El concepto de la
muerte parece asustar
a un sinfín de personas.
El concepto de la vida
parece darnos alegría
casi a todos.
“También les refirió una parábola, diciendo:
La heredad de un hombre rico había
producido mucho. Y él pensaba dentro de sí,
diciendo: ¿Qué haré, porque no tengo dónde
guardar mis frutos? Y dijo: Esto haré: derribaré
mis graneros, y los edificaré mayores,
y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes;
y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes
guardados para muchos años; repósate, come,
bebe, regocíjate. Pero Dios le dijo: Necio, esta
noche vienen a pedirte tu alma;
y lo que has provisto, ¿de quién será?”
¿Qué es lo que
el hombre
desea más?
Juan 5:24
“De cierto, de cierto os digo:
El que oye mi palabra, y
cree al que me envió, tiene
vida eterna; y no vendrá a
condenación, mas ha
pasado de muerte a vida”
El pasaje nos muestra
la obra más grande que
Cristo puede hacer en la
vida del hombre, como
lo es salvar su alma de
la condenación eterna.
Pasar de muerte
a vida es una
cuestión fe.
¿Qué es lo que
encontramos en este
versículo que sustente
la declaración
anterior?
En este pasaje
encontramos dos
declaraciones
fundamentales que cada
hombre debe considerar
de manera consciente.
A. EL HOMBRE TIENE QUE ESTAR
DISPUESTO A ESCUCHAR A DIOS..
“…el que oye mi palabra”
1. Atendiendo el llamado.
“…el que oye”
2. Atendiendo su palabra.
“…mi palabra” (Hechos 10:17)
B. EL HOMBRE TIENE QUE ESTAR
DISPUESTO A CREER A DIOS..
“…y cree al que me envío”
1. Lo que significa creer a Dios.
a. Creer EN Dios. (Santiago 2:19)
“Tú crees que Dios es uno; bien haces.
También los demonios creen, y tiemblan.”
b. Creer A Dios. Se refiere a aceptar su
existencia, y su palabra como la verdad
absoluta para el bien del hombre.
2. Un ejemplo clásico: Abraham (Rom. 4:3) .
Hemos visto que para
que el hombre pueda ser
salvo tiene que: oír y
creer la palabra de Dios.
Veamos la segunda
declaración…
A. EL HOMBRE QUE DEPOSITA
SU FE EN CRISTO ES SALVO
“…tiene vida eterna”
B. EL HOMBRE QUE CREE ES SALVO
DE LA CONDENACIÓN ETERNA
“…no vendrá a condenación”
C. EL HOMBRE QUE DEPOSITA
SU FE EN CRISTO SUFRE UN
CAMBIO SUSTANCIAL
“…ha pasado de muerte a vida”
1. Es un cambio en el pasado, pero
efectivo en el presente. “…ha pasado”
2.Es un cambio de condición.
“…ha pasado de muerte a vida”
a. Hechos 26:18 “…para que abras sus
ojos, para que se conviertan de las
tinieblas a la luz, y de la potestad de
Satanás a Dios; para que reciban, por la
fe que es en mí, perdón de pecados y
herencia entre los santificados.”
b. Col. 1:13,14 “…el cual nos ha librado de
la potestad de las tinieblas, y trasladado
al reino de su amado Hijo, en quien
tenemos redención por su sangre, el
perdón de pecados.”
Juan 5:24 nos habla de dos
declaraciones concernientes a la
salvación del hombre.
1. Lo concerniente a lo que el
hombre debe hacer para ser salvo.
2. Lo concerniente a lo que sucede
en el hombre que cree en Cristo.
La lucha en el alma se
centra entre creer y no creer.
Descargar

Diapositiva 1