…YA NO ANDÉIS
COMO LOS OTROS
GENTILES…”
El apóstol Pablo fue
llamado por el Espíritu
Santo, y encomendado
por la iglesia de
Antioquia, para la obra
misionera.
Efesios
4:17-21
El pasaje señala en forma
firme y clara lo que son
las expectativas que Dios
tiene de los creyentes
efesios y, por tanto,
de todos los creyentes
en todas las edades.
El pasaje señala en forma
firme y clara lo que son
las expectativas que Dios
tiene de los creyentes
efesios y, por tanto,
de todos los creyentes
en todas las edades.
Ya no andéis
como los otros
gentiles.
¿Cómo andaban ‘los otros
gentiles’ de Éfeso, a los que
el apóstol se refería, y por
qué no quería Pablo que
los creyentes de esa ciudad
anduvieran como ellos?
En este mensaje quiero tratar de
responder a estas dos preguntas;
para ello vamos a examinar las
cinco frases que revelan el
pensamiento del apóstol respecto
a la primera pregunta; en
seguida haremos una aplicación a
nuestra circunstancia actual,
…y terminaremos con una breve
consideración de por qué Pablo
no quería que los creyentes de
Éfeso anduviesen, y por qué los
creyentes actuales no debemos
andar, como ‘los otros gentiles’.
Consideremos, en primer lugar…,
¿CÓMO ANDABAN
LOS ‘OTROS
GENTILES’?
A. Hay varias frases que
Pablo usa para describir
la conducta indeseable de
los ‘otros gentiles’.
1. En primer lugar, dice que
“andan en la vanidad de su mente”
a) “Andar” igual a “vivir”.
b) La palabra ‘vanidad’ aquí es
el equivalente a la de Eclesiastés
en 1:2,:“Vanidad de vanidades, dijo el
predicador; vanidad de vanidades, todo
es vanidad”.
c) “Andar en la vanidad de la
mente” significa vivir una vida sin
sentido, hueca, absolutamente
desprovista de propósito.
¿A quién le gusta vivir una
vida desprovista de significado?
¿Por qué esos ‘otros gentiles’
andaban así? La siguiente
frase nos da la respuesta.
2. “… teniendo el entendimiento
entenebrecido…”
El entendimiento aquí se refiere a
“la forma de pensar”.
Aquellas gentes no podían ver
con claridad de lo que se trataba
cuando se les hablaba de cómo
vivir una vida con propósito.
¿Por qué no pueden ver
su camino con claridad?
3. Porque estaban “… ajenos de la
vida de Dios…”
“¿Y por qué no se
volvían a Dios para que
Él iluminase sus vidas?”
4. La respuesta es, “… por la
ignorancia que en ellos hay …”
Tal vez; pero el verdadero
problema era que ellos no
se volvían a Dios para
saber lo que Él quería de
ellos y para ellos …
5. “… por la dureza de su corazón.”
Ese era el verdadero problema.
6. Pablo habló de este problema
perenne en una forma un poco
más completa en Rom. 1:18-23.
7. Esto nos demuestra que el
hombre es ignorante de las cosas
de Dios porque es rebelde a la
persona y a la autoridad de Dios.
B. ¡Qué tremendos cargos!
Por lo visto la situación
estaba seria en aquel
entonces. Y yo pregunto:
¿ANDAN ASÍ HOY,
AÚN, LOS ‘OTROS
GENTILES’?
Consideremos brevemente
este asunto en nuestro
contexto actual. Tomemos
la frase final, “… por la dureza
de su corazón…”, considerando
que es la que explica
las conductas descritas
en las otras frases.
Pregunto, ¿Es la gente
de hoy en día “gente
de corazón duro” para
con el mensaje del
evangelio?
¿Es la gente reacia a
aceptar en forma total
la autoridad de Dios
sobre su vida?
Vayamos por partes.
A. ¿Diría usted que la
gente que no conoce a
Dios hoy en día tiene
respeto por el concepto
de autoridad?
1. En la casa.
2. En la escuela.
3. En la calle.
4. No, la gente que no conoce a
Dios no quiere una autoridad que
le esté diciendo qué hacer y qué
no hacer; qué está bien y qué no
está bien. La gente quiere ser su
propia autoridad.
B. ¿Diría usted que la gente
creyente reconoce y obedece
a su autoridad?
1. Si me preguntan a mí, yo diría
que la mayoría de los creyentes
SE SUJETA A SU AUTORIDAD
ESPIRITUAL EN TODO … lo que
le conviene o no lo incomoda.
2. Es como si la gente dijera, “Yo
quiero una religión barata, que
no me cueste”, “Yo quiero un
cristianismo ‘a la medida’”. “Yo
quiero ser cristiano ‘a mi
manera’.”
C. Y ese es precisamente el
punto que Pablo está
demostrando.
1. ¿Te parece que estoy
exagerando? Mira a tu derredor,
lee la prensa, escucha las noticias,
analiza tu ambiente.
C. Y ese es precisamente el
punto que Pablo está
demostrando.
1. ¿Te parece que exagero? Mira
a tu derredor, lee la prensa, oye
las noticias, analiza tu ambiente.
2. Vea usted la situación a nivel
familiar.
D. Por eso resumo de nuevo
la cadena, la secuencia del
pensamiento de Pablo al
describir la situación en que
vivían -- y viven -- ‘los otros
gentiles’.
1. Personas duras de corazón, se
niegan a obedecer lo que el
evangelio pide de ellas.
2. Personas ignorantes de las
cosas de Dios. Muy educados en lo
intelectual pero …
3. Personas ajenas a la vida de
Dios. ¿Cómo andan los
indicadores de ‘vida cristiana’?
4. Personas que tienen el
entendimiento entenebrecido.
5. Personas que andan en la
vanidad de su mente, y que
quisieran que otros los
acompañaran.
Esa es la situación
de ‘los otros gentiles’,
de los que no
conocen a Dios.
¿POR QUÉ PABLO
NO QUERÍA QUE LOS
CREYENTES DE ÉFESO
ANDUVIÉSEN COMO
LOS ‘OTROS GENTILES’?
A. La petición en sí.
B. La razón de la petición.
1. Porque el creyente no ha
aprendido eso de Cristo.
2. No sólo hemos aprendido, a
través de la enseñanza y de la
predicación, que un “andar en la
vanidad de nuestra mente” no es
lo que el Señor espera de nosotros
sino que eso lo hemos aprendido
directamente de Cristo, quien
mora en nosotros a través del
Espíritu Santo y nos guía cuando
así se lo permitimos.
C. Una reflexión final.
No es que se dude de nuestra
convicción y de nuestra
conversión sino que se nos está
invitando a reflexionar en
aquello que ciertamente
hemos aprendido de Cristo.
C. Una reflexión final.
No es que se dude de nuestra
convicción y de nuestra
conversión sino que se nos está
invitando a reflexionar en
aquello que ciertamente
hemos aprendido de Cristo.
La encomienda es a
que ya no andemos
como los otros gentiles’.
Porque somos hijos del
Rey, vivamos como
príncipes.
Descargar

Diapositiva 1 - Iglesia Bautista Berea de Monterrey