Santa María Madre de Dios
Números 6,22-27 Bendición para los Israelitas.
Salmo 66 El Señor tenga piedad y nos bendiga
Gálatas 4, 4-7 Dios envió a su Hijo nacido de una mujer
Lucas 2,16 – 21 A los ocho días le pusieron por nombre Jesús.
Santa María Madre de Dios. Señor Dios,
que por la maternidad virginal de María
diste al género humano el don de la
salvación eterna, concédenos sentir la
intercesión de aquélla por quien
recibimos al autor de la vida, Jesucristo,
Señor nuestro, que vive y reina contigo.
Amén.
En María la Virgen recibimos al Autor de la Vida
Madre con muchos nombres
La santísima Virgen María se ha
dado a conocer en todas partes
y en las más diversas maneras.
Ella, al igual que nuestras
madres, tiene diversos
nombres, pero todas son
madres y cumplen un papel
esencial en la vida humana.
La Virgen en cada
pueblo o ciudad tiene un
nombre propio, pero en todos
se dice de Ella, que es la Madre
de Cristo y Madre nuestra.
Ninguna compite ni opaca a la
otra, todo lo contrario, en esa
“Advocación” nos empuja a
tener más y mejor fe.
Bendita sea tu pureza
y eternamente lo sea,
pues todo un Dios se recrea
en tan graciosa belleza.
En María la Virgen recibimos al Autor de la Vida
Maternidad divina de María
Hoy celebramos el comienzo del año civil. ¡Feliz
año para todos! También celebramos la Jornada
de oración por la paz y la Maternidad divina de la
Virgen María.
Pero hoy estaremos mirando lo que dijo el Concilio
de Éfeso (431) declarando como Dogma de fe a
María como madre de Jesucristo. Ella dio la
naturaleza humana Cristo. Hoy en día el Concilio
vaticano II recuerda a Éfeso en Lumen Gentium 66.
Ser Madre en el sentido natural significa dar origen
a un ser vivo por medio de la generación. Por eso
María no da a su hijo el ser divino, pues eso le
pertenece darlo al Padre Dios. Entonces si María
es la Madre del hombre Jesús, al mismo tiempo, la
Madre del Hijo de Dios encarnado.
En María la Virgen recibimos al Autor de la Vida
La grandeza de María …
Radica y está centrada en su maternidad.
Son 25 veces que el Nuevo testamento llama
a María madre del Señor (o de Jesús) Desde
esa maternidad divina podemos hablar de
Inmaculada, Corredentora, Asunta,
Mediadora, y madre espiritual de la Iglesia.
Cuando María acepta ser Madre lo hace en
medio de un acto de fe y de obediencia con
plena libertad. Es decir, se convierte en
Madre primeramente por la fe. De ahí que su
prima Isabel la llame dichosa, pues ha creído
en la Palabra de Dios.
María, Madre ruega por
nosotros.
Podemos también hablar de esa maternidad
espiritual sobre la Iglesia. Ella cooperó a la
formación de la Iglesia con Cristo. María
influye maternalmente en el caminar
histórico de la comunidad de fe, desde
Pentecostés al fin de los tiempos. La
invocamos, entonces, como Abogada,
Auxiliadora, Socorro, Mediadora.
En María la Virgen recibimos al Autor de la Vida
En María Dios se encuentra con el hombre
El Hijo de Dios se hace hombre para que los hombres se conviertan en hijos de
Dios. Frase sublime, hermosa y llena de mucho amor por parte de Dios para con
todos nosotros. Esto se hace realidad en el puente que une a Dios con el mundo
y es, nada menos, que la Santísima Virgen María. La maternidad de María es un
servicio a toda la humanidad.
Viene a Ser Cristo Jesús quien ilumina toda esta acción de la Virgen María. Por la
luz de Cristo podemos ver a María Madre.
No olvidar que María para la Iglesia es …
Miembro.. La encontramos en Pentecostés orando en medio
de la comunidad a la espera del Espíritu Santo.
Modelo. María está llena de virtudes que sirve de ejemplo
para los demás miembros de la Iglesia. En santidad y
fecundidad salvadora.
Madre. Madre de Cristo y Corredentora.
Padre Marcelo Rivas S.
En María la Virgen recibimos al Autor de la Vida
Descargar

Diapositiva 1