La Sección Femenina de Falange de la J.O.N.S.
1934-1959
Falange Española de las JONS, con el naciente régimen nacional,
posibilitó que la mujer fuera incluida en el nacionalsindicalismo
a través de su Sección Femenina,
creada en 1934 como Sección de la Falange Española de las J.O.N.S.
Su objetivo
La S.F. tenía como objetivo el fomento en las mujeres del espíritu
nacionalsindicalista y por parte de éstas el apoyo a la Falange.
La situación de la mujer en la España fascista es la historia de una vuelta
a la sociedad patriarcal y a un papel de sumisión que parecía olvidado
durante el régimen republicano.
La nueva España de Franco tendrá como objetivo la difusión de valores
y pautas de comportamiento que para las mujeres tienen un significado
ideológico y social muy marcado.
La familia, el hogar y las labores asistenciales serán sus principales
ámbitos de actuación.
Su lema
El fin esencial de la mujer, es servir de complemento al
hombre, formando con él, individual o colectivamente,
una perfecta unidad social: su lema era "el fin esencial de la
mujer, en su función humana, es servir de perfecto complemento al
hombre, formando con él, individual o colectivamente, una perfecta
unidad social”.
Su ideario político
Basada en el nacionalsindicalismo y en los valores tradicionales,
fomentar los valores tradicionales que evocaban la figura
de la madre y de la esposa sumisa como prototipo
femenino: La S. F. desarrolló, en el bando franquista, secciones de
protección a la madre y al niño, auxilio al enfermo, fomento del
trabajo familiar y defensa de la vejez. Las mujeres de la Falange, por
necesidades de la guerra, fueron destinadas a funciones como
organizar sección de enfermeras, establecer asociaciones de
benéficas, atención a los huérfanos, recaudar fondos para la guerra y
talleres de confección de ropa para los soldados.
SU ORGANIZACIÓN
Su organización constaba de cinco departamentos, al frente
de cada uno se encontraba una delegada nacional
nombrada por Pilar Primo de Rivera. Estos departamentos
o delegaciones eran: Prensa y Propaganda, Administración,
Enfermeras y Aguinaldo de Soldado, Auxilio de Invierno y
Flechas.
El Servicio Social de la Mujer fue establecido en 1937,
"como exigencia de la Patria, a recabar, a cuantos formen
parte de ella, actos de servicio para el mantenimiento
firme de la existencia nacional y la realización de su
vocación de Imperio".Todas las mujeres comprendidas
entre los 17 y los 35 años habrían de prestar servicio
durante un tiempo mínimo de seis meses ( dicho servicio
quedó adscrito a la Sección Femenina por el decreto del 28
de diciembre de 1939.)
La Organización Juvenil (OJE)
Creada en 1960, era una sección dentro de la organización general de la Delegación
Nacional del Frente de Juventudes.
Agrupaba a chicos y chicas hasta los 18 años.
Desde los 10, las niñas se apartarían de las normas generales para niños (llamados "flechas”).
Pilar Primo de Rivera se opuso a que existiera un régimen mixto de organización juvenil:
El hecho biológico de nacer mujer, determinaba el cumplimiento de la "misión de la mujer“,
por lo que no cesó de reclamar la formación y el control directo de las niñas y jóvenes a quienes
había que inculcar pautas estrictamente femeninas.
EMBLEMA OJE CISNE BICÉFALO
Símbolo de la
Delegación de la Juventud
BANDERA OJE
El Frente de Juventudes
adaptó muchas canciones
del repertorio militar alemán
a los ideales falangistas:
“Canción del Flecha” era
su himno, (basada en “Der
Angriff”, publicada por
Goebbels) y luego pasó a ser
el de Falange (“Prietas las
Filas”).
C. F. Salvadores Merino.
Pilar Primo de Rivera
(Madrid 1912 - Madrid 1991)
Responsable de la Sección Femenina
Hija del dictador Miguel Primo de Rivera, y
hermana del fundador de Falange, organiza en
junio de 1934 la Sección Femenina, de la que es
delegada nacional cargo que ocupara durante
cuarenta y tres años.
Las mujeres nunca descubren nada; les falta,
desde luego, el talento creador, reservado por
Dios para inteligencias varoniles; nosotras no
podemos hacer nada más que interpretar, mejor
o peor, lo que los hombres nos dan hecho.
(Pilar Primo de Rivera en 1942)
La Sección Femenina desempeñó su labor en las oficinas del
Estado Mayor, en las cárceles, en las enfermerías y en los
lavaderos de los frentes.
Recaudaron fondos para la guerra y organizaron talleres de
costura para confeccionar la ropa de los soldados.
Sección Femenina de Falange Local portando la Madre de Dios del Socorro
Los Religiosos orientaban la formación católica en la
Sección Femenina
Con frecuencia se aludía a la necesidad de un tratamiento educativo distinto,
adaptado a la naturaleza femenina. Pero el propósito era el de limitar las
posibilidades intelectuales de la mujer y orientarla hacia actividades de inferior
rango cultural y social; las conclusiones prácticas de este planteamiento revelan
un enorme machismo: El famoso padre Ayala, que era un autorizado
representante del pensamiento católico del momento, escribía:
¿Para qué servirán a las jóvenes los logaritmos o los senos y los cosenos? como
la inmensa mayoría de los jóvenes no han de necesitarlo, que no lo estudien…
El Rector de la Universidad Complutense, doctor Botella Llusiá, consideraba la
educación de la mujer un lujo innecesario: En esta educación juvenil de la
mujer es un error educar a las mujeres igual que a los hombres. La
preocupación que deben recibir en la vida es radical y fundamentalmente
diferente.,Una formación encaminada a no hacer de ella un buen
ciudadano, sino una buena esposa y una buena madre de familia o, si se
queda soltera, un ser útil a sus semejantes…
(J.Botella Llusiá en La mujer en la familia moderna.1970.)
EL DEPORTE
A través de toda su vida, la misión de la mujer es servir. Cuando Dios hizo el primer hombre,
pensó: “No es bueno que el hombre esté sólo”. Y tomó a la mujer, para su ayuda y compañía,
y para que sirviera de madre. La primera idea de Dios, fue “el hombre”. Pensó en la mujer
después, como un complemento necesario, esto es, como algo útil.
La vida de toda mujer, a pesar de cuanto ella quiera simular
–o disimular- no es más que un eterno deseo de encontrar a
quien someterse.
(Medina, revista de la Sección Femenina, 13 de agosto de 1944)
Santa Teresa de Jesús fue la Patrona de la Sección Femenina.
Sobre la mujer y la maternidad (natalidad)…
La Ley de protección a la natalidad (14 de Enero de 1941) que fomentaba el crecimiento
demográfico en una España necesitada de mano de obra que paliase los efectos de la
guerra, castiga “la divulgación de medios o procedimientos para evitar la procreación,
así como toda propaganda anticoncepcionista o venta de objetos destinados a tal fin
(los preservativos, ya que otra cosa no existía).La familia, pilar de la sociedad, cuanto
más numerosa, más cristiana y patriótica; algunos matrimonios alcanzaban cifras
espectaculares como veinticinco hijos…
"Les enseñaremos a las mujeres el cuidado de los hijos, porque
no tiene perdón que se mueran por ignorancia tantos niños que
son siervos de Dios y futuros soldados de España. Les enseñaremos
también el arreglo de la casa y el gusto por las labores artesanas y
por la música. Les infundiremos estos modos de ser que quería Jose
Antonio para todos los españoles, para que así ellas, cuando tengan
hijos, formen a los pequeños en el amor de Dios y en esta manera de
ser de la Falange. Y, a la vuelta de una generación, aquel niño que
entre sus cuentos infantiles oyó la historia de la guerra y del Caudillo
y de la vida y muerte de José Antonio, cuando llegue a la mayor edad
será un hombre cabal y tendrá metido dentro de sí este estilo de nuestra
Revolución.”
Sección Femenina de la Falange Española y de las JONS -Editado en 1958.
Extractos de Sección Femenina de la Falange Española y de las JONS -Editado
en 1958.
Preparación de la mujer al matrimonio
Ten preparada una comida deliciosa para cuando él regrese del trabajo.
Ofrécete a quitarle los zapatos.
Habla en tono bajo, relajado y placentero.
Prepárate: retoca tu maquillaje, coloca una cinta en tu cabello. Su duro día de
trabajo quizá necesite de un poco de ánimo y uno de tus deberes es
proporcionárselo.
Durante los días más fríos debéis preparar un fuego en la chimenea para que él
se relaje frente a él.
Preocuparte por su comodidad te proporcionará una satisfacción personal
inmensa.
Minimiza cualquier ruido.
Salúdale con una cálida sonrisa y demuéstrale tu deseo por complacerle.
Escúchale, déjale hablar primero; recuerda que sus temas de conversación son
más importantes que los tuyos.
Nunca te quejes si llega tarde, o si sale a cenar o a otros lugares de diversión
sin ti.
Intenta comprender su mundo de tensión y estrés.
Haz que se sienta a gusto que repose en un sillón cómodo.
Ten preparada una bebida fría o caliente para él.
No le pidas explicaciones acerca de sus acciones o cuestiones, su juicio o
integridad.
Recuerda que es el amo de la casa.
Anima a tu marido a poner en práctica sus aficiones e intereses y sírvele
de apoyo sin ser excesivamente insistente.
Si tú tienes alguna afición, intenta no aburrirle hablándole de ésta, ya que
los intereses de las mujeres son triviales comparados con los de los
hombres.
Al final de la tarde, limpia la casa para que esté limpia de nuevo en la
mañana.
Cuando os retiréis a la habitación, prepárate para la cama lo antes posible,
teniendo en cuenta que, aunque la higiene femenina es de máxima
importancia, tu marido no quiere esperar para ir al baño.
Recuerda que debes tener un aspecto inmejorable a la hora de ir a la
cama... si debes aplicarte crema facial o rulos para el cabello, espera
hasta que él esté dormido, ya que eso podría resultar chocante a un
hombre a última hora de la noche.
En cuanto respecta a la posibilidad de relaciones íntimas con tu marido, es
importante recordar tus obligaciones matrimoniales:
Si él siente la necesidad de dormir, que sea así, no le presiones o estimules
la intimidad.
Si tu marido sugiere la unión, entonces accede humildemente, teniendo
siempre en cuenta que su satisfacción es más importante que la de una
mujer.
Cuando alcance el momento culminante, un pequeño gemido por tu parte
es suficiente para indicar cualquier goce que haya podido experimentar.
Si tu marido te pidiera prácticas sexuales inusuales, sé obediente y no te
quejes.
Cuando tu marido caiga en un sueño profundo, acomódate la ropa,
refréscate y aplícate crema facial para la noche y tus productos para el
cabello. Puedes entonces ajustar el despertador para levantarte un poco
antes que él por la mañana. Esto te permitirá tener lista una taza de té para
cuando despierte.
IES ABASTOS-VALENCIA
DEPARTAMENTO GEO-HISTORIA
Profesora :
Cristina Sanfrancisco
“JOYAS DEL FRANQUISMO-1”
Descargar

el descubrimiento del siglo