El Centro Lookstein
Bar Ilan University - Israel
Recorrido Virtual por la Historia Judía
INTRODUCCION
MEDIOEVO
EDAD
MODERNA
SIONISMO
CREDITOS
Salida
Introducción
La Epoca Medieval
El Renacimiento
El Feudo
La Ciudad
El Arte
Arte Renacentista
La Economía
Economía Pre-capitalista
La Iglesia
La Ciencia Renacentista
Los Copistas
La Iglesia Secular
Los Campesinos
Ciencia y Tecnología
La Caballería
El Feudo
Feudalismo es el sistema político, social y
económico surgido en Europa Occidental desde el
siglo IX y plenamente desarrollado en los siglos X
al XIII. Estaba ligado a una economía basada en
la explotacón de la tierra y al predominio de una
nobleza de carácter guerrero y terrateniente.
La palabra feudalismo deriva de feudo (beneficio),
término que designaba al territorio que los reyes
entregaban a los nobles o gobernadores a cambio
de sus servicios.
El castillo dominaba el paisaje feudal. Estas
fortalezas, que surgieron como una necesidad
defensiva frente a los invasores, estaban
rodeadas de un gran foso y los puentes sobre éste
se levantaban en caso de ataque.
Los castillos no eran residencias confortables,
dentro de ellos se destacaba un gran patio y una
torre en la cual residía el señor feudal.
El Arte Medieval
Los motivos elegidos fueron
fundamentalmente religiosos.
En la arquitectura se destacó la
construcción de templos.
Se siguió el estilo romántico aunque con
algunas modificaciones, cuyos
elementos característicos fueron: el arco,
la bóveda de medio punto, los muros
reforzados con pilares y columnas
anchas de poca altura.
La edificación de estos templos adoptó la
forma cruciforme, y grandes
monasterios así construídos sirvieron no
sólo de iglesias, sino también de vivienda
a los monjes.
La Economía Medieval
El factor básico de la recuperación
europea en el siglo XII fue la
planificación de las talas, la
habilitación y el desarrollo de
extensas superficies de tierras.
La agricultura medieval se
caracterizó por ser extensiva, es
decir, empleaba una enorme
superficie de terreno (en barbecho
y cultivados) y una gran cantidad
de mano de obra debido a la
escasez de medios técnicos.
La Ciencia en el Mundo Medieval
Los hombres en el período feudal ignoraban
muchos de los lugares y paisajes que los
antiguos conocían. Esto sucedía porque luego
de las invasiones bárbaras se perdieron y/o se
guardaron muchos de los conocimientos que se
tenían anteriormente.
Las creencias y supersticiones eran válidas en
la cultura europea occidental frente a los
conocimientos científicos de la tierra y el
espacio que se pudieran obtener. Todos los
conocimientos estaban en manos de la Iglesia y
en sus bibliotecas se guardaban celosamente.
Los cartógrafos monásticos basaban sus mapas
en la interpretación o tergiversación de las
Sagradas Escrituras. Sólo las cartas trazadas
por navegantes para acompañar las guías de la
navegación mediterránea sirvieron a un objetivo
técnico serio; desde la época del llamado Atlas
Catalán de 1375, que da a la India su verdadera
forma, estas cartas de navegación se
incorporaron a una versión cada vez menos
fantástica del mapamundi.
La Tecnología Medieval
Es probable que los monjes de los grandes monasterios
fueran los primeros terratenientes que adoptaron una
mejora fundamental de la agricultura de la Edad Media:
la sustitución de la rotación bienal de los cultivos por la
rotación trienal.
Sumado a ésto, comenzó a utilizarse en la Europa del
siglo XI el arado con vertedera de madera curvada, para
dar la vuelta a los terrones que se iban levantando, pues
éstos eran demasiado pesados para ser volteados por el
labrador con sus propias manos.
Con el avance de la metalurgia se desarrolló la hoz
equilibrada que evolucionó hacia la guadaña de mango
corto y, hacia el siglo XII, incorporó un mango de tipo
moderno.
El grano se molía con molinos de agua y de viento.
La Iglesia Conventual
Alrededor del siglo III, ciertos monjes solitarios optaron por
alejarse del mundo para vivir una vida austera en parajes
despoblados y dedicados por entero a la oración.
El desarrollo del monasticismo en Occidente se debió a San
Benito, quien fijó reglas de férrea disciplina que se
caracterizaba por la elevada moralidad y el alto valor atribuido
al trabajo: rezar y trabajar pasó a ser la norma
fundamental. En las congregaciones los monjes vivían bajo la
autoridad de un abad, y en ellos debían autoabastecerse de
todos los productos necesarios para la subsistencia..Así los
monasterios se convirtieron en granjas y fábricas artesanales,
a la vez que centros de oración y sabiduría (allí se copiaban los
manuscritos antiguos).
Los monjes se interesaron en las técnicas agrícolas. Durante
el período medieval muchas congregaciones religiosas se
establecieron en lugares boscosos y tierras áridas, lo que hizo
que se volvieran expertas en tornar cultivables estos
terrenos. En ellos sembraron principalmente cereales. (trigo,
como se observa en la imagen)
Los Copistas
Muchos textos científicos y matemáticos fueron
copiados y conservados por musulmanes y
cristianos durante los siglos VIII y IX, por
ejemplo, la Escuela de traductores de Toledo,
auspiciada por el rey castellano Alfonso X, el
Sabio.
Hacia el siglo X, en al-Andalus, la biblioteca de
Córdoba contaba con 400.000 libros. En la
Europa medieval occidental los libros eran
reproducidos por monjes que copiaban textos
completos en una dependencia del monasterio
llamada scriptorium, dispuesta para tal fin. Fue
así como se preservó la literatura. En esas
salas los monjes realizaban copias manuscritas
de obras clásicas, religiosas y científicas.
El auge de las universidades italianas de
Salerno y Bolonia, ya en el siglo XI, potenció
también la creación de colecciones
bibliográficas destinadas a alumnos y
estudiosos.
Los Campesinos Medievales
La escasez de medios
técnicos obligaba a la masa
de campesinos a trabajar
sacrificadamente para
extraer del campo su
sustento y el de los
propietarios de las tierras.
Así se puede apreciar en este
manuscrito de Luttrell
Psalter, del siglo XIV, que
ilustra la esquila de ovejas.
La Caballería
Su nombre deriva de la forma de
combatir. El guerrero a caballo generalmente
tenía un pesado armamento, que era muy
importante en la batalla.
Como sólo la nobleza podía costear este
equipo, los ejércitos eran, en general, poco
numerosos: a los grupos de caballeros se
sumaban en menor medida los combatientes
a pie (arqueros e infantes en general ).
Después de un período de aprendizaje, el
noble era armado caballero por su señor o el
rey, a quien debía fidelidad. A partir de
entonces su vida se hallaba sujeta a rígidas
normas que lo obligaban a proteger a los
débiles y a defender la justicia.
La Nueva Visión del Hombre: La Ciudad
A fines del período feudal se desarrolla,
casi explosivamente, el "burgus". Este
nombre indicaba originalmente una
fortificación y el término conserva todavía
este significado en lengua alemana,
mientras que en Italia y en Francia se
derivó en la palabra borgo/bourg en el
sentido de localidad campesina o centro
de mercado. Se trataba de un barrio
construído por motivos económicos. A
veces el burgo surgía en el interior de una
civitas, pero generalmente quedaba
situado cerca de un castillo o de una
abadía.
En el burgo se desarrollaba el comercio y,
más adelante, la vida económica de la
Europa Occidental capitalista.
El Arte Renacentista
Las características más importantes del
arte durante el período renacentista son:
• La revalorización de la cultura grecoromana.
• El redescubrimiento de la naturaleza.
• El estudio de las proporciones del
hombre y la captación del espacio que lo
rodea.
• El estudio de restos arquitectónicos y
escultóricos del mundo romano.
• La fuerte tendencia al individualismo que
se pone de manifiesto en la revalorización
del retrato.
• El empleo de la perspectiva central y la
pintura al óleo.
La Economía Precapitalista
A mediados del siglo XV, se produjo un
crecimiento de la actividad agrícola por dos
motivos: la disminución de las pestes favoreció
el aumento de población y, por lo tanto, de la
mano de obra disponible; los dueños de tierras
las dieron en arrendamiento a los campesinos,
quienes produjeron más en estas
condiciones. Además, los campesinos
producían textiles, cerámicas y otros objetos
que eran comercializados por los mercaderes
en las ciudades. Así los mercaderes
organizaron un circuito económico entre la
ciudad y el campo que favoreció el aumento de
la producción rural y el desarrollo de la ciudad.
Este cuadro, que deriva posiblemente de una
pintura (perdida) de Van Eyck fechada en
1440, no se reduce a una simple escena de
género. El tema tendrá un gran éxito en la
Europa del Renacimiento.
Quentin Metsys (1465/66-1530)
"El Prestamista y su mujer" 1514
La Ciencia y La Tecnología Renacentistas
Durante el Renacimiento los adelantos científicos convivieron largo tiempo con antiguas prácticas e
ideas supersticiosas que intentaban comprender y explicar las fuerzas que mueven este mundo.
El Renacimiento fue, entonces, una época bifronte, que se nos presenta bajo dos aspectos: como el
preludio de nuestra era científica y técnica, por un lado y, como el período final de una cultura
mágica, por otro.
El desarrollo ténico alcanzado durante el período feudal cobró un impulso mayor en el
Renacimiento, a causa de la importancia que adquirió la experiencia como forma de
conocimiento. Ante las demandas de la sociedad de nuevos inventos que mejoraran su nivel de
vida, las elites intelectuales y políticas comenzaron a revalorizar la labor de sabios y artesanos que
unieron sus esfuerzos para impulsar el progreso técnico: los artesanos aportaron sus conocimientos
prácticos y los sabios, sus ideas y métodos acerca del hombre y de la naturaleza, influídos por la
Antiguedad.
El telescopio
La Imprenta
Los instrumentos
de navegación
La Iglesia Secular
El término “secular” proviene de
“siglo” porque se decía que los
religiosos vivían en el siglo, es decir,
en contacto con el mundo.
Este clero no estaba regido por
reglas estrictas y su vida era muchos
más relajada que la de los monjes en
los monasterios.
Medioevo Judío
La Kehilá
Los Mitos Anti-judíos
Las Cruzadas y los Judíos
La Economía Judía
La Imágen Cristiana
de los Judíos
Las Expulsiones
La Discriminación
La Kehilá
La Kehilá (comunidad) es el centro de la vida judía en la
diáspora. En la Edad Media, las comunidades judías eran
generalmente muy pequeñas, reducidas a una o dos
docenas de familias. Sin embargo, en las grandes ciudades
llegaron a habitar varios millares de judíos.
Al permanecer fuera del Feudo, los judíos gozaron de la
libertad y autonomía para regular sus asuntos internos. Las
comunidades implementaron un sistema de reacaudación
de impuestos para solventar los gastos de las sinagogas y
cementerios, abonar los salarios de los rabinos y maestros y
para mantener la “casa de los pobres”.
Las kehilot eran dirigidas por personas selectas y elegidas
por los miembros de la comunidad, quienes también
votaban para establecer las leyes y estatutos comunitarios.
(Arriba) La sinagoga de Nuremberg, Alemania, antes de su destrucción en 1349. Durante la masacre de
la Peste Negra, 560 de los aproximadamente 2.000 judíos de Nuremberg fueron quemados en la
hoguera, y una iglesia fue construída en su lugar.
(Centro) Un rabino, un hombre y una mujer con vestimentas para la sinagoga.
(Abajo) Tres judíos en la calle, con ropas de trabajo. El hombre de la derecha lleva una botella de vino
Kasher para Shabbat.
Andreas W. “Historia de los judíos de Nuremberg”, 1755
Vida Comunitaria
Un alumno en su inicio del
estudio de las bases del judaísmo.
El estudio de los textos bíblicos y
del Talmud fue considerado una
de las más grandes obligaciones
del judío. Exceptuando épocas de
extrema pobreza, todos los niños
fueron instruídos para la lectura y
la escritura.
El libro del alumno muestra una
cita atribuída a Hilel, gran sabio
del primer siglo, quien le contestó
a un gentil que quería aprender la
Torá “en una sola pierna” (rápida y
superficialmente): “Lo que no
quieras que te hagan a tí, no lo
hagas a los demás. Esta es toda la
Torá, el resto es comentario…”
Vida Comunitaria
En este grabado de 1700 se
ilustra una boda judía: En
el panel superior, el novio
es traído por los hombres
de la comunidad hasta la
Jupá (palio nupcial)
visible en la derecha. En el
panel inferior se observa a
la novia, conducida por las
mujeres de la comunidad.
Vida Comunitaria
El cementerio judío de Frankfurt,
Alemania, en el siglo 18 (grabado de
la época).
Debido a que las tumbas judías no
pueden ser removidas o re-usadas,
las comunidades se preocuparon por
mantener sus propios cementerios.
Incluso cuando los judíos
abandonaron sus ciudades, los
cementerios continuaron siendo
administrados por otras
comunidades.
En el presente, los cementerios judíos
constituyen el testimonio de la
existencia de las comunidades judías
en el pasado.
Vida Comunitaria
Los delitos dentro de la comunidad y las disputas
legales entre sus miembros fueron resueltos por
Cortes Rabínicas. No existían ni la fuerza policial o las
prisiones. Las cortes imponían castigos monetarios o
espirituales a los transgresores de las leyes, en forma
temporal o permanente.
Para permitir que los miembros de la comunidad
pudieran cuidar las leyes del Cashrut, las
comunidades se ocupaban de la shejitá (faenamiento
ritual) de vacas, ovejas y aves. También construyeron
baños (mikvaot) para que los miembros puedan
cumplir con las leyes de pureza familiar. Las
comunidades más grandes mantenían academias
rabínicas donde se estudiaba Torá y Talmud y se
preparaban rabinos e educadores.
En esta ilustración de una página del Arbaá Turim (compendio de la Ley Judía) de Mantua,
Siglo 15, se observa una sesión de la Corte Rabínica. Estas cortes representaban la más alta
autoridad en los asuntos legales y religiosos. Era indispensable la presencia de tres rabinos
(dayanim – jueces). En varias comunidades, las cortes rabíncas también intervenían en
causas legales entre judíos y no judíos.
Vida Comunitaria
El filósofo judío Baruch Espinoza (16321677) es el caso más famoso de la
excomunión de por vida por la comunidad
judía a uno de sus miembros. Espinoza,
cuyo padre había escapado de Portugal,
cuestionó la autoría de los cinco libros de
Moshé y la historia del Génesis. La corte
rabínica de Amsterdam, su ciudad natal, lo
excomulgó en 1656 por sus “opiniones
demoníacas” sobre la Nación de Israel,
prohibiendo a todos los miembros de la
comunidad mantener contacto con él.
A pesar de que este episodio ocurrió en
tiempos más modernos, podemos apreciar
que aún las comunidades y sus autoridades
regulaban sus asuntos internos como lo
hacían sus antepasados en tiempos
medievales.
Holanda, siglo 17
Vida Comunitaria
El Altneushul en Praga es la sinagagoga
europea más antigua que aún existe. Fue
construída entre 1230 y 1270, cuando
Praga era un centro importante del estudio
de la Ley Judía.
Interior de la sinagoga: en la pared oriental,
orientada hacia Jerusalem y con escalones
que conducen a él, se observa el Arca de la
Ley donde se guardan los rollos de la Torá.
Tradicionalmente, estos armarios son
cubiertos por cortinas ornamentales donde
se bordan dedicatorias con los nombres de
los donantes.
La Imágen Cristiana de los Judíos
“Iglesia versus Sinagoga”
Catedral Francesa
En la Europa medieval, el Cristianismo era la religión dominante. La
Iglesia Católica no sólo constituía la más encumbrada autoridad moral,
sino que sus obispos también compartían con la nobleza el gobierno de
los estados cristianos.
Debido a que el Cristianismo se desarrolló a partir del Judaísmo en el
Medio Oriente, la actitud de la Iglesia con respecto a los judíos fue
ambivalente: forzarlos o persuadirlos a convertirse al catolicismo, o
permitirles continuar la práctica de su fe bajo varias restricciones que
los marginaba de la sociedad como un constante recordatorio de la
superioridad del Cristianismo sobre el Judaísmo.
En muchas iglesias se exponían imágenes que simbolizaban la “Victoria
del Cristianismo (ecclesia) sobre el Judaísmo (sinagoga)”. Los judíos
eran retratados como traidores y asesinos de D-s. Fueron mostrados con
frecuencia junto a un cerdo, una imágen ofensiva por excelencia ya que
el cerdo es considerado como animal impuro de acuerdo a las normas de
la Torá.
Desde que el Cristianismo se impuso como religión oficial del Imperio
Romano, varias biblias ilustradas del medioevo soslayaron el papel que
desarrollaron los romanos en el juicio y crucificción de Jesús,
apareciendo los judíos, con sus ropas medievales, como los principales
culpables. En el tiempo en que la mayoría de la población era analfabeta
e inculta, estas imágenes cristianas fueron los instrumentos esenciales
para enraizar la imágen negativa de los judíos y del judaísmo entre los
cristianos.
La Imágen Cristiana de los Judíos
Una variación de “Iglesia versus
Sinagoga”
La iglesia es retratada como un rey
montando sobre un león. La Sinagoga
es una mujer enceguecida, con su cetro
roto y la corona cayéndose de su
cabeza.
Vitral en la iglesia de Werben,
Alemania.
La Imágen Cristiana de los Judíos
“La cruz viva”, en un fresco italiano:
Un brazo de la cruz coloca una
corona en la cabeza de un joven que
monta un león (la Iglesia); el otro
brazo atraviesa una espada a una
mujer enceguecida que monta un
macho cabrío (la Sinagoga).
Fresco en la catedral de Bologna,
Italia 1400.
La Imágen Cristiana de los Judíos
Una escena bíblica en una iglesia
alemana: Judas está contando
monedas – su recompensa por delatar
a Jesús. Es retratado como un judío
medieval vistiendo el sombrero
puntiagudo obligatorio.
Iglesia de Naumburg, Alemania, siglo
13.
La Imágen Cristiana de los Judíos
Incluso Poncius Pilatos, el
gobernador romano que condenó a
muerte a Jesús, es identificado en
este libro de Salmos (Bélgica, siglo
13) como un judío “lavándose las
manos” del crímen.
La Imágen Cristiana de los Judíos
Otra variación de “Iglesia versus
Sinagoga” en la catedral alemana de
Erfurt, 1420.
La Iglesia es un caballero que monta un
caballo y que enfila su espada contra la
Sinagoga, representada por un judío que
monta un cerdo.
La Discriminación
En 1215, el Papa creó un decreto por el cual los
judíos debían usar marcas especiales en su
vestimenta para distinguirlos más claramente de los
cristianos. La Iglesia quería prevenir a los cristianos
de no asociarse con los judíos. Estas marcas
discriminatorias en los vestidos diferían de lugar en
lugar: algunas veces los judíos debían usar una
insignia amarilla o roja y otras veces un sombrero de
punta que también era llamado “sombrero judío”.
No sólo marcas discriminatorias en los vestidos
fueron utilizadas para separar a los judíos de los
cristianos. Más y más, los judíos fueron forzados a
vivir encerrados y hacinados en barrios o ghettos
rodeados de murallas. Como los ghettos usualmente
no podían expandirse, la población se incrementaba
y de esta manera también aumentaba el
hacinamiento.
La Discriminación
Parte de un fresco español mostrando
el Descenso de la Cruz, con una pareja
judía vistiendo la insignia amarilla.
Capilla de Sta. Lucía, Tarragona, siglo
14.
Una pareja judía de Worms, Alemania, del
siglo 16, con la insignia amarilla
obligatoria sobre sus ropas. El hombre
porta una bolsa para el dinero y bulbos de
ajo, ámbos símbolos muy usados en los
retratos de los judíos de la época.
La Discriminación
La forma y medida
del “sombrero judío”,
de acuerdo a la ley
prescripta en
Frankfurt, Alemania.
Grabado del siglo 15.
La Discriminación
Las leyes discriminatorias sobre la
vestimenta también aparecen en
manuscritos judíos. Esta ilustración
del Humash muestra a Moshé
recibiendo las Tablas de la Ley; todos
los israelitas usan el “sombrero judío”
medieval.
Pentateuco de Regensburg, 1300.
La Discriminación
El más trascendente acto de discriminación fue el que concierne a uno de los derechos básicos del ser
humano: los judíos no recibieron el permiso de residencia permanente en las aldeas o ciudades. Se les obligó a pagar grandes
sumas de dinero para ser admitidos como residentes temporarios . También fueron forzados a abonar impuestos adicionales.
Cuando empeoraba la situación económica, o cuando los comerciantes locales se sumergían en grandes deudas,
los permisos no eran extendidos y los judíos finalmente eran expulsados.
Muchas comunidades debieron pagar impuestos al rey o al príncipe a cambio de su protección. En los
estados alemanes, los judíos fueron considerados como propiedad del emperador, quien les vendía el
derecho de cobrar impuestos a los príncipes locales, a los obispos y al resto de los ciudadanos. A
menudo, las comunidades judías se encontraban presionadas entre los intereses económicos del pueblo
y de los governadores locales que “poseían” a los judíos.
Los judíos necesitaron de un permiso especial
(“privilegio”) para vivir y trabajar en una ciudad.
Para obtener un privilegio debían abonar una
suma de dinero al príncipe, al obispo, o al
gobernante de la región.
Aquí, el privilegio de los judíos de Roma es
reafirmado por el emperador Enrique VII.
Miniatura de principios del siglo 14.
La Discriminación
El ghetto en Roma en los finales
del siglo 19. En 1555, el Papa
ordenó a los judíos de Roma
vivir en un ghetto bajo
particulares circunstancias: el
ghetto se cerraba entre el
atardecer y el amanecer. Esta
situación duró hasta 1868.
La Discriminación
La calle judía de Frankfurt,
Alemania, establecida en
1462, fue situada fuera de las
murallas de la ciudad y
poseía sólo dos puertas.
El ghetto de Frankfurt antes
de que las murallas de la
ciudad fueran demolidas en el
siglo 19.
Los Mitos Anti-judíos
En la Edad Media, la creencia en milagros y
leyendas era muy común. Dos mitos con un
marcado caracter anti-judío aparecieron en
Europa: Los judíos profanan la hostia y
cometen crímenes rituales. Ambos mitos
perduran hasta nuestros días, los albores del
siglo 21…
Otra creencia popular del medioevo consistió
en afirmar que los judíos poseían cuernos y
rabo, atributos del demonio.
Paneles de madera que ilustran la profanación
de la hostia por los judíos de Passau, Bavaria:
a) Judíos (con insignias discriminatorias) llevan
hacia la sinagoga una caja con la hostia. b) La
sangre fluye de la hostia cuando un judío la
corta. c) Los judíos son arrestados... d) …y
quemados. (Grabado en madera alemán, 1478)
Después de que la Iglesia estableció en 1215
la doctrina de que la carne y la sangre de
Cristo están contenidas en la hostia y en el
vino, comenzaron a correr las historias de
judíos que mutilaban o quemaban la hostia
para matar nuevamente a Jesús. También se
argumentaba que se producía un milagro y
que la hostia sangraba cuando los judíos la
mutilaban, lo que fortalecía la doctrina y la
verdad de la fe cristiana.
Los Mitos Anti-judíos
Acusados de haber profanado la
hostia, 26 judíos de Stemberg,
Alemania, fueron quemados vivos
en 1492.
(Grabado en madera, 1492)
Los Mitos Anti-judíos
Dos de una serie de seis paneles
que describen la
profanación de la hostia:
a)
Una terrífica familia judía
observa cómo la sangre
fluye de la hostia que ellos
intentan quemar, mientras
los soldados tiran abajo la
puerta.
b)
La familia judía es
quemada en la hoguera.
Paneles de Paolo Uccelo, Italia,
1465.
Los Mitos Anti-judíos
De acuerdo a las “Calumnias de Sangre”,
los judíos mataban a niños cristianos para
satisfacer la supuesta necesidad de
“sangre cristiana” para preparar las matsot
de Pesaj y sus rituales religiosos.
Mientras las más altas autoridades de la
Iglesia y del estado a veces desmintieron
estas historias, el mito no se borró de la
creencia popular, sostenido por el clero
local que organizó peregrinaciones a los
lugares donde se habían cometido los
supuestos crímenes rituales.
El mito del crímen ritual es propagado en la
actualidad por los antisemitas: Portada del
libro: “Las matsot de Sión”, escrito en 1983
por el ministro de defensa sirio, Mustafa Tlas.
Los Mitos Anti-judíos
El martirio de Simón de Trento
Cronicarum Mundis, Nuremberg, 1493
“El asesinato de Simón de Trento por los judíos”, fue
una de las más notorias acusaciones sobre los
supuestos crímenes rituales, que tuvo lugar en Trento,
Italia, en 1475.
Luego que un fanático sacerdote franciscano predicó en
contra de los judíos antes de la Pascua cristiana, el
cadáver de un niño fué encontrado en las proximidades
de la casa de un judío. Todos los judíos de la ciudad
fueron arrestados. Después de ser tordurados durante
15 días, 17 judíos “confesaron”. Ocho fueron ejecutados
inmediatamente y los restantes un tiempo después.
Simón fue beatificado y venerado como un mártir hasta
la reforma de la Iglesia del año 1965.
Historias similares surgieron en otros lugares de
Europa, como la del “Santo niño de La Guardia” de
1492, cuyo martirio fue retratado en un fresco que áun
puede observarse en la catedral de Toledo. Muchos de
los habitantes de La Guardia, a pesar de los
desmentidos de la Iglesia, aún sostienen que los judíos
secuestraron al niño y lo mataron para utilizar la sangre
en la preparación de las matsot de Pesaj.
Los Mitos Anti-judíos
“El martirio de Simón
de Trento”; los judíos
son identificados por
sus insignas amarillas
en sus ropas.
Gandolfino d’Asti,
postrimerías del siglo
15.
La sinagoga de Regensburg es destruída
después de una alegada profanación de la
hostia. Inmediatamente despúes de la
destrucción el edificio es recordado en dos
aguafuertes y una capilla fue construída en su
lugar.
Aguafuerte de Altdorfer,1519.
La Economía Judía
Durante la segunda mitad de la Edad Media, las aldeas crecieron y el
comercio se expandió. Varias actividades económicas que efectuaron los
judíos en el pasado fueron adoptadas por otros grupos. Más y más
profesiones y oficios fueron organizados en sindicatos y sólo los
miembros de éstos podían ejercer sus profesiones libremente. Cada
miembro debía jurar fidelidad sobre la Biblia, lo que provocó que los
judíos quedaran automática y efectivamente excluídos de la membresía.
En la Europa Central y Oriental los judíos fueron conducidos a cambiar
sus ocupaciones permanentemente y sólo el comercio o el préstamo de
dinero les fue permitido. Muchas comunidades judías cayeron en la
pobreza, y sólo unas pocas pudieron prosperar. Como la Iglesia prohibía
el préstamo de dinero a interés, y el incremento del comercio
demandaba siempre más créditos, los judíos eran eventualmente los
únicos que podían otorgarlos. Los intereses solicitados eran elevados,
debido a los riesgos de esas operaciones financieras y el temor de la
desvalorización del capital.
El jurista,el judío y la mujer.
Alemania, 1600
Ante estas circunstancias, los judíos fueron identificados con la usura,
el préstamo con excesivo interés. Por otro lado, otro estereotipo del
“judío” se originó en esa época: los judíos como pobres vendedores
ambulantes de productos de segunda mano. Así se originaron dos
contradictorias imágenes del judío: el cruel y corrupto usurero y el pobre
y deshonesto buhonero.
La Economía Judía
Jugando a los naipes con
la figura de un judío (con la
insignia discriminatoria)
con dos clásicos atributos
anti-judíos: la bolsa de
dinero y el cerdo.
Alemania, siglo 15.
Alerta contra la “usura judía”
Grabado en madera, Moravia,
1475.
La Economía Judía
Un granjero y un prestamista
judío.
Grabado en madera, Augsburg,
1531.
“ Cómo debe vestirse el judío ante las
autoridades cristianas”. Prestar juramento fue
parte de la mayoría de las transacciones
legales. Sin embargo también aquí los judíos
son humillados: deben pararse descalzos sobre
una piel de cerdo, con su brazo derecho
descubierto sobre los Diez Mandamientos en
hebreo.
Breslau, Polonia, Siglo 17.
La Economía Judía
“El avaro judío”
Manchester, Inglaterra,
1773
Caricatura de un buhonero
judío
Italia, 1700
Las Expulsiones
Después de las Cruzadas, la expulsión de todos
los judíos de una comunidad era un hecho
frecuente. En 1290, todos los judíos fueron
expulsados de Inglatera (aproximadamente
16.000 personas). Las comunidades judías
volvieron a establecerse en Inglaterra en el siglo
17. En 1306, los judíos también fueron
expulsados de Francia.
El príncipe Felipe Augusto conduce a los
judíos (con la insignia discriminatoria) fuera
de Francia. La expulsión de la mayoría de
los judíos de Francia tomó lugar en 1306.
Miniatura de una Crónica Francesa, 1321.
Las expulsiones fueron generalmente
precedidas de acusaciones sobre crímenes
rituales y atentados antisemitas. Tomando
ventaja de estos sentimientos anti-judíos, las
autoridades locales, los magistrados de las
aldeas y los comeraciantes aprovecharon la
oportunidad para librarse de los préstamos de
los judíos o de su indeseada competencia. Así
como los judíos fueron admitidos en las aldeas
para promover el comercio u otorgar préstamos,
también las expulsiones fueron generalmente
motivadas por intereses económicos.
Las Expulsiones
Bury, Iglesia de S. Edmundo,
Inglaterra. Se cree que en el
lugar existió una sinagoga
antes de la expulsión. A
finales del siglo 13, los judíos
de Inglaterra se
empobrecieron mucho por el
excesivo pago de impuestos
al rey. Los banqueros
cristianos tomaron el puesto
de prestamistas que habían
desempeñado anteriormente
los judíos, y éstos ya no
fueron necesarios para la
economía. En 1290, el rey
Eduardo I desterró a todos
los judíos del país.
Postal Inglesa,1910.
Las Expulsiones
Luego del arresto y ejecución de Fettmilch en 1616,
los judíos de Frankfurt fueron traídos nuevamente
en forma ceremoniosa: la guardia imperial se ubicó
en las puertas de la ciudad como signo de
protección, pero la comunidad no tuvo permiso
para extenderse sino hasta 500 familias.
Aguafuerte alemana de 1616.
Expulsión de los judíos de
Frankfurt, el 23 de Agosto de
1614, luego de los disturbios
de la “Calle Judía” dirigidos
por Vincent Fettmilch. De
acuerdo al texto, “1380
personas, viejos y jóvenes,
fueron contados en su salida
por la puerta” y embarcados
en naves sobre el río Main.
Los judíos habían estado
involucrados en negocios
con comerciantes locales,
mientras Vincent Fettmilch
lideraba un pequeño
sindicato de artresanos y
comerciantes que se oponían
a la presencia judía en
Frankfurt.
Aguafuerte contemporánea
de Georg Keller.
Las Expulsiones
La segunda expulsión de los
judíos de Praga ocurrió en
tiempos más modernos. “Por
decreto real, el motivo debe
ser guardado en secreto…
70.000 judíos debieron
abandonar la ciudad en
1745”. Regresaron tres años
después, luego de prometer
pagar altos impuestos.
Aguafuerte alemana,1745.
Las Expulsiones
El siglo 14 fue envuelto en un gran
desastre: Europa es golpeada por una
plaga, “La Peste Negra”. Entre 1348 y
1350 la epidemia mató a millones de
personas, aproximadamente un tercio de
la población europea.
Como el orígen de la plaga era incierto,
los extranjeros, viajeros y judíos – las
únicas minorias no cristianas en los
países afectados – fueron acusados de
contagiar la enfermedad. Muchos
consideraron que los judíos se estaban
vengando por las décadas de hostilidad
anti-judía, envenenando los pozos y las
fuentes de agua.
Mientras la epidemia se extendía desde
España y el norte de Italia hacia
Inglaterra y Polonia, 300 comunidades
judías fueron atacadas y miles de judíos
fueron quemados en la hoguera o
asesinados brutalmente. En la mayoría de
los estados alemanes, los judíos fueron
expulsados.
Con las conversiones forzadas y la expulsión de
Portugal y España al final del siglo 15, las grandes y
pujantes comunidades de la Península Ibérica son
destruídas y los judíos sefaradíes fueron forzados a
un nuevo exilio. Esporádicas expulsiones de
comunidades judías de Europa, continuaron hasta el
siglo 19.
Una crónica de la Peste Negra, donde se observa la
quema de judíos, 1350.
Las Expulsiones
Un de los más notorios casos de
intolerancia religiosa: el edicto por el
cual Fernando e Isabel, ordenan la
expulsión de los judíos de España y
Portugal en 1492. Aproximadamente
150.000 judíos fueron expulsados del
país, destruyéndose así el centro
cultural más floreciente de Europa.
Las Expulsiones
Este manuscrito de la Biblia,
escrito en estilo portugués-hebreo
en 1490, fue llevado por su dueño
a Italia, luego de la expulsión de
los judíos de Portugal.
Primera página del libro de Isaías;
escrito y parcialmente ilustrado
en en Lisboa (Portugal) y
completado en Florencia (Italia),
fin del siglo 15.
Las Expulsiones
Interior de la hermosa sinagoga de
Toledo, España, con escrituras
hebreas en sus paredes. Fue
convertida en Iglesia luego de la
expulsión de los judíos de España.
Iglesia del Tránsito,Toledo, siglo 14.
Las Cruzadas y los Judíos
Durante los primeros 700 años del Cristianismo, las
comunidades judías muy raramente se encontraban bajo un
peligro físico directo. Pero la situación cambió cuando el Papa
Urbano invocó a los filigreses para realizar una cruzada para
liberar a Jerusalén de las manos de los musulmanes.
En su camino a Jerusalén, los cruzados dejaron su marca de
muerte y destrucción en las comunidades judías a lo largo del
Rhin y del Danubio porque, como ellos mismos se cuestionaban,
“¿Por qué debemos atacar a los infieles en la Tierra Santa, y
dejar sin perturbar a los infieles de nuestras comarcas?”
El 25 de Mayo de 1096, aproximadamente 800 judíos fueron
masacrados en Worms, Alemania, mientras otros elegían el
suicidio. En Regensburg los judíos fueron arrojados al Danubio
para ser “bautizados”. En Mainz, Colonia, Praga y en varias
ciudades, miles de judíos fueron asesinados y sus bienes
expropiados. Durante los 100 años siguientes, nuevas cruzadas
fueron acompañadas por masacres y pillajes entre la población
judía.
Con las Cruzadas, la condición de los judíos como ciudadanos
de segunda es incluída en los dogmas cristianos y en las leyes
de estado en la Europa cristiana. Un período de opresión e
inseguridad acosó a los judíos hasta los albores del siglo 18.
El Papa Urbano, en su sermón a
los creyentes para la Cruzada de
1095, llamando a los cristianos
“a expresar su amor a D-s
matando a sus enemigos en el
Este”.
Las Cruzadas y los Judíos
Los judíos son quemados en
el infierno en un manuscrito
alemán de 1175. El diablo
está en la derecha. En la
inscripción de la caldera se
lee “Juda” (judío).
Las Cruzadas y los Judíos
No sólo los propios judíos sino
también sus libros son
atacados. En 1239, el Papa
Gregorio ordenó poner bajo
juicio el Talmud pues contenía
“mentiras sobre la vida de Cristo
y la Santa Virgen”. El Talmud
fue confiscado y quemado,
siendo sospechoso ante los ojos
de la Iglesia hasta el siglo 20.
Panel de Berruguete, siglo 15.
Las Cruzadas y los Judíos
Judíos y no los romanos,
son mostrados crucificando
a Jesús.
Capilla de Sta. Catalina,
Landau, Alemania, siglo 15.
Las Cruzadas y los Judíos
Una batalla entre los
cruzados y los musulmanes
en Tierra Santa.
Historia de Godofredo de
Bouillon, Francia, siglo 14.
Las Cruzadas y los Judíos
Los judíos, identificados por sus
sombreros, son puestos en manos
de los caballeros cristianos.
Ilustración en una Biblia,
Francia,1250.
Tiempos Modernos
Judíos de Polonia y Lituania
La Emancipación
Antisemitismo Popular
Antisemitismo Político
El Caso Dreyfus
El Resurgimiento
Polonia y Lituania
Los grupos judíos que emigraron hacia
Polonia y Lituania desde el siglo 13 en
adelante formaron el núcleo de lo que
sería el judaísmo ruso. Luego de la
expulsión de los judíos de España y la
contínua persecusión de los judíos de
Europa Occidental, Polonia y Lituania
se convirtieron en el nuevo centro
cultural de la vida judía de Europa, en
los comienzos del siglo 16.
Los judíos de Polonia y Lituania
desarrollaron un particular sistema en
el estudio del Talmud y enriquecieron la
cultura judía con nuevas corrientes y
costumbres. Sus academias religiosas
atrajeron alumnos de todas partes del
mundo judío. Se hablaba el Idish,
mezcla del Hebreo y el Alemán
medievales. Las comunidades elegían
juntas provinciales y crearon por
primera vez un gran cuerpo
representativo, el “Consejo de las
Tierras” que regulaba los asuntos
económicos y religiosos para los judíos
en la mayoría de los estados de Europa
Oriental.
Mapa de la inmigración a Polonia y Lituania hasta
1600; comunidades judías hasta el siglo 17.
Polonia y Lituania
Las sinagogas polacas eran típicamente
construídas en madera, reflejando el estilo
arquitectónico que prevalecía en Polonia. En
contraste con el discreto estilo de construcción
de la Europa Occidental, las sinagogas eran de
grandes dimensiones y de llamativa
estructura.
Sinagoga de madera in Zabludow, finales del
siglo 17.
El interior de las sinagogas era adornado con
elementos elaborados, grabados en madera o
coloridas pinturas con motivos bíblicos, de la
fauna y de la flora.
Pintura del techo en la sinagoga de Chodorov,
siglo 17.
Polonia y Lituania
Moisés Ben Israel Isserles (15251572), también denominado
“Ramá”, fue una de las grandes
autoridades halájicas en Polonia.
Fundó una academia talmúdica en
Krakov. Su teología racionalista, su
interés en la filosofÍa griega, en las
ciencias y en el conocimiento
secular, lo convirtieron en el
precursor de la ilustración judía.
En uno de sus respuestas
halájicas, escibió: “ Es mejor vivir
sobre la base de pan seco y en paz
en Polonia que vivir con gran
prosperidad en países que son
peligrosos para los judíos.” Hasta
la Segunda Guerra Mundial su
tumba en Krakov fue visitada
anualmente por los pelegrinos
judíos polacos.
Polonia y Lituania
Los judíos en Polonia gozaron de gran libertad en la elección de sus
profesiones, pero su situación legal era la misma que en el Oeste. En
Lituania, sin embargo, los judíos prácticamente gozaban de igualdad de
derechos con la población Cristiana y comenzaron a formar, junto con los
habitantes cristianos de las aldeas, un “Tercer Estado” , una nueva clase
social de artesanos y comerciantes.
Los judíos de Polonia y Lituania trabajaron como artesanos y
prestamistas en aldeas y pequeñas villas, se ocuparon de negocios, de la
recaudación de impuestos, al comercio de sal y alcohol, y en la
admisistración de los condados pertenecientes al Estado o a la nobleza.
Desde el siglo 16 hasta el 18, la población judía creció sustancialmente.
En 1764, en la víspera de la primera partición de Polonia y la anexación
de territorios por parte de Rusia, vivían en Polonia y Lituania 750.000
judíos, formando el 20 – 30% del total de la población en las grandes
ciudades y el 70 – 90% en las ciudades más pequeñas.
La vestimenta característica de los judíos de Polonia aún se usa en los
círculos jasídicos y ortodoxos. Se desarrolló en el siglo 16, imitando la
moda de la clase alta polaca. Los hombres usaban el streimel, (sombrero
de piel), un caftán o capota , pantalones que les llegaban un poco más
abajo de las rodillas, y medias blancas. Las mujeres vestían vestidos de
faldas largas o un delantal y cubrían sus cabezas con un sombrero tipo
bonete, bandas de terciopelo o lazos.
Panel superior: Vestimenta de los judíos polacos de los siglos 17 y 18.
Panel Inferior: Diversos tipos judíos de Varsovia (siglo 18).
Polonia y Lituania
Un jasid y su esposa con su vestimenta típica en el siglo 18. El
Jasidismo, es un movimiento religioso que combina el júbilo
religioso con las ideas místicas y mesiánicas, surgió en las
áreas de Polonia más afectadas por las masacres y
persecusiones que sufrieron las comunidades judías en manos
de Bogdan Chmielnicki (líder del ataque cosaco a Ucrania y
Polonia) del siglo 18.
Israel ben Eliezer, un rabino muy carismático, visitaba las
comunidades, adquiriendo la fama de hacedor de milagros
(Baal Shem Tov ). Predicaba, aconsejaba y orientaba a los
judíos y colectaba discípulos a su alrededor (jasidim). Después
de su muerte en 1760, sus seguidores expandieron sus
enseñanzas por toda la Europa Oriental. El centro del
movimento fue ocupado por las “cortes” o sectas de los
“Rebbes” jasídicos, quienes fundaron dinastías rabínicas que
perduran hasta nuestros días. En la actualidad, el movimiento
jasídico se distribuye, mayoritariamente, entre los seguidores
del Rab. de Lubavich, del Rebbe de Satmar, del Rebbe de Gur,
y del Rabbí Najman de Barslav.
La Emancipación
Estados Unidos
Francia
Holanda
Canadá
Gran Bretaña
Italia
Imperio Habsburgo
Alemania
Suiza
Bulgaria
Servia
Imperio Musulmán
España
Imperio Ruso
1789
1791
1796
1832
1856
1861
1867
1871
1874
1878
1878
1908
1910
1917
Años en que la completa
igualdad de derechos fue
otorgada a los judíos. En
algunos países, la
emancipación vino en un
sólo acto. En otros, fueron
concedidos derechos
limitados, con la esperanza
de “cambiar” a los judíos
para que sean “mejores”.
La Reforma del siglo 16 creó una nueva apreciación de la Biblia
Hebrea y mayor comprensión de la religión judía. Luego de las
amargas guerras entre Protestantes y Católicos, el espíritu de la
tolerancia religiosa expandió sus raíces en Europa y la actitud hacia
los judíos – que ya no constituían la única minoría religiosa –
comenzó a cambiar. Con el Iluminismo, en el siglo 18, que fomentaba
la igualdad de los derechos humanos y subrayaba la importancia del
individuo, el escenario estaba preparado para que finalmente los
judíos sean aceptados como los mismos ciudadanos de las sociedades
europeas.
Las ordenanzas restrictivas sobre residencia o trabajo comenzaron a
ser abolidas, y los judíos comenzaron a recibir más y más derechos.
La Emancipación, que otorgó la igualdad legal y la ciudadanía
completa a los judíos, fue dada por primera vez en los Estados Unidos
y en Francia en 1791 y, a partir del siglo 19, esta tendencia también
continuó en la mayoría de los estados europeos. Los judíos de Rusia,
sin embargo, tuvieron que esperar por su libertad casi un siglo más,
hasta la revolución de 1917.
A pesar de estos cambios, los judíos seguían siendo vistos como algo
“anormal”. Durante el siglo 19 , la cuestión judía fue debatida en
países como Alemania y Rusia para ver como éstos podían ser
transformados en mejores ciudadanos. El trabajo que habían sido
forzados a realizar a través de centurias de discriminación (comercio,
vendedores ambulantes y préstamo de dinero), fue considerado como
“antinatural”; sus costumbres religiosas, su lenguaje y su vestimenta
fueron consideradas incivilizadas. En estos países, el respeto a los
derechos básicos y la aceptación de los judíos en la sociedad fue
condicional al “perfeccionamiento” de los judíos.
La Emancipación
En otros países como Francia, por
ejemplo, la igualdad fue dada en
un único acto.
En esta ilustración de 1806, se
observa a Napoleón, concediendo
libertad de trabajo en 1802: la
Sinagoga, con forma de mujer, es
ayudada a ponerse de pie. Los
judíos, en forma individual,
pueden ahora cumplir libremente
con su religión, pero como grupo
se esperó de ellos que dejaran de
lado su diferente cultura e
identidad.
La Emancipación
Esta pintura del siglo 19 muestra al
último “judío protegido” de Alemania,
ejerciendo aún el oficio de vendedor
ambulante.
Tres judíos de Alsacia son aconsejados para
que abandonen sus ocupaciones tradicionales
(artesanías, pequeño comercio, y música,
representadas por las heramientas que penden
del árbol) y convertirse en agricultures
(representada por el arado).
Portada del polémico libro “Los judíos de
Alsacia: ¿Se les puede otorgar igualdad de
derechos? ”, publicado en 1790.
La Emancipación
El filósofo judío Moisés Mendelssohn (1729-1786) líder en
la defensa de la Emancipación, tradujo la Biblia Hebrea al
alemán. El pretendía que los judíos tuvieran un mayor
conocimiento de su religión y aprendieran la lengua de la
sociedad donde ellos vivían y se familiaricen con las ideas
del Iluminismo.
Este retrato de Mendelssohn fue dedicado al rey Federico
Guillermo II de Prusia en 1787 por la “Escuela Judía Libre”
de Berlín. La escuela, fundada en 1778, ofrecía enseñanza
gratuita a los pobres y fue la primera que impartió
simultáneamente estudios religiosos y seculares.
A pesar de las buenas intenciones de Mendelssohn que
sostenía que los judíos podían seguir conservando su
identidad judía y gozar al mismo tiempo de los bienes y
ventajas que le ofrecía la sociedad cristiana circundante, los
judíos fueron abandonando sus raíces y muchos se
asimilaron. La propia nieta de Mendelssohn y muchas de
sus amigas que frecuentaban círculos culturales junto a
no-judíos terminaron convirtiéndose al Cristianismo. Aún
así, la actitud hostil con respecto a los judíos no cambió en
esencia, aún en estos tiempos modernos.
La Emancipación
Los judíos tomaron ventaja de las nuevas
libertades y adquirieron nuevas profesiones,
inaugurando nuevas escuelas y universidades.
Pero adquirir igualdad social y aceptación en el
medio cristiano que los rodeaba fue una tarea
más difícil. Cuando los judíos comenzaron a
emerger de su existencia aislada y de sus
ocupaciones tradicionales, muchos no-judíos se
mostraron agresivos y suspicaces con respecto a
ellos. Los intereses económicos también
cumplieron su rol, y en algunas áreas, los
intentos de los judíos de dedicarse a nuevas
actividades económicas eran resistidos
enérgicamente por la sociedad circundante.
Cinco generaciones de la famila Kalischer,
retratada en 1889. Después de las masacres
de Chmielnicki en 1648, la familia se mudó
primeramente hacia el Oeste de Polonia y
luego a Alemania. En el siglo 18, la familia
produjo un buen número de reconocidos
rabinos y sabios del Talmud. En el siglo 19,
los Kalischer contaron entre sus miembros a
abogados, médicos, banqueros, actores y
escritores, profesiones que por primera vez
adoptaron los judíos en toda su historia. Tan
sólo uno de sus miembros, el compositor, se
convirtió al cristianismo en la mitad del siglo
19.
Nuevas barreras contra los judíos fueron
impuestas por el sentimiento nacionalista. Las
personas comenzaban a autodefinirse por una
cultura en común, compartida por todos,
hablaban un mismo lenguaje y tenían una
“misma sangre”, y los judíos – incluso aquellos
que se convirtieron al Cristianismo o se habían
asimilado totalmente, fueron considerados como
“extranjeros”. El antiguo estigma surgido de las
diferencias religiosas es revivido por el
Nacionalismo, la base del antisemitismo
moderno.
La Emancipación
Personajes de la obra anti-judía “La relación social” de
Karl Sessa. Bajo grandes protestas, la obra teatral fue
estrenada en 1819 y constituía una sátira a las
costumbres judías, particularmente sobre las nuevas
ocupaciones y posición social de los judíos. Los paneles
muestran la transición entre lo viejo y lo nuevo: rico y
pobre, comerciantes y buhoneros, estudiantes y
artistas.
“Iluminismo: Dalles y su familia”; caricatura de los
judíos desenvolviéndose en la sociedad burguesa y
tomando clases de baile.
Grabado del siglo 18.
Antisemitismo Popular
Durante el siglo 19, los sentimientos y estereotipos anti-judíos
sufrieron cambios. El rechazo y la discriminación de los judíos
no sólo se basó en las diferencias religiosas. A fines de 1870 se
utiliza por primera vez el término “antisemita” en la Europa
Occidental, siendo los judíos considerados como “extranjeros”
dentro de sus países, a pesar de que eran virtualmente
ciudadanos con igualdad de derechos.
Desde los comienzos de ese siglo, se volvió popular el concepto
que “pueblo” o “nación” no es una colección de individuos sino
un único organismo de ambiente, tierra y tradiciones comunes.
Estas ideas, fueron influenciadas principalmente por el
Romanticismo alemán, que repudiaba los argumentos básicos
del Iluminismo de humanidad e igualdad. Desde este punto de
vista, los judíos aparecían como extranjeros intrusos que
debían ser extirpados del cuerpo de la nación.
El judío, el monstruo que
domina al mundo.
Estereotipo del judío en los
tiempos modernos.
La distinción entre “el pueblo” o “la nación” y aquellos que son
considerados como no pertenecientes a ellos, fue utilizada más
generalmente para estigmatizar cada cosa como “judía”, que es
siempre vista como algo negativo o indeseable. Para muchos,
un “judío”, comenzó a ser un sinónimo de debilidad, mal
carácter y desagradable apariencia – la imágen inversa de todas
las características positivas que poseían el pueblo o la nación.
Antisemitismo Popular
Un elemento común en las
caricaturas antisemitas: el judío
toma el mundo en sus manos.
“Rothchild” por C. L’andre,
Francia, 1898.
Muchos de estos estereotipos se
desarrollaron en el trasfondo de la
industrialización y la urbanización. Estos
rápidos cambios sociales y económicos
fueron la fuente de la gran fricción y
conflicto en la sociedad y comenzaron a ser
considerados por muchos como
destructivos y “antinaturales”. Como los
judíos emergieron de sus restringidas
posiciones y aprovecharon nuevas
oportunidades, fueron siempre identificados
como las fuerzas que actuaban detrás de
este desarrollo. De esta manera, el
estereotipo del judío explotador y usurero
que gana con la pérdida de los demás, toma
raíz en los tiempos modernos como el mito
de la todopoderosa “Conspiración Judía”,
que intenta dominar y apropiarse del
mundo para lucrar con él.
Antisemitismo Popular
“El judío perplejo”. Los judíos son
vistos como desarraigados e
inconectados del “suelo nacional”.
Gustave Doré, grabado en madera de
1852.
Un popular concepto antisemita: el
judío débil y cobarde.
Un cobarde soldado judío
escapando… Viena, 1848.
Antisemitismo Popular
Motivos antisemitas podían encontrarse
usualmente en tarjetas postales que
comenzaron a ser muy populares a fines del
1900. Esta postal alemana ridiculiza a los
judíos “ostentosos”.
“Bolsa”, una tarjeta postal francesa,
repite el bien conocido tema de los
judíos que corren tras el dinero.
Antisemitismo Popular
El advenimiento de la Revolución Francesa en los ojos del artista antisemita Caran d’Ache. El
granjero, oprimido primeramente sólo por la nobleza, ahora es avasallado también por el judío.
La Revolución Francesa, Antes y Después. Caran d’Ache, 1898
El banquero judío.
Caricatura de Thomas Rowlandson,
Inglaterra, 1801.
Antisemitismo Político
A finales del siglo 19, más y más personas recibieron el
derecho del voto. Se formaron más partidos que fueron
liderados por movimientos de masas modernos. Grupos
y clases que mantuvieron el poder por centurias se
confrontaron con un nuevo fenómeno: debían competir
en la arena política. Los partidos políticos comenzaron a
utilizar propaganda de masas moderna en su intento de
captar electores. La explotación de sentimientos
antisemitas se convirtió en una exitosa herramienta en
la lucha por atraer al electorado.
Como los judíos comenzaron a ser activos políticamente
en los partidos Liberal y Socialista, las fuerzas
conservadoras utilizaron propaganda antisemita para
opacar a sus rivales políticos, describiéndolos como
corruptos por incluir judíos entre sus filas. Durante un
período de crisis económica en las últimas décadas del
siglo, los partidos políticos fueron formados en Francia,
Alemania y Austria con el antisemitismo como el único
plan de acción político.
Estos partidos ganaron muchos seguidores. Pero no sólo
los partidos conservadores abusaron de los prejuicios
antisemitas. Incluso algunos socialistas vieron al
Capitalismo como una expresión del “espíritu judío” de
la explotación, y su batalla en contra del Capitalismo
fue orientada directamente al “capital judío” o al
“carácter capitalista” del Judaísmo.
Antisemitismo desde la Izquierda: El
judío (derecha) en una anti-progresiva
alianza con el Diablo, la Monarquía y la
Iglesia.
Caricatura alemana,1848.
Antisemitismo Político
Adolf Stoecker, senador en la corte del emperador alemán en
Berlín, y líder del Movimiento Social Cristiano. Su partido,
adoptado por trabajadores y la clase media baja, agitaba en
contra de la explotación capitalista por la cual los judíos eran
responsables, y combinaba estos argumentos con los prejucios
cristianos “tradicionales”.
Fotografía de su Boda de Plata, 1893
Karl Lueger (en el carruaje, a la izquierda),
popular intendente de Viena desde 1897
hasta su muerte en 1910, fue electo sobre un
programa antisemita. Durante su mandato, el
joven Adolf Hitler vivió en Viena, tratando de
ingresar a la Academia de Arte.
Acuarela de Wilhelm Gause, 1904.
Antisemitismo Político
La primera copia del periódico antisemita “La Libre Parole” (La Palabra
Libre). Francia sufrió mientras “el judío” comenzaba a enriquecerse.
Edouard Drumont, el editor, fue electo miembro del Parlamento sobre
una plataforma política netamente antisemita en 1892.
En 1886, el mismo editor publicó “La France Juive” (La Francia Judía),
que se convirtió muy pronto en el catecismo de los movimientos
antisemitas. Además de las usuales acusaciones, como la usura y el
crímen ritual, él acusó a los judíos de haber organizado el saqueo de
las iglesias durante la Revolución Francesa.
Antisemitismo Político
Poster para Adolf
Willette, candidato
antisemita para las
elecciones francesas de
1889: “No es asunto de
religión. Los judíos son
una raza diferente,
hostil hacia nosotros…
El Judaísmo es nuestro
enemigo! ”
El judío como una serpiente,
en un poster del partido
Cristiano Social Austríaco:
“Cristianos Alemanes, salven a
Austria!” Steiner, 1920.
A los ojos de los
antisemitas, los judíos
dominan en todas partes,
incluso allí donde no
tienen derechos. En esta
postal antisemita de 1905,
(“El sueño de los usureros
hebreos”) el judío, con su
bolsa de dinero, es
retratado como el nuevo
dominador de Rusia.
El Caso Dreyfus
A pesar de la igualdad legal y el progreso en la integración
dentro de las sociedades occidentales a finales del siglo 19, el
antisemitismo siguió siendo una amenaza para los judíos. La
gran integración por un lado, y la exposición a la
discriminación antisemita, por el otro, se refleja en el Caso
Dreyfus, un incidente antisemita que comprometió a la
sociedad francesa y sus fuerzas políticas por muchos años.
En 1894, el capitán Alfred Dreyfus, un oficial del ejército
francés, fue acusado de espionaje en favor de Alemania,
enemigo de Francia en la última guerra. La única evidencia
fue un trozo de papel que había encontrado la encargada de la
limpieza en uno de los cestos de basura, con una escritura
que no se parecía en absoluto a la de Dreyfus. Pero Dreyfus
era judío, el único judío dentro de la oficialidad francesa… Y
los judíos son considerados como un pueblo sin tierra,
insuficientemente fieles al país en donde viven…
La degradación de Dreyfus: es
despojado de sus insignias y
botones, y su sable es quebrado.
Le Petit Journal, Enero de 1895.
Dreyfus fue condenado, en parte por falsas evidencias de los
oficiales antisemitas, y sentenciado de por vida a permanecer
preso en la Isla del Diablo, frente a las costas de Sudamérica.
Ante esta degradación pública, la multitud – incitada por la
prensa antisemita – gritaba slogans anti- judíos. Un periodista
apoyó la causa de Dreyfus, pero el culpable real, el mayor
Esterhazy, cuya culpabilidad fue reconcida por el gobierno,
continuó siendo protegido
El Caso Dreyfus
Fotografía de Dreyfus, tomada por la policía,
después de su condena. Las insignas y los
botones ya fueron arrancados de su uniforme.
El caso Dreyfus produjo una gran cantidad de postales.
Esta tarjeta muestra la bien conocida imágen antisemita
del judío traidor (Dreyfus) en la forma de una serpiente.
De la serie de postales del Museo del Horror: El Traidor.
El Caso Dreyfus
El caso Dreyfus dividió a Francia en dos. De un lado estaba el
gobierno, los partidos conservadores, la Iglesia y el ejército,
quienes creían que el honor de la nación no debía ser
sacrificado por la serpiente judía, culpable o inocente. Del otro
lado, se reunían las fuerzas progresivas que criticaban al
régimen y a la dirección política, lideradas por el periodista
Emile Zola y el político Jean Jeurés. Para ellos, el caso
Dreyfus simbolizaba la degradación de la justicia y de los
derechos humanos en la república francesa. Después de
nuevos juicios, que tomaron más de una década, y la caída del
gobierno, Dreyfus es declarado completamente inocente de los
cargos.
El caso fue seguido con avidez en todo el mundo. Teodoro
Herzl, un periodista judío de Viena que cubrió el juicio, llegó a
la conclusión de que la asimilación no era una protección
contra el antisemitismo y que incluso el judío que se había
integrado bien como oficial en la alta alcurnia del ejército, aún
seguía siendo un extraño en su país de residencia, y por lo
tanto necesitaba un país propio. Su libro “El Estado Judío:
Una solución moderna para la cuestión judía” fue publicado
en 1896 y condujo a la fundación de la Organización Sionista
un año más tarde.
Teodoro Herzl, como joven
periodista en Viena, en 1878.
El Caso Dreyfus
El nuevo juicio de Dreyfus en donde clama por su
inocencia. Fue encontrado culpable nuevamente,
pero con circunstancias atenuantes, por lo que no
fue enviado a la Isla del Diablo.
The Ilustrated London News, 19 de Agosto de 1899.
Un poster anti-Dreyfus: Los judíos son
expulsados de Francia. El texto dice:
“Larga vida a Francia! Viva el ejército!
Muerte a los traidores!” El poster también
incita a un boycot a los negocios judíos.
El Caso Dreyfus
La campaña de apoyo a Dreyfus fue considerada por
la prensa antisemita como una conspiración judía. El
poster “Judas es defendido por sus hermanos”
muestra a Dreyfus recibiendo dinero de un alemán,
mientras los judíos reparten el panfleto “Un Error
Judicial”.
La Palabra Libre,1898.
El autor Emile Zola con su familia. Está
leyendo “La Aurora”, periódico en el cual,
el 13 de Enero de 1898, publicó su
famoso artículo “J’Accuse” (Yo Acuso)
cuando la corte marcial exoneró al
verdadero culpable, el mayor Esterhazy.
Por este artículo, Zola fue sentenciado a
un año de prisión, pero logró escapar a
Inglaterra antes de que lo encarcelen.
El Caso Dreyfus
Teodoro Herzl, en su libro “El Estado Judío”,
escribió: “Hemos intentado honestamente
asimilarnos en toda sociedad que nos rodea y aún
abandonando la religión de nuestros padres. Pero
ellos no nos han permitido asimilarnos. Hemos sido,
a veces exageradamente, fieles patriotas en vano.
Hemos sacrificado en vida y en bienes lo que
sacrifican el resto de los ciudadanos, en vano.
Hemos incrementado el bienestar de los países, en
vano. En las tierras donde hemos vivido por siglos
aún somos considerados extranjeros. Es inútil ser
buenos patriotas para que nos dejen en paz. Me
temo que nunca nos dejarán en paz…”
Dreyfus, de 75 años, en
1934, año de su muerte.
El Resurgimiento
Durante el siglo 19, la población judía mundial se
incrementó sustancialmente – de 2.5 a 10 millones. Los
judíos adoptaron cada vez más el lenguaje y la cultura
de las sociedades en donde vivieron por siglos. En los
países en donde gozaban plena igualdad de derechos,
los judíos se integraron muy rapidamente. En otros
países donde los derechos eran parciales, en cambio,
este proceso duró más tiempo.
Los judíos podían ahora desempeñarse en la mayoría de
las profesiones y actividades económicas y, por primera
vez, ingresar a las universidades y obtener títulos
académicos.
La cultura judía también se adaptó a las cambiantes
circunstancias. El Reformismo introdujo las ideas del
Iluminismo y del Liberalismo dentro de la ley judía y de
la Sinagoga. También el judaísmo ortodoxo se acomodó
al nuevo rol de los judíos como ciudadanos en la
sociedad abierta. Los artistas judíos se integraron a la
sociedad cristiana circundante y practicaron su arte sin
hacer mucha referencia a sus orígenes judíos.
Por otro lado, en la segunda mitad del siglo 19, el
Nacionalismo judío trajo una respuesta a la fallida
esperanza de los judíos de varios países de Europa: el
resurgimiento de la cultura y de la identidad judía, y el
retorno a la nacionalidad en la tierra de los
antepasados.
Lionel Rothchild entra en la Casa de los
Comunes como el primer miembro
judío, en 1858. A pesar de haber sido
elegido en el pasado, no aceptó el cargo
para no tener que realizar el juramento
cristiano.
El Resurgimiento
Shimshon Rafael Hirsch (1808-1888) fue
rabino y líder del movimiento Neo-ortodoxo
en Frankfurt. Su slogan: “Mensch-Israel”
(un ser humano primero, luego un judío)
incorpora su idea de participar en el mundo
secular sin apartarse de la tradición de los
antepasados. Litografía de1847.
Jacques Offenbach (1819-1880) fue un músico
judío cuyas operetas llegaron a ser muy
famosas en todo el Mundo. De acuerdo a
Richard Wagner, compositor antisemita que fue
contemporáneo de Offenbach, los compositores
judíos carecían de autenticidad musical debido
a que su carácter no era Europeo.
(Postal parisiense)
El Resurgimiento
Levi Strauss (1829-1902) llegó desde
Bavaria a California y en 1853 comenzó a
fabricar los famosos pantalones “Levis”, que
se hicieron famosos en todo el mundo hasta
nuestros días.
Publicidad de Levi Straus & Co., 1880
Gabriel Riesser (1806-1863), primer juez judío en
Alemania, entrando en la Suprema Corte de Justicia de
Hamburgo. Había estudiado abogacía, pero se le negó la
licencia por ser de religión judía. En 1860, después de
haber ocupado diferentes cargos públicos, fue elegido
juez.
Caricatura satírica de la época.
El Resurgimiento
Ferdinand Lasalle (18251864) fundó la Asociación
General de Trabajadores de
Alemania en 1863 que fue
la primera institución
sindical alemana.
Los pogroms en Rusia de 1881
y la frustrada emancipación de
los judíos del Este de Europa
motivó al movimiento sionista a
convertirse en un movimiento
político. El panfleto
“Autoemancipación!”, escrito en
Odessa por el doctor León
Pinsker en 1882, influyó para
que los judíos tomen la
emancipación por sus propias
manos.
“Autoemancipación!” Un
llamado a sus correligionarios
por un judío de Rusia. Berlín,
1882.
La Idea Sionista
Promotores del Sionismo
Yehudá Leib Pinsker
Jibat Sión
Bilu
Teodoro Herzl
“El Estado Judío”
Corrientes del Sionismo
Promotores del Sionismo
El movimiento sionista no comenzó con Pinsker y
Herzl; a ellos se les antepusieron pensadores con
ideas similares y planes concretos. Entre estos
pensadores sionistas encontramos al rabino Tzvi
Kalisher, que vivió la mayoría de sus años en una
pequeña ciudad de Prusia, al rabino Yehudá Alkalay,
nacido en Sarajevo y educado en la ciudad de Zamlin,
y finalmente radicado en la tierra de Israel, y a
Moshé Hess, nacido en Alemania y que, luego de
residir en Inglaterra, se trasladó a Francia en donde
murió.
El rabino Yehudá Alkalay
El común denominador de estas tres personalidades
fue su estímulo a la inmigración a la tierra de Israel
desde los países en los cuales no había igualdad de
derechos; ellos creían que en la tierra de Israel se
levantaría una nación judía que se convertiría en la
luz y ejemplo para los pueblos.
Yehudá Leib Pinsker
(1821 - 1891)
"Para que no tengamos que deambular de un exilio a otro
necesitamos tener una tierra de refugio amplia y que
sustente a los habitantes, un lugar que nos reúna y que nos
pertenezca". Así escribió Pinsker en su libro
"Autoemancipación", un libro que fue publicado en 1882 y
sobre el que opinó Herzl: "Si hubiera leído la
Autoemancipación no hubiera escrito "El Estado Judío".
Pinsker era uno de los grandes asimilados de Rusia que se
volcó al Sionismo. Estudió abogacía, y cuando vio que no
podía ejercer esta profesión, se dirigió a la medicina. Los
pogroms de Rusia del año 1881 estremecieron a Pinsker que
llegó a la conclusión que no existe ninguna posibilidad que
los judíos se incorporen a la sociedad rusa o cualquier otra
sociedad. El libro de Pinsker conmovió al Europa Oriental, y
dos años después de la publicación se congregó una
asamblea del movimiento "Jovevei Sión" donde fue elegido
como secretario del movimiento "Jibat Sión", cargo que
desempeñó hasta sus últimos días.
Pinsker y la portada de su
libro “Autoemancipación”.
Jibat Sión
Fue un movimiento popular que comenzó a fines del siglo 19,
cuya finalidad era retornar a Sión y renovar la forma de vida del
pueblo judío en su antigua patria - la tierra de Israel.
Del libro de Pinsker "Autoemancipación", publicado en
Septiembre 1882, se extrajo la idea de este movimiento que
funcionó entre los años 1881-1896 a causa de los disturbios
que existían en Rusia en esos años que eran conocidos como
"Tormentas del Neguev".
La principal actividad de Jibat Sión se desarrollaba en Europa
Oriental y en menor escala en el occidente. Los miembros del
movimiento se abstuvieron de actividades políticas y se
dedicaron solamente a la inmigración y al asentamiento. Los
primeros inmigrantes de la primer inmigración a Israel eran
integrantes del movimiento Jovevei Sión, confiando que el
crecimiento en el número de habitantes establecería las bases
para el resurgimiento de un estado para el pueblo judío.
La primera asamblea de los grupos de Jovevei Sión fue
congregada en Katovich en 1884. La asamblea decidió luchar
contra la asimilación, preparar una pronta inmigración a Israel,
y recolectar dinero para los nuevos inmigrantes.
Los Jovevei Sión ayudaron en parte a las primeras aldeas de
Petaj Tikva, Gedera, Beer Tuvia, entre otras, y también formaron
instituciones educativas y culturales.
Pioneras de Jovevei Sión en
Israel, labrando la tierra a
fines del siglo 19.
Bilu
Son las iniciales del versículo (Isaías 2:5): “ Bet Yaakov
leju venelja” (“Casa de Yaakob! Caminando vayamos!”).
Era un movimiento de jóvenes judíos de Crakovia, Rusia,
de los comienzos de 1882. Cientos de integrantes se
unieron a este grupo en un corto plazo.
Una calle de Petaj Tikva
Rishon Letzion en sus primeros días.
La finalidad del movimiento era la inmigración a Israel,
crear aldeas y ser ejemplo para los demás jóvenes y para
los judíos en general. Los integrantes de Bilu activaban
en contra de la corriente central del Sionismo, prefiriendo
emigrar a Israel en vez de Estados Unidos, como estaba
de moda en la época.
En la primavera de 1882, llegó a Israel el primer grupo
de Bilu, formado por 13 muchachos y una muchacha.
Ellos habitaron en las afueras de Yafo y trabajaron en
Mikvé Israel, la primera escuela de agricultura fundada
en 1870. En 1883 habían 33 javerim de Bilu que se
concentraban en dos lugares: en Rishon Letzion y en la
aldea de Gedera que fue creada por ellos en 1884. La
influencia del movimiento Bilu se destacó de una manera
especial pese a su escasa cantidad de integrantes. Ellos
se convirtieron en un modelo para jóvenes intelectuales
en favor de Eretz Israel.
Teodoro Herzl
(1860 – 1904)
Escritor y político, padre del Movimiento Sionista y creador del
Sionismo Político. Desde su juventud se encargó de la
problemática judía, de la persecución de los judíos y el
antisemitismo. El juicio de Dreyfus lo llevó a la conclusión que
la problemática judía se solucionaría sólo por el camino
político - nacional. En 1896 publicó su libro "El Estado
Judío“ y comenzó a publicar el periódico sionista "Di Velt".
En 1897 realizó el primer Congreso Sionista en Basilea, en el
cual se establecieron los fundamentos de la Organización
Sionista. A raíz de los diferentes congresos que se realizaron
posteriormente, se crearon entre los años 1898-1902 las
Instituciones Económicas: "Otzar Itiashvut HaYehudim" y el
"Keren Kayemet LeIsrael".
Retrato de Teodoro Herzl
Entre 1896-1901 procuró conseguir del Sultán turco los
derechos reales para establecer un estado judío en la tierra de
Israel. Procuró ayuda del emperador alemán, con el cual se
reunió en Israel en 1898. En 1902 se reunió con el Sultán
turco Abd El Jamid. El plan fracasó. En 1902 apareció su
libro "Altneuland" (en hebreo Tel Aviv ), que era una novela
romántica del surgimiento de Israel. En los años 1902-1904
negoció con Gran Bretaña por el asentamiento de judíos en
Chipre o en la península del Sinaí.
Herzl en el Segundo
Congreso Sionista
Teodoro Herzl
(1860 – 1904)
Luego de los pogroms de Kishinev en 1903, Herzl
visitó Rusia y pidió del gobierno ayuda para la
inmigración de los judíos. En el Sexto Congreso dio a
conocer la propuesta de los ingleses de asentar a los
judíos en Uganda, como una solución transitoria.
Esta propuesta fue rechazada. Los judíos del Europa
Oriental, a pesar de sus sufrimientos y
persecuciones, se opusieron terminantemente a
renunciar a Sión, aunque sólo sea de forma
temporaria.
Encuentro con el Kaiser
de Alemania en 1898
Tumba de Herzl en Jerusalem
Su intenso trabajo debilitó su salud y falleció en
Viena, donde fue enterrado. De acuerdo a su
testamento, en 5749 (1949) sus restos fueron
trasladados a Israel y depositados en el Cementerio
Militar del Monte Herzl. Los bosques de Ben Shemen,
la ciudad de Herzlía y la primera escuela en Tel Aviv
(Herzlía) llevan su nombre en su recuerdo.
"El Estado Judío"
“El Estado Judío es una solución moderna a la
problemática judía”, afirma Herzl en el ensayo donde
analiza la problemática de los judíos. Concluye que si los
pueblos del mundo continuaban albergando entre ellos al
pueblo de Israel, de diferente religión y costumbres, el
antisemitismo aumentaría y así se originaría el despertar
de una nación judía. Tarde o temprano necesitarían las
naciones del mundo encontrar una solución adecuada al
pueblo judío, y la única solución era la “creación de un
estado de judíos”. La manera de concretar esta idea sería
dar una “franja de tierra, para cubrir las necesidades
básicas de nuestro pueblo”.
Este librillo fue publicado en febrero de 1896 y en él,
Herzl propone el plan de crear el estado que visionó, sus
organizaciones e instituciones.
Portada del ensayo “El Estado
Judío” publicado en febrero de
1896.
La aparición de su trabajo despertó una gran conmoción
dentro de la juventud judía europea. Personalidades como
como Max Nordeau, Israel Zingwill y Bernard Lazar se
plegaron a la idea sionista, aunque la mayoría del
judaísmo oficial y rabinos (“rabinos de protesta”), en el
centro y occidente de Europa, se oponían a él.
Corrientes del Sionismo
En los primeros días del Movimiento Sionista se acostumbraba
agregar la palabra "sionista" como el adjetivo que reflejaban las
distintas corrientes y sus formas de llevar a cabo esta ideología.
Sionismo Político: Corriente de la cual Herzl era su representante,
que tenía necesidad primordial de sintetizar su labor a una acción
política y la de conseguir derechos políticos para posibilitar la acción
en Israel con la aceptación de una potencia y su respaldo, como
condición para el establecimiento de un Hogar Nacional Judío.
Sionismo Realizador: Era la corriente que demandaba la
inmigración a Israel, crear asentamientos, consolidarse en el aspecto
económico sin condicionar esta actividad a la obtención de derechos
políticos. Esta corriente fue liderada por Menajem Ussishkin.
Sionismo Sintético: Esta corriente del Sionismo se consolidó luego
de la Primera Guerra Mundial, siendo su representante doctor Jaim
Weitzman, formada para equilibrar entre el Sionismo Político y el
Realizador. Los fundamentos de esta corriente giraban alrededor de
realización política y la flexibilidad en la búsqueda de un común
denominador de todas las ideas sionistas.
Herzl, el visionario
precursor y líder del
Sionismo Político.
Sionismo Religioso: Sus pensadores eran los rabinos Alkalay,
Kalisher, Mohiver y Hanetziv (Naftali Tzvi Yehudá Berlin). En el
fundamento de esta corriente se entrelazaron la religión con el
nacionalismo judío, el anhelo de devolver al pueblo de Israel no sólo
libertad política sino también su Torá; un judaísmo con el
cumplimiento de los preceptos era la condición para la existencia de
un pueblo en su tierra.
Corrientes del Sionismo
Sionismo Socialista: Esta corriente puso como
fundamento la igualdad social en la nueva
sociedad de Israel. El fundador de esta corriente
fue Najman Sirkin, que creía que el Sionismo era
una necesidad histórica - económica para el
pueblo y para el trabajador judío a quien se le ha
otorgado la responsabilidad histórica de liberar a
su pueblo. De esta idea se crearon varios
movimientos juveniles, movimientos de
asentamientos y partidos políticos en el estado.
Sionismo Espiritual: Este pensamiento nacional
judío moderno con ideología sionista fue creado y
fundado por Ajad Haam (Asher Guinzberg).
Desde su punto de vista, el surgimiento nacional
del pueblo de Israel será a través de creaciones
espirituales judías sobre la tierra de Israel - la
patria histórica del pueblo. Ajad Haam no creía en
la posibilidad de que en la tierra de Israel se
pudiera albergar a todas las masas de judíos.
Según él, el Sionismo no debería dar una solución
a los problemas económicos sino a la
problemática espiritual.
(continuación)
El Dr.Jaim Weitzman,
líder del Sionismo
Sintético. Fue elegido
para ser el primer
Presidente de Israel.
El Rabino Berlin, representante
del Sionismo Religioso y uno de
los primeros directivos de KKL.
Corrientes del Sionismo
(continuación)
Sionismo Revisionista: Esta corriente fue creada por
Zeev Jabotinsky en 1925. Entre las metas del Sionismo
Revisionista encontramos: presionar constantemente a
Gran Bretaña para formar un estado judío en los dos
lados del Jordán, obtener mayoría de judíos en la tierra
de Israel, preparación de un ejército para la juventud, y
mantener una posición agresiva ante Gran Bretaña. De
las filas del Sionismo Revisionista se crearon los
movimientos de Etzel y Leji, que combatieron
clandestinamente contra el dominio británico.
Sionismo General: Hasta los años 20, así eran apodados
los sionistas que participaban de los congresos sin
pertenecer a ningún partido. Con el correr de los años se
consolidaron los "sionistas generales" en movimientos
ideológicos y fueron representantes de la Organización
Sionista General , constituyéndose en un partido central
de la Organización Sionista. Su fundamento principal era
retornar al Sionismo del estilo de Basilea, sin agregados
ideológicos.
Zeev Jabotinsky, líder del
Sionismo Revisionista.
Sala de Video 1
Volver
La Comunidad de Babel
La Comunidad de Sefarad
La Comunidad de Ashkenaz
La Iglesia y los Judíos
Haz un click en el proyector para
ver la película correspondiente
Sala de Video 2
Volver
Las Cruzadas y los Judíos
Discriminación y Odio
Mitos Anti-judíos
Las Expulsiones
Haz un click en el proyector para
ver la película correspondiente
Sala de Video 3
Volver
El Caso Dreyfus y Herzl
El Estado Judío
Ajad Haam
Primeros Colonos en Israel
Haz un click en el proyector para
ver la película correspondiente
La Comunidad de Babel
Volver
Luego de la destrucción del Primer Templo,
la mayoría de los judíos fueron exiliados a
Babilonia. Allí formaron pujantes
comunidades que perdudaron por siglos.
Se crearon grandes academias rabínicas,
entre las que se destacaron la de Sura y la
de Pumpedita.
El gran legado de los judíos de Babilonia
fue el Talmud Bablí, fuente de la sabiduría
y la Halajá judía.
Para ver la película o detenerla, haz
un click en la pantalla.
Fragmento de la película
“Comunidades de la Edad
Media - Babel” ©1990 Bet
HaTefutsot
La Comunidad de Sefarad
Volver
A pesar que en España vivían judíos desde la
época del Segundo Templo, la vida
comunitaria llegó a su apogeo entre los
siglos 10 y 11, período que se denominó “El
siglo de oro español”.
Los judíos se destacaron en la política, en la
ciencia , en el arte y sobre todo en el estudio
de la Torá. Sefarad albergó a grandes sabios,
de la talla de Rabbí Yehudá HaLeví, el
Rambam y el Ramban, entre otros.
Sefarad fue el centro cultural judío más
importante de Europa, hasta que en 1492
los reyes Católicos, Fernando e Isabel,
ordenaron la expulsión de los judíos,
originándose así la diáspora de los judíos
sefaradíes.
Para ver la película o detenerla, haz
un click en la pantalla.
Fragmento de la película
“Comunidades de la Edad
Media - Sefarad” ©1990 Bet
HaTefutsot
La Comunidad de Ashkenaz
Volver
Se denomina Ashkenaz a la región que
comprendía los países de Francia y Alemania.
Las comunidades fueron creciendo y se
expandieron por el resto de Europa Oriental.
Los judíos de Ashkenaz sufrieron muchas
persecusiones y fueron varias veces confinados
en ghettos. Toda su historia transcurrió entre
períodos de fuerte antisemitismo y otros de
relativa tranquilidad, dependiendo de la época,
del país donde vivían y del gobernante del
momento.
La mayoría de las comunidades de Ashkenaz
siempre fueron muy organizadas y se rigieron
en forma autónoma, con sus propios estatutos
y sus propias leyes.
Para ver la película o detenerla, haz
un click en la pantalla.
Fragmento de la película
“Comunidades de la Edad
Media - Ashkenaz” ©1990 Bet
HaTefutsot
La Iglesia y los Judíos
Volver
A través de casi veinte siglos, la Iglesia
acusó a los judíos de haber matado a
Jesús.
Este argumento fue rebatido por el propio
Vaticano en 1965, pero aún así, el
recuerdo de las persecusiones, de las
matanzas de la inquisición, y de los
crímenes más atroces que se han cometido
“en nombre de D-s” no podrán ser borrados
de las páginas de la Historia.
Para ver la película o detenerla, haz
un click en la pantalla.
“De la Cruz a la Svástica”
©1991 Thames Television
Las Cruzadas y los Judíos
Volver
Durante los primeros 700 años del
Cristianismo, las comunidades judías muy
raramente se encontraban bajo un peligro
físico directo. Pero la situación cambió cuando
el Papa Urbano invocó a los filigreses para
realizar una cruzada para liberar a Jerusalén
de las manos de los musulmanes.
En su camino a Jerusalén, los cruzados
dejaron su marca de muerte y destrucción en
las comunidades judías a lo largo del Rhin y
del Danubio.
Con las Cruzadas, la condición de los judíos
como ciudadanos de segunda es incluída en
los dogmas cristianos y en las leyes de estado
en la Europa cristiana.
Para ver la película o detenerla, haz
un click en la pantalla.
“De la Cruz a la Svástica”
©1991 Thames Television
La Discriminación y el Odio
Volver
En 1215, el Papa creó un decreto por el cual
los judíos debían usar marcas especiales en su
vestimenta para distinguirlos más claramente
de los cristianos.
Estas marcas discriminatorias en los vestidos
diferían de lugar en lugar: algunas veces los
judíos debían usar una insignia amarilla o roja
y otras veces un sombrero de punta que
también era llamado “sombrero judío”.
Más tarde, los judíos fueron forzados a vivir
encerrados y hacinados en barrios o ghettos
rodeados de murallas. Como los ghettos
usualmente no podían expandirse, la población
se incrementaba y de esta manera también
aumentaba el hacinamiento.
Para ver la película o detenerla, haz
un click en la pantalla.
“De la Cruz a la Svástica”
©1991 Thames Television
Los Mitos Anti-judíos
Volver
En la Edad Media, la creencia en
milagros y leyendas era muy común.
Dos mitos con un marcado caracter
anti-judío aparecieron en Europa: Los
judíos profanan la hostia y cometen
crímenes rituales.
Ambos mitos perduran hasta nuestros
días, los albores del siglo 21… Estos
fragmentos de un programa de la
Televisión Española y de la Israelí son
una triste prueba de ello.
Para ver la película o detenerla, haz
un click en la pantalla.
Fragmentoss de los programas
“Sefarad” y “Gerush Sefarad”
©1992 Televisión Española
©1992 Televisión Israelí
Las Expulsiones
Volver
Después de las Cruzadas, la expulsión de todos
los judíos de una comunidad era un hecho
frecuente y fueron generalmente precedidas de
acusaciones sobre crímenes rituales y atentados
antisemitas.
Tomando ventaja de estos sentimientos antijudíos, las autoridades locales, los jueces de las
aldeas y los comerciantes aprovecharon la
oportunidad para librarse de los préstamos de
los judíos o de su indeseada competencia. Así
como los judíos fueron admitidos en las aldeas
para promover el comercio u otorgar préstamos,
también las expulsiones fueron generalmente
motivadas por intereses económicos.
Veamos el caso de la expulsión de los judíos de
España.
Para ver la película o detenerla, haz
un click en la pantalla.
Fragmento del programa
“Sefarad”
©1992 Televisión Española
El Caso Dreyfus y Herzl
Volver
En 1894, el capitán Alfred Dreyfus, un oficial
judío del ejército francés, fue acusado de
espionaje en favor de Alemania, enemigo de
Francia en la última guerra.
Dreyfus fue condenado, en parte por falsas
evidencias de los oficiales antisemitas, y
sentenciado de por vida a permanecer preso
en la Isla del Diablo, frente a las costas de
Sudamérica. Ante esta degradación pública, la
multitud – incitada por la prensa antisemita –
gritaba slogans anti- judíos.
Este episodio motivó a Teodoro Herzl a
reflexionar sobre la problemática judía y escibir
su libro “El Estado Judío”.
Para ver la película o detenerla, haz
un click en la pantalla.
Fragmento del programa
“Amud HasEsh”
©1988 Televisión Israelí
“El Estado Judío”
Volver
“El Estado Judío es una solución moderna
a la problemática judía”, afirma Herzl en el
ensayo donde analiza la problemática de los
judíos. Este librillo fue publicado en febrero
de 1896 y en él, Herzl propone el plan de
crear el estado que visionó, sus
organizaciones e instituciones.
La aparición de su trabajo despertó una
gran conmoción dentro de la juventud judía
europea oriental y también los del occidente
se unieron a Herzl, así como Max Nordeau,
Israel Zingwill y Bernard Lazar, aunque
algunos se oponían a él.
Para ver la película o detenerla, haz
un click en la pantalla.
Fragmento del programa
“Amud HasEsh”
©1988 Televisión Israelí
Ajad Haam
Volver
Ajad Haam fue el fundador del Sionismo
Espiritual. Desde su punto de vista, el
surgimiento nacional del pueblo judío será a
través de creaciones espirituales judías sobre
la tierra de Israel - la patria histórica del
pueblo.
Ajad Haam no creía en la posibilidad de que
en la tierra de Israel se pudiera albergar a
todas las masas de judíos.
Según él, el Sionismo no debería dar una
solución a los problemas económicos sino a
la problemática espiritual.
Para ver la película o detenerla, haz
un click en la pantalla.
Fragmento del programa
“Amud HasEsh”
©1988 Televisión Israelí
Primeros Colonos en Israel
Volver
Los Jovevei Sión ayudaron en parte a las
primeras aldeas de Petaj Tikva, Gedera, Beer
Tuvia, entre otras, y también formaron
instituciones educativas y culturales.
Luego llegó a Israel el primer grupo de Bilu,
formado por 13 muchachos y una muchacha.
que habitaron en las afueras de Yafo y
trabajaron en Mikvé Israel, la primera escuela
de agricultura fundada en 1870.
En 1883 habían 33 javerim de Bilu que se
concentraban en dos lugares: en Rishon
Letzion y en la aldea de Gedera que fue creada
por ellos en 1884.
Para ver la película o detenerla, haz
un click en la pantalla.
Fragmento del programa
“Amud HasEsh”
©1988 Televisión Israelí
Edad Media y Renacimiento
Confecciona una tabla comparativa (utilizando Word) sobre las
diferencias entre la Edad Media y el Renacimiento, de acuerdo
al siguiente modelo.
Edad Media
Política
Economía
Iglesia
Arte
Ciencia
Tecnología
Renacimiento
Medioevo Judío
a) Confecciona una tabla comparativa (utilizando Word)
sobre las diferencias entre la Iglesia y la Sinagoga, de
acuerdo a la imagen que tenía el mundo cristiano con
respecto a los judíos en tiempos medievales.
Iglesia
Sinagoga
b) Luego de completar la tabla, explica el concepto
“Calumnia de Sangre” (citar ejemplos).
Tiempos Modernos
a)
Confecciona una tabla comparativa (utilizando Word)
sobre las diferencias entre las actitudes “anti-judías” del
medievo y las “antisemitas” de los tiempos modernos.
b)
Confecciona una tabla comparativa (utilizando Word)
sobre las diferencias entre el Antisemitismo Popular y el
Antisemitismo Político.
c)
Luego de confeccionar las tablas, contesta la siguiente
pregunta: ¿Hubo cambios en la actitud de la sociedad
circundante hacia los judíos con respecto a la Edad
Media? Fundamenta tu respuesta.
La Idea Sionista
Confecciona una tabla comparativa (utilizando Word) sobre las
diferentes corrientes del Sionismo, de acuerdo al modelo.
Corriente
Representante
Ideología y Objetivos
Créditos
El Centro Lookstein
Departamento de Multimedia y Tecnología Educativa
Universidad Bar Ilan - Israel
Nuestro agradecimiento a:
Fotografías:
Jewish Historical Museum, Amsterdam
Leo Baeck Institute, New York
Museum of the Jewish Diaspora, Tel Aviv
IWO Institute for Jewish Research, New York
Maps copyright © 1995 "BRON," Amsterdam
Videos:
Televisión Israelí
Televisión Española S.A.
Bet HaTefutsot
Editor responsable: Dr. Meir Ben Ytzchak
Diseño gráfico y multimedia: Meir Tuvy
Volver
Ayuda
Controles de Navegación
Ayuda
Ejercicios
Menú Principal
Sub-menú
Temático
Avanzar
||
Retroceder
Videoteca
Salir del Programa
Volver
Descargar

No Slide Title