EL PUNTO NEGRO
LA MIRADA POSITIVA DE LA FE
Cierto día, un profesor
entró en el aula y les dijo
a los alumnos que se
prepararan para una
prueba relámpago.
Todos se colocaron en
sus asientos aguardando
asustados el examen que
venía.
Entonces el profesor fue
entregando las pruebas con el
texto para abajo, como era
costumbre.
Después que todos recibieron
la prueba pidió que dieran la
vuelta a la hoja.
Para sorpresa de todos, no había
ninguna pregunta o escrito. Sólo un
punto negro en el centro de la
hoja.
El profesor, viendo la expresión de
sorpresa que todos tenían, dijo lo
siguiente:
-Ahora, vais a escribir un
comentario sobre lo que
estáis viendo.
Todos los alumnos,
confundidos, comenzaron
entonces la terrible e
inexplicable tarea.
Terminado el
tiempo, el maestro
recogió las hojas,
se puso al frente de
la clase y comenzó
a leer las
redacciones una a
una en voz alta.
Todas, sin
excepción, definían
el punto negro
intentando dar
explicaciones por
su presencia al
centro de la hoja.
Terminada la lectura, con la sala en
silencio, el profesor comenzó a
explicar:
-Esta prueba no será para la
nota, sólo sirve de lección
para todos
Nadie en la sala habló sobre
la hoja en blanco.
Todos centraron su atención
en el punto negro
Eso acontece en nuestras
vidas.
Tenemos una hoja en blanco entera para observar y
aprovechar, pero siempre nos centramos en los
puntos negros.
La vida es un regalo que Dios nos dio a cada uno de
nosotros con mucho cariño y cuidado.
¡Siempre tenemos motivos para celebrar!
La naturaleza que se renueva, los amigos que se
hacen presentes, el empleo que nos dá sustento, los
milagros que presenciamos cada día...
¡Sin embargo insistimos
en fijarnos sólo en las
manchas negras!
El problema de salud que
nos preocupa, la falta de
dinero, la relación difícil
con un familiar, la
decepción con un amigo.
Los puntos negros son
mínimos en comparación
con todo aquello que
tenemos diariamente,
pero son los puntos
negros los que pueblan y
preocupan a nuestra
mente.
Quita los ojos de los puntos
negros de tu vida.
Disfruta de cada bendición,
cada momento que te da el
Creador.
Tranquilízate.
SÉ
SIEMPRE
FELIZ
Y
VIVE CON AMOR
¡Mira la vida y las personas
con los ojos luminosos
de la FE!
¡FELIZ Y POSITIVA SEMANA!
Descargar

Slide 1