El Señor
es mi
pastor,
nada me
faltará.
En lugares de
delicados
pastos me
hará
descansar;
junto a
aguas de
reposo me
pastoreará.
Confortará
mi alma
Me guía
por la
senda
del bien
haciendo
honor a
su
nombre.
Aunque haya
de caminar
por el valle
de las
sombras, no
temeré mal
alguno
porque tu
estarás
conmigo.
Tu vara y
tu cayado
me
confortan.
Preparas ante mi una mesa a la
vista de mis adversarios. Unges mi
cabeza con óleo. Mi copa rebosa.
Tu amor y
tu bondad
me
acompañan
todos los
días de mi
vida.
Y moraré
en la casa
del Señor
por los
siglos de
los siglos.
Descargar

Salmo 23 - Devocionales Cristianos