CRISTO:
El Único Escape
Hebreos:
1:1-14
Raras son las
preguntas
que no tienen
adecuada
respuesta.
Para considerar
hoy tenemos:
Una pregunta que nadie
puede contestar:
Ni los patriarcas,
ni los apóstoles,
ni los teólogos,
ni los ángeles.
Ni Dios Padre, Dios Hijo y
Dios Espíritu Santo.
¿Cuál es la
pregunta
que Dios no
puede
contestar?
Hebreos 2:3
“¿Cómo escaparemos
nosotros,
si descuidamos
una salvación
tan grande?”
El capítulo 1
de la misma carta
exalta al Señor de esa
salvación: Cristo.
Consideremos
lo siguiente:
I.
HAY UN LUGAR
DE
DONDE
ESCAPAR
Lucas 16:19-31
Menciona el lugar
a donde se va cuando
se descuida esa
salvación tan grande.
El ejemplo del
hombre rico debe
ser para nosotros
una gran lección.
Se puede escapar
del infierno.
Pero detengámonos
un poco, no sólo hay
un lugar de donde
escapar, sino
también. . .
II.
HAY UN LUGAR
A
DONDE
ESCAPAR
Hay un lugar a donde
escapar, la Palabra de
Dios le llama cielo.
Juan 14:1-3
nos habla de su
realidad.
El cielo contrasta
con el infierno:
En lugar de muerte,
hay vida.
En lugar de
tormento, hay
tranquilidad
En lugar de sed,
hay agua de vida.
En lugar decepción,
hay satisfacción.
En lugar de preocupación,
hay quietud.
En lugar de la
presencia del diablo,
la presencia de Dios.
En lugar de llanto,
hay risas y gozo.
En lugar de dolor,
habrá
contentamiento
y felicidad.
Este es el lugar que
Cristo ha ido a
preparar.
Nos preguntamos:
“¿En verdad será el
cielo así?”
“¡No!”
No será así, será mucho
mejor que lo que
hemos dicho.
III.
HAY
UNA MANERA
PARA
ESCAPAR
Es importante saber que
hay un lugar del cual
escapar,
que hay un lugar a
donde escapar, pero
más importante saber
que hay una manera de
escapar.
El Señor Jesucristo
dijo:
“Yo soy el camino
y la verdad y la vida;
nadie viene al Padre,
sino por mí”
Cristo Jesús es el camino,
sin Él no se puede
andar.
Cristo es la verdad,
sin Él no se conoce.
Cristo es la vida,
sin Él nos se vive.
Alguna vez el Señor
Jesús preguntó a
sus discípulos:
“¿Se quieren ir
ustedes también?”.
Pedro contestó:
“Señor, a dónde
iremos?
Tú tienes Palabras
de vida eterna”
La Palabra de Dios
dice:
“Y en ningún otro hay
salvación, porque no
hay otro nombre dado
a los hombres en quien
podamos ser salvos”
¡SÓLO
CRISTO
SALVA!
Recordemos la
pregunta inicial:
“¿Cómo escaparemos
nosotros,
si menospreciamos una
salvación tan grande?”
Hemos entendido que:
•Hay un lugar de donde
escapar.
•Hay un lugar a donde
escapar.
•Hay una manera para
escapar.
Ven a Cristo
porque Él es
el
Único Escape
y la
Única Esperanza
Descargar

Diapositiva 1 - Iglesia Bautista Berea de Monterrey