El Libro de Josué
LA ESPIRITUALIDAD
DE LA NO VIOLENCIA
La Historia de Israel
DEUTERONOMISTA: biblioteca
1. Deuteronomio.
2. Josué
3. Jueces
4. 1º Libro de Samuel
5. 2º Libro de Samuel
6. 1º Libro de los Reyes
7. 2º Libro de los Reyes
CON-texto del Texto
Escrito: siglos VI-IV
Persas: “descabeza” la obra del “Dtr”.
Del Tetra-teuco al Penta-teuco.
Claves Teológicas:
1. “P”: don
2. “Dtr”: tarea = alianza.
3. Libro del Deuteronomio = obediencia.
ESTRUCTURA de JOSUÉ
I. Conquista : 1-12.
II. Reparto
:13-22.
III. Alianza
: 23-24.
Jos 1: ENTRONIZACIÓN REAL
I. Relacionar Jos.1,7-8 y Dt.17,18-19: Josué cumple
perfectamente la figura real:
Dt.17,18 Cuando tome posesión del trono real, hará escribir
en un libro, para su uso personal, una copia de esta
Ley, conforme al texto que conservan los sacerdotes. 19
La tendrá a su lado y la leerá todos los días de su vida,
para que aprenda a temer al Señor, su Dios,
observando todas las palabras de esta Ley y poniendo
en práctica estos preceptos.
Jos.1,7 Basta que seas fuerte y valiente, para obrar en
todo según la Ley que te dio Moisés, mi servidor. No te
apartes de ella ni a la derecha ni a la izquierda, y así
tendrás éxito en todas tus empresas. 8 Que el libro de
esta Ley nunca se aparte de ti: medítalo día y noche,
para obrar fielmente en todo conforme a lo que está
escrito en él.
Gracias a una Prostituta (Jos.2)
2,1 Josué, envió clandestinamente a dos espías, con la
siguiente consigna: “Vayan a observar el terreno”. Ellos
partieron y, al llegar a Jericó, entraron en casa de una
prostituta llamada Rajab, donde se alojaron. 2 Cuando
se notificó al rey de Jericó que unos israelitas habían
llegado durante la noche para observar el terreno, 3
mandó decir a Rajab: “Saca afuera a esos hombres que
vinieron a verte, los que entraron en tu casa, porque han
venido únicamente para observar todo el país”. 4 Pero la
mujer tomó a los dos hombres, los escondió y declaró:
“Es verdad que esos hombres vinieron aquí, pero yo no
sabía de dónde eran. 5 Se fueron al caer la noche,
cuando estaban por cerrarse las puertas de la ciudad, y
no sé adónde habrán ido. Salgan en seguida detrás de
ellos, porque todavía pueden alcanzarlos”.
Rajab y los espías
6 En
realidad, los había hecho subir a la terraza, ocultándolos
entre unos haces de lino.
8 Cuando Rajab subió a la terraza, donde estaban los espías.
9 Ella les dijo: “Yo sé que el Señor les ha entregado este
país. 10 Nosotros hemos oído cómo el Señor secó las
aguas del Mar Rojo cuando ustedes salían de Egipto (…).
11 Al enterarnos de eso, nuestro corazón desfalleció, y ya
no hay nadie que tenga ánimo para oponerles resistencia,
porque el Señor, su Dios, es Dios allá arriba, en el cielo, y
aquí abajo, en la tierra. 12 Por eso, júrenme ahora mismo
por el Señor, que así como yo los traté con bondad,
ustedes tratarán de la misma manera a mi familia”.
14 Los hombres le respondieron: “Nosotros responderemos
por ustedes con nuestra vida, con tal que no nos delates.
Cuando el Señor nos entregue este país, te trataremos con
bondad y lealtad”. 15 Entonces la mujer los descolgó por la
ventana con una cuerda, porque su casa daba contra el
muro de la ciudad, y ella vivía junto a él.
Huida
16
Y les hizo esta recomendación: “Manténganse
ocultos durante tres días, hasta que ellos estén
de regreso, y después podrán seguir viaje”. 17
Los hombres le respondieron: 18 “Cuando
nosotros entremos en el país, tú atarás este
cordón escarlata a la ventana por la que nos
hiciste bajar, y reunirás contigo, dentro de la
casa, a toda tu familia. 20 En cambio, si nos
delatas, quedaremos libres del juramento que
nos has exigido”.
El regreso de los espías
22
Los hombres se fueron a la montaña y se
quedaron allí tres días, hasta que
regresaron los perseguidores, que los
habían buscado por todas partes sin
encontrarlos. 23 Entonces los dos hombres
volvieron a bajar de la montaña, cruzaron
el río, y cuando estuvieron de nuevo con
Josué, lo informaron de todo lo que les
había ocurrido.
TEOLOGÍA
I. NOMBRE: Rajab (cap.2 y 6): órgano
femenino con el que se designa el oficio
de una prostituta.
II. TRES IRONÍAS del texto:
1. Creen a una prostituta mentirosa.
2. No exploran: estuvieron escondidos.
3. Juran por Dios, contra Dios.
III. CUESTIÓN DE FONDO:
Dt.7,1-2: Cuando el Señor, tu Dios, te introduzca en la
tierra de la que vas a tomar posesión, él expulsará a
siete naciones más numerosas y fuertes que tú. El
Señor, tu Dios, los pondrá en tus manos, y tú los
derrotarás. Entonces los consagrarás al exterminio
total: no hagas con ellos ningún pacto, ni les
tengas compasión.
20,16-18: Pero en las ciudades de esos pueblos que el
Señor, tu Dios, te dará como herencia, no deberás
dejar ningún sobreviviente.
Consagrarás al
exterminio total, como te lo ordena el Señor, tu Dios,
para que ellos no les enseñen a imitar todas las
abominaciones que cometen en honor de sus dioses.
Así ustedes no pecarán contra el Señor, su Dios.
¿La lealtad a Dios se opone a la lealtad a una
prostituta?
¿La Ley o las obras salvan?
Hbr.11,31: Por la fe, Rahab, la prostituta, no
pereció con los incrédulos, ya que había
recibido amistosamente a los que fueron a
explorar la Tierra.
Stgo. 2,24-26: Como ven, el hombre no es
justificado sólo por la fe, sino también por las
obras. ¿Acaso Rahab, la prostituta, no fue
justificada por las obras, cuando recibió a los
mensajeros y les hizo tomar otro camino? De la
misma manera que un cuerpo sin alma está
muerto, así está muerta la fe sin las obras.
IV. RUPTURA TEOLÓGICA:
Jos.1= vayan / Jos.2: Rajab / Jos.3= cruzan.
Genealogía de Jesús
Mt.1,1-17 (escrito año 85)
1 Libro de la generación de Jesucristo, hijo de David,
hijo de Abraham:
2 Abraham engendró a Isaac, Isaac engendró a Jacob,
Jacob engendró a Judá y a sus hermanos,
3 Judá engendró, de TAMAR, a Fares y a Zara, Fares
engendró a Esrom, Esrom engendró a Aram,
4 Aram engendró a Aminadab, Aminadab engendró a
Naassón, Naassón engendró a Salmón,
5 Salmón engendró, de RAJAB, a Booz, Booz
engendró, de RUT, a Obed, Obed engendró a Jesé,
6 Jesé engendró al rey David. David engendró, de la que
fue MUJER DE URÍAS, a Salomón,
7 Salomón engendró a Roboam, Roboam engendró a Abiá, Abiá
engendró a Asaf,
8 Asaf engendró a Josafat, Josafat engendró a Joram, Joram
engendró a Ozías,
9 Ozías engendró a Joatam, Joatam engendró a Acaz, Acaz
engendró a EZEQUÍAS,
10 Ezequías engendró a Manasés, Manasés engendró a Amón,
Amón engendró a JOSÍAS,
11 Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, cuando la
deportación a Babilonia.
12 Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a
Salatiel, Salatiel engendró a Zorobabel,
13 Zorobabel engendró a Abiud, Abiud engendró a Eliakim,
Eliakim engendró a Azor,
14 Azor engendró a Sadoq, Sadoq engendró a Aquim, Aquim
engendró a Eliud,
15 Eliud engendró a Eleazar, Eleazar engendró a Mattán,
Mattán engendró a Jacob,
16 y Jacob engendró a José, el esposo de María,
de la que NACIÓ Jesús, llamado Cristo.
(Harvey -1650)
17 Así que el total de las generaciones son:
desde Abraham hasta David,
catorce generaciones;
desde David hasta la deportación a Babilonia,
catorce generaciones;
desde la deportación a Babilonia hasta Cristo,
catorce generaciones.
Pablo (60)
Gál.4,4: Al llegar la plenitud de los
tiempos, envió Dios a su Hijo,
nacido de mujer.
Rm.1,3: Acerca de su Hijo, nacido
del linaje de David según la
carne.
Salmo 25 (24)
Alefato - Gematría
1 Alef. A ti, Yahveh, levanto mi alma, 2 oh Dios mío.
Bet. En ti confío, ¡no sea confundido, no triunfen de
mí mis enemigos!
3 Guimel. No hay confusión para el que espera en ti,
confusión sólo para el que traiciona sin motivo.
4 Dálet. Muéstrame tus caminos, Yahveh, enséñame
tus sendas.
5 He. Guíame en tu verdad, enséñame, que tú eres el
Dios de mi salvación.
Vau En ti estoy esperando todo el día,
6 Zain. Acuérdate, Yahveh, de tu ternura, y de tu amor, que son de siempre.
7 Jet. De los pecados de mi juventud no te acuerdes, pero según tu amor,
acuérdate de mí. por tu bondad, Yahveh.
8 Tet. Bueno y recto es Yahveh; por eso muestra a los pecadores el camino;
9 Yod. conduce en la justicia a los humildes, y a los pobres enseña su sendero.
10 Kaf. Todas las sendas de Yahveh son amor y verdad para quien guarda su
alianza y sus dictámenes.
11 Lámed. Por tu nombre, oh Yahveh, perdona mi culpa, porque es grande.
12 Mem. Si hay un hombre que tema a Yahveh, él le indica el camino a seguir;
13 Nun. su alma mora en la felicidad, y su estirpe poseerá la tierra.
14 Sámek. El secreto de Yahveh es para quienes le temen, su alianza, para darles
cordura.
15 Ain. Mis ojos están fijos en Yahveh, que él sacará mis pies del cepo.
16 Pe. Vuélvete a mí, tenme piedad, que estoy solo y desdichado.
17 Sade. Alivia los ahogos de mi corazón, hazme salir de mis angustias.
18 Qof. Ve mi aflicción y mi penar, quita todos mis pecados.
19 Res. Mira cuántos son mis enemigos, cuán violento el odio que me tienen.
20 Sin. Guarda mi alma, líbrame, no quede confundido, cuando en ti me cobijo.
21 Tau. Inocencia y rectitud me amparen, que en ti espero, Yahveh.
22 Redime, oh Dios, a Israel de todas sus angustias.
Gematría de DAVID
D+V+D
4+6+4
¿Cómo se derrumbaron
las murallas de Jericó?
Ruinas de Jericó
Biblical Archaeology Review 1990, No. 3, p. 48
¿QUÉ ES LO QUE SUCEDIÓ EN
JERICÓ?
En 1868, los arqueólogos descubrieron la ciudad de
Jericó, a 28 km de Jerusalén, cerca del Mar Muerto.
Los descubrimientos más importantes los realizó
una arqueóloga entre 1952 y 1959.
Jericó constituye la ciudad fortificada más antigua del
mundo. Hallaron restos de una muralla de defensa
(de 2 m de ancho y tenía adosada una torre de 9 m
de altura y 8 m de diámetro), construida cerca del
8.000 aC. Esta ciudad fue destruida por la guerra y
abandonada hacia el 7.200 aC. Los arqueólogos
descubrieron que hubo diecisiete Jericós, ya que a
lo largo de su historia había sido destruida y vuelta
a construir muchas veces.
La SEGUNDA Jericó fue erigida hacia el
7.000 aC. Arrasada años más tarde. 4.000
aC. volvió a levantarse. Así ocurrió en el año
3.000, el 2.000, el 1.900 y el 1.700 aC. Hacia
el 1550 aC, se le dio el golpe fatal.
La ÚLTIMA Jericó que los arqueólogos
encontraron fue la del año 1.550 aC. Jericó
no volvió a edificarse, quiere decir que
cuando llegó Josué con los israelitas en el
1.200 aC, hacía 350 años que Jericó había
dejado de existir.
El sitio y la caída de Jericó
(Josué cap.6)
2
El Señor dijo a Josué: “Yo he puesto en tus manos a
Jericó y a su rey. 3 Por eso ustedes, todos los
hombres de guerra, darán una sola vuelta alrededor
de la ciudad, formando un círculo en torno a ella.
Así lo harán durante seis días. 4 Además, siete
sacerdotes irán delante del Arca llevando siete
trompetas de cuerno. El séptimo día, ustedes
darán siete vueltas alrededor de la ciudad, y los
sacerdotes harán sonar las trompetas. 5 A la señal
dada con el cuerno, cuando ustedes oigan el sonido
de las trompetas, todo el pueblo prorrumpirá en
fuertes gritos de guerra. Entonces los muros de la
ciudad caerán sobre sí mismos, y el pueblo se
lanzará al asalto”.
Josué, convocó a los sacerdotes y les dijo:
“Levanten el Arca de la Alianza, y que siete
sacerdotes lleven siete trompetas de cuerno
delante del Arca del Señor”. 7 Después dijo al
pueblo: “Vayan adelante y den la vuelta
alrededor de la ciudad; que los guerreros
avancen delante del Arca del Señor”. 8 En
seguida se hizo lo que Josué había dicho al
pueblo: los siete sacerdotes que llevaban las
siete trompetas de cuerno delante del Señor,
avanzaron tocando las trompetas, mientras el
Arca de la Alianza del Señor iba detrás de ellos.
9 Los
guerreros, por su parte, marchaban
delante de los sacerdotes que tocaban las
trompetas, mientras que la retaguardia iba
detrás del Arca. Y en ningún momento se dejó
de tocar las trompetas.
6
10 Pero Josué dio esta orden al pueblo:
“No lancen ningún grito de guerra ni
dejen oír sus voces; que no salga de la
boca de ustedes ninguna palabra, hasta
que yo les diga: ‘¡Griten!’. Sólo entonces
gritarán”. 11 Así hizo que el Arca del
Señor diera una vuelta alrededor de la
ciudad, formando un círculo en torno a
ella. Luego volvieron otra vez al
campamento, y allí pasaron la noche.
Esto mismo se hizo durante seis días.
El séptimo día se levantaron al
despuntar el alba y dieron siete vueltas
alrededor de la ciudad, de la manera
acostumbrada. 16 Al dar la séptima vuelta,
los sacerdotes tocaron con más fuerza las
trompetas, y Josué dijo al pueblo: “Lancen
el grito de guerra, porque el Señor les
entrega la ciudad.
20 Entonces el pueblo lanzó un fuerte grito y
se tocaron las trompetas. Al oír el sonido
de las trompetas, el pueblo prorrumpió en
un griterío ensordecedor, y el muro se
desplomó sobre sí mismo.
15
¿QUIÉN DERRIBÓ LA CIUDAD?
Todo había sido obra de Yahvhé. Gracias a los
rezos de sus liturgias. La batalla de Jericó está
contada como si fuera una celebración litúrgica:
1) No son el ejército ni los guerreros quienes tienen el
papel decisivo en el combate, sino los
SACERDOTES.
2) No emplean armas de guerra, sino las
TROMPETAS, principal instrumento musical de
alabanza a Dios y de oración en las fiestas
religiosas (Nm.10,10: “En vuestros días de fiesta,
solemnidades, tocaréis las trompetas durante
vuestros holocaustos y sacrificios de comunión. Así
haréis que vuestro Dios se acuerde de vosotros. Yo,
Yahveh, vuestro Dios.”).
3) No la dirige ningún general, sino el ARCA de la
Alianza.
4) Los soldados, más que a un asedio de combate,
asisten a una PROCESIÓN, guardando el
respetuoso SILENCIO propio de la plegaria.
5) El grito de guerra que lanzan el último día era el
“CLAMOR” que los israelitas solían lanzar en sus
fiestas religiosas (Nm.29,1: “El mes séptimo, el
primero de mes, tendréis reunión sagrada; no haréis
ningún trabajo servil. Será para vosotros el día de
los Clamores”. Cfr.2 Sm 6, 15; Lv 25, 9).
6) El abundante uso del número 7 (7 días, 7
sacerdotes, 7 trompetas, el 7° día dan 7 vueltas):
significa “perfección”.
Reflexiones
en torno al
Libro de Josué
LA NO VIOLENCIA
I) UNA OLEADA DE TERROR: Jos 2-4
1) La conquista se planteó como una oleada de
terror: «Toda la gente tiembla ante nosotros»,
decían los espías (Jos.2,23-24).
Josué entendía que su pueblo era, un pueblo
de guerreros: habla de “cuarenta mil hombres
equipados militarmente desfilaron en el páramo
de Jericó” (Jos 4,13).
Reconoció Rajab: “nos ha caído encima una ola
de terror y toda la gente de aquí tiembla ante
vosotros” (Jos.2,9).
2) No supieron ver las posibilidades de las
otras culturas.
3) Quizá era su miedo insuperable a la
misma realidad de Dios entendida como
un Dios al que es preciso temer: «que
todas las naciones del mundo sepan que la
mano del Señor es poderosa y vosotros
temáis siempre al Señor vuestro Dios» (Jos
4,24).
4) Tal vez el miedo religioso era el motor y
la causa de todos los otros miedos. Un
terror sagrado para consagrar un terror
histórico.
II. OTROS CAMINOS: Jos 9
¿Era la confrontación bélica la única
manera de solucionar el problema de
una tierra ocupada?
1) Josue tuvo signos de que las sendas
que se abrían podrían ser diversas a
las de la guerra. Ya Rajab había
obtenido el perdón, ello podría haber
sido una señal: “Rajab vivió en medio
de Israel hasta hoy” (Jos. 6,25). Luego
los caminos del entendimiento no
estaban bloqueados.
2) La conquista de Gabaón: Los
gabaonitas urdieron un ardid: era una
embajada de desvalidos que llegó a
Josué pidiéndole un tratado de paz
porque, le engañaron, venían de lejos al
oír la fama de los éxitos militares del
caudillo judío. Josué les concedió un
tratado de paz que luego ya no podría
revocar: “Josué les armó un tratado de
paz, comprometiéndose a respetar sus
vidas; así se lo juraron también los
representantes
de
la
asamblea”
(Jos.9,15).
Era un engaño que pronto fue descubierto
por Josué. Y ya que no podía revocar el
tratado de paz hecho en juramento, se
vengó obligándoles a ser “a perpetuidad
leñadores y aguadores del templo” (Jos.
9,23).
Lo cierto es que el episodio de los
gabaonitas abría una nueva vía, la del
diálogo y el entendimiento, que Israel no
quiso aprovechar.
III. CUANDO LA RELIGIÓN JUSTIFICA LA
VIOLENCIA: Jos 10-11
1) La campaña del Sur, desveló los trasfondos
ideológicos más duros del pensamiento político que
el deuteronomista atribuye a Josué: el Señor luchaba
por Israel (Jos 10,14). La violencia política se apropia de
la misma realidad de Dios.
2) Si era el pueblo elegido de Dios, este había de luchar a
su favor. El concepto de elección, entendido en los
modos más duros de la exclusión, envenenaba toda
manera de pensar. Convencidos de que Dios les
«entregaba» sus enemigos, no quedaba otra salida que
el extermino. Después de ajusticiar a los cinco reyes, a
los que antes humilló pisándoles el cuello (Jos.10,24),
se pasó a cuchillo a la población. Se repite con un cierto
orgullo el estribillo: «No quedo ni un superviviente
(Jos.10,28.30.33.37.39).
3) El deuteronomista elabora una teoría
del exterminio por razones religiosas
(Dt.7,1-6.16.23-24). Tras esta violencia se
cree que está el Dios favorable al pueblo.
4) La campaña del Norte fue, si cabe,
más dura aún que la del Sur. La ley del
exterminio» funcionaba arrasando vidas y
pueblos (Jos.11,11-12): «no quedó ni un
superviviente» (Jos 11,8.14). Aunque, en
realidad, siempre hubo quien escapara
como testigo de la vida, evidencia de
que otro camino era posible: “solo en
Gaza, Gat y Asdot y Asdod quedaron
algunos” (Jos 11,22).
5) La ideología queda expresada en Jos 11,15-20:
“Ninguna ciudad hizo las paces con los israelitas, a
excepción de los heveos que viven en Gabaón”
(Jos.11,19). Los heveos de Gabaón se alzan como
mudos testigos otro camino era posible.
6) “Todas las ciudades las conquistaron con las
armas, porque fue cosa de Dios endurecer sus
corazones para que opusieran resistencia a Israel”
(Jos.11,20). ¿Dios endureció el corazón de los
paganos? Proyectar en Dios la dureza del propio
interior es la forma más cínica de intentar ocultar el
problema.
7) El texto concluye en ambas campañas, la del Norte
y la del Sur, con una frase que suena a sarcasmo:
«Josué se apoderó de todo el país... y el país quedó
en paz» (Jos.11,23). Una paz asentada sobre tal
violencia no será jamás una verdadera paz.
IV. TIERRA ROBADA: Jos 12
Eran tierras con dueño, quizá
compradas, tal vez robadas. Pero tenían
dueño cuando los israelitas pusieron su
pie en Canaán. Por eso, cuando se dice
que tanto Moisés, como Josué, se las
dieron a los israelitas “en propiedad” (Jos
12,6-7), todo el mundo sabe que es una
propiedad robada.
V. NO TODOS FUERON EXPULSADOS: Jos 13
1) En la invasión de Canaán, hubo que reconocer que
no todos fueron expulsados. Dijo Dios a Josué:
“eres ya viejo, de edad avanzada, y queda aún
mucha tierra por ocupar” (Jos 13,1).
2) Quedaron reductos de libertad: “toda la parte
filistea.., los cinco principados filisteos” (Jos 13,2).
Ellos como perennes testigos de que las cosas
podrían haber sido hechas de otra manera.
3) No eran los únicos resistentes: “los israelitas no
pudieron expulsar a los guesureos y macateos, que
han seguido viviendo en medio de Israel hasta hoy”
(Jos 13,13). En medio de Israel, como testimonio
de que la violencia no tiene más razón que la
fuerza.
VI. SUERTES... PERO NO TANTO: Jos 14-21
1) Se REPARTIÓ «echando a suerte como lo había ordenado el
Señor» (Jos.14,2). Fueron suertes manchadas de sangre;
por eso mismo, fueron problemas continuados.
 «La tribu de Judá no pudo expulsar a los jebuseos que
habitaban en Jerusalén; por eso han seguido viviendo en
Jerusalén, en medio de Judá, hasta hoy» (Jos 15,63).
Testigos de una intolerancia que no dio los frutos apetecidos.
 «Efraín no pudo expulsar a los cananeos de Guézer; los
cananeos siguieron viviendo en medio de Efraín, hasta hoy,
aunque sometidos a trabajos forzados» (Jos.16,10). Los
cananeos: tenían derecho a su tierra y se intentó expulsarlos
a la fuerza.
 “Manasés no logro desalojar aquellas ciudades, y los
cananeos pudieron seguir en aquella región. Cuando los
israelitas se hicieron fuertes, los sometieron a trabajos
forzados, aunque no llegaron a expulsarlos” (Jos.17,12-13).
2) Se hizo cómplice a Dios en esta clase de
reparto:
Se efectuó «en presencia del Señor, a la
entrada de la tienda del encuentro»
(Jos.19,51).
“de esta forma dio el Señor a Israel toda la
tierra que había jurado dar a sus padres”
(Jos 21,43).
Las razones religiosas: «No dejó de
cumplirse una palabra de todas las
promesas que había hecho el Señor a la
casa de Israel. Todo se cumplió»
(Jos.21,45).
VII. NO OS MEZCLÉIS CON ELLOS: Jos 23
1) Josué quiso despedirse antes de morir (Jos 23,2):
aunque, según él, «el Señor, vuestro Dios, peleó
contra vuestros enemigos» (Jos.23,3), la realidad
es que los enemigos, seguían ahí. «Mirad: he
sorteado como heredad para vuestras tribus a
todos esos pueblos que quedan, desde el Jordán
basta el Mediterráneo en Occidente. El Señor,
vuestro Dios, os los quitará de delante y los
desposeerá para que poseáis sus tierras, como os
prometió el señor, vuestro Dios» (Jos.23,4-5).
Al final, las tierras seguían ocupadas. Tanta
muerte y destrucción en balde. Todo estaba, en el
fondo, como al principio. La inutilidad de la
violencia era manifiesta.
2)
El deuteronomista vertió en esta
despedida
de
Josué
toda
su
espiritualidad: cumplir la ley, no aceptar a
sus dioses, desmarcarse de toda religión
pagana, esas son las condiciones para que
el Señor “luche por vosotros, como os ha
prometido” (Jos.2,10). Y lo más importante:
“si os mezcláis con ellos y ellos con vosotros,
Dios no os los quitará de delante” (Jos.2,12).
Huir de la multiculturalidad, del mestizaje.
Esas son las consignas del nacionalismo
excluyente.
VIII. CORTO SERVICIO: Jos 24,29-33
1)El libro de Josué concluye: «Israel sirvió
al Señor mientras vivió Josué y los
ancianos que le sobrevivieron y que
habían visto las hazañas del Señor a
favor de Israel» (24,31).
2)Pero la cosa no duró mucho, el
deuteronomista comprueba el abandono
de la ley en la época en la que escribe.
No había de producir frutos positivos una
ideología que hace de la violencia su
único apoyo ideológico.
3) Resulta irónica la noticia que da Jos
24,32: las reliquias de José, el de Egipto,
fueron enterradas «en el campo que
había comprado Jacob a los hijos de
Jamor, por cien monedas» (Jos 24,32).
4) No se le quiso enterrar en tierra
ocupada sino en tierra comprada, como
indicando, más allá del entierro de Josué
en tierra «robada», que había otra vía
abierta, la de la negociación y la del
diálogo, que podría haber llevado a una
ideología distinta y a otra manera de
estructurar la realidad del país.
RESONANCIAS
1. EL VERDADERO SENTIDO DE LAS RELIGIONES
Muchas personas, han llegado a
la conclusión de que las
religiones no solamente no
pueden ser democráticas sino
que colaboran en la guerra. Algo
de esto se percibe en el libro de
Josue.
2. LA INUTILIDAD TOTAL DE LA VIOLENCIA
Es preciso pasar de
la
no
violencia
pensada a la no
violencia vivida.
3.
EL
FUTURO
ESTA
EN
LA
MULTICULTURALIDAD
¿Cómo asumir las diferentes culturas?
Poco ayuda Josué, de no ser como
espejo que nos devuelve lo que no hay
que hacer: el rechazo.
También nos insinúa que las cosas
hubieran podido ser de otra manera, de
haber acogido la posibilidad de
colaboración con los pueblos extranjeros.
4. HERRAMIENTAS PARA SUPERAR EL
CONFLICTO
Cambiar las bases éticas:
1) El valor supremo de la
dignidad humana.
2) La ética es lo que justifica
el fin y los medios.
Descargar

LA LIBERTAD: El don de una conquista