Marcia
Enero 2004
De día la rosa
brillará con luz propia,
la de noble sentimiento
y gentil de corazón.
Copo a copo
el manto de virgen blanco
cubrirá la montaña.
De noche el candil
que entre reflejos la ilumina
se acostará en su ladera,
y en el universo incesante
de mi pensamiento.
La sutil rosa
la más hermosa,
ataviada
con manto de virgen blanco.
Descargar

Diapositiva 1