Con sonido
Si atraviesas ilegalmente la frontera de Corea del
Norte, te caen 12 años de trabajos forzados.
Si atraviesas ilegalmente la frontera de Irán, te
detienen por tiempo indefinido.
Si atraviesas ilegalmente la frontera de
Afghanistán, te disparan.
Si atraviesas ilegalmente la frontera de Arabia
Saudí, te meten en la cárcel.
Si atraviesas ilegalmente la frontera de China, es
posible que jamás se vuelva a saber nada de ti.
Si atraviesas ilegalmente la frontera de
Venezuela, te acusarán de espía y tu futuro se
habrá acabado.
Si atraviesas ilegalmente la frontera de Cuba,
sufrirás cadena perpétua como preso político.
Pero si atraviesas ilegalmente la
frontera de España, consigues:
- Un certificado de empadronamiento.
- Un trabajo y, en su caso, un subsidio de paro.
- Una tarjeta de la Seguridad Social.
- Un colegio gratuito para tus hijos.
- Un montón de políticos, instituciones y medios de
comunicción que te protejerán, incluso más que a los
españoles.
- El derecho a enarbolar la bandera de tu país cuando
te manifiestes para protestar porque no se te respeta
suficientemente.
- El derecho a utilizar los símbolos y normas de tu
religión, mientras atacas a los utilizados por la
mayoría de los españoles.
- El derecho a delinquir reteradamente sin que te
encarcelen ni te expulsen de España.
- Y, en deteminados casos, ¡el derecho a votar!
¡Me encantaría
tener sufiente
capacidad mental
para llegar a
entenderlo!
Descargar

Diapositiva 1