Las propiedades de la
materia
Una sustancia se identifica y distingue de otras por medio
de sus propiedades o cualidades físicas y químicas.
Las propiedades
son las
diversas
formas
en
que
impresionan los cuerpos materiales a nuestros sentidos o a
los instrumentos de medida.
Así podemos diferenciar el agua del alcohol, el hierro del
oro, azúcar de la sal, etc.
Las propiedades de la materia se clasifican en dos grandes
grupos: generales y especificas.
Propiedades extensivas
Son aquellas que varían con la cantidad de materia
considerada, permitiendo reconocer a la materia, como la
extensión o volumen , inercia, etc.
También se llaman generales.
Ejemplos:
Volumen: Es la cantidad
espacio que ocupa un cuerpo.
de
Impenetrabilidad: El lugar que
ocupa un cuerpo en el espacio no
puede ser ocupado por otro.
Inercia: Característica que impide
a la materia moverse, o dejar de
hacerlo, sin la intervención de una
fuerza.
Masa: Es la cantidad de
materia que posee un
cuerpo.
Elasticidad: Es el cambio de
forma de un objeto al
aplicarle
una
fuerza
adecuada.
Peso: Es la fuerza que ejerce
la tierra para atraer la masa
de un cuerpo.
Divisibilidad: Es la propiedad que tiene cualquier
cuerpo de poderse dividir en pedazos hasta llegar a
ser moléculas y átomos.
Porosidad: Son los espacios que dejan vacios entre si
los cuerpos formados por partículas diminutas.
Propiedades especificas
Son aquellas que no varían con la cantidad de materia
considerada.
No son aditivas y, por lo general, resultan de la
composición de dos propiedades extensivas.
El color, el sabor y el olor son propiedades que sirven
para diferenciar sustancias.
Sin embargo estas tres propiedades no son suficientes
para distinguir la gran variedad de sustancias que hay en
la naturaleza.
Por eso existen propiedades como la densidad
solubilidad, punto de fusión y punto de ebullición.
Dureza: Es la resistencia que opone un cuerpo al corte, a
la penetración y a ser rayado.
Fragilidad: Tendencia de los cuerpos a romperse cuando
se les aplica fuerza.
Tenacidad: Es la resistencia que ofrece un cuerpo a
romperse o deformarse cuando se golpea.
Ductilidad: Propiedad por la cual los metales se pueden
transformar hasta alambres o hilo.
Maleabilidad: Propiedad por la cual los metales se
pueden transformar hasta láminas.
Solubilidad: Es cuando se puede
disolver una sustancia en un
líquido.
Densidad: Es la relación que
existe entre masa y volumen.
El brillo y la transparencia de los
cuerpos: Es el aspecto que
ofrece la superficie de un
mineral al reflejar la luz.
Punto de fusión: Es el paso de estado sólido al estado
líquido.
Punto de ebullición: Es el paso de estado líquido al
estado gaseoso.
Propiedades físicas
Las propiedades físicas son aquellas que impresionan
nuestros sentidos sin alterar su composición interna o
molecular.
Ejemplos: densidad, estados físicos, color, olor, sabor,
temperatura de ebullición, punto de fusión, solubilidad,
dureza, etc.
Propiedades químicas
Son aquellas propiedades que se manifiestan al alterar su
estructura interna o molecular, cuando interactúan con
otras sustancias.
Ejemplos: El Fe se oxida a temperatura ambiental y el Oro
no se oxida; el CH4 es combustible y el CCl4 no es
combustible; el Sodio reacciona violentamente con el agua
fría para formar Hidróxido de Sodio y el Calcio reacciona
muy lentamente con el agua para formar Hidróxido de
Calcio; el alcohol es inflamable y el H2O no lo es; el acido
sulfúrico quema la piel y el acido nítrico no, etc.
Descargar

INSTITUCION EDUCATIVA CACAOTAL INECA TRABAJO DE …