban, varón lleno de fe y del
Espíritu Santo, a Felipe, a Prócoro, a Nicanor, a Timón, a Parmenas,
y a Nicolás prosélito de Antioquía; 6 a los cuales presentaron ante
los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos. 7 Y crecía
la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba
grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes
obedecían a la fe.
Ef. 4:11,16 11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros,
profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros. 16 de
quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las
coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de
cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.
CARACTERÍSTICAS
1. Luz.
2. Sal.
3. Embajadora.
1. Luz en la tierra.
Mat. 5.14-16: 14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad
asentada sobre un monte no se puede esconder. 15 Ni se
enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el
candelero, y alumbra a todos los que están en casa. 16 Así
alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean
vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está
en los cielos.
Fil. 2.15-16: 15 Para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de
Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa,
en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; 16
asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda
gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado.
2. Como la sal.
Mat. 5.13: Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se
desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino
para ser echada fuera y hollada por los hombres.
3. Embajadora de Dios.
2ª. Cor. 5.20: Así que, somos embajadores en nombre de Cristo,
como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en
nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.
Fil. 3.20: Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde
también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo.
SIMBOLOGÍA
* Representa una familia.
1 Tim. 3.15: Para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la
casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte
de la verdad.
Ef. 2.19: Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino
conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios.
* Un templo.
1ª. Cor. 3.16-17: 16¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el
Espíritu de Dios mora en vosotros? 17Si alguno destruyere el
templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el
cual sois vosotros, santo es.
Ef. 2:20-22 20 edificados sobre el fundamento de los apóstoles y
profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, 21
en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un
templo santo en el Señor; 22 en quien vosotros también sois
juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.
*Un cuerpo.
1ª. Cor. 12.12-28: 12 Porque así como el cuerpo es uno, y tiene
muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo
muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo. 13 Porque por un
solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o
griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un
mismo Espíritu. 14 Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino
muchos. 15 Si dijere el pie: Porque no soy mano, no soy del cuerpo,
¿por eso no será del cuerpo? 16 Y si dijere la oreja: Porque no soy
ojo, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo? 17 Si todo el
cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo fuese oído,
¿dónde estaría el olfato? 18 Mas ahora Dios ha colocado los
miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como él quiso. 19 Porque
si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo? 20 Pero
ahora son muchos los miembros, pero el cuerpo es uno solo. 21 Ni
el ojo puede decir a la mano: No te necesito, ni tampoco la cabeza
a los pies: No tengo necesidad de vosotros.
22 Antes bien los miembros del cuerpo que parecen más débiles,
son los más necesarios; 23 y a aquellos del cuerpo que nos
parecen menos dignos, a éstos vestimos más dignamente; y los
que en nosotros son menos decorosos, se tratan con más decoro.
24 Porque los que en nosotros son más decorosos, no tienen
necesidad; pero Dios ordenó el cuerpo, dando más abundante
honor al que le faltaba, 25 para que no haya desavenencia en el
cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los
otros. 26 De manera que si un miembro padece, todos los
miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos
los miembros con él se gozan. 27 Vosotros, pues, sois el cuerpo de
Cristo, y miembros cada uno en particular. 28 Y a unos puso Dios
en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero
maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan,
los que ayudan, los que administran, los que tienen don de
lenguas.
*Una esposa.
2ª. Cor. 11.2: Porque os celo con celo de Dios; pues os he
desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen
pura a Cristo.
Ef. 5.27: A fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa,
que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese
santa y sin mancha.
Apoc. 19.7-9: 7 Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria;
porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha
preparado. 8 Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino,
limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas
de los santos. 9 Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los
que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo:
Estas son palabras verdaderas de Dios.
FIN: EL CIELO
• Será levantada o sacada de la tierra para recibir al Señor
en el aire.
1ª. Tes. 4.13-17: 13 Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis
acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los
otros que no tienen esperanza. 14 Porque si creemos que Jesús
murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que
durmieron en él. 15 Por lo cual os decimos esto en palabra del
Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la
venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. 16 Porque
el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con
trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos
en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que vivimos,
los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con
ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos
siempre con el Señor.
1ª. Cor. 15.51-57: 51 He aquí, os digo un misterio: No todos
dormiremos; pero todos seremos transformados, 52 en un
momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque
se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados
incorruptibles, y nosotros seremos transformados. 53 Porque es
necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto
mortal se vista de inmortalidad. 54 Y cuando esto corruptible se
haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de
inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita:
Sorbida es la muerte en victoria. 55 ¿Dónde está, oh muerte, tu
aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? 56 ya que el aguijón de
la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. 57 Mas gracias
sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro
Señor Jesucristo.
• Mientras que en la tierra se desatará la Gran
Tribulación, la novia estará en las nubes con el fin de:
• Recibir galardones por su trabajo.
•Casarse con el Novio.
• Vendrá con su Esposo a la tierra al final de la Gran
Tribulación.
Hech. 1.11-12: 11 los cuales también les dijeron: Varones galileos,
¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido
tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al
cielo. 12 Entonces volvieron a Jerusalén desde el monte que se
llama del Olivar, el cual está cerca de Jerusalén, camino de un día
de reposo.
Mt. 24.30: Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el
cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al
Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran
gloria.
Zac. 14.5: Y huiréis al valle de los montes, porque el valle de los
montes llegará hasta Azal; huiréis de la manera que huisteis por
causa del terremoto en los días de Uzías rey de Judá; y vendrá
Jehová mi Dios, y con él todos los santos.
Col. 3.4: Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces
vosotros también seréis manifestados con él en gloria.
1ª. Tes. 3.13: Para que sean afirmados vuestros corazones,
irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida
de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos.
Jud. 14: De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán,
diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares.
La iglesia fue fundada por nuestro Señor Jesucristo, quien
la mencionó por primera vez, cuando dice de sí mismo:
Mat. 16.18: …y sobre esta roca edificaré mi iglesia.
La iglesia comienza con el derramamiento del Espíritu
Santo:
Hech. 7.38: Este es aquel Moisés que estuvo en la congregación en
el desierto con el ángel que le hablaba en el monte Sinaí, y con
nuestros padres, y que recibió palabras de vida que darnos.
Hech. 19.32,39 32 Unos, pues, gritaban una cosa, y otros otra;
porque la concurrencia estaba confusa, y los más no sabían por
qué se habían reunido. 39 Y si demandáis alguna otra cosa, en
legítima asamblea se puede decidir.
Culminará el propósito para el que fue establecida con
el rapto o levantamiento.
1ª. Tes. 4.13-17: 13 Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis
acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los
otros que no tienen esperanza. 14 Porque si creemos que Jesús
murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que
durmieron en él. 15 Por lo cual os decimos esto en palabra del
Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la
venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. 16
Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y
con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en
Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que vivimos, los
que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos
en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos
siempre con el Señor.
Hasta aquí la lección 13