Biblia y realidad
Triunfar
con
Cristo
Diseño:
J. L. Caravias sj
Bien sé yo que mi defensor vive
y que él será el último
que se levante sobre la tierra;
yo me pondré de pie dentro de mi piel
y en mi propia carne veré a Dios.
Job 19,25-28
Mi corazón desfallece esperándolo;
yo lo contemplaré, yo mismo.
Él es a quien verán mis ojos y no a otro...
Los sufrimientos que soportamos ahora
por tu causa
no son sino el comienzo de los dolores del parto.
Mc 13,8
Enséñanos, pues,
a mantenernos erguidos
y con la cabeza en alto,
conscientes de que
está llegando
el día de nuestra liberación.
Lc 21,28.31
Lo que sufrimos en la vida presente
no se puede comparar
con la Gloria que
se ha de manifestar
después en nosotros Rom 8,18
Nuestras penalidades momentáneas
y ligeras nos producen
una riqueza eterna tan grande,
que no se puede comparar.
2Cor 4,17
Todos los que
han muerto
a semejanza tuya
estarán contigo
en tu gloria
Ap 6,10
En tu banquete de bodas
han de participar
todos los que fueron
degollados como tú.
Ap 6,9
Tú serás plenamente Dios para
nosotros y nosotros seremos para ti
verdaderos hijos
Ap 21,4.7
• Lo harás
todo
nuevo
Ap 21,5
• Y serás todo
en todos
1Cor 15,28
Dios mismo
para siempre
de nuestros
enjugará
las lágrimas
ojos
Ap 7,17
Ap 21,4
Ya no
ni muerte,
ni gemidos,
existirá
ni duelo,
ni penas,
porque todo lo anterior ya habrá pasado.
Esperamos la dicha
de tu aparición definitiva
y gloriosa, Señor Tit 2,13
Anhelamos tu vuelta gloriosa
en la que
cambiarás
nuestro cuerpo
miserable
y lo harás
semejante
a tu propio cuerpo.
Flp 3,20s
Esperamos que tú mismo, Jesús, después de
estos breves padecimientos, nos fortalecerás y
nos colocarás sobre una base inconmovible
1Pe 5,10
Y el Padre Dios,
que con su poder
te resucitó,
nos resucitará
también a nosotros 1Cor 6,14
Nosotros esperamos,
según la promesa de Dios
cielos nuevos
Cuando
y tierra nueva,
llegue lo
un mundo en el que
perfecto,
reinará la justicia.
lo que es
2Pe 3,13
limitado
desaparecerá.
1Cor 13, 10.8
Descargar

Quejas de Dios