LA CONCIENCIA MORAL
 Inherente al hombre.
 Pitágoras y Platón,,
 Rene Descartes ( siglo XVI):"Pienso,
luego existo", afirmando también que su
esencia espiritual seria la "sustancia
pensante".

Sagrada Escritura: Pueblo de Israel;
trances místicos ((2Cro. 18,9-11), el
ascetismo, las danzas místicas (Sal.
150,4) los estados de exaltación, etc.

Conciencia en el vocabulario cristiano:
Evangelios; idea de corazón
 “vivir en Cristo” (Rm. 6) o “vivir según el
espíritu” (Rm. 2,29).
 Conciencia permite expresar la nueva
condición del creyente en Cristo.
 La comprensión escriturística de la
conciencia cristiana tiene dos niveles:
1)Acontecimiento central de la interioridad
2)Valoración moral específica sobre la
conducta (1Cor. 8 y Rm. 14).

La persona es conciente de sus actos
libres.

La conciencia moral enjuicia sus actos
libres

La noción de conciencia moral
comporta conocimiento de si mismo.
 La conciencia moral cristiana manifiesta el
superior dinamismo del hombre.
 El hombre se forja a sí mismo, y sabe si obra
o no conforme a la dignidad con que Dios le
ha investido.
LA LEY NATURAL
La Sagrada Escritura: raíces
propias de los conceptos
relacionados con la Ley Natural.
Padres de la Iglesia: voluntad de
Dios Creador.
Sagrada Escritura y Magisterio


La moral bíblica: carácter dialogal;
centrada en la iniciativa amorosa de
Dios; llamada histórica al pueblo de
Israel.
Ej: Jesús; indisolubilidad del
matrimonio ((Mt 19, 8).

Acciones inmorales en el Antiguo
Testamento: Caín y Abel; Sodoma y
Gomorra, etc.

En el Nuevo Testamento: texto de Pablo
enumerando acciones deplorables contrarias
a la naturaleza del hombre ( Rm 1, 18-32).
• Si los gentiles “no tienen ley” como tienen los
judíos, ¿podrán obrar el bien o el mal? No sólo
pueden, sino hasta podrán ser justificados,
porque en el fondo, sí tienen una ley que
pueden o no cumplir: “En efecto -dice-, cuando
los gentiles, que no tienen ley, cumplen
naturalmente las prescripciones de la ley, sin
tener ley, para sí mismos son ley, como quienes
muestran tener la realidad de esa ley escrita en
su corazón, atestiguándolo su conciencia...” (Rm
2, 14-16).

Esa “ley escrita en su corazón”, y no en
tablas o pergaminos, es la ley de su
misma naturaleza, en cuanto seres
dotados de razón, de conciencia, capaces
de distinguir el bien y el mal de ciertas
acciones, en cuanto conformes o
contrarias a su misma realidad de
hombres, a su naturaleza humana.

Algunos gentiles “cumplen naturalmente
las prescripciones de la ley”. Cumplen por
ley natural lo mismo que los judíos pueden
cumplir ateniéndose a la ley positiva
recibida de Dios como don singular para el
pueblo escogido.
Descargar

LA CONCIENCIA MORAL - PARA DAR RAZÓN DE LA