La máquina
del tiempo
1ª a los
Corintios
La Epístola entera
habla acerca
del origen de
los problemas en
las iglesias y de la
forma de resolverlos.
Apliquemos
los principios bíblicos,
que ya conocemos,
a las situaciones
cotidianas.
Pero, ¿cómo es
que se originan los
problemas, y cuál
es la solución,
según Pablo?
Leamos, entendamos,
meditemos y
apliquemos (LEMA).
Comencemos
por entender bien
una cosa:
ILUSTRACIÓN.
“La iglesia que yo pastoreo
definitivamente no es la iglesia
que usted está buscando”, dijo
Spurgeon, “pero si llegara a
encontrarla, le ruego que no se
una usted a ella, porque
terminaría echándola a perder.”
A. ¿QUÉ ES UNA IGLESIA?
1.- “Creemos que las Escrituras
enseñan que una Iglesia Bautista
Nuevo Testamentaria es una
congregación local de creyentes en
Cristo, bautizados escrituralmente
después de una profesión de fe,
unidos en las doctrinas del
Evangelio,…
…comprometidos a la propagación
del Evangelio de Jesucristo y a
mantener las ordenanzas de la
Biblia, (Bautismo y la Cena del Señor);
que reconoce a Cristo como la
única cabeza y se gobierna por Sus
leyes; que reconoce como únicos
oficiales al pastor, (Anciano u obispo),
y a los diáconos; que su gobierno es
la congregación y sus miembros
ejercen dones, derechos y privilegios
que a ella otorga la Biblia que es la
única regla de fe y práctica.
2.- ¿Qué son los creyentes?
Son personas. Yo jamás he conocido
una persona que sea perfecta.
¿Y ustedes? Tampoco, ¿verdad?.
Y si la iglesia está constituida por
personas, y las personas no son
perfectas, entonces concluimos que
no puede haber una iglesia que sea
perfecta.
3. Así es que, lo primero que
tenemos que entender es que no
hay una sola iglesia que sea
perfecta.
B. EN EL NUEVO TESTAMENTO
SE HABLA DE MUCHAS
IGLESIAS, Y ENCONTRAMOS
PROBLEMAS EN CASI TODAS
ELLAS, PERO ES EN LA IGLESIA
DE CORINTO DONDE MÁS
PROBLEMAS SE PERCIBEN.
1. Había divisiones y contiendas. C.1
2. Había severas críticas en contra
de los líderes, contra Pablo
mismo. C. 4 y 9
3. Había serios problemas de
inmoralidad. 5:1-13.
4. Había problemas entre los
hermanos, que ya habían llegado
a los juzgados. 6:1-20.
5. Había problemas conyugales
entre parejas de la congregación.
7:1-40.
6. Había problemas por el vestir de
las mujeres, abusos en la Santa
Cena, problemas con el “don de
lenguas”, malas interpretaciones
respecto de doctrinas básicas de
la iglesia, y muchos más. C. 11-15.
Demasiados
problemas, ¿no es
cierto? Ahora bien,
¿cuál era la causa
principal de todos esos
problemas en Corinto?
A. C. S. Lewis escribió lo
siguiente: “El orgullo ha sido la
causa principal de la miseria
en cada nación y en cada
familia desde que el mundo
fue creado.” Y el orgullo
abona el terreno en el que
crecen todos los pecados.
Volvamos por unos instantes al
primer problema que Pablo
manejó en su 1ª Carta a los
Corintios. Se trata del problema
de la división (1:10-13). La
palabra traducida como
“divisiones”, en el original es la
palabra “cisma” que en Mateo
9:16 es traducida como “rotura”.
La palabra habla acerca de una
grieta o una ‘cuarteadura’ en
una losa o en una pared.
En forma metafórica, la palabra
se refiere a divisiones y/o
disensiones.
La iglesia de Corinto tenía 4
serias cuarteaduras. Unos
decían, “Yo soy de Pablo; y yo de
Apolos; y yo de Cefas; y yo de
Cristo.” Por eso Pablo les plantea
una pregunta retórica, “¿Acaso
está dividido Cristo?” (1:13). Y la
respuesta, por supuesto, es ¡No! .
La iglesia es el cuerpo de
Cristo, y Pablo dice a los
Gálatas
“Y todos vosotros sois uno
en Cristo” (3:18).
No hay mayor
problema en una iglesia
que una división, y la
causa fundamental de
una división en una
iglesia es el orgullo.
B. Vayamos a un importante
pasaje del libro de los
Proverbios, que habla acerca
de este tema.
Dice en el capítulo 6:16-19…
16 Seis
“
cosas aborrece Jehová,
y aun siete abomina su alma:
17 Los ojos altivos,
la lengua mentirosa,
las manos derramadoras
de sangre inocente,
18 el corazón que maquina
pensamientos inicuos, los pies
presurosos para correr al mal,
19 el testigo falso que habla
mentiras, y el que siembra
discordia entre los hermanos.”
¿De cuántos
de esos pecados
seremos culpables
los cristianos?
C. Observe las primeras tres
palabras del verso 17, “Los ojos
altivos”.
1.- La palabra “altivo” nos
habla de una persona que se
muestra distante y orgullosa
por creerse más importante
que los demás; es altanero.
Ilustración.
Hay una canción mexicana que
cantaba Jorge Negrete.
Supuestamente era una canción
de amor, y comenzaba diciendo,
“Altiva y orgullosa pasaste junto
a mí, y yo con la mirada te seguí;
no volviste la cara ni una sola
vez…”
2. Ahora bien, ¿cuál era la
raíz de toda aquella división
que había en la iglesia de
Corinto? En 4:6 Pablo les
advierte que no por causa de
uno, (ya sea él o Apolos), “…
os envanezcáis unos contra
otros.”
Luego, en los versos 18 y 19 de
ese mismo capítulo vuelve a
mencionar la palabra. “Mas
algunos están envanecidos,
como si yo nunca hubiese de ir a
vosotros. Pero iré pronto a
vosotros, si el Señor quiere, y
conoceré, no las palabras, sino el
poder de los que andan
envanecidos.” Luego, en 5:2 dice,
“Y vosotros estáis envanecidos…”,
Y en 8:1 cita una de sus
muchas frases famosos “El
conocimiento envanece, pero
el amor edifica.”
Y termina en 13:4, diciendo,
“El amor es sufrido, es
benigno; el amor no tiene
envidia, el amor no es
jactancioso, no se envanece.”
Parece estar claro que el
pecado que más se repetía
era el del envanecimiento.
Pablo incluso creyó necesario
amonestar a los hermanos de
Corinto, diciéndoles: “Así que,
el que piensa estar firme, mire
que no caiga.” (1ª Cor. 1:12).
3. Hay muchos pasajes en la
Escritura que nos advierten en
contra de la vanidad, la
soberbia, una tremenda falla
de nuestro carácter.
a. Proverbios 13:10,
“Ciertamente la soberbia
concebirá contienda…”
b. Proverbios 28:25,
“El altivo de ánimo suscita
contiendas…”
4. Ilustración.-
En el verano de 1986 hubo una
colisión entre dos buques que
navegaban en el Mar Negro,
frente a las costas de Rusia;
cientos de personas murieron al
desplomarse a las heladas aguas
a causa del encontronazo entre
las dos naves.
¡Qué sabiduría del Proverbista
cuando dice,
“Antes del quebrantamiento
es la soberbia, y antes de la
caída la altivez de espíritu”
(16:18),
“Cuando viene la soberbia,
viene también la deshonra…”
(11:2),
D. ¿Cuál será el pecado que
más prevalece entre los
cristianos?
Algunos dicen que la mentira.
Otros dicen que es el orgullo, y
aunque éste es más difícil de
detectar, usualmente produce
consecuencias fatales.
Ilustración
A finales de la década de los
50’s murió un brillante
matador español (de nombre
José Cubero),… a consecuencia
de una herida causada por el
asta de un toro…
Tristemente, así nos pasa a
muchos cristianos. Cuando
pensamos que hemos
“liquidado al orgullo” y nos
damos la vuelta para recibir
las felicitaciones, el orgullo se
levanta de nuevo y nos ataca
por la espalda. ¡Cuidado!
Jamás pensemos que el
orgullo ha muerto antes que
nosotros.
El orgullo
lo traemos en el
corazón, es parte
de nuestra
naturaleza
pecaminosa.
Bien dijo Jesús (Mr. 7:21-23),
“Porque de dentro, del corazón
de los hombres, salen los malos
pensamientos, los adulterios,
las fornicaciones, los homicidios,
los hurtos, las avaricias,
las maldades, la envidia,
la maledicencia, la soberbia,
la insensatez. Todas estas
maldades de dentro salen,
y contaminan al hombre.”
Podríamos seguir elaborando
sobre este triste aspecto de la
conducta humana pero creo que
ya hemos captado el mensaje,
“EL ORGULLO ES LA CAUSA
PRINCIPAL DE LA MAYOR
PARTE DE LOS PROBLEMAS EN
LA IGLESIA.” Veamos el aspecto
positivo de esta situación.
A. MEDITAR EN LA CRUZ
DE CRISTO NOS DEBE
LLENAR DE HUMILDAD.
1. Hay un precioso himno
titulado “La Cruz Excelsa”, que
dice, “La cruz excelsa al
contemplar, do Cristo allí por
mí murió. De todo cuanto
estimo aquí, lo más precioso es
Su amor.”
Yo recuerdo que el coro de
nuestra iglesia cantaba un
precioso arreglo de ese himno,
allá a finales de los 70’s, que
tenía una línea que decía,
“¿En qué me gloriaré, Señor,
sino en tu sacrosanta cruz?”.
Hermanos, necesitamos dejar
de contemplarnos a nosotros
mismos y comenzar a
contemplar esa cruz en la que
Cristo Jesús murió por
nosotros. Meditar en la cruz
de Cristo nos debe llenar de
humildad.
2. Vea usted el ejemplo de
Pablo a este respecto. En 1ª
Cor. 15:9, él se llamó “… el más
pequeño de los apóstoles…” En
Ef. 3:8 se nombró “… el más
pequeño de todos los santos…”
Y en 1ª a Tim. 1:15 dijo que era
“…el primero de los pecadores”
3. Carlos Spurgeon dijo en uno
de sus sermones, “Ponte de pie
a los pies de la cruz, y cuenta
las gotas de sangre con las que
fuiste lavado. Mira la corona
de espinas, observa sus
hombros, surcados por las
huellas de los latigazos que
aun sangran ...
... y si no caes postrado ante la
cruz, es que jamás la has
verdaderamente
contemplado.”
4. ILUSTRACIÓN: Se dice
que George Whitefield, el
famoso predicador inglés
de años atrás, fue un gran
ejemplo de humildad...
…“Me temo que no, porque
él estará tan cerca del
trono eterno de Dios, y yo
estaré tan distante de él
que me temo no alcanzaré
a verlo.”
No cabe duda que el
meditar en la cruz de
Cristo nos debe llenar
de humildad. Pero no
sólo eso, sino que …
B. MEDITAR EN LA CRUZ DE
CRISTO NOS DEBE LLENAR
DE AMOR.
1. No es coincidencia que el
llamada “capítulo del amor”
se encuentre en la Primera
Carta a los Corintios. Parece
que era ahí donde más se
necesitaba.
2. Dice la segunda estrofa del
himno que cite hace un par de
párrafos, “No busco gloria ni
honor, sino en la cruz de mi
Señor. Las cosas que encantan
más, las sacrifico por su amor.”
Jesús dijo a Sus
discípulos, “En esto
conocerán todos que
sois mis discípulos, si
tuviereis amor los unos
con los otros” (Jn. 13:35).
3. Alguien ha dicho que el
mundo, en su peor
condición, necesita a la
iglesia en su mejor
condición.
Y la iglesia está en la mejor
condición posible cuando
se caracteriza, entre otras
cosas, por la humildad de
sus integrantes y el amor
que se demuestran unos a
otros. Porque la humildad
y el amor promueven la
paz y la armonía en la
iglesia.
Alegoría del
taller de
carpintería.
“Porque nosotros
somos
colaboradores
de Dios…”
No, no hay iglesia perfecta,
porque no hay cristianos
perfectos, aun. Pero si
meditamos en la cruz de nuestro
Señor Jesucristo, y todo lo que
significa, estoy seguro de que el
orgullo y las divisiones
desaparecerán, dando lugar a la
humildad y al amor.
Recordemos las palabras
del Salmo 133:1
“Mirad cuán bueno
y cuán delicioso es
habitar los hermanos
juntos en armonía.”
LUNES 19 DE AGOSTO 2013
Descargar

Diapositiva 1 - Iglesia Bautista Berea de Monterrey