Belleza trasunta de Dios eres,
María,
derramada sobre el barro
de la nueva creación
que hace del hombre un ser diferente
en las manos creadoras
del Dios que dijo:
hágase.
.
Y Dios hizo la luz, y el mundo,
surgió la vida
y surgiste tú, María,
donde ha cabido la geometría toda
de la creación renovada
cuando al Espíritu de Dios
aleteando en luz su amor
sobre tu libertad incipiente
le has respondido: Sí,
cúmplase en mí tu Palabra.
.
Tu actitud humilde y serena
plasmada en acuarela
de oración y súplica
ha calado en el fervor del pueblo
que inmortaliza tu belleza
y tu ternura.
Ternura que alienta
el amor y la confianza de tus hijos
que al rezar te aclaman:
¡Salve, Reina y Madre
de cielos tierra y corazones!
.
Iconografía santa de Dios eres,
María,
Tú, Mujer Inmaculada,
que enmarcada en azucenas,
de nuestro barro humilde,
primigenio, tan humano,
la fragilidad embelleces.
.
Al mirarte, tú nos miras con ternura,
y al cruzarse nuestros ojos,
enfervorizados rezamos
y con el Cantar de los Cantares
te aclamamos:
“Qué hermosa eres, María, amada mía,
qué hermosa eres”.
.
María, belleza de Dios
Belleza trasunta de Dios eres,
María,
derramada sobre el barro
de la nueva creación
que hace del hombre un ser diferente
en las manos creadoras
del Dios que dijo:
hágase.
Y Dios hizo la luz, y el mundo,
surgió la vida
y surgiste tú, María,
donde ha cabido la geometría toda
de la creación renovada
cuando al Espíritu de Dios
aleteando en luz su amor
sobre tu libertad incipiente
le has respondido:
Sí,
cúmplase en mí tu Palabra.
Tu actitud humilde y serena
plasmada en acuarela
de oración y súplica
ha calado en el fervor del pueblo
. tu belleza y tu ternura.
que inmortaliza
Ternura que alienta
el amor y la confianza de tus hijos
que al rezar te aclaman:
¡Salve, Reina y Madre
de cielos tierra y corazones!
Iconografía santa de Dios
eres, María,
Tú, Mujer Inmaculada,
que enmarcada en azucenas,
de nuestro barro humilde,
primigenio, tan humano
la fragilidad embelleces.
Al mirarte, tú nos miras con ternura,
y al cruzarse nuestros ojos,
con fervor te rezamos
y con el Cantar de los Cantares
te aclamamos:
“Qué hermosa eres, María, amada mía,
qué hermosa eres”.
Juan Manuel del Río
Descargar

Diapositiva 1 - Mariologia Maria Virgen Guadalupe …