MODIFICACIÓN DE PATRONES
CONDUCTUALES A PARTIR DEL
MANEJO DE LAS EMOCIONES
Mabel González Díaz
Octubre 2013
1. ¿QUÉ RELACIÓN TIENEN EMOCIÓN Y CONDUCTA?
La propuesta de trabajo práctico va encaminada a detectar cuál es el
estilo emocional de mis alumnos/as, cómo expresan las emociones más
importantes y cuales son los "detonadores" más utilizados.
(Begoña Ibarrola)
La educación emocional supone:
• Reconocer las propias emociones y sentimientos y saber
expresarlos (por ejemplo viendo las emociones en otras personas
mediante fotos, etc)
• Saber controlar las propias emociones, dándoles una vía de salida
como elemento de auto-rregulación. Por ejemplo la ira es una
emoción que sentimos, pero la salida violenta es "no saludable", ni
conveniente. El control es diferente a la represión, que hace
"acumular" tensión sin darle salida. Hay que admitir, por ejemplo,
que todo el mundo se enfada, nos enfadamos. Reprimirlo sin darle
salida implicaría crear un exceso de miedos en las personas u
otras "distorsiones" en la percepción.
• Responder adecuadamente a los estados anímicos de los demás.
1. LA NECESIDAD DE SENTIRSE COMPETENTE
(José Escaño).
El sentirse competente le supone al alumno pensar que puede
aprender, lo que favorece que tenga sentido realizar el
esfuerzo necesario para conseguirlo.
Un alumno que ante lo que se le exige aprender anticipe grandes
dificultades o incluso la imposibilidad de conseguirlo y sobre
todo si esto ocurre frecuentemente, está expuesto a una gran
carga de frustración lo que redundará en un deterioro de su
actividad académica y en muchos casos a problemas de
comportamiento.
1. LA NECESIDAD DE SENTIRSE COMPETENTE
Nuestra forma de plantear la clase puede ayudarles a sentirse
más competentes con estrategias como:
• Variar la forma de realizar las actividades para adaptarte a los
diferentes estilos o dificultades de aprendizaje, (actividades orales,
escritas, manipulativas, resolución de problemas, memorizaciones,...)
• Mostrar unas expectativas positivas y ajustadas sobre el trabajo de
cada uno de tus alumnos, (preguntando su opinión, dándole tiempo
para que responda, sorprendiéndote si hace algo mal,...
• Favorecer que tomen algún tipo de decisión sobre la forma de
realizar los trabajos; por ejemplo: escogiendo el orden de realización
de las actividades previstas, eligiendo la forma de presentar sus
tareas , concretando el tiempo que necesitan para elaborar un
trabajo,...
• Señalar los objetivos de los temas de trabajo y revisar su
cumplimiento.
También podemos ayudarles a poner en marcha sus propios
recursos para sentirse más competentes con estrategias como:
• Hablar con los alumnos sobre los diferentes sentimientos que se
producen al realizar bien o mal una actividad y cómo estos
sentimientos intervienen en su disposición a seguir trabajando.
• Enseñar a reducir la ansiedad ante la elaboración de un trabajo o
estudio; por ejemplo: dar un vistazo general, comenzar por lo más
fácil, hacer sólo un esquema o guión de los distintos apartados,
dividir el trabajo en partes, reforzar socialmente los logros…
• En presencia de los alumnos y al enfrentarse a una tarea costosa
(corregir exámenes, asistir a una determinada reunión...) decir
frases que alienten su responsabilidad: "voy a hacer esto que tengo
que hacer, aunque tenga muy pocas ganas, luego me voy a alegrar de
haberlo hecho",...
• Enseñar y controlar el uso de la agenda o de cualquier otro
instrumento que les anime a organizarse sus tareas.
2. LA NECESIDAD DE SENTIRSE APOYADO POR SUS
COMPAÑEROS
Nuestra forma de plantear la clase puede ayudarles a sentirse
más apoyados con estrategias como:
• Promover la ayuda entre compañeros organizando en clase que un
alumno pueda enseñar a otro a comprender una información, resolver
un problema, seguir un procedimiento, aprender un tema,...
• Proponer actividades atractivas que requieren la planificación y el
trabajo conjunto de todos los alumnos; por ejemplo: el patrocinio,
recogida de dinero e itinerario de un viaje o excursión, una campaña
humanitaria, la "lucha" por un determinado proyecto en la localidad,
la elaboración de un periódico,...
También podemos ayudarles a poner en marcha sus propios
recursos para sentirse más apoyados por sus compañeros con
estrategias como:
• Enseñas a trabajar en equipo, haciendo que practiquen estrategias
de creación y mantenimiento del buen clima de trabajo como:
distribuir los apartados de un trabajo, fomentar la participación de
todos, relajar con una broma la tensión, aparcar discusiones, los
procedimiento de la "escucha "activa",...
• Explicar los beneficios de enseñar y ser enseñado por otro
compañero (el que enseña reorganiza y enriquece su propio
conocimiento para hacerse entender; el que es enseñado recibe con
frecuencia unas explicaciones muy cercanas a sus conocimientos y
dificultades).
RECOMENDACIONES
Descargar

La disciplina inductiva