La mayordomía
Resumen de la Guía de Estudio para la Escuela Sabática del 13 de junio del 2009.
Visite: http://www.davidchacon.tk
Texto clave.
Mateo 25: 29.
“Porque al que tiene, le
será dado, y tendrá
más; y al que no tiene,
aun lo que tiene le será
quitado”.
La mayordomía
Estructura
Vivir como mayordomos.
Gozarnos como mayordomos.
Esperar como mayordomos.
Vivir como mayordomos
Mateo 25: 24, 25, 30.
“Pero cuando llegó el empleado que
había recibido las mil monedas, le
dijo a su jefe: 'Señor, yo sabía que
usted es un hombre duro, que
cosecha donde no sembró y recoge
donde no esparció. Por eso tuve
miedo, y fui y escondí su dinero en la
tierra. Pero aquí tiene lo que es
suyo.’ … Y a este empleado inútil,
échenlo fuera, a la oscuridad, donde
llorará y le rechinarán los dientes”.
Efesios 5: 16.
“Aprovechen bien el tiempo, porque
los días son malos”.
La mayordomía
Vivir como mayordomos
¿Cuál es la importancia de los talentos?
• Todos tiene talentos:
– Nadie queda eximido del privilegio de tener talentos.
– Dios ha dado talentos a todas las personas.
Talentos
• No todos tienen talentos iguales:
– Jesús recalca la importancia de la existencia de los talentos, no de su
cantidad.
– Cualquiera que sea nuestro talento, será necesario utilizarlo.
• Algunos rehúsan usar los talentos:
– El ser humano tiene la decisión personal de usarlos.
– Lamentablemente algunos sólo tienen guardados sus talentos.
• El uso de los talentos, es un asunto serio:
– Usar nuestras talentos garantiza nuestra vida, incluso la vida eterna.
– El uso de los talentos, es la característica fundamental del discipulado.
La mayordomía
Vivir como mayordomos
Tiempo
¿Cuál es el correcto uso del tiempo enseñado por Jesús?
• El uso del tiempo debe ser equilibrado, tomando en cuenta lo
siguiente:
– Tiempo para Dios. El sábado y cada día en nuestra adoración.
– Tiempo para los amigos. Jesús se iba a visitarlos siempre.
– Tiempo para la familia. Descuidar este aspecto, nos hace proclives a
perder la herencia que Dios nos ha dado.
– Tiempo para el trabajo. Debemos destinar este tiempo para
internalizarnos de manera profunda.
– Tiempo personal. Jesús nos enseñó que era necesaria la recreación
en la vida de cada uno. (Juan 12: 2).
• No existen mayores bendiciones por realizar un trabajo
compulsivo (todo el tiempo), ni tampoco por no trabajar.
La mayordomía
Gozarnos como mayordomos
1 Corintios 6: 19, 20.
“¿No saben ustedes que su
cuerpo es templo del Espíritu
Santo que Dios les ha dado, y que
el Espíritu Santo vive en ustedes?
Ustedes no son sus propios
dueños”.
Malaquías 3: 10.
“Traigan su diezmo al tesoro del
templo, y así habrá alimentos en
mi casa. Pónganme a prueba en
eso, a ver si no les abro las
ventanas del cielo para vaciar
sobre ustedes la más rica
bendición”.
La mayordomía
Gozarnos como mayordomos
¿Cómo conservar el cuerpo?
• Reconociendo que no es nuestro.
– Satanás ha tergiversado el concepto de propiedad del cuerpo.
– Si uno es dueño de algo, debe conservarlo.
– El ser humano, muchas veces arguye que puede hacer con su cuerpo lo
que quiera, y lo destruye de muchas formas: abortos, drogas, malas
comidas, etc.
Cuerpo
• Es nuestra responsabilidad velar por el buen funcionamiento
del cuerpo, por medio de un estilo de vida, que contemple los
ocho remedios naturales.
• Debemos tener cuidado en demostrar equilibrio en el cuidado
de la salud, pues es un medio para servir a Cristo, no
tendiendo a idolatrizar nuestro cuerpo.
La mayordomía
Gozarnos como mayordomos
Dinero
¿Cómo debemos administrar el dinero que Dios nos ha
dado?
• No debemos olvidar que el dinero forma parte central de la
mayordomía.
• Consideremos cuatro aspectos en la correcta administración
del dinero:
– Antes de todo: Dios ocupa el primer lugar. Lo primero que debemos
hacer es separar lo que a Dios le corresponde, luego utilizar el dinero
con sabiduría.
– Bendiciones: Cuanto más damos, más somos bendecidos. Las
bendiciones son mayores en salud, trabajo, en satisfacción y en
posesiones.
– Comienzo: Todo comienza en Dios. Él nos da la vida y también nos
capacita para conseguir riquezas.
– Devolver: Debemos devolver por lo menos el 10%. Esto está destinado
para el sostén de la comisión evangélica.
La mayordomía
Esperar como mayordomos
Mateo 24: 46.
“Dichoso el criado a
quien su amo, cuando
llega, lo encuentra
cumpliendo con su
deber”.
La mayordomía
Esperar como mayordomos
¿Qué debemos hacer mientras esperamos a Cristo
volver?
• Jesús manifestó que se habría de ir por mucho tiempo y
luego volvería para pedir cuentas.
• El cristiano no sólo debe vigilar que Cristo venga, sino
también ser diligente y acrecentar lo que Dios le ha dado.
• Debemos mantener el equilibrio al meditar en Cristo y vivir
al servicio de los demás.
• Dios quiere saber que es lo que hemos hecho con los
dones y nuestra fuerza espiritual y física.
• El perezoso siempre encontrará excusas falsas para
justificar sus malas acciones, respecto a Dios.
La mayordomía
Conclusiones
• Los talentos deben ser usados para
glorificar a Dios.
• El cuerpo no es nuestro, y debemos
responder por él.
• El cuerpo no es nuestro, y debemos
responder por él.
• El dinero es una
bendición de Dios y
debemos rendir cuentas
por él.
• Esperar, a Cristo, implica
trabajar para la gloria y
agrado de Dios.
Descargar

Diapositiva 1