Seminario Teológico Bautista Libre de Cuba
“Los Cedros del Líbano”
3ra Parte:
Los Remonstrantes y el Sínodo
de Dort
 Profesor Ariel Alfaro.
Arminianismo Reformado
Los Remonstrantes y el Sínodo de Dort
Antes de la muerte de Arminio,
algunos de los sínodos locales habían
exigido que todos sus pastores
presentasen declaraciones de sus
puntos de vista sobre las confesiones.
 Los Estados Generales reconocieron
que esa demanda representaba
resistencia a su autoridad.
 Se dio la contraorden a esa exigencia
y se decidió más bien que los partidos
demandantes enviasen sus
declaraciones a los Estados
Generales.

 Consecuentemente,
en 1610, con la
tensión todavía aumentando, los
seguidores de Arminio presentaron una
petición a los Estados, llamada una
Remonstrancia, a saber, “una objeción”.
 Así que aquellos que sostuvieron la
petición
fueron
llamados
los
Remonstrantes y los calvinistas que les
opusieron fueron llamados los Contra Remonstrantes.
Históricamente los historiadores de
tendencia calvinista han tratado de
minimizar la influencia de las ideas de
Arminio, del Sínodo de Dort y de la
Remonstrancia a pesar de tener una
deuda teológica con ellos, puesto que
fueron tales ideas las que dieron la forma
final al famoso ¨ Tulipán¨.
Resumen de los 5 artículos arminianos
Artículo 1.
 Que Dios, por medio de un propósito eterno e
inmutable en Jesucristo su Hijo, antes de la
fundación del mundo, ha determinado, de la raza
caída y pecaminosa humana, a salvar en Cristo, por
Cristo, y por medio de Cristo, a aquellos que, por
la gracia del Espíritu Santo, creerán en éste su Hijo
Jesús, y que perseverarán en esta fe y la obediencia
a la fe, por medio de esta gracia, aún hasta el final;
y, por la otra parte, dejar a los incrédulos e
incorregibles en el pecado y bajo la ira, y a
condenarlos como alienados de Cristo.
Breve Comentario:






Este artículo presenta el punto principal de la
polémica.
Se acepta que la predestinación incluye igualmente la
elección a la salvación y la reprobación a la
condenación (Predestinación Doble).
Pero señala que los dos decretos tienen que ver con el
hombre después de su caída voluntaria en el pecado.
Los decretos no hicieron necesaria la caída.
Los dos decretos son condicionales en la fe o la
incredulidad respectiva de los individuos que son los
objetivos de la elección o de la reprobación.
Este primer articulo se opone al punto de vista
calvinista de una elección incondicional.
Artículo 2.
 Que,
Jesucristo, el Salvador del mundo,
estando de acuerdo con el decreto divino,
murió por todos los hombres y por cada
hombre, de tal manera de que él obtuvo para
todos, por medio de su muerte en la cruz, la
redención y el perdón de pecados; sin embargo
que nadie puede disfrutar de este perdón de
pecados excepto el creyente.
Breve Comentario
Este artículo enfatiza la expiación ilimitada,
o sea, universal, y sin embargo, lo aclara que
no todos son realmente salvados por esta
expiación; sólo los creyentes experimentan
sus efectos redentores.
 Va en oposición del punto de vista calvinista
que dice que la expiación sólo proveyó
redención por los elegidos.

Artículo 3.

Que el hombre no tiene la gracia salvífica en sí mismo,
ni en la energía de su libre albedrío, ya que él, en el
estado de apostasía y pecado, no puede ni por sí
mismo pensar, querer, ni hacer cosa alguna que sea
verdaderamente buena (tal como, por ejemplo, es
sumamente buena la fe salvífica); sino que le es
necesario que sea nacido de nuevo de Dios en Cristo,
por su Espíritu Santo, y renovado en entendimiento, en
inclinación (o voluntad), y en todos sus poderes, para
que pueda comprender, pensar, querer, y efectuar
debidamente lo que es verdaderamente bueno.
Breve Comentario





Este artículo destaca que todo lo que se abarca
igualmente en la salvación y en la vida cristiana es por
la gracia de Dios.
Ni aún puede el libre albedrío del hombre iniciar una
respuesta positiva de Dios aparte de la gracia
habilitante.
Así pues, el hombre mismo no logra la gracia salvífica.
Siempre se acusaba a los arminianos que atribuyeron
demasiado al hombre y así despreciaron la gracia.
El propósito de este artículo fue para contrarrestar esa
acusación falsa y para demostrar que eran unánimes
con su oposición en atribuir todo lo bueno a la gracia
de Dios.
Artículo 4.

Que esta gracia de Dios es el comienzo, la
continuación, y el logro de todo lo bueno, hasta
este punto, de que el hombre regenerado mismo,
sin la gracia preveniente, o sea, la gracia que
asiste, despierta, sigue y coopera, no puede pensar,
querer , ni hacer nada bueno, ni puede resistir la
tentación de ceder al mal; de modo que todos los
hechos o movimientos buenos que se pueden
concebir, deben ser atribuidos a la gracia de Dios
en Cristo. Pero en cuanto a la representación del
modo de operación de esta gracia, no es
irresistible, ya que se ha escrito en cuanto a
muchos, que ellos han resistido el Espíritu Santo.
Breve Comentario
El artículo cuarto continúa el énfasis del tercero,
pero añade una provisión importante:
 La gracia de Dios opera de tal manera que un
hombre la puede resistir.
 Ella no domina a nadie en contra de su voluntad, y
por su obra no se quita la libertad del hombre.
 Este artículo se opone el punto de vista calvinista
de que la gracia salvífica es irresistible.

Artículo 5.
 Que los incorporados en Cristo por medio de una fe
verdadera, y que por lo tanto se han hecho partícipes de
su Espíritu que da vida, tienen así el poder pleno para
luchar en contra de Satanás, del pecado, del mundo, y
de su propia carne, y para ganar la victoria; siendo bien
entendido que es siempre por medio de la gracia
ayudadora del Espíritu Santo; y que Jesucristo los asiste
por medio de su Espíritu en todas sus tentaciones, que
él les extiende la mano, y sólo si ellos están preparados
para el conflicto y desean su ayuda y no están
inactivos, los guarda de no caer, para que, por medio de
ninguna astucia de poder de Satanás, puedan ser
desviados ni quitados de las manos de Cristo.
Artículo 5 (Continuación).
 Pero si son capaces, a través de la negligencia, de
abandonar de nuevo los primeros comienzos de
sus vidas en Cristo, o de volver de nuevo a este
mundo malo actual, de dar la espalda a la doctrina
santa que les fue entregado, de perder una
consciencia buena, de carecer de la gracia, ésto es
algo que debe ser determinado particularmente de
las Escrituras Santas, antes de que nosotros
mismos podamos enseñarlo con la persuasión
plena de nuestras mentes.
Breve Comentario
Este último artículo demuestra que los Arminianos, en
su principio, aunque todavía no habían decidido por
completo, estaban abiertos al punto de vista que una
persona puede perderse después de haber sido salvada.
 No había aparecido como uno de los temas principales
de la controversia, aunque sí había surgido.
 Esta declaración representó una idea prudente y
temprana sobre el tema.
 Finalmente los Arminianos llegarían a expresar este
punto de vista sin vacilarse, oponiéndose a la creencia
calvinista de una perseverancia necesaria.

Descargar

Seminario Teologico Bautista libre “ Los Cedros del Libano”