Para las
«schola
cantorum»
III.- Pentecostés: celebra el
tiempo de la iglesia
II.- Semana Santa: celebra
el hecho histórico
I.- Cuaresma: celebra
la preparación
«Semana Santa»
Domingo de Ramos
Lunes Santo
Martes Santo
Miércoles Santo
Jueves Santo
Viernes Santo
Sábado Santo
Domingo de Resurrección
Significado:
«Misterio
Pascual
de Jesucristo»
Pasión,
muerte y
resurrección de
Jesús:
SEMANA SANTA:
+Una semana de celebraciones
litúrgicas: ritos, gestos, signos,
textos bíblicos y música y
sacramentos.
+Es la semana de celebraciones que
le da sentido y fin a la fe cristiana.
I.- Domingo de Ramos
Signos y gestos:







Lugar fuera del templo.
Ramos.
Agua.
Bendición sobre el pueblo.
Procesión.
Cantos de gloria.
Lectura de la Pasión.
Desarrollo de la celebración
1.- Ritos iniciales
a.- Preámbulo
b.- Rito de bendición
c.- Evangelio: Mt 21, 1-11
d.- Procesión
«Hosanna al Hijo de David»
“Alégrate, Jerusalén”; “Jerusalén”, “Santo, Santo, Santo es el Señor”, “Alabanza
y gloria”, “Himno de los filipenses”; “Que alegría cuando me dijeron” (salmo 121);
“Señor: ¿quién entrará? (salmo 14)”, “Caminaré en presencia del Señor” (salmo
114) .
No hay canto para el acto penitencial, ni Gloria.
Alégrate, Jerusalén
MI
do#
Alégrate, Jerusalén, alégrate,
LA
fa#
SI7
seca tu llanto, que viene ya tu Rey.
MI
do#
Levántate y adórnate, Jerusalén:
LA
fa#
SI7
llega el Señor, nada tienes que temer.
MI
do#
Ceniza es mi alimento y es mi pan,
LA
fa#
SI7
mis lágrimas tengo yo para la sed;
MI
do#
pero me repito que tú has de llegar
LA
fa#
SI7
cuando ilumine mi rostro tu amanecer.
Hacia ti he levantado
mi mirada,
porque confío en la
ayuda de tu gracia.
Desde el cielo donde
tienes tu morada
envíame la luz
de tu palabra
2.- Liturgia de la Palabra
Primera Lectura: Isaías 50, 4-7
Salmo 21: «Dios mío, Dios mío:
¿Porqué m has abandonado?»
Aclamación al evangelio:
(Antes) /:Si en Cristo queremos vivir y caminar en su luz,
tengamos el mismo sentir que hubo en Cristo Jesús,
el mismo sentir que hubo en Cristo Jesús:/
(Después) /:Te adoramos oh Cristo, juntos te bendecimos,
pues por tu santa cruz redimiste al mundo,
pues por tu santa cruz redimiste al mundo:/
Salmo 21
RE
LA
mi
FA#
/:Dios mío, Dios mío: ¿Por qué me has abandonado?
RE
LA
mi
FA#
sim
Dios mío, Dios mío: ¿Por qué me has abandonado?:/
De día yo te grité,
no respondiste a mi clamor;
de noche yo te llamé y en el
silencio no escuché.
Pero Tú eres nuestra
esperanza, tú eres el Santo de
Israel, nuestros padres a ti
clamaron, no me desoigas,
óyeme.
Pero yo ya no soy hombre sino
un gusano en la soledad,
despreciado por todo el pueblo,
avergonzado por su mirar.
Cuando pasan delante mí,
lleno de burla, siento reír,
y preguntan dónde está su Dios
que no ha venídole a salvar.
Me taladran manos y pies,
mis huesos ya puedo contar,
me rodean los malhechores y
animales me han devorar
mi garganta se está secando,
mi aliento llega a su fin,
mis vestidos echan a suerte,
oye Señor, no puedo más.
Cantos apropiados para Domingo de Ramos
 “Adorámoste, Cristo” (Taizé);
 “En tus manos, Padre” (Taizé);
 “Donde hay amor y caridad” (Taizé) “
 «La misericordia del Señor” (Taizé)
 “Espera mi Señor crucificado” (Los Perales)
 “Oh, Cristo, tú reinarás” (D. Julien);
 “Himno de los Filipenses”;
 “Jesús: ¿quién eres tú?”;
 “La oración” (Los Perales).
II.- Jueves Santo
Significado del Día:
a) Institución de la “Eucaristía”, la Cena del
Señor: la “Misa”.
b) Institución del «Sacerdocio Ministerial».
c) Institución del “Amor fraterno” como
mandamiento principal.
Eucaristía: Canto entrada
«Cristo ayer, Cristo hoy»
LA
RE
LA
sim do#m
Cristo, Ayer y Cristo hoy,
fa#m MI LA
sim
do#m
Cristo siempre será el Señor,
MI
RE
LA
MI
tú eres Dios y eres amor,
fa#m
RE
MI
LA
me has llamado: aquí estoy.
Gloria al Señor! El Buen Pastor
que en el redil su grey dejó
y a su ovejuela fue a buscar:
sin medida su amor nos da.
¡Gloria a Ti, Señor!
¡Gloria al Señor! Maestro y Dios,
es el Camino, el Salvador;
El nuestros pasos guiará:
sin medida su amor nos da.
¡Gloria a Ti, Señor!
¡Gloria al Señor! El nos amó
y el Jueves Santo entregó
su Cuerpo y Sangre en vino y pan:
sin medida su amor nos da.
¡Gloria a Ti, Señor!
• Acto penitencial
Kirie VI (Frisina - meditativo)
S: Señor Jesucristo, Buen Pastor, que nos reúnes en un solo redil, ten piedad
de nosotros, ten piedad de nosotros.
Sim La
Mim Sim
/:Señor, Señor,
Sol Re
Sol La Re
Señor, ten piedad:/
S: Cristo, Pan de vida que desciende del cielo para nuestra salvación, ten
piedad de nosotros.
Sim La
Mim Sim
Sol Re
Sol La Re
/:Cristo, Cristo, Cristo ten piedad:/
S: Señor, alimento de la iglesia peregrina, promesa de la gloria futura,
ten piedad de nosotros, ten piedad de nosotros.
Sim
La
Mim Sim
Sol Re
Sol
La Re
/:Señor, Señor, Señor, ten piedad:/
«Gloria»
/:Gloria a Dios en el cielo
y en la tierra paz a los hombres
que ama el Señor:/
Por tu inmensa gloria te alabamos,
te bendecimos, te adoramos,
te glorificamos, te damos gracias.
Señor Dios, Rey celestial,
Dios Padre Todopoderoso,
Señor, hijo único Jesucristo,
Señor Dios, Cordero de Dios,
Hijo del Padre.
Tú, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros,
tú, que quitas el pecado del mundo,
atiende nuestra súplicas,
tú, que estás sentado a la derecha del
Padre, ten piedad de nosotros.
Porque sólo tú eres Santo,
sólo tú, Señor, sólo tú Altísimo
Jesucristo, con el Espíritu Santo,
en la gloria de Dios Padre, amén.
Salmo 115
/:Bendecimos el cáliz, el cáliz del Señor,
anunciamos su muerte en la sangre de su amor:/
rem - DO
¿Cómo haré para pagar todo el bien que tú me das?
Pues, alzaré la copa que me dio la salvación,
invocando tu Nombre frente al pueblo
y mis votos por siempre cumpliré.
rem - DO - FA
DO - DO7 - FA
solm – rem
SIbM – LA – rem
Para el Señor, son sus fieles, su vida una gran valor.
Yo soy tu siervo, Señor, un siervo para ti;
las cadenas rompiste de mi esclavitud
y por eso tu Nombre invocaré.
Un sacrificio de alabanza a ti te ofreceré,
en la asamblea de todos los fieles del Señor;
en tu presencia de ti, Jerusalén de Dios,
en la presencia del Dios de Israel.
solm - LA - rem
El Señor Jesús
1.- El Señor Jesús,
luego que cenó con sus discípulos,
les lavó los pies y les dijo:
“Comprendéis lo que hice con vosotros:
Yo, el Señor y Maestro.
Un ejemplo os he dado para
que también, así lo hagáis vosotros”.
/:¿A quién, oh Señor, podríamos ir,
tú, tienes Palabras de Vida eterna?:/
2.- El Señor Jesús,
luego que cenó con sus discípulos,
les lavó los pies y dijo:
“Yo les dejo un mandamiento nuevo:
que entre ustedes se amen.
así, como los he amado,
sabrán todos que ustedes son mis
discípulos”
3.- El Señor Jesús,
luego que cenó con sus discípulos,
les lavó los pies y dijo:
“No se turbe el corazón de ustedes:
no los abandonaré.
Yo les dejo hoy mi paz
para que, en ustedes,
no haya ningún miedo”
4.- El Señor Jesús,
luego que cenó con sus discípulos,
les lavó los pies y dijo:
“No hay amor más grande
en este mundo
que dar la vida entera.
Son, ustedes, mis amigos
porque me han acompañado
en mis pruebas”
III.- Viernes Santo
Salmo 30
/:Padre, me pongo en tus manos
en tus manos encomiendo mi espíritu
Padre me pongo en tus manos:/
mi - LAM - mi
DO – RE – SOL – SI7
mi – SI7 - mi
A ti, Señor, acojo mi esperanza,
no quede yo ya nunca defraudado,
porque Tú eres el Justo ponme a salvo,
Tú eres mi Dios y me vendrás a ayudar.
mi - LAM - mi
LAM - mi
DO - SOL
DO – la – SI7
Yo soy la burla de mis enemigos,
risa de todo aquel que me contempla,
espanto de todo aquel que me conoce,
pero yo sé que pronto Tú llegarás.
mi - LAM - mi
LAM - mi
DO - SOL
DO – la – SI7
(Antífona)
Me han olvidado como a un difunto,
me han desechado como algo inútil,
pero confío porque Tú eres mi Dios,
confío en Ti, me vendrás a liberar.
Haz que tu luz brille sobre tu siervo,
sálvame por tu gran misericordia.
Hazme valiente y fuerte de verdad,
mi Dios leal, me vendrás a liberar.
Sábado Santo
I.- Liturgia del Fuego – Pregón Pascual
II.- Liturgia de la Palabra
La liturgia de la Palabra tiene siete del Antiguo Testamento lecturas y dos del Nuevo
Testamento.
1.- Primera lectura: La Creación: Génesis 1,1-31;2,1-2
Salmo Responsorial: Nro. 103
Oración del sacerdote
2.- Segunda Lectura: El sacrificio de Abraham: Génesis 22, 1-18
Salmo Responsorial Nº 115
Oración del sacerdote
3.- Tercera Lectura: El Éxodo del pueblo de Israel (Éxodo 14, 15-,1)
Salmo Responsorial: Cántico de Moisés
Oración del sacerdote
4.- Cuarta Lectura: La nueva Jerusalén (Isaías 54, 5-14)
Salmo responsorial Nº 29
Oración del sacerdote
5.- Quinta Lectura: La salvación ofrecida gratuitamente para todos (Isaías 55, 1-11)
Salmo Responsorial Cántico de Isaías.
Oración del sacerdote
6.- Sexta Lectura: La fuente dev la sabiduría ( Baruc 3, 9-15. 32-38; 4,1-4)
Salmo Responsorial Nº 18
Oración del sacerdote
7.- Séptima Lectura: Un corzón nuevo y un espíritu nuevo (Ezequiel 36, 16-28)
Salmo Responsorial Nº 41
Oración del sacerdote
Himno: GLORIA
Oración colecta
8.- Octava Lectura: San Pablo a los Romanos (Romanos 6, 3-11)
Salmo Responsorial Nº 117
9.- Novena Lectura: ¡Evangelio! Ciclo A: Mateo 28,1-10
Pregón Pascual
I
mi-SOL
DO
1.- Exulte en los cielos el coro de ángeles,
SOL
RE
alégrense los ministros del Señor
la
RE
y por la victoria de un Rey tan grande,
mi
que anuncien las trompetas de la salvación.
SOL
DO
2.- Alégrese también la tierra entera,
SOL
RE
Inundada de tanta claridad,
la
RE
y que radiante con el esplendor del Rey eterno,
mi
se sienta libre de la tiniebla que la cubría entera.
RE
RE7
SOL
3.- Alégrese también nuestra madre la iglesia
RE
RE7
SOL
Resuene este templo con cánticos de alabanza
RE
RE7
SOL
y con esa luz que brilla en las tinieblas
RE
mi
invoquemos la presencia de luz tan santa.
SOL
DO
4.- Por eso hermanos queridos, aquí reunidos
SOL
RE
en esta noche los invito a unirse a mí;
la
RE
unamos nuestras voces para pregonar
mi
la alegría de la resurrección.
RE
mi
RE - mi
Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.
SOL
mi
S: El Señor está con ustedes
SOL
mi
A: Y con tu espíritu.
SOL
RE
S: Levantemos el corazón.
SOL
RE
A: Lo tenemos levantado hacia el Señor.
la
RE
S: Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
DO SOL-mi RE-RE7
SOL-SOL7
A: Es justo y necesario, es justo y necesario
DO
SOL-mi RE-RE7
mi
Es justo y necesario, es justo y necesario.
II
Es verdad es justo y necesario
aclamar con nuestras voces
y con todo el afecto del corazón,
a Dios invisible, el Padre omnipotente
y a su Hijo Jesucristo, nuestro Señor.
Porque él ha pagado por nosotros al eterno Padre
la deuda que nos dejó nuestro antepasado Adán;
porque esta son las fiestas de Pascua
en las que se inmola al verdadero Cordero.
Esta es la noche en que sacaste de Egipto,
a los israelitas, nuestros antepasados,
y los hiciste pasar por el Mar Rojo
y la columna de fuego les iluminó el camino.
S: /:Que dichosa es esta noche,
en que el hombre hoy vuelve
a encontrarse con Dios:/
S: /:Que dichosa es esta noche,
en que el hombre vuelve a Dios:/
III
Esta es la noche en que todos los creen en Cristo,
los arranca de los vicios y de la oscuridad del pecado.
Los restituye en la gracia divina
y los agrega en la comunidad de los santos.
Esta es la noche en que rotas las cadenas de la
muerte,
Cristo asciende victorioso del abismo.
Que beneficio de su amor por nosotros,
que incomparable ternura y caridad.
Necesario fue el pecado de Adán
que fue borrado por la muerte de Cristo.
Feliz culpa que mereció tal Redentor,
que lava las culpas,
devolviendo la alegría a los tristes.
S: /:Que dichosa es esta noche,
en que el hombre hoy vuelve
a encontrarse con Dios:/
S: /:Que dichosa es esta noche,
en que el hombre vuelve a Dios:/
IV
En esta noche padre Santo,
acepta el sacrificio de esta asamblea aquí reunida,
que la iglesia te ofrece en la solemne ofrenda de este cirio,
que es obra de muchas abejas.
Te rogamos que este cirio consagrado a tu nombre,
para destruir la oscuridad esta noche,
arda sin apagarse y, aceptado como perfume,
se asocie a las lumbreras del cielo.
Jesucristo, tu hijo que volviendo del abismo
brilla sereno para el linaje humano.
Y que vive y reina contigo,
en la unidad del Espíritu Santo,
por los siglos de los siglos, amén.
/:Que dicho es esta noche
en que el hombre hoy vuelve
a encontrarse con Dios:/
/:Aleluya, aleluya,
Aleluya, amén:/
* * *
Los libros litúrgicos distinguen en la
Semana Santa dos bloques que
deberían tenerse en cuenta.
1.- Los primeros días, de domingo a
jueves, son días que pertenecen a
la Cuaresma y, por tanto, participan
de su sentido y es necesario vivirlos
y
celebrarlos
en
el
marco
cuaresmal.
2.- La tarde del Jueves Santo, con la
celebración de la Misa Vespertina
de la Cena del Señor, la Iglesia
inicia la celebración del Triduo
Pascual, en el que se conmemoran
los grandes misterios de la
Redención. Tendrá su culmen en la
Vigilia
Pascual
y
concluirá
litúrgicamente en el rezo de las
Vísperas del día de la Santa
Pascua.
Domingo de Ramos
Como se señaló anteriormente, la
Semana Santa comienza con el
Domingo de Ramos. En este día
celebramos la entrada triunfal de Cristo a
Jerusalén. Jesús, "llegada la hora"
decide partir a Jerusalén. El se presenta
como lo anunciaron los profetas: "Aquí
viene tu Rey, Él es Santo y victorioso,
humilde, y va montado sobre un burro..."
es el Rey de paz prometido por Zacarías
(9, 9-10). Así, montado en un burro,
Jesús hace su entrada como la del
Siervo que camina hacia la muerte y la
del Señor que va a ser glorificado,
precisamente por esto se usa el color
rojo en las vestiduras. No se trata de un
mero hecho anecdótico sino de un
acontecimiento lleno de sentido que, sin
duda, le dará significado a la semana.
Es importante que tengamos presente
que este Domingo es parte de la
Cuaresma (la Cuaresma continua hasta
el día Jueves) y que en él se sintetiza
toda la dinámica del Misterio Pascual.
La Pasión y Muerte en el Evangelio y la
Resurrección que se simboliza en la
entrada triunfal del Señor.
Es fundamental, además, que los fieles,
que en este día llegan en abundancia,
capten de manera clara, la fuerza
celebrativa que tiene este día.
La procesión y la aclamación viene a
simbolizar la victoria del Señor por lo
tanto, al igual que hicieron los niños
hebreos cantando el festivo Hosanna, hoy
nosotros salimos al encuentro de Jesús
aclamando al Hijo de David, al Rey de
Reyes. (Cf. Misal Romano n° 16).
Precisamente las palmas y los ramos, más
que objetos benditos, son para aclamar al
Señor. De hecho la bendición de los
ramos es secundaria en relación a la
procesión.
No olvidemos que el Domingo de Ramos
puede ser un muy buen comienzo para
vivir intensamente la Semana Santa y,
especialmente, la vigilia de la
Resurrección de Cristo.
Cantos sugeridos para este
Domingo de Ramos:
- Durante la bendición de los
ramos
- Jerusalen
- Alegrate Jerusalen
- Hosanna Eh
- Salmo 121 Que alegría…….
Para la Liturgia de la palabra,
se sugiere cantar el Salmo
21
“Dios mío, Dios mío, porque
me has abandonado”
............
-
Cantos sugeridos para este
Domingo de Ramos:
Durante la bendición de los ramos
- Jerusalen
- Alegrate Jerusalen
- Hosanna Eh
- Salmo 121 Que alegría…….
Para la Liturgia de la palabra, se
sugiere cantar el Salmo 21
“Dios mío, Dios mío, porque me
has abandonado”
¿Que otros cantos sugeririas?
Jueves Santo
Es un día particularmente especial ya que,
además de culminar la Cuaresma, nos
introducimos en los tres días más
importantes del año litúrgico, en lo que
llamamos el Triduo Pascual.
Por la mañana del Jueves, todos los
sacerdotes, se reúnen en la Iglesia
Catedral para celebrar la Misa Crismal. En
esa ocasión, con la presencia del Obispo
del lugar, y rodeados de fieles, renuevan
sus promesas sacerdotales, dando un claro
sentido de unión eclesial en torno al
Obispo. No olvidemos que este día se
recuerda la institución del sacerdocio.
En esa misma
celebración se
bendicen los santos
óleos con los que
serán ungidos los
niños que recibirán su
bautismo, los
enfermos y quienes
celebren el
sacramento de la
Confirmación durante
el año.
Por la noche, se celebra la Eucaristía que viene a evocar la Ultima Cena en la cual
Jesucristo, en medio de la comida Pascual, ofreció a Dios Padre su Cuerpo y su
Sangre bajo las especies del pan y el vino. Al mismo tiempo, Jesús se muestra
servidor de los hombres a través del hermoso signo del lavado de los pies. Un
signo profundo y sencillo que, hoy, me parece conveniente mantener como una
actitud de servicio y entrega a los demás. En esta línea, también se destacan otros
gestos importantes como la presentación de los dones, la ayuda fraterna, el gesto
de paz, la solidaridad con los más pobres, etc.
Finalmente, el Jueves Santo por la noche se realiza una vigilia
de oración en torno a la reserva de la Eucaristía. Aquí, ante el
Señor presente en el Pan consagrado, el silencio y la
meditación adquieren gran importancia tanto en lo personal
como en lo comunitario.
Cantos sugeridos
- Himno Eucarístico
- Un mandamiento nuevo
- Yo soy el camino firme
- Pan de Vida Nueva
- Salmo 115 “Bendecimos el
Caliz, el caliz del Señor.
Otras sugerencias?????
Finalmente, el Jueves Santo por la noche se realiza una vigilia
de oración en torno a la reserva de la Eucaristía. Aquí, ante el
Señor presente en el Pan consagrado, el silencio y la
meditación adquieren gran importancia tanto en lo personal
como en lo comunitario.
Cantos sugeridos
- Himno Eucarístico
- Un mandamiento nuevo
- Yo soy el camino firme
- Pan de Vida Nueva
- Salmo 115 “Bendecimos el
Caliz, el caliz del Señor.
Otras sugerencias?????
Para la Adoración son muy
Apropiados los cantos de Taize
Viernes Santo
Es el día de la Pasión de Jesús en
donde ha sido inmolada nuestra víctima
Pascual: Cristo (1 Cor. 5, 7). Es la
Pasión del hombre abandonado,
humillado y flagelado. Juntos, en
comunidad, proclamamos la Pasión del
Señor y adoramos su cruz como primer
acto del Misterio Pascual.
La cruz es la victoria del amor y la
esperanza de la Resurrección. Es así
como, además, los fieles peregrinamos,
con devoción, siguiendo las estaciones
del Vía Crucis (que significa camino de
la cruz) De este modo nos unimos al
dolor y la Pasión de Cristo.
Este día no hay celebración eucarística.
Se distribuye a los fieles la comunión
reservada del día anterior durante la
celebración de la Pasión, con excepción
de los enfermos que pueden recibirla a
cualquier hora del día (Cf. Misal Romano,
Viernes Santo de la Pasión nn° 1. 3.)
En síntesis, el Viernes Santo celebramos
la Pasión y muerte de Jesús por medio de
la Palabra, por la Adoración de la Cruz y la
Comunión Eucarística. Usamos el color
rojo del mártir que da su vida por
salvarnos a todos, no el morado ya que la
Cuaresma terminó ayer. No hay flores,
música ni grandes luces. La fiesta, el
Gloria, por fin, viene mañana con la Vigilia
Pascual, se puede sugerir cantar el salmo
durante la liturgia de la adoración “Salmo
30” Padre me pongo en tus manos”
Sábado Santo
Se trata de un día de silencio, no hay celebración eucarística.
Continuamos la oración y la meditación del día anterior. El dolor
de Cristo es también dolor de la Iglesia. Es un silencio lleno de
sentido. El sagrario está vacío, no hay música ni flores. La
Iglesia permanece junto al sepulcro del Señor esperando en la
oración y el ayuno su Resurrección.
Llegamos a la celebración más
grande e importante que
tenemos los cristianos: la
Pascua. Es una "noche de
vela (de ahí la palabra vigilia)
en honor al Señor" (Ex 12, 42).
El gran San Agustín la
menciona como "la madre de
todas las santas vigilias".
Durante ella, la Iglesia espera
la Resurrección del Señor y la
celebra con los sacramentos
de la iniciación cristiana:
Bautismo, Eucaristía y
Confirmación.
Vigilia Pascual en la Noche Santa
Esta noche culminamos la larga
espera de Cuaresma. Juntos
celebramos el paso de las
tinieblas a la luz, de la muerte a
la vida. La Iglesia entera
proclama que Jesucristo ha
resucitado. Esta noche el Señor
nos ilumina con su Gloria.
Encendemos el Cirio Pascual.
Recorremos la Historia de la
Salvación a través de nueve
lecturas bíblicas. Renovamos
nuestras promesas bautismales y
celebramos esa misma salvación
en los sacramentos del Bautismo,
la Confirmación y la Eucaristía.
El canto litúrgico y/o religioso.
Una de las expresiones oracionales
más frecuente y rica es la oración
cantada. El canto en la Liturgia tiene
dos finalidades o proyecciones: por
una parte expresa los sentimientos
del creyente y, por otra, alimenta,
nutre y madura la fe de la comunidad
que canta. No se puede seguir
considerando el canto solamente
como un elemento cosmético que
adorna y embellece una celebración.
Es un auténtico medio y forma de
integración y participación. Por eso
se nos invita a cuidar el canto del
sacerdote que preside, de los
ministros y del pueblo, ya que los
textos adquieren toda su fuerza
precisamente cuando son cantados
Es por ello que sugerimos que los salmos, de
cada una de las lecturas sean cantadas, ya sea
con alguna melodia conocida o bien las
aprendidas durante los encuentros.
Momento importante será el canto del Pregón
Pascual, por ser síntesis maravillosa y lírica del
Misterio Pascual de Cristo en la Historia de la
Salvación; si no puede ser cantado por el
Diácono o un Presbítero, puede ejecutarlo un
cantor.
Para la Liturgia de la palabra es totalmente
necesario
e
imprescindible
la
buena
interpretación de los salmos:
-
Salmo 103 Bendice alma mía al Señor
Salmo 15 Dios mio me refugio en ti
Cantico de Moises – Cantico de victoria
- Salmo 29 Te ensalzare Señor
- Cantico de Isaias
- Salmo 18 Tu palabra me da vida
- Salmo 41 Mi alma tiene sed de Dios
-
-
Luego del termino de las lecturas del
antiguo testamento se canta solemnemente
el Gloria con toque de campanas y
campanillas.
Gloria de Nebreda
Gloria de Palazon
Gloria del Padre Cristobal Fones
Y todos los que cumplan la forma liturgica
de la oración.
El salmo que acompaña la epistola es el
Salmo 117 Este es el día.
Domingo de Pascua
A partir del Domingo de Resurrección, la
Iglesia nos invita a celebrar con alegría los
cincuenta días de Pascua hasta Pentecostés
como si se tratase de un solo día de fiesta,
como un gran Domingo (Cf. Misal Romano,
año litúrgico n°22)
Cantos para el tiempo de resurrección:
- Resucito el Señor
- Cristo resucito
- Quedate con nosotros
- Cansados de trabajar
- Te conocimos al partir el pan
- Y otros que se pueden cantar durante toda la
octava de pascua e incluso hasta el tiempo
de Pentecostes
Los invito a prepararnos
responsablemente para vivir,
con una profunda fe, la gran
riqueza que estos días nos
traen.
Lo fundamental es que el señor
ha resucitado, ha vencido a la
muerte y nos acompaña hasta
el final de los tiempos. ¡FELIZ
PASCUA!
Descargar

powerpoint padre orlando torres