Un mensaje para Ti
desde el Silencio Callado
Cuando la Navidad y el Año Nuevo están bien próximos
Quino Villa
He caído en cuenta que, en ocasiones,
antes que utilizar mi mente,
es ella quien me utiliza a mí.
Y habitualmente, y sin razón alguna,
le estoy agradecido a ella por haber fabricado un fantasma de mí.
Pero resulta que todas las cosas importantes que me están sucediendo,
se gestan en ínsulas sin lindes,
más allá de mi mente.
Pero resulta que todas las cosas importantes que me están sucediendo,
se gestan en ínsulas sin lindes,
más allá de mi mente.
Pero resulta que todas las cosas importantes que me están sucediendo,
se gestan en ínsulas sin lindes,
más allá de mi mente.
La paz interior es ajena a mi mente,
como también lo es la magia del acto creativo,
o la exultante experiencia de gozo que en ocasiones me inunda.
La paz interior es ajena a mi mente,
como también lo es la magia del acto creativo,
o la exultante experiencia de gozo que en ocasiones me inunda.
La paz interior es ajena a mi mente,
como también lo es la magia del acto creativo,
o la exultante experiencia de gozo que en ocasiones me inunda.
¿Y qué hay del prístino resplandor del Ahora?
¿Y qué hay del prístino resplandor del Ahora?
No puedo saberlo.
Mi mente sigue negando este tiempo sin tiempo, mientras va huyendo de él.
¿Y qué hay del prístino resplandor del Ahora?
No puedo saberlo.
Mi mente sigue negando este tiempo sin tiempo, mientras va huyendo de él.
Así que mi mente y mi ego
se hallan permanentemente aliadas con el tiempo del tiempo.
Así que mi mente y mi ego
se hallan permanentemente aliadas con el tiempo del tiempo.
Está acercándose una nueva Navidad,
¡y se van agolpando en mi mente tantas navidades de otros tiempos ajados!
Está acercándose una nueva Navidad,
¡y se van agolpando en mi mente tantas navidades de otros tiempos ajados!
Está acercándose una nueva Navidad,
¡y se van agolpando en mi mente tantas navidades de otros tiempos ajados!
Está acercándose una nueva Navidad,
¡y se van agolpando en mi mente tantas navidades de otros tiempos ajados!
Está ya próximo el Fin de Año,
y mi mente volverá a planificar, como tantas veces,
de acuerdo a tantos deseos incumplidos.
Está ya próximo el Fin de Año,
y mi mente volverá a planificar, como tantas veces,
de acuerdo a tantos deseos incumplidos.
Es por ello que tengo comprobado
que, día a día, mi mente sigue acumulando tiempo y más tiempo...
... acumulando tiempo de dolor, de resentimiento y amargura...
... tiempo de preocupación y de miedo.
Pero cuanto más identificado me hallo con mi mente,
más atrapado continuaré en ese tiempo psicológico
del que surge buena parte de mi sufrimiento...
... atrapado en un pasado desdichado que ya se fue,
... y atrapado en las fauces de un futuro ficticio,
fantaseado más espléndido cuanto mayor ha sido mi desdicha.
Está ya próxima la Navidad... y el Año Nuevo.
Podría cacarearte los mensajes que más suenan por estas fechas,
y no habría chirrido alguno:
Podría cacarearte los mensajes que más suenan por estas fechas,
y no habría chirrido alguno:
¡¡¡ Disfruta, compra, regala... consume, regocíjate, sonríe... !!!
Podría cacarearte los mensajes que más suenan por esas fechas,
y no habría chirrido alguno:
¡¡¡ Disfruta, compra, regala... consume, regocíjate, sonríe... !!!
Pero no puedo engañarte,
pues para perseguir todas esas fatuas ambiciones
necesitarías seguir atrapada, atrapado en el tiempo de tu mente.
Es por ello que prefiero susurrarte, desde el silencio callado,
una contraseña maravillosa:
Más allá de tu mente,
en un tiempo sin tiempo,
en el lugar de ninguna parte,
no necesitas hacer ni tener nada... pues ya Eres Todo.
Ese lugar de ninguna parte es
Aquí.
Ese tiempo sin tiempo es
Ahora.
Pues en verdad que Aquí Ahora
acontece todo lo importante.
Pues en verdad que Aquí Ahora
acontece todo lo importante.
Con mis mejores deseos para ti.
Quino Villa
Diciembre de 2010
Descargar

01.Mensaje_para_ti