Consumo
Proviene del latín (cosumere que significa gastar o destruir) es la acción y
efecto de consumir o gastar, bien sean productos alimenticios y otros
géneros de vida efímera, bien energía, entendiendo por consumir como el
hecho de utilizar comestibles u otros bienes para satisfacer necesidades y
deseos. Bibliografía: www.Wikipedia, la enciclopedia libre
En términos mercadológicos, se entiende por consumo la etapa final del
proceso económico, especialmente del productivo, definida como el
momento en que un bien o servicio produce alguna utilidad al sujeto
consumidor. En este sentido hay bienes y servicios que directamente se
destruyen en el acto del consumo, mientras que con otros lo que sucede es
que su consumo consiste en su transformación en otro tipo de bienes o
servicios diferentes.
Desde el punto de vista de un antropólogo García-Canclini el consumo es
«el conjunto de procesos socioculturales en los que se realizan la
apropiación y los usos de los productos»
El consumir es una elección personal y propia. “El consumo no es
producto de una imposición; es la decisión del consumidor, el
consumidor es libre”. (Douglas Mary, 1979:71)
CONSIDERACIONES
Estratos
sociales
Cultura
Demografía
Familia
Grupos de
referencia y
convivencia
Cultura
La cultura se considera como la representación de factores tales
como los conocimientos, las creencias, los valores, el arte, la
moral, las leyes, las costumbres, y los hábitos adquiridos por el
hombre como miembro de una sociedad.
Fischer L. (2004:106)
Demografía:
Estos aspectos influyen en el sentido de vida, particularmente en
lo relacionado a ingreso, edad y situación geográfica.
Fischer L. (2004:107)
Estratos sociales o nivel económico
Son divisiones relativamente permanentes y homogéneas dentro
de una sociedad, en la que los individuos comparten estilos de
vida y conductas similares
Fischer L. (2004:108)
Grupos de referencia y convivencia
Consumo
Racional
Responsable
Simbólico
Consumismo
Consumerismo
Experimental
Ocasional
Habitual
Racional
El consumo racional simplemente tiene
como objetivo reducir los consumos en
pos de generar un ahorro de recursos o
dinero. En crisis, el principal objetivo de
consumir racionalmente es generar un
mayor ahorro.
Consumo consciente
Conocer
nuestros
derechos
y
obligaciones así como asumir las
consecuencias de nuestra manera de
consumir
Consumo informado
Comparar calidad y precio pensando en
satisfacer necesidades reales y en
invertir antes de gastar.
http://www.superandolacrisis.com/consumo-racional/
Responsable
Consumo responsable es un concepto
defendido
por
organizaciones
ecológicas, sociales y políticas que
consideran que los seres humanos
harían bien en cambiar sus hábitos de
consumo,
ajustándolos
a
sus
necesidades reales y optando en el
mercado por opciones que favorezcan
la conservación del medio ambiente y
la igualdad social.
http://es.wikipedia.org/wiki/Consumo_responsable
Consumo sustentable
Elegir productos ecológicos, ahorrar energía y agua, separar la basura
y generar menos desechos
Consumo solidario
Preferir productos artesanales o de empresas socialmente
responsables, con políticas laborables justas y procesos de producción
limpios.
Simbólico
La naturaleza simbólica de los productos lleva a los individuos a buscar
formas diferentes de afiliación social, transformándose los productos en
formas simbólicas de relación social, como la participación en una
actividad común de consumo, un estilo de vida basado en el consumo
(Elliott, 1997), subculturas de consumo (Schouten y Mc Alexander,
1995), comunidades de marca (Muniz y O’Guinn, 2001; Mc Alexander et
al., 2002).
http://www.epum2004.ua.es/aceptados/258.pdf
Consumismo
Consumismo es un término que se utiliza para describir los efectos de
igualar la felicidad personal a la compra de bienes y servicios o al
consumo en general. También se refiere al consumo desmedido de
bienes y servicios en la sociedad contemporánea que impacta
seriamente en los recursos naturales y el equilibrio ecológico.
http://es.wikipedia.org/wiki/Consumismo
Consumerismo
Según Kotler, el consumerismo es un movimiento social que busca el
incremento de los derechos y poder de los consumidores en su relación
con los vendedores. Los orígenes de este movimiento se sitúan en el siglo
XIX al surgir las primeras asociaciones de consumidores bajo el formato
de cooperativas; estas primeras experiencias se producen en Inglaterra,
asociadas a los primeros planteamientos del movimiento socialista y
brotando como protesta por las lamentables condiciones del sector
obrero.
Consumo activo
Hacer alianzas con otros consumidores, con Profeco u otras instituciones
para defender nuestros derechos y lograr relaciones de consumo más
equitativas
Consumo necesario
El concepto de necesidades inicialmente se consideró, en la teoría
económica clásica, como lo indispensable para la subsistencia humana,
diferenciándolas de las comodidades que se podían alcanzar cuando se
superaba ese estado, así como de los lujos, refiriéndose con ello a lo
superfluo y, por tanto, innecesario. Este concepto, no estaba referido
estrictamente al ámbito fisiológico de la subsistencia, sino que también
consideraba lo que se estimaba indispensable para vivir decorosamente,
de acuerdo a las convenciones de la época y de la sociedad.
No obstante, el concepto de necesidad estaba limitado a lo
indispensable, a una situación independiente de la voluntad de las
personas, que no podían evitar, y sin lo cual no se podía vivir.
Esta situación implicaría que las necesidades presentarían al menos
tres características:
1º Múltiples: todas y cada una de las personas presentan una
multiplicidad de necesidades de distinta índole.
2º Variables: dependen de la condición de cada persona, variando de
acuerdo a su sexo, edad, estrato social, localización geográfica,
origen étnico, nivel cultural, creencias religiosas y cualquier otro
aspecto que los diferencie de los demás.
3º Crecientes: se incrementan con el devenir histórico del progreso
social, cultural y tecnológico.
http://www.edicionesucsh.cl/oikos/oikos20/20_03.pdf
Pirámide de necesidades de Maslow
Abraham Maslow
Dentro del enfoque keynesiano se concibe al consumo como una variable
que depende del nivel de ingreso disponible corriente.
La observación que hacía Keynes era la siguiente: “cuando aumenta la
ocupación aumenta también el ingreso global real de la comunidad; la
psicología de ésta, es tal que cuando el ingreso real aumenta, el consumo
total crece, pero no tanto como el ingreso” [Keynes, 1936]
El planteamiento de Friedman señala, a diferencia de Keynes, que el
consumo no depende del ingreso corriente sino del ingreso permanente,
así, los individuos planean su consumo durante largos períodos, de tal
manera que sólo cuando se considera que el cambio en el ingreso es
permanente se modifica el consumo.
De manera más específica el consumo depende de un promedio del
ingreso corriente y de los ingresos esperados en el futuro, a este
promedio lo llama ingreso permanente.
La expresión sociedad de consumo se utiliza para designar a las
sociedades en las que el consumo de los ciudadanos (demanda) se
orienta y se dirige en función de las exigencias de la industria y no a la
inversa, como había sucedido tradicionalmente.
La sociedad de consumo es la de los medios masivos de
comunicación, la del desarrollo de la ciudad frente al campo, y la del
dominio de los valores de la moda y el individualismo.
http://www.wikilearning.com/curso_gratis/consumo_y_consumismo-la_sociedad_de_consumo/3791-23
La tasa de consumo en cualquier período dado es una faceta de un plan
que se extiende sobre el conjunto de la vida de un individuo, mientras
que la renta obtenida dentro de ese mismo período no es sino un
elemento que contribuye a modelar aquel plan.
El consumo es el principal componente del PIB y que representa algo
más del 68 por ciento del mismo. ¿Cómo distribuyen sus gastos de
consumo las familias?, ¿Cómo distribuyen su gasto en función del nivel
de ingreso?
Fuente: Revista de la facultad de economía-BUAP, No. 23; artículo de Fernando Camacho Acevo. En http://www.aportes.buap.mx/23fo1.pdf
Desde 1984, siguiendo la misma metodología y utilizando en la
encuesta del tercer trimestre del año 2000 un tamaño de muestra de
11,781 hogares. Haciendo la revisión de los datos encontramos en
primer lugar que considerando a la totalidad de los hogares el rubro
que absorbe la mayor parte del gasto es el de “Alimentos, bebidas y
tabaco” que representa el 29.93% del total seguido en orden de
importancia por los gastos en transporte 17.79% y por educación
esparcimiento y turismo con el 17%.
Es de notar que existe cierta regularidad en la forma en que se
distribuyen los gastos de consumo, así por ejemplo, en 1988
“Alimentos, bebidas y tabaco” representaba aproximadamente el 32 %
y en 1995 el 27%, mientras que gastos médicos y salud siempre ha sido
el rubro de menor importancia representando el 2.6 % en 1988 y el
4.7% en 1995 para el año 2000 representa el 2.6% del gasto total.
Fuente: Revista de la facultad de economía-BUAP, No. 23; artículo de Fernando Camacho Acevo. En http://www.aportes.buap.mx/23fo1.pdf
El consumo es el mayor componente de la demanda agregada que, a
pesar de considerarse la parte estable de la misma. El comportamiento
del consumo se hace más claro cuando se desglosa en consumo
duradero y consumo no duradero encontrándose que la parte del
consumo que se ve más afectada por el ciclo económico, es decir, la
parte volátil del consumo, es el consumo de bienes duraderos que se
pueden asimilar de alguna forma a la inversión.
Y que por lo tanto comparte con ella la característica de la volatilidad,
mientras que los bienes de consumo no duradero presentan mayor
estabilidad.
Fuente: Revista de la facultad de economía-BUAP, No. 23; artículo de Fernando Camacho Acevo. En http://www.aportes.buap.mx/23fo1.pdf
Los hogares de menores ingresos gastan una parte considerable de su
ingreso en alimentos y bebidas, el 10 por ciento de las familias de
menores ingresos gasta el 55 por ciento en este concepto, mientras
mayor es el nivel de ingreso este porcentaje disminuye.
El 50 por ciento de los hogares en México destinan más del 50 por
ciento de su presupuesto al gasto en alimentos y bebidas, es decir, en
bienes de consumo básico, mientras que destinan una proporción muy
pequeña de su presupuesto familiar a salud y educación. Por su parte el
10 por ciento de mayores ingresos gasta la mitad de su presupuesto en
transporte, turismo y educación.
Fuente: Revista de la facultad de economía-BUAP, No. 23; artículo de Fernando Camacho Acevo. En http://www.aportes.buap.mx/23fo1.pdf
Bibliografía
http://www.superandolacrisis.com/consumo-racional
http://es.wikipedia.org/wiki/Consumo_responsable
http://www.epum2004.ua.es/aceptados/258.pdf
http://www.edicionesucsh.cl/oikos/oikos20/20_03.pdf
http://www.wikilearning.com/curso_gratis/consumo_y_consumismo_la_socieda
d_de_consumo/3791-23
Revista de la facultad de economía-BUAP, No. 23; artículo de Fernando Camacho
Acevo. en http://www.aportes.buap.mx/23fo1.pdf
Descargar

Consumo necesario y no consumo