LECCIÓN 5
LA DOCTRINA DE LA SALVACIÓN
Soteriología: voces griegas: soteria: “Salvación”, logos:
“Estudio”, “disertación”, o “doctrina”
Antes que fuera cometido el primer pecado en el
universo, Dios proveyó un medio de escape. El plan de
salvación es siempre: Cristo y su sacrificio sustituyente.
1 Tim. 2.5: "Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre
Dios y los hombres, Jesucristo hombre“
Es la razón para la encarnación de la Segunda persona de la
Deidad.
Juan 1.14: "Y el verbo se hizo carne y habitó entre nosotros, y
contemplamos su gloria, como la gloria del unigénito del Padre,
lleno de gracia y de verdad"
Heb. 2.14-17:Por tanto, ya que ellos son de carne y hueso,

él
también compartió esa naturaleza humana para anular, mediante
la muerte, al que tiene el dominio de la muerte, es decir, al
diablo, 15 y librar a todos los que por temor a la muerte estaban
sometidos a esclavitud durante toda la vida. 16 Pues,
ciertamente, no vino en auxilio de los ángeles sino de los
descendientes de Abraham. 17 Por eso era preciso que en todo
se asemejara a sus hermanos, para ser un sumo sacerdote fiel y
misericordioso al servicio de Dios, a fin de expiar
los pecados
del pueblo. 18 Por haber sufrido él mismo la tentación, puede
socorrer a los que son tentados. NVI
Dos encabezamientos de la doctrina de la salvación:
1- Las provisiones que han sido hechas: La muerte, la
sepultura, resurrección, ascensión y exaltación de
Jesucristo.
2- La aplicación de esas provisiones: Arrepentimiento, fe,
justificación, regeneración, adopción, santificación, certeza y
seguridad.
I- Provisiones que han sido hechas:
A) La Muerte de Cristo:
Principal propósito: Traer salvación a las almas de los
hombres
Mat. 1.21: "Ella dará a luz un hijo; y llamarás su nombre Jesús,
porque él salvará a su pueblo de sus pecados"
1) Importancia de la Muerte de Jesucristo:
Evento: Cristo murió
Doctrina: Por nuestros pecados.
1 Cor. 15.3: "Porque en primer lugar os he enseñado lo que
también recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, conforme
a las Escrituras“
El Evangelio de Jesucristo se centra alrededor de la persona de
Cristo y su muerte en el Calvario.
Sólo en el cristianismo tenemos la redención de pecados logrado
por la muerte sustituyente del Hijo de Dios.
a) La importancia que se le da en las Escrituras:
1- En el Antiguo Testamento muchos tipos y
profetas
Tipos: Túnicas de pieles:
Gn. 3.21: "Luego Jehová Dios hizo vestidos de piel para Adán y
para su mujer y los vistió“
La ofrenda de Abel:
Gn. 3.4.4: "Abel también trajo una ofrenda de los primerizos de
sus ovejas, lo mejor de ellas. Y Jehová miró con agrado a Abel y
su ofrenda"
La ofrenda de Isaac:
Gén. 22.12: "... No extiendas tu mano sobre el
muchacho, ni le hagas nada, porque ahora conozco
que temes a Dios, ya que no me has rehusado tu hijo,
tu único."
El Cordero Pascual Ex. 12.
Sistema de sacrificio levítico
Lev. Caps. 1-7.
La serpiente de bronce: Núm. 21.
Juan 3.14: "Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto,
así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado"
El Cordero Inmolado:
Isa. 53.6, 7: 6"Todos nosotros nos descarriamos como ovejas;
cada cual se apartó por su camino. Pero Jehová cargó en Él, el
pecado de todos nosotros" 7"Él fue oprimido y afligido, pero no
abrió su boca. Como un cordero, fue llevado al matadero; y
como una oveja que enmudece delante de sus trasquiladores,
tampoco Él abrió su boca"
Profecías:
La simiente de la mujer:
Gn. 3.15: "Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu
descendencia y su descendencia; ésta te herirá en la cabeza, y
tú le herirás en el talón"
La escena de la cruz Sal. 22
El sufrimiento vicario: Is. 53.
El Mesías cortado
Daniel 9.26: "Y después de sesenta y dos semanas se le quitará
la vida al Mesías...“
El Pastor herido:
Zac. 13.6, 7: "Y le preguntarán: ¿Qué heridas son éstas en tus
manos? Y él responderá: con ellas fui herido en casa de mis
amigos. Levántate, oh espada, contra el pastor, y contra el
hombre compañero mío, dice Jehová de los ejércitos. Hiere al
pastor, y serán dispersadas las ovejas; y hará volver mis manos
contra los pequeñitos"
Todas las Escrituras hablaron de su muerte:
Lucas 24.26-27: ¿"No era necesario que Cristo padeciera
estas cosas, y que entrara en su gloria? Y comenzando desde
Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en
todas las Escrituras lo que de El decían“
1 P. 1.10, 11: 10"Acerca de esta salvación han inquirido e
investigado diligentemente los profetas que profetizaron de la
gracia que fue destinada para vosotros. 11Ellos escudriñaban
para ver qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de
Cristo que estaba en ellos, quien predijo las aflicciones que
habían de venir a Cristo y las glorias después de ellas."
2) Nuevo Testamento
a) Aparece más de 175 veces
b) Su relación a la encarnación:
Jesús participó de carne y sangre a fin de que pudiera morir:
Heb. 2.14: "Por tanto, puesto que los hijos han participado de
carne y sangre, de igual manera Él también participó de lo
mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el
dominio de la muerte (éste es el diablo)
1 Juan 3.5: "Y sabéis que Él fue manifestado para quitar
pecados y que en Él no hay pecado"
Mat. 20.28: "De la misma manera, el Hijo del hombre no vino
para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate
por muchos"
c) Una de las dos verdades del Evangelio:
1 Cor. 15.1-4: "Además os declaro, hermanos, el evangelio...que
Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras, y
que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las
Escrituras"
d) Es necesario para la salvación del hombre:
Mt. 16.21: "... Jesús comenzó a explicar a sus discípulos que le
era preciso ir a Jerusalén y padecer mucho..."
Luc. 24.7: "Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado
en manos de hombres pecadores, y que sea crucificado, y
resucite al tercer día"
Hec. 17.3: "Declarando y exponiendo por medio de las
Escrituras, que era necesario que Cristo padeciese, y resucitase
de los muertos"
Dios no pide al hombre un sacrificio de expiación; Él
lo entrega.
2- Malos entendidos con relación a la Muerte de
Cristo.
a) La Teoría del Accidente: (sostenida por los racionalistas)
Cristo fue simplemente un hombre sujeto a muerte como
cualquier otro.
Es refutada por la Muerte de Cristo prevista y predicha en el
Antiguo Testamento.
Sal. 22; Is. 53; Zac. 11.
Jesús habló repetidamente de su futura Muerte y la forma de ella.
Mat. 16.21: "... Le era preciso ir a Jerusalén... y ser muerto..."
Mar. 9.31: "... El Hijo del Hombre ha de ser entregado en
manos de hombres, y le mataron..."
Lc. 22.19: "...esto es mi cuerpo que por vosotros es dado..."
b) La Teoría del Mártir (Teoría del Ejemplo): Sostiene
que la muerte de Cristo no fue más que la de un doble
mártir.
El único valor es el ejemplo que Jesús dio en ser fiel a lo que creía
y enseñaba hasta estar dispuesto a morir por eso.
Lo que ignora esta Teoría, es la enseñanza Escritural, que la
muerte de Cristo fue una propiciación de la ira de Dios, y una
expiación por el pecado del hombre:
Ro. 3.24-26: "Siendo justificados gratuitamente por su gracia,
mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios
puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para
manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su
paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en
este tiempo su justicia, a fin de que Él sea el justo, y el que
justifica al que es de la fe de Jesús"
Falla, esta Teoría, en considerar la actitud anti-mártir en
pedir que se pase de Él la copa:
Mat. 26.42: "... Padre mío, si no puede pasar esta copa
sin que yo la beba, hágase tu voluntad"
Teoría de la influencia moral: Sostiene que el sufrimiento y la
muerte de Cristo fueron resultados naturales de hacerse carne y
sufrir por sus criaturas.
No hay pensamiento de la ira de Dios para ser propiciado, y de
Cristo muriendo como el Sustituto por nuestros pecados.
Pasaje que enfatizan el amor de Dios:
Juan 3.16: "... tal manera, amó Dios al mundo..."
Ro. 5.8: "Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que
siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros"
El amor de Dios no salvó a los pecadores; causó que
Dios estuviera dispuesto a dar a Su Hijo para morir por
nosotros y de esta manera satisfacer las justas
demandas de su propia santidad.
d) La Teoría Gubernamental: Dios hizo de Cristo un ejemplo, en
sus sufrimientos, a fin de exhibir al hombre Su desagrado con el
pecado.
Objeción:
¿Por qué entonces fue necesaria la encarnación?,
¿Y por qué debe el sufridor ser una persona inocente?,
¿Por qué no puede ser manifestada la ira de Dios contra cualquier
pecador, en vez de contra su Hijo unigénito?,
3) El verdadero significado de la Muerte de Cristo.
El pecado del hombre era tan grande, la Santidad de Dios
tan pura, que el golfo entre ellos que debía de ser cruzado
requería un sublime logro por parte de nuestro Señor. Por
medio de la muerte satisfizo enteramente la necesidad del
pecador.
La Muerte de Jesús es revelada en 5 palabras:
a) Es vicaria (sustitución)
Vicario: “un sustituto, uno que toma el lugar de otro y actúa
en su sitio”
Isa. 52.6: "Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada
cual se apartó por su camino, mas Jehová cargó en Él el
pecado de todos nosotros"
Mat. 20.28: "Como el Hijo del Hombre no vino para
ser servido, sino para servir, y para dar su vida en
rescate por muchos"
2 Cor. 5.21: "Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo
pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en
Él”
1 P. 2.24: "Quien llevó el mismo nuestros pecados en su cuerpo
sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los
pecados, vivamos a la justicia”
1 P. 3.8: "Por quien también Cristo padeció una sola vez por
los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios"
Para algunos la idea de sustitución es intolerable e
inmoral, pero, Jesús tomó sobre sí nuestros pecados y
asumió por ello su culpa:
Juan 10.17, 18: "Por eso me ama el Padre, porque yo pongo
mi vida, para volverla a tomar. Nadie me la quita, sino que yo
de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo
poder para volverla a tomar”
b) Es una expiación.
Expiación: Provisión de salvación que Dios hizo por pecadores
por medio del sacrificio en nuestro Señor Jesucristo.
Significado específico: literalmente significa "un
encubrimiento"
Lev. 6.2, 7: 2"Cuando una persona pecare e hiciere
prevaricación contra Jehová... para expiación de su culpa
traerá [el sacrificio] a Jehová...7 y el sacerdote hará expiación
por él delante de Jehová, y obtendrá perdón de cualquiera de
todas las cosas en que suele ofender”
Sal. 51.9: "Esconde tu rostro de mis pecados, y borra todas mis
maldades”
Is. 38.17: …"Echaste tras tus espaldas todos mis pecados”
Mi. 7.19: …"Echará en lo profundo de la mar todos nuestros
pecados”
Heb. 10.4-10: "Porque la sangre de los toros y de los machos
cabríos no puede quitar los pecados. Por lo cual, entrando en el
mundo dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste; mas me preparaste
cuerpo... en esa voluntad somos santificados mediante la
ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre"
c) Es una propiciación.
Propiciación: "El deseo de la ira de Dios por un sacrificio", es
decir, aplacamiento.
Propiciación por medio de la fe en su sangre.
Ro. 3.25: "Como demostración de su justicia, Dios le
ha puesto a Él como expiación por la fe en su sangre,
a causa del perdón de los pecados pasados, en la
paciencia de Dios"
En el Antiguo Testamento hace referencia a la propiciación 585
veces.
En el Nuevo Testamento:
Jn. 3.36: "El que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino
que la ira de Dios está sobre Él"
Ro. 1.18: "Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra
toda impiedad e injusticia de los hombres"
Ef. 5.6: "Nadie os engañe con palabras vanas, porque por
causa de estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de
desobediencia"
Pablo ve la muerte de Cristo como el medio de
remover la ira de Dios:
Ro. 5.9: "Luego, siendo ya justificados por su sangre,
cuanto más por medio de Él seremos salvos de la ira"
1 Jn. 4.10: "envió a su Hijo en propiciación por nuestros
pecados“
Heb. 2.17: "misericordioso y fiel sumo sacerdote... para expiar
los pecados del pueblo”
Su propiciación es adecuada para todos:
1 Jn. 2.2: "Él es la expiación por nuestros pecados, y no
solamente por los nuestros, sino también por los de todo el
mundo"
d) Es una reconciliación: enemistad cambiada a paz y
comunión.
Ningún hombre puede reconciliarse con Dios, sólo
puede ser posible por la muerte de su Hijo:
Ro. 5.10: "Porque si siendo enemigos. Fuimos reconciliados
con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando
reconciliados, seremos salvos por su vida”
Col. 1.21: "Y vosotros también que erais en otro tiempo
extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas
obras, ahora os ha reconciliado”
Col. 1.20: "Y por medio de Él reconciliar consigo todas las
cosas... haciendo la paz mediante la sangre de su cruz"
Reconciliación entre Dios y el hombre, según la
Escritura:
2 Co. 5.18.20: "Y todo esto proviene de Dios, quien nos
reconcilió consigo mismo por Cristo, como si Dios rogase por
medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo:
Reconciliados con Dios"
e) Es un rescate o una redención.
Redención: Soltura o liberación de la cautividad, esclavitud o
muerte por la paga de un precio, llamado rescate
Redención:
•Paga de un precio
•Liberación de un cautivo
Muerte de Jesús: Precio que pagó por la liberación del pecador
Mateo 20.28: "Como el Hijo del Hombre no vino para ser
servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por
muchos”
Hebreos 9.12: "Y no por sangre de machos cabríos ni de
becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre
en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención"
En el Nuevo Testamento, tenemos redención de las
siguientes cosas:
(1) De la pena de la Ley:
Gálatas 3.l3: "Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho
por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo aquel
es colgado de un madero)"
(2) De la Ley misma:
Romanos 7.14: "Así también, vosotros hermanos, habéis muerto
a la ley mediante el cuerpo de Cristo"
Romanos 6.14: "Porque el pecado no se enseñoreará de
vosotros, pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia"
(3) Del pecado como poder en la vida de uno:
Romanos 6.6: "Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue
crucificado juntamente con Él, para que el cuerpo del pecado
sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado"
Romanos 6.2: "Porque los que hemos muerto al pecado ¿cómo
viviremos aun en él?"
(4) De Satanás:
2 Timoteo 2.26: "Y escapen del lazo del diablo, en que están
cautivos a voluntad de él"
Hebreos 2.14,15: "Así, por cuanto los hijos participaron de
carne y sangre, Él también participó de lo mismo, para destruir
por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte,
esto es , al diablo, y librar a todos los que por temor de la
muerte estaban durante toda vida sujetos a servidumbre"
(5) De toda maldad, incluyendo nuestro presente
cuerpo mortal:
Gálatas 1.4: "El cual se dio a sí mismo para librarnos de
nuestros pecados, para librarnos del presente siglo malo,
conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre"
Efesios 1.14: "Que es las arras de nuestra herencia hasta la
redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria“
Romanos 8.23: "Y no sólo ella, sino también nosotros mismos...
esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo"
Esta consumación final de nuestra redención será
realizada en la Segunda Venida de Cristo:
Lucas 21.28: "Cuando estas cosas comiencen a suceder,
erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención
está cerca”
¿Por quién murió Jesús?
Teoría calvinista de "expiación limitada, enseña que Jesús murió
sólo por los elegidos y cuantos el había previamente elegido”.
Leamos que dice la Biblia:
a) Por la Iglesia:
Efesios 5.25-27: "... se entregó a sí mismo por ella, para
santificarla habiéndola purificado en el lavamiento del agua
por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia
gloriosa..."
Juan 10.15: "Así como el Padre me conoce, y yo
conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas"
Juan 17.9-11: "Yo ruego por ellos, no por el mundo, sino por los
que me diste; porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo
mío; y he sido glorificado en ellos. Y ya no estoy en el mundo;
mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre Santo, a los
que me haz dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno,
así como nosotros"
b) Por el mundo entero:
Isaías 53.6: "Todos nosotros nos descarriamos como ovejas,
cada cual se apartó por su camino, más Jehová cargó en Él el
pecado de todos nosotros"
Juan 1.29: "He aquí el Cordero de Dios, que quita el
pecado del mundo"
1 Tesalonicenses 2.6: "El cual se dio a sí mismo en rescate por
muchos"
1 Juan. 2.2: "Y Él es la propiciación por nuestros pecados; y no
solamente por los nuestros, sino también por los de todo el
mundo"
Quizá el versículo más fuerte en contra de la doctrina de una
expiación limitada es:
2 P. 2.1: "Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo,
como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán
encubiertamente herejías destructoras, y aun negaron al
Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismo destrucción
repentina"
c) Por los perdidos:
Ro. 14.15: “Pero si por causa de la comida tu hermano es
contristado, ya no andas conforme al amor. No hagas que por la
comida tuya se pierda aquel por quien Cristo murió”
1 Cor. 8:11: "Y por el conocimiento tuyo, se perderá el hermano
débil por quien Cristo murió”
Heb. 2.9: "Pero vemos a aquel que fue hecho menor que los
ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra, a causa del
padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios
gustase la muerte por todos"
¿Si murió por todos? ¿Por qué entonces no son
salvos?
Respuesta: Cada uno debe de experimentar una fe creyente
que Jesús murió por él antes que pueda participar de los
beneficios de su Muerte para sí mismo:
Juan 8.24: "Porque si no creéis que yo soy, en vuestros
pecados moriréis"
La ilustración, a esto, la encontramos en la noche de la Pascua:
Ex. 12.13: "Y la sangre os será por señal en las casas donde
vosotros estáis; y veré la sangre y pasaré de vosotros, y no
habrá en vosotros paga de mortandad cuando hiera a Egipto"
1 Ts. 4.10: "Que por esto mismo trabajamos y sufrimos
oprobios, porque esperamos en el Dios viviente, que es el
Salvador de todos los hombres, mayormente de los que creen"
c) ¿Qué de los niños?
La gracia de Dios los cubre hasta que tengan
responsabilidad moral
Gén. 8.21: "... porque el instinto del corazón del hombre es
malo desde su juventud..."
Pecado especial la incredulidad:
Juan 16.8, 9: “Y cuando el venga, convencerá (dará convicción)
al mundo de pecado... de pecado, por cuanto no creen en mí”
Este pecado no es posible para un pequeño, antes que alcance la
responsabilidad moral por lo que la gracia salvadora de Jesucristo
todavía es de utilidad a Él. Es imposible enunciar cuando un niño
alcanzará este punto de responsabilidad; pero, de acuerdo a la
Palabra de Dios, ya vimos que es responsable desde su juventud,
otras versiones dicen "desde su adolescencia"
B) La resurrección de Cristo: es un hecho glorioso
1- Importancia de la Resurrección:
a) Es una de las doctrinas primeras del Evangelio:
1 Co. 15.1-4: "Además declaro, hermanos, el evangelio... que
Cristo murió por nuestros pecados conforme a la Escritura"
Demostró que Él era el Hijo de Dios:
Ro. 1.3,4: "Acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era
del linaje de David según la carne, que fue declarado Hijo de
Dios con poder, según el Espíritu de Santidad, por la
resurrección de entre los muertos"
Prueba que su muerte fue suficiente a Dios para cubrir
todos nuestros pecados:
b) Fue la piedra fundamental sobre la cual fue
edificada la Iglesia:
1 Co. 15.13-19: 13Porque si no hay resurrección de muertos,
tampoco Cristo resucitó. 14Y si Cristo no resucitó, vana es
entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe. 15Y
somos hallados falsos testigos de Dios; porque hemos
testificado de Dios que él resucitó a Cristo, al cual no resucitó,
si en verdad los muertos no resucitan. 16Porque si los muertos
no resucitan, tampoco Cristo resucitó; 17y si Cristo no
resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados.
18Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron.
19Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los
más dignos de conmiseración de todos los hombres.
Pablo enuncia 5 hechos negativos que, si fueran ciertos,
despojarían al Evangelio de todo su poder y bendición:
1- Nuestra predicación es vana:
1 Co. 15.14: "Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra
predicación“
Sería un Evangelio de muerte, es decir, la mera biografía de un
hombre que vivió una vida ordinaria, que sufrió una muerte
ordinaria e ignominiosa.
Pero la realidad es, que tomó la victoria de la tumba abierta y el
poder de la Resurrección para dar efectividad al Evangelio.
Ignominiosa: mala acción perpetrada contra alguien.
2- La fe es vana:
1 Co. 15.14: "vana es también vuestra fe"
3- Los apóstoles son testigos falsos.
1 Co.15.15: "Y somos hallados falsos testigos de Dios; porque
hemos testificado de Dios que Él resucitó a Cristo, al cual no
resucitó, si en verdad los muertos no resucitan“
Se eligió para sustituir a Judas a uno que fuera testigo de la
Resurrección de Cristo.
Hech. 1.21-22: "Es necesario, pues, que estos hombres que han
estado juntos con nosotros todo el tiempo que el Señor entraba
y salía de entre nosotros fuese recibido arriba, uno sea hecho
testigo con nosotros, de su resurrección"
4- Los creyentes están todavía en sus pecados
1 Corintios 15.17: "Y si cristo no resucitó, vuestra fe
es vana; aún estáis en vuestros pecados“. Si esto es asi,
todos estan destinados al infierno sin ninguna esperanza.
Hechos 4.12: "Viendo esto Pedro, respondió al pueblo: Varones
israelitas, ¿por qué os maravilláis de esto? o ¿por qué ponéis
los ojos en nosotros, como si por nuestro poder o piedad
hubiésemos hecho andar a éste?
Mateo 1.21: "Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús,
porque el salvará a su pueblo de sus pecados”. Esta es la gran
realidad, hay esperanza de salvación, toma esta salvación por fe.
Tome la resurrección de Cristo para mostrar el valor subjetivo de
su muerte.
5- Aquellos que han muerto perecieron.
1 Cor. 15.18, 19,20: 18"Entonces también los que durmieron
en Cristo perecieron. 19 Si en esta vida solamente esperamos
en Cristo, somos mas dignos de conmiseración de todos los
hombres 20 Mas ahora Cristo ha resucitado de lo muertos;
primicia de los que durmieron es hecha"
La Biblia da lugar prominente a la resurrección de Cristo
Hechos 2.22-36: 22Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesús
Nazareno, varón aprobado por Dios entre vosotros con las
maravillas, prodigios y señales que Dios hizo entre vosotros
por medio de él, como vosotros mismos sabéis; 23a éste,
entregado por el determinado consejo y anticipado
conocimiento de Dios, prendisteis y matasteis por manos de
inicuos, crucificándole;
24al cual Dios levantó, sueltos los dolores de la
muerte, por cuanto era imposible que fuese retenido
por ella.
25Porque David dice de él: Veía al Señor siempre delante de mí;
Porque está a mi diestra, no seré conmovido. 26Por lo cual mi
corazón se alegró, y se gozó mi lengua, Y aun mi carne
descansará en esperanza; 27Porque no dejarás mi alma en el
Hades, Ni permitirás que tu Santo vea corrupción. 28Me hiciste
conocer los caminos de la vida; Me llenarás de gozo con tu
presencia. 29Varones hermanos, se os puede decir libremente
del patriarca David, que murió y fue sepultado, y su sepulcro
está con nosotros hasta el día de hoy. 30Pero siendo profeta, y
sabiendo que con juramento Dios le había jurado que de su
descendencia, en cuanto a la carne, levantaría al Cristo para
que se sentase en su trono,
31viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo,
que su alma no fue dejada en el Hades, ni su carne vio
corrupción.
32A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos
testigos. 33Así que, exaltado por la diestra de Dios, y habiendo
recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado
esto que vosotros veis y oís 33Así que, exaltado por la diestra de
Dios, y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu
Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís. 34Porque
David no subió a los cielos; pero él mismo dice: Dijo el Señor a
mi Señor: Siéntate a mi diestra, 35Hasta que ponga a tus
enemigos por estrado de tus pies. 36Sepa, pues, ciertísimamente
toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros
crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo.
Hechos 3.15: "Y matasteis al Autor de la vida, a quien
Dios ha resucitado de los muertos, de lo cual
nosotros somos testigos"
Hechos 4.10: "Sea notorio a todos vosotros, y a todo el pueblo
de Israel, que el nombre de Jesucristo de Nazaret, a quien
vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de los muertos,
por Él este hombre esta en vuestra presencia sano”
Hechos 4.33: "Y con gran poder los apóstoles daban testimonio
de la resurrección del Señor Jesús, y abundante gracia era
sobre todos ellos"
2- La naturaleza y forma de la Resurrección de
Cristo
a) Fue obra de toda la eternidad
1- Dios Padre
Efesios 1.19, 20: "Y cual la supereminente grandeza de su
poder para con nosotros los que creemos, según la operación
del poder de su fuerza "la cual operó en Cristo, resucitándole
de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares
celestiales."
Hechos 13.30: “Mas Dios le levantó de los muertos.”
Romanos 10.9: "que si confesares con tu boca que Jesús es el
Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los
muertos, serás salvo."
Colosenses 2.12: "sepultados con Él en el bautismo,
con el cual fuisteis también resucitado con Él,
mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de
los muertos"
Romanos 6.4: "Porque somos sepultados juntamente con Él
para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó
de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros
andemos en vida nueva"
2- Por su propio poder:
Juan 10.17-18: "Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi
vida, para volverla a tomar."
Juan 2.19: “... Destruid este templo, y en tres días lo levantaré”
3- Por el poder del Espíritu Santo:
1 Pedro 3.18: "Porque también Cristo padeció una
sola vez por los pecados, el justo por los injustos,
para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto a la
carne, pero vivificado en espíritu.”
Romanos 8.11: “Y si el Espíritu de aquel que levantó a Jesús
de los muertos, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús
vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu
que mora en vosotros.”
Fue una vida resucitada
Pruebas de su muerte:
1) El soldado vio que estaba muerto:
Juan 19.33: “Mas cuando llegaron a Jesús, como le vieron
ya muerto, no le quebraron las piernas"
2) El centurión atestiguó de su muerte:
Marcos 15.44, 45: 44"Pilato se sorprendió de que ya
hubiese muerto; y haciendo venir al centurión, le
preguntó si ya estaba muerto. 45E informado por el
centurión, dio el cuerpo a Josué"
3) Fluyó sangre y agua de su costado: evidencia fisiológica
que su corazón fue roto y que la muerte fue casi instantánea:
4) José de Arimatea creyó que Él estaba muerto:
Marcos 15.43: "José de Arimatea, senador noble, que también
esperaba el reino de Dios, vino, y osadamente entró a Pilato, y
pidió el cuerpo de Jesús"
5) Las mujeres que se pararon al lado de la cruz
creyeron que había muerto:
Marcos 16.1: "Y como pasó el sábado, María Magdalena, y
María madre de Jacobo, y Salomé, compraron especias
aromáticas para venir a ungirle"
6) Jesús mismo dijo que murió
Apocalipsis 1.18: "Y el que vivo, y he sido muerto, y vivo por
los siglos de los siglos, Amén. Y tengo las llaves del infierno y
de la muerte“
Su resurrección fue corporal:
El Espíritu nunca muere sólo el cuerpo.
Pruebas de que fue literalmente levantado a la vida:
1- Su cuerpo de resurrección estaba: compuesto de
"carne y huesos" no era un fantasma:
Lucas 24.36-39: 36“Y entre tanto que ellos hablaban estas cosas,
él se puso en medio de ellos y les dijo: Paz a vosotros.
37“Entonces ellos espantados y asombrados, pensaban que
veían espíritu. 38 Mas Él les dice: ¿Por qué estáis turbados, y
suben pensamientos a vuestro corazón? 39Mirad mis manos y
mis pies que yo mismo soy. Palpad, y ved; que el espíritu ni tiene
carne ni huesos, como veis que yo tengo."
2) Podía ser tocado
Mat. 28.9: “He aquí, Jesús les sale al encuentro, diciendo:
Salve. y ellas se llegaron y abrazaron sus pies y le adoraron"
3) Comió ante sus ojos:
Lc. 24. 41,43: 41"Y como todavía ellos, de gozo, no lo creían, y
estaban maravillados les dijo: ¿Tenéis algo de comer?. 43
Entonces le dieron parte de un pez asado, y un panal de miel.
“Y Él lo tomó, y comió delante de ellos”
4) Los discípulos y sus seguidores lo reconocieron:
Lc. 24.31: “Entonces les fueron abierto los ojos, y le
reconocieron; mas Él se desapareció de su vista”
Jn. 20.16, 18: “Jesús le dijo: ¡María! Volviéndose ella, le dijo:
Raboni! (que quiere decir, Maestro” “Fue entonces María
Magdalena para dar a los discípulos las nuevas de que había
visto al Señor, y que Él le había dicho estas cosas.”
5) Apareció en el mismo cuerpo en el cual habían
puesto los clavos y la lanza:
Lc. 24.4: "Aconteció que estando ellas perplejas por esto, he
aquí se pararon frente a ellas dos varones con vestiduras
resplandecientes”
Jn. 20.20: "Y cuando les hubo dicho esto, les mostró las manos
y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor"
6) El mismo lo predijo
Jn. 2.19-22: 19Respondió Jesús y les dijo: Destruid este templo,
y en tres días lo levantaré. 20Dijeron luego los judíos: En
cuarenta y seis años fue edificado este templo, ¿y tú en tres
días lo levantarás? 21Mas él hablaba del templo de su cuerpo.
22Por tanto, cuando resucitó de entre los muertos, sus
discípulos se acordaron que había dicho esto; y creyeron la
Escritura y la palabra que Jesús había dicho.
7) David, por medio del Espíritu lo profetizó.
Sal. 16.10: "Porque no dejarás mi alma en el Seol, ni
permitirás que tu Santo vea corrupción"
d) Fue única
Hubo otros casos pero volvieron a morir.
La de Cristo fue más que una reversión de su muerte.
Rom. 6.9, 10: 9”Sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de
los muertos, ya no muere: La muerte no se enseñoreará más de
Él. 10 Porque en cuanto murió, al pecado murió una vez por
todas; mas en cuanto vive, para Dios vive"
Era un cuerpo espiritual, sin ataduras de
limitaciones físicas.
Jn. 20.19-26: 19"Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el
primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar
donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos,
vino Jesús, y... en medio de ellos...26 Ocho días después,
estaban otra vez los discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó
Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio”
Su cuerpo era único, a veces no reconocible.
Lucas 24.12-16: 12Pero levantándose Pedro, corrió al
sepulcro; y cuando miró dentro, vio los lienzos solos, y se
fue a casa maravillándose de lo que había sucedido. 13Y he
aquí, dos de ellos iban el mismo día a una aldea llamada
Emaús, que estaba a sesenta estadios de Jerusalén. 14E
iban hablando entre sí de todas aquellas cosas que habían
acontecido. 15Sucedió que mientras hablaban y discutían
entre sí, Jesús mismo se acercó, y caminaba con ellos.
16Mas los ojos de ellos estaban velados, para que no le
conociesen.
Pruebas de la resurrección de Cristo:
a) La tumba vacía
Mat. 28.6: "No está aquí, pues ha resucitado. Venid,
ved el lugar donde fue puesto el Señor"
Los discípulos jamás hubieran podido tener el cadáver.
En 1879 se encontró un edicto romano prohibiendo robar una
tumba o mover un cuerpo de su lugar.
Mat. 27.13: “Entonces Judas, el que le había entregado, viendo
que era condenado, devolvió arrepentido las treinta piezas de
plata a los principales sacerdotes y a los ancianos”
b) Los lienzos del sepulcro
Jn. 11.44: “Y el que había muerto salió, atadas las manos y los
pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús le
dijo: Desatadle, y dejadle ir.”
c) No fue desafiado en el primer siglo
d) Tres efectos que tenían una causa:
1) El día del Señor
Los discípulos cambiaron ese día de adoración del
antiquísimamente honrado día de reposo al primer día de la
semana. El cambio fue hecho para celebrar en el Señor la
resurrección el primer día de la semana.
Hech. 20.7: “El día primero de la semana, reunidos los
discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba...”
1 Co. 16.2: “Cada primer día de la semana cada uno de
vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado,
guardándolo...”
2) La iglesia cristiana.
La verdadera evidencia histórica para la resurrección es el hecho
que fue creído, practicado, propagado y produjo su fruto y
efecto en el nuevo fenómeno de la iglesia cristiana, mucho antes
que fueran escritos los Evangelios.
3) El Nuevo Testamento es el libro de la resurrección de
Cristo.
Evans: "Si Jesucristo hubiera permanecido en la tumba, la
historia de su vida y de su muerte hubieran permanecido
con Él... La Resurrección no carece de la hermosa historia
de su vida, sino que la hermosa historia de su vida surgió del
hecho de su Resurrección."
4) Los resultados o beneficios de su resurrección
a) Provee fundamento firme a nuestra fe
En Dios. 1 P. 1.21: 21y mediante el cual creéis en Dios, quien le
resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe
y esperanza sean en Dios.
En Jesucristo. Romanos 1.14: 14como hijos obedientes, no os
conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra
ignorancia;
De sus señales. Mat. 12.38-40: 38Entonces respondieron
algunos de los escribas y de los fariseos, diciendo:
Maestro, deseamos ver de ti señal. 39El respondió y les
dijo: La generación mala y adúltera demanda señal; pero
señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás.
40Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez
tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el
corazón de la tierra tres días y tres noches.
Provee una certeza de perdón de pecados. Romanos 10.8:
8Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y
cayeron en un día veintitrés mil.
Tenemos un sumo sacerdote comprensible,
misericordioso y fiel en el cielo.
Heb. 2.17: 17Por lo cual debía ser en todo semejante a sus
hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo
sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados
del pueblo.
Ro. 8.34: 34¿Quién es el que condenará? Cristo es el que
murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a
la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.
Heb. 7.25: 25por lo cual puede también salvar perpetuamente a
los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para
interceder por ellos.
Asegura al creyente de todo poder necesario para la vida y
el servicio.
Fil. 3.20: 20Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de
donde también esperamos al Salvador, al Señor
Jesucristo.
La demostración más grande del poder de Dios en el
Nuevo Testamento es el levantamiento de Jesús de los
muertos
Ef. 1.19, 20: 19y cuál la supereminente grandeza de su
poder para con nosotros los que creemos, según la
operación del poder de su fuerza, 20la cual operó en
Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su
diestra en los lugares celestiales.
El creyente tiene la certeza de la resurrección e
inmortalidad.
1 Tes. 4.14-18:13
Tampoco queremos, hermanos, que
ignoréis acerca de los que duermen, para que no os
entristezcáis como los otros que no tienen esperanza.
14
Si creemos que Jesús murió y resucitó, así también
traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. 15
Por lo
cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros
que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del
Señor, no precederemos a los que durmieron.
16
El Señor
mismo, con voz de mando, con voz de arcángel y con
trompeta de Dios, descenderá del cielo. Entonces, los
muertos en Cristo resucitarán primero.
17
Luego nosotros, los que vivimos, los que hayamos quedado,
seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para
recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el
Señor.18
Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas
palabras.
2 Cor. 4.14: 14sabiendo que el que resucitó al Señor Jesús, a
nosotros también nos resucitará con Jesús, y nos presentará
juntamente con vosotros.
Os. 13.14: 14De la mano del Seol los redimiré, los
libraré de la muerte. Oh muerte, yo seré tu muerte; y
seré tu destrucción, oh Seol; la compasión será
escondida de mi vista.
Garantiza la certeza de un día de juicio.
Hech. 17.31: 31por cuanto ha establecido un día en el cual
juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien
designó, dando fe a todos con haberle levantado de los
muertos.
Hech. 10.42: 42Y nos mandó que predicásemos al pueblo, y
testificásemos que él es el que Dios ha puesto por Juez de vivos
y muertos.
Jn. 5.22, 25-29: 22Porque el Padre a nadie juzga, sino que
todo el juicio dio al Hijo. 25De cierto, de cierto os digo:
Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz
del Hijo de Dios; y los que la oyeren vivirán. 26Porque
como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado
al Hijo el tener vida en sí mismo; 27y también le dio
autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del
Hombre. 28No os maravilléis de esto; porque vendrá hora
cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz;
29y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de
vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de
condenación.
LA ASCENCIÓN Y GLORIFICACIÓN DE
JESUCRISTO.
1- SU ASCENCION:
Cuando el dejó esta tierra en su cuerpo de resurrección y fue
visiblemente llevado al cielo.
Mr. 16.19: 19Y el Señor, después que les habló, fue recibido
arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios.
Lc. 24.50, 51: 50Y los sacó fuera hasta Betania, y alzando sus
manos, los bendijo. 51Y aconteció que bendiciéndolos, se
separó de ellos, y fue llevado arriba al cielo.
Hch. 1.9: 9
Después de haber dicho estas cosas, fue
elevado mientras ellos miraban, y una nube le recibióy
le ocultó de sus ojos.
Jesús predijo el evento de su ascensión.
Jn. 6.62: 62¿Pues qué, si viereis al Hijo del Hombre subir
adonde estaba primero?
Pablo la enseñó.
Ef. 4. 8-10: 10El que descendió, es el mismo que también
subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo.
Uniendo las palabras "subió por encima de todos los
cielos" Ef. 4.10, con "Hecho más sublime que los cielos"
Heb. 7.26, y "que traspasó los cielos" (Heb. 4.14) nos
habla de varios cielos, a los cuales nos referimos
anteriormente, pero que reiteramos seguidamente:
Posiblemente el cielo atmosférico y el astronómico a través de
los que Jesús pasó en camino hacia el Padre.
William Evans: "Esto significa que el venció todos los
principados y poderes malignos que habitan en las regiones
celestes" (Ef. 6), y que sin duda hicieron lo posible en tratar
de no dejarlo pasar por los cielos para presentar su obra
finalizada al Padre"
Pearlman: "Por ende la ascensión se convierte en la línea
divisoria de dos periodos en la vida de Cristo”
1- Desde el nacimiento hasta la resurrección Él es el Cristo de
la historia humana, El que vivió una vida perfecta bajo
condiciones terrenales.
2- Desde la ascensión Él es el Cristo de la experiencia
espiritual, que vive en el cielo y toca a hombres por medio del
Espíritu Santo"
Conclusión