CONDROMALACIA
ROTULIANA
CLINICA DE FISIOTERAPIA
Kinesia
Laura Luque Cuéllar
Rocío García de la Banda
Auxi González Delgado
¿Qué es la condromalacia?
• Consiste en una degeneración de la superficie
cartilaginosa localizada en la cara posterior de la rótula
consecuencia del roce del cóndilo femoral sobre la
misma. También se le denomina “rodilla del corredor”,
por ser muy común entre los corredores de atletismo.
• Es padecida especialmente en:
- Niños y adolescentes que crecen muy rápido en
poco tiempo
- Deportistas y personas sedentarias que
sobrecargan la
articulación de la rodilla y personas con poca
musculatura en
cuadriceps.
- Mujeres
Síntomas
• Dolor inespecífico que aumenta al sentarse y
también al bajar escaleras.
• Sensación de fricción al extender la rodilla, dolor
en la parte delantera de la rodilla.
• Crujidos, chasquidos, al tacto o al realizar flexoextensión.
• Sensación de inestabilidad. La rodilla “falla”.
• Dolor al extender la rodilla después de estar un
tiempo con la rodilla flexionada.
Causas
• Traumatismos repetidos de baja intensidad, como los
que ocurren al correr, a los que se unen otras
alteraciones en de la rodilla, como aumento del ángulo
Q, que es el que forma el tendón del cuádriceps con el
tendón (ligamento) rotuliano, rótula alta, desequilibrios
musculares (cuádriceps, isquiotibiales…).
• Traumatismos repetidos de mediana o alta intensidad,
como subluxación o luxación de rótula.
• Un único impacto directo muy potente.
• Otras causas, como artritis reumatoide, infecciones
locales, edad…
Tratamiento
• Aliviar el dolor con frío local.
• Electroterapia (magnetoterapia,
electroestimulación, etc).
 Masaje de liberación de tejidos blandos.
• En ocasiones el problema es que
el cuadriceps no es potente. Suele ser un fallo
del vasto interno, por lo que potenciar
especificamente esta musculatura ayudará.
Pero otras veces el problema es justo lo
contrario: el cuádriceps tracciona demasiado, o
los isquiotibiales son muy débiles.
• Vendaje Funcional o rodilleras específicas para
la condromalacia, ayudan a disminuir el dolor.
• Los ejercicios son recomendables hacerlos
con poca amplitud, para evitar las posiciones
extremas de flexión y extensión de rodilla, que
generan dolor.
• El ejercicio en piscina también puede ayudar,
siempre guiado por un profesional sanitario.
• Entrenamiento de tipo propioceptivo, para
favorecer la estabilidad de la articulación y su
capacidad de responder ante situaciones de
estrés.
Contraindicaciones
•
•
•
•
•
•
•
•
Subir y bajar escaleras sin necesidad.
Calles con mucha pendiente.
Estar un rato largo con las rodillas flexionadas.
Caminar en exceso, especialmente por terreno
irregular.
Arrodillarse/ponerse en cuclillas.
Cargar pesos.
Giros y torsiones con el pie fijo.
En definitiva, es bueno moverse y es malo los
extremos como el exceso de ejercicios o
pasarse el día sentado.
Recomendaciones
• Moverse con frecuencia, alternando con
períodos de reposo.
• Cambios frecuentes de posición de las rodillas,
realizando ejercicios suaves, constantes, lentos
de movilidad de las mismas, insistiendo en la
extensión completa.
• En viajes largos de automóvil/avión, levantarse
cada 2 horas para mover las piernas,
especialmente estirarlas bien, etc.
• Utilizar calzado de tacón bajo y contrafuerte
firme.
• Practicar natación y/o bicicleta sin resistencia.
• Mantener el peso adecuado a su edad y
constitución.
• Entrar y salir del coche con precaución.
Descargar

CONDROMALACIA ROTULIANA