F-5
II.
MARÍA Y JORDÁN
Francisco MARÍA de la Cruz
Jordán, era particularmente
devoto de María Santísima. Era un
verdadero y fiel hijo de María,
como veremos.
Por eso se puso el nombre de
….“María”…
Comentan varios testigos, que: “Era
una escena conmovedora verlo de
rodillas delante de la imagen de la
Virgen de los Dolores, en la capilla
lateral de la Casa Madre. Con gran
insistencia imploraba el auxilio y la
protección de la bondadosa Madre de
Dios”.
Consideremos tres aspectos:
1.- María y las fundaciones.
2.- Oraciones y devociones a María
3.- La imitación de la Virgen
1.- María y las fundaciones.
"En la fiesta de la Inmaculada
Concepción de la Virgen María, reina de
los Apóstoles, tuvo su origen nuestra
pequeñita sociedad (minima societas)”
(Carta circular en el 1º aniversario de la Fundación, 8 dic. 1882).
"Hace 12 años estuvimos reunidos en la capilla
donde murió Sta. Brígida y allí dio comienzo
privadamente nuestra obra" (Jordán 8 dic.1893).
Pero ya antes había pensado muchas veces en el
proyecto de Dios y cómo llevarlo adelante:
"Después de la Sta. Misa
experimenté gran consuelo por la
obra en proyecto”. 28 de marzo de 1879." (DE I 11,63).
Esta experiencia tuvo en la fiesta de la Anunciación
(Vocación de María a ser madre del Señor)
reflejo de su propia vocación.
También Hartmann, un seminarista
diácono alemán, comenta que “nos
unimos en la oración ante Dios y ante la
B. Virgen María para la realización del
plan fundacional en diciembre de 1880,
en el altar de la Virgen del Perpetuo
Socorro de los Redentoristas".
Hartmann puso resistencia, aunque más
tarde se arrepentiría de ello.
(siempre en fiesta de la Virgen)
“Cuando en cierta ocasión, en un sueño, me
perseguían gran cantidad de personas por
algún motivo y yo huía, se me apareció
María con el Niño Jesús en brazos en
medio de un bellísimo resplandor y me miró
amablemente (con una cariñosa sonrisa). Yo
al verla caí de rodillas, dispuesto a
entregarme a los perseguidores”.
Con frecuencia, incluso antes de la
fundación, viajó Jordán al Santuario de
María Einsiedeln en Suiza, donde
redactó la regla sobre el Apostolado,
llenándose de lágrimas de consuelo al
sentir que era inspirada y que había
acertado a concretar lo que pensaba.
También mejoró el resto de las reglas
(de la SCI).
En hojas volantes resalta que está
pensando fundar: "La Sociedad
Apostólica Instructiva, bajo la
protección de la Virgen María,
Reina de los Apóstoles“.
La estampa favorita de Jordán era la
Virgen María con los Apóstoles y las
santas mujeres en el Cenáculo el día de
Pentecostés.
Pentecostés fue la fiesta principal de la
SCI, pues era el Espíritu santo el que
había contribuido a darle un estilo más
claro y concreto.
Como fiestas marianas destaquemos
las fiestas de María: Reina de los
Apóstoles y la fiesta de “Mater
Salvatoris”.
En la fiesta de la Asunción de María,
escribió a Teresa von Wüllenwever:
"Por fin puedo comunicarle que estoy
casi decidido a fundar otra
congregación femenina, pues por
desgracia las otras Hermanas se han
separado de nosotros.
Añade: La Congregación podría llamarse:
"Hermanas de la Misericordia de María
Auxiliadora", (es decir, estar bajo la protección de María).
En las futuras fundaciones,
normalmente siempre escogió
fiestas marianas para las
inauguraciones.
“Tenemos necesidad de su
asistencia en las muchas y
diversas recientes
fundaciones”.
También Teresa von Wüllenweber,
como Jordán, se puso el nombre de
María de los Apóstoles
Jordán dijo alguna vez, que María
Inmaculada “era la auténtica
fundadora de la Sociedad“.
Casi al final de sus días, seguía pensando Jordán en
fundar otra congregación por el bien de la Iglesia:
“Por la gloria de Dios y la salvación de las
almas, funda con la ayuda de Dios la
Sociedad, en honor de la Inmaculada Virgen
María.
Señor, ayúdame. Confiando en ti, estoy
preparado para todo. Salvador, que te hiciste
hombre por nosotros, levántate y ven en mi
ayuda con mano poderosa. Madre de Dios: ¡sé
mi poderosa protectora y ayúdame!”
(24-3-1905 Vigilia de la Anunciación)
Hasta aquí se trata de “hechos
fundacionales”.
Pero son incluso mucho más
importantes los que se refieren a la
devoción personal de Jordán hacia
María, y la imitación de sus virtudes.
Veamos algunos de sus textos:
2.- Oraciones y devociones a María
“Ante todo debemos asistir
piadosamente a las devociones
públicas en la capilla.
También privadamente. Ninguno deje
de venerar a la Virgen durante este
mes, en la medida de sus
necesidades, principalmente mediante
la meditación”.
“Fuera de esto, tanto en las devociones
públicas como en las particulares, cada
uno debe pedir principalmente que la
Madre de Dios extienda su protección
sobre cada uno de los miembros de la
Sociedad y que ella nos ayude en la
santificación de los miembros; que nos
ayude y nos proteja, a fin de que la
Sociedad se haga siempre cada vez más
fuerte interior y exteriormente, para que
alcance su gran meta”.
“Finalmente debemos orar para que
la Sociedad se propague siempre
más, para gloria de Dios Trino y
exaltación de nuestra Madre
Celeste”.
“Encomienden a nuestra celestial
Intercesora principalmente la
santificación de los cohermanos y el
engrandecimiento tanto interior como
exterior de la Sociedad”.
“Cada uno además debe honrar a
María por medio de fervorosísimas
oraciones, y por la práctica y
adquisición de aquellas virtudes
que nos hacen más semejantes a
nuestra Madre Celeste”.
“Deben, además, pedir a
nuestra Madre Celeste que
envíe candidatos buenos y
piadosos que sean el sostén de
la Sociedad, y puedan un día
trabajar eficazmente por la
gloria de Dios y la salvación de
las almas”.
“La fiesta de la Virgen que celebramos
mañana, 11 de Febrero (aparición en Lourdes),
debe recordarnos nuestro deber de
promover, como miembros de la
Sociedad, el culto a la Santísima Virgen
con la palabra y por escrito. ¿Y cómo
debemos ayudar a promover este
apostolado de la devoción a María?”
“Recen el Santo Rosario
principalmente por la Sociedad, y
renueven todos los días la recta
intención, la "Intentio Societatis las
intenciones de la Sociedad". Récenlo
también por sus propias necesidades
y por las de aquellos por quienes
tienen obligación de rezar”.
“La fiesta de la Candelaria, que mañana
celebramos, es una de las fiestas de la
Madre de Dios. El anciano Simeón dirige la
palabra a María, y a Cristo, y le llama "luz
para iluminar a las gentes". María Santísima
se nos presenta aquí como un modelo,
principalmente para los sacerdotes. Así
como ella ofreció al Salvador con alma pura,
así también debe el sacerdote ofrecer el
Santo Sacrificio con pureza de conciencia”. “
Algunas oraciones e
invocaciones de Jordán a
María:
"Despierta, Madre de Dios y madre
mía, nuevos apóstoles.- Madre de
Dios, María: todo el mundo! - Nuevas
fuerzas para el combate"
"Oh Madre de Dios y Madre
mía, en tus manos pongo todas
las cosas. Ayúdanos
rápidamente. Protégenos
siempre!"
Comenta el P. Timothäus Edwein que: Tanta
impertinencia no podía dejar de ser atendida. María no
podía defraudar la filial confianza de su fiel servidor.
"Finanzas, María, Madre"
"Jägerndorf, oh María Madre de Dios.
Ayuda pronto! ¡Salva tu colegio de
Jägerndorf!"
Oh Jesús: ¡ayúdame, ya que me
encuentro en tantas tribulaciones!
Muéstrame el camino a seguir. Si es
tu deseo, lo haré con tu ayuda.
María, ayúdame en tu fiesta.
Comenzaré por la gloria de Dios y la
salvación de las almas, si te place.
(2-2-1904).
Oh María, Madre de Dios y
Madre mía - Protectora
mía - Mi esperanza - Oh
Madre, soy tuyo -. (30-11-1907).
¡Qué suerte es vivir unido a
Jesús y a María!
Conservamos unos 120 papelitos colocados por él en la
imagen de su habitación.
Algunos ejemplos:
.Te los entrego todos, para que te preocupes de todos,
también de todas las fundaciones.
.Madre, te pido y te conjuro en nombre de Jesús.
.Madre, la preocupación que me oprime etc.
.Madre, sufro - ¡Líbrame!
.Nuevas falanges.
.Sálvanos de la necesidad, Madre!
.Madre, protege etc.
.Ataques, María, Madre
.¡¡¡Madre!!!
“¡Durante los pasados 12 años hemos
sido testigos y hemos palpado la ayuda
de María! Por eso le agradecemos en
este día de la Santísima e Inmaculada
Concepción!
¡Por lo tanto las más profundas gracias!
¡Seamos agradecidos! ¡No lo olvidemos!
¡Solo en la eternidad veremos cuántas
gracias hemos recibido de Dios y de su
querida Madre!”
“Jamás te olvides de mantener y
cuidar en todo momento una devoción
filial a María; que ella sea tu
intercesora en todas las cosas.
¡Oh María, tómame y acéptame a mí,
indigno siervo, por toda la eternidad!”
Siempre que podía visitaba
santuarios marianos, tanto
como estudiante, como
después ya en Roma o,
como superior, durante sus
viajes para visitar las nuevas
fundaciones.
Pasamos al 3º punto:
3.- Imitación de María,
sin lo cual todo lo anterior no sirve:
“Miren a María, que aunque hablaba poco,
hizo sin embargo tanto con su buen
ejemplo, su pobreza, su modestia y demás
virtudes. Imítenla para que también
ustedes alcancen mucho por medio del buen
ejemplo”.
“Profesen pues, a María Santísima una
perfecta devoción, por medio de
prácticas públicas y privadas, por la
extirpación de los defectos y por el
ejercicio de las virtudes”.
“En este santo mes consagrado a
María cada uno debe aspirar sobre
todo a una mayor pureza de
corazón. Cada uno debe venerar a
la Madre de Dios por la práctica
de las virtudes; y precisamente en
este mes cada uno debe tomar la
resolución de practicar esta o
aquella virtud en honor de la
Madre de Dios”.
“Piensen cada día más y más sobre esto,
y esforcémonos por ser verdaderos
Hijos de María. ¡Cuántas veces nos ha
ayudado la madre celeste, cuando nos
han sobrevenido grandes cargas! ¡Cuán
visiblemente nos ha ayudado!
Agradézcanle a través de una vida
santa, viviendo de acuerdo a su santa
vocación!”
“Vivir y morir santamente y salvar a
todos. Oh Jesús, Hijo del Dios vivo,
te pido por esto constantemente por
los dolores de tu madre, con todas
las fuerzas, ahora y durante toda
mi vida. Oh, María, en tus manos
encomiendo mi suerte”. (30-10-09).
(En su habitación, debajo de la cruz tenía una imagen de la
Virgen Dolorosa)
La sencillez, la humildad y el “fiat”
de María se hicieron presentes en la
vida de Jordán y fueron reforzadas
a cada momento con la oración del
Avemaría y del Rosario. Es de
especial importancia para los hijos
e hijas espirituales de este gran
hombre que la fecha de su muerte
haya sido el 8 de septiembre de
1918, día en el cual la Iglesia
celebra el nacimiento de María.
Descargar

Diapositiva 1