El héroe para esta generación
Este romántico pertenece al grupo de
románticos españoles (Espronceda y
Bécquer).
Es periodista y escritor cuyos seudónimos
incluyen: Fígaro, Duende, Bachiller y el
pobrecito hablador.
Representa un pensador grave,
meditabundo, melancólico que tiene un
estilo directo, sencillo y claro.
Se preocupa por la nación.
Busca la verdad a pesar de su pesimismo.
Mariano José de Larra y Sánchez de Castro
(1809-1837)
El romanticismo
•
•
•
•
•
•
•
El mundo ideal (el neoclasicismo y el racionalismo) choca con la realidad (las
guerras napoleónicos y carlistas) y esto propicia un desengaño.
El sentimiento comienza a predominar la razón y la objetividad.
Como resultado, el artista acepta una actitud especial frente a la vida: debe
exaltar violentamente su propia personalidad como individuo.
Muchas veces adopta un tono escéptico y subjetivo.
Prefiere expresar sus intimidades con un estilo intenso y emocional
Otras veces incorpora sólo los motivos más exóticos (lo fantástico, lo Oriental, o La
Edad Media).
Exalta lo nacional (las lenguas y culturas autóctonas) e incluye la temática
metafísica—el estudio del ser en cuanto ser (Dios, el alma, el sentido de la vida, la
muerte, el amor, la libertad, lo sublime, lo reprimido).
Historia del periodismo español
•Después de la invasión napoleónica (1808) y la Guerra de la
Independencia, las Cortes de Cádiz liberaron la prensa, que antes
el Rey bajo la dirección del Consejo de Castilla controlaba por
medio de concesiones de imprenta.
•Durante el Siglo XIX, la prensa era más política e informativa.
Surgieron las primeras impresas periodísticas y publicitarias y con
ellas la necesidad de también entretener a los lectores con
narraciones de crímenes y aventuras escandalosas, relatos
novelescos, humor, y con las páginas de pasatiempos (juegos y
crucigramas). No obstante, la libertad de prensa oscila debido a las
guerras carlistas y el control conservador.
•A partir de 1868, aparecen los primeros artículos de opinión.
Frases de Larra
Un pueblo no es verdaderamente
libre mientras que la libertad no esté
arraigada en sus costumbres e
identificada con ellas.
La verdad es como el agua filtrada, que
no llega a los labios sino a través del
cieno.
El corazón del hombre
necesita creer algo, y cree
mentiras cuando no encuentra
verdades que creer.
Muchas cosas me admiran en este
mundo: esto prueba que mi alma debe
pertenecer a la clase vulgar, al justo
medio de las almas; sólo a las muy
superiores, o a las muy estúpidas, les
es dado no admirarse de nada.
Por grandes y profundos que sean los
conocimientos de un hombre, el día
menos pensado encuentra en el libro
que menos valga a sus ojos, alguna
frase que le enseña algo que ignora.
Larra y la generación
•Al conmemorar la muerte de Larra, la generación del ‘98 reconoce la
existencia de un nuevo pensar en España y a la vez su primera víctima.
•Ellos reconocen que Larra anticipa y advierte la decadencia española.
•A diferencia con Larra, la generación del ‘98 intentará indagar en la
decadencia española con la esperanza de encontrar una respuesta—una
regeneración.
•Buscarán las causas por la pérdida de voluntad (abulia) y tratarán de
identificar los modelos no corrompidos.
•Son conscientes de que las tradiciones y las instituciones sociales pueden
estancar la voluntad.
•Esta búsqueda gira entorno a temas como: la intrahistoria, la europización, el
camino a la perfección (religioso o no).
El mentor para esta generación
•Para este filósofo, la muerte de Dios no tiene
ninguna importancia.
•Creer en Dios sólo produce las falsas
profundidades de lo humano, mala conciencia
y resentimiento.
•Para él, el poema no hace hablar ni a Dios ni
al hombre.
•Busca la singularidad de nosotros mismos.
•El centro temático de su obra gira entorno a la
Voluntad de Poder, el Superhombre, el Eterno
Retorno, el nihilismo, el perspectivismo y el
pensamiento trágico.
Friedrich Wilhelm Níetzsche.
(1844-1900)
Frases de Níetzsche
La esperanza es el peor de los males,
pues prolonga el tormento del
hombre.
Los que más han amado al hombre le
han hecho siempre el máximo daño.
Han exigido de él lo imposible, como
todos los amantes.
La palabra más soez y la
carta más grosera son
mejores, son más
educadas que el silencio.
Los monos son demasiado buenos para
que el hombre pueda descender de
ellos.
Aquel que tiene un porqué para vivir
se puede enfrentar a todos los
"cómos".
La división ideológica española
La extensión de las guerras religiosas y territoriales de los Hasburgos llevan a la monarquía a la ruina
económica.
La intervención de los Borbones salva el colapso económico, pero introduce más tarde una falta de
liderazgo.
Napoleón ocupa a España antes de hay un derrumbe monárquico natural.
Desde el extranjero los Borbones regresan a establecer la corona española pero sólo gracias al apoyo
de los liberales.
Esta nueva politización del país define una nueva división ideológica española :
izquierda versus derecho
liberal versus tradicionalista
progresista versus moderado
A mediados del Siglo XIX, el país entra en una serie de confrontaciones entre estos nuevos grupos-represalias y contrarepresalias.
Fernando VII intenta reintroducir el absolutismo.
La burguesía liberal instala una nueva constitución, institucionalizan la educación pública y
desamortizan los bienes de la iglesia.
En lugar de producir una guerra civil u otra reestructuralización gubernmental, España se convierte
en una monarquía parlementaria.
Características socio-políticas de la generación
•Critica ambas posturas políticas existentes.
•Cree que la derrota en la guerra contra los EEUU se debe a la necesidad de
preservar una fachada exterior y que había un estancamiento político interno
que reduce la modernización.
•No sólo critica el alcance de la modernización pero cuestiona las leyes
liberales y cuán equitativas en verdad son.
•La generación del ‘98 reconoce el impacto de la sociedad sobre la sicología
del individuo.
•Quiere romper con la formación tradicional del individuo.
•Intenta definir el carácter nacional en términos del pueblo y no de la nación.
•Comienza a percibir al individuo en un sentido más personal.
•No se debe definir al individuo sólo en términos de su deber social sino
también en relación con su realización de ser.
•La Generación del ‘98 reconoce cierta salvación social en la renovación de
las tradiciones antiguas.
•Se preocupa por el ambiente y también por el carácter nacional.
•Busca renovar los héroes del pasado: El Cid, Don Quijote.
El lenguaje de la generación
•Antirretórico
•Antidecorativo
•Natural
•Enriquece lo funcional
•Incorpora la lengua popular
•Siempre está al servicio de la inteligencia
•Refleja el lenguaje mayoritario
Azorín
(1874-1967)
(José Augusto Trinidad Martínez Ruiz)
Monóvar, España
Iglesia Parroquial de
San Juan Bautista (1751)
Torre del Reloj (1743)
Ermita de Santa
Bárbara (1799)
Azorín
(1874-1967)
(José Augusto Trinidad Martínez Ruiz)
En La voluntad llama atención a cómo los expertos de la sociedad niegan que
los problemas comiencen con el estado. También, reconoce cómo la gente se
desanima cuando es persuadida. Su solución es criticar todo desde la
periferia rural.
En Castilla, observa cómo el paisaje rural comienza a modernizarse y esto lo
entristece, porque reconoce la pérdida de valores morales en las ciudades.
Miguel de Unamuno
(1864-1936)
Basílica de Sta. María
Teatro Arriaga
Valderejo
Castillo de Butrón
Bilbao, España
Barrio viejo
Miguel de Unamuno
(1864-1936)
En el ensayo “En torno a casticismo”, Unamuno quiere registrar la esencia del
español puro o castizo.
Se dedica a entender el carácter transcendental de la gente y el contrato social.
Se centra en el concepto de intrahistoria.
Se pregunta ¿cómo ha sido posible que el mismo español lograra conquistar al
mundo y luego caer en derrumbe?
Llega a la conclusión de que el registro del alma española radica en la lengua. No se
puede perder su esencia, porque reside en las obras literarias como las de Calderón
de la Barca o las de los místicos.
Antonio Machado Ruiz
(1875-1939)
Sevilla, España
El Pabellón Mudéjar
La Plaza de España
La Giralda
El Real Alcazar
Antonio Machado Ruiz
(1875-1939)
En el prólogo de Campos de Castilla Machado describe el fenómeno de doble
espejismo.
Cree que nos engañamos cuando miramos afuera o aún adentro de nuestro mismo.
Para Machado, el verdadero ser radica en nuestro sueño.
Lo que falta es un retorno al sueño social.
Precisa un nuevo romancero, porque el viejo romancero se ha caducado tanto como
nuestra capacidad de autocuestionamiento.
Ramón María del Valle-Inclán
(1866-1936)
Villanueva de Arousa, España
El puerto de Villanueva
Iglesia
da Pastoriza
Iglesia de San Cibrán
Pazo de Valle-Inclán
Azorín (1874-1967)
(José Augusto Trinidad Martínez Ruiz)
• La vida urbana corrompe los valores
tradicionales populares.
• El hombre imita los modelos corruptos de la
ciudad.
• La modernidad (trenes, telégrafo, etc.) es
detestable.
Descargar

La generación de 98