ENFRENTAMIENTO DE LA ENFERMEDAD,
LA MUERTE Y EL DUELO
Marisol Filgueira Bouza
Doctora en Psicología, Especialista en Psicología Clínica
Psicoterapeuta, Psicodramatista, Terapeuta Familiar
Directora del Instituto de Técnicas de Grupo y Psicodrama – Delegación en Galicia
Coordinadora de Formación de la Asociación Española de Psicodrama
Unidad de Hospitalización Psiquiátrica. Hospital Marítimo de Oza.
Servicio de Salud Mental. Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña.
As Xubias de Abaixo, s/n. 15006 La Coruña. ESPAÑA.
Tf.: 34 981 178174, ext. 293109. Fax: 34 981 178686.
E-Mail: [email protected] [email protected]
II. ENFRENTAMIENTO DE LA MUERTE.- MANEJO DE
PACIENTES TERMINALES
-
Mike Bender, Christa Lloyd y Alison Cooper. “Calidad
de Muerte: Atención al anciano en la etapa final de la
vida”. TEA Ediciones. Madrid, 1996. Transparencias, pp.
42-52.
-
Pablo Población Knappe. “Seminario sobre la muerte”.
Instituto de Técnicas de Grupo y Psicodrama. Madrid,
1994.
-
Mario Salvador Fernández. “Intervención Psicológica y
Problemáticas Sanitarias: I. El abordaje psicológico de
las enfermedades físicas. II. La relación de ayuda al
enfermo terminal”. Seminario de Formación para el
Programa Autonómico de Formación PIR. SERGAS,
Xunta de Galicia. Santiago de Compostela, 1994.
Aleces. Instituto de Desarrollo Humano.
http://www.aleces.com [email protected]
Círculo de las Artes 18 entresuelo. 27002 Lugo.
Tf. (34) 982 280211 Fax (34) 982 280981
“Seminario sobre la Muerte”. P. Población. ITGP-Madrid, 1994
Mario Salvador Fernández. “Intervención Psicológica y
Problemáticas Sanitarias:
I. El abordaje psicológico de las enfermedades físicas.
II. La relación de ayuda al enfermo terminal”.
Seminario de Formación para el Programa Autonómico de
Formación PIR. SERGAS, Xunta de Galicia.
Santiago de Compostela, 1994.
“Seminario sobre la Muerte”. P. Población. ITGP-Madrid, 1994
“Seminario sobre la Muerte”. P. Población. ITGP-Madrid, 1994
“Seminario sobre la Muerte”. P. Población. ITGP-Madrid, 1994
“Seminario sobre la Muerte”. P. Población. ITGP-Madrid, 1994
“Seminario sobre la Muerte”. P. Población. ITGP-Madrid, 1994
“Calidad de Muerte: atención al anciano en la etapa final de la vida”.
M. Bender, Ch. Lloyd y A. Cooper. TEA Ediciones. Madrid, 1996.
PRINCIPIOS BÁSICOS:
1. El período más estresante en el proceso de la muerte, para los afectados y para sus cuidadores, no es el
inmediatamente anterior a la misma, sino cuando el paciente toma conciencia de que va a morir inevitablemente.
Es a partir de este momento cuando necesitan apoyo.
2. La vida debe ser vista como un continuo con pocos cambios abruptos que incluye la muerte. La negación de la
muerte causa mucha angustia.
3. El cuidado de los moribundos debe empezar antes de que la persona esté enferma. La calidad de este cuidado
depende de la calidad de las relaciones entre el personal, el paciente y los familiares desde los primeros
contactos. Las mismas reglas rigen el cuidado de la salud, la enfermedad y la muerte.
4. El concepto de “calidad de vida” implica trabajar en la mejora de la situación de los ancianos, e incorpora el de
“calidad de muerte”.
5. La calidad de la interacción con la muerte se inicia en el primer contacto con el centro (residencia). Hay que
considerar la importancia de la “pérdida” que sufren los residentes (casa, animales domésticos, objetos
personales, familiaridad, intimidad, libertad, dignidad...).
6. Importancia de fomentar la “iniciativa” (toma de decisiones, libertad de elección) de los ancianos.
7. Cuidado de la acogida, información, integración, focalización en sus deseos e interacción con los familiares.
8. Buena atención social y psicológica (no solo física). Sistemas de apoyo, consulta, supervisión y tutorías.
TODA CONDUCTA ES FUNCIÓN DE UNA INTERACCIÓN ENTRE LA PERSONA Y SU MEDIO. LA
COMPRENSIÓN DE ESTA INTERACCIÓN ES MAYOR CUANTO MEJOR CONOZCAMOS SU HISTORIA
EMPEZANDO POR EL PRINCIPIO, EN ESTE CASO, EL MOMENTO DE LA ADMISIÓN, O MEJOR, EL
MOMENTO EN QUE EL ANCIANO SE PLANTEA INGRESAR EN EL CENTRO.
ESTIMULACIÓN DEL BIENESTAR PSICOLÓGICO:
1. Programas individualizados de estimulación mental para el
mantenimiento de la iniciativa y el control de la propia vida en:
1) decisiones básicas;
2) aficiones y actividades;
3) salidas; y
4) necesidades de competencia,
 facilitando un ambiente propiciador de la eficacia y reforzando
positivamente los esfuerzos.
2. Detección precoz y tratamiento de los trastornos emocionales y
enfermedades mentales (neurosis, depresión, psicosis,
demencia).  Tabla 4.4
3. Importancia de registros precisos y periódicos, para el control
de incidencias y evaluación de los programas.
CUIDADOS EN LA ENFERMEDAD Y LA MUERTE:
1. El significado de la enfermedad en una residencia.
1) atención a las etapas del paciente terminal (Kübler-Ross. “Sobre la muerte y los moribundos”. Grijalbo.
Barcelona, 1993): negación, ira, negociación, depresión y aceptación, y a las
oscilaciones de ánimo concomitantes.
2) atención a las fuentes de ansiedad: dolores agudos, dificultad para respirar, tratamiento inadecuado del dolor,
abuso de tecnología médica para prolongar la vida, traslado a hospital para tratamiento, muerte lenta, falta de
información y apoyo, aislamiento y abandono en las puertas de la muerte...
3) control de las actitudes y respuestas del personal ante la enfermedad y la muerte, y cuidado de la relación entre
el personal/paciente/familiares.
4) atención a las necesidades (Maslow), especialmente afectivas (estima, seguridad, atención, confianza,
comprensión y dignidad), que permanecen constantes a través de la salud y la enfermedad, la lucidez y la confusión.
2. Cuidados del paciente: líquidos, dieta, higiene oral, higiene personal, prevención de llagas, uso del cuarto de baño, movilidad,
incorporación y manejo...
3. Cuidados de los familiares: información, cuidado de la comunicación, atención a sus preocupaciones, conflictos y salud, apoyo
y asistencia, intimidad y equipamiento en la habitación, manejo del duelo.
4. Preparación para la muerte: reducción de los temores básicos del moribundo (vida artifical, agonía prolongada, dolor y soledad),
la angustia y la confusión; manejo de la información (con el paciente y los familiares); testamento y últimas voluntades (cancelar
asuntos pendientes); trabajo con el personal (actitudes inadecuadas, duelo...); atención a las necesidades de los supervivientes,
supeditadas a los deseos del moribundo.
5. Afrontamiento de la muerte repentina: es una crisis y una experiencia traumática que origina sentimientos más difíciles -->
formación del personal para el control de las reacciones frente al hallazgo (manejo de los propios temores, fantasías, actitudes y
respuestas ante la muerte, verbalizando y elaborando experiencias --> terapia grupal de apoyo); informar al médico, a los familiares,
a todo el personal, a los demás internos, y a los miembros de la administración/dirección; procurar un espacio adecuado para el
velatorio.
LA TAREA CONSISTE EN PREPARAR AL PERSONAL PARA QUE PUEDA PROCURAR UNA MUERTE DIGNA, TRANQUILA Y
PACÍFICA.
Descargar

Document