MERCURIO Y
ARGOS
Marisa Peñas Costa 2º AH
Este cuadro de Diego Rodrigues da
Silva Velázquez, pintado en 1659, es
tal vez el último de composición que
salió de sus pinceles y formaba parte
de una serie de cuatro mitologías
destinadas a ser colgadas en alto,
sobre las ventanas, lo que explicaría
su formato longitudinal y el juego de
contraluces, del Salón de los Espejos
del Alcázar de Madrid,
• Mito representado
El mito de Mercurio y Argos
• Momento representado
La pintura representa el momento en que
Mercurio, a la izquierda, se dispone a asesinar a
Argos, que permanece dormido a la derecha.
Detrás de Mercurio, Io, transformada en vaca,
mira hacia la izquierda.
• Personajes
Argos parece un vulgar pastor en el sopor de la
siesta y Mercurio un viajero alevoso que
aguarda el instante del sueño para atentar
contra su huésped.
• Júpiter, padre de los dioses, persigue a la ninfa
Io y la envuelve transformado en nube; pero
ante la vigilancia celosa de Juno, su esposa, la
oculta transformándola en ternera. Juno,
suspicaz, se la pide como regalo, a lo que
Júpiter no se niega, y se la entrega a Argos para
su custodia, porque era fama que Argos tenía la
cabeza ceñida por cien ojos, de los que sólo la
mitad dormían mientras la otra mitad velaba.
Júpiter entonces envía a Mercurio para que robe
la ternera, quien, tras dormir a Argos con el
poder de su flauta, lo asesina y se lleva a Io.
Juno entonces esparció los ojos de Argos en la
cola de los pavos, su ave favorita.
Descargar

MERCURIO Y ARGOS