La Buena noticia de Dios a los
hombres
Cuando se cumplió el tiempo, el Hijo de Dios se hizo
hombre en el seno de una Virgen llamada María
Los romanos
dominaban
Israel.
El pueblo hebreo esperaba la venida
del Mesías anunciado por los
profetas.
Un día el
arcángel
Gabriel,
enviado por
Dios, entró en
casa de una
muchacha
llamada María
El ángel le dijo:
Alégrate, llena de
gracia. El Señor
está contigo; tú
eres la escogida
entre todas las
mujeres para ser
Madre de Dios.
No temas, María,
pues a los ojos de
Dios has hallado
gracia. Vas a
concebir en tu
seno y darás a
luz un hijo a
quien pondrás
por nombre
Jesús.
María dijo: He
aquí la esclava
del Señor;
hágase en mí
según tu palabra.
Madre mía,
gracias por haber
dicho que sí.
FIN
Descargar

La santa Misa