TEMA 13. La Generación del 27
ESQUEMA:

I. El concepto de Generación del 27
a) Nómina de autores
b) Rasgos generacionales
c) Características literarias
d) Trayectoria (etapas)

II. Los poetas
I. Concepto Generación del 27
a) Nómina de autores

Pulse para editar los
formatos del texto del
esquema

Segundo nivel del
esquema

Tercer nivel del
esquema

Cuarto nivel
del esquema
 Quinto
I. Concepto Generación del 27
a) Nómina de autores

Conjunto de poetas

Publican sus primeros
textos hacia 1920

En apenas 10 años se
convirtieron en los más
notables literatos de la
época

La nómina de autores es
variable, pero se incluyen
en ella los más relevantes
b) Rasgos generacionales
Rasgo
Comentario
1. EDADES SIMILARES
Nacen entre 1892-1906
2. ORIGEN FAMILIAR
ACOMODADO
Son hijos de familias bien posicionadas
económicamente, por lo que se dedicaron a la literatura
3. VIVEN DE LA
LITERATURA
Son editores, críticos, profesores de Literatura
4. IDEOLOGÍA COMÚN
Son liberales, defensores de la II República
5. FORMACIÓN SIMILAR
Estudiaron casi todos en la Institución Libre de
Enseñanza a la que perteneció la Residencia de
Estudiantes. Sólida formación intelectual.
6. VÍNCULOS
PERSONALES
Gran amistad entre todos ellos. Hay muestras claras:
convivencia en la Residencia de Estudiantes,
participación en certámenes poéticos, la asistencia a la
conmemoración del III Centenario de la muerte de
Góngora en Sevilla (1927- hecho generacional),
colaboración en las mismas revistas literarias (Litoral)
7. INTENCIÓN DE
RENOVAR LA
LITERATURA
Sobre todo, la poesía. Reconocen como maestros a
Ortega y J. R. Jiménez, crean un lenguaje generacional
c) Características literarias
1. Síntesis de tradición y vanguardia

Buscaron nuevas formas y temas para la
poesía española

Sin romper con el pasado

Así, toman aspectos innovadores de las
vanguardias y los integran con aspectos de la
tradición
Síntesis vanguardia-tradición

DE LA TRADICIÓN ASIMILAN:
POETAS CULTOS
-
-
-
-
Góngora: escritor puro, adelantado a la poesía del siglo XX por su uso de
imágenes y de metáforas
Poesía de cancionero: gusto por los juegos conceptuales (Manrique)
Clásicos del Siglo de Oro: Garcilaso, Fray Luis, San Juan (sencillez expresiva,
naturalidad)
Autores más cercanos: Juan R. Jiménez (poesía pura), Bécquer, R. Darío
TRADICIÓN POPULAR
-
Romancero viejo
-
Cancionero tradicional del siglo XV (Gil Vicente)
-
Vena popular de autores cultos: Lope de Vega, Góngora, Quevedo
Síntesis vanguardia-tradición

De la tradición literaria toman el estilo de
expresión basado en la imagen y la metáfora,
así como la recuperación de formas métricas
(décima, soneto y romance), ritmos y
estructuras paralelísticas.
ROMANCE DEL JÚCAR (Gerardo Diego)
Agua verde, verde, verde,
agua encantada del Júcar,
verde del pinar serrano
que casi te vio en la cuna
—bosques de san sebastianes
en la serranía oscura,
que por el costado herido
resinas de oro rezuman—;
verde de corpiños verdes,
ojos verdes, verdes lunas,
de las colmenas, palacios
menores de la dulzura,
y verde —rubor temprano
que te asoma a las espumas—
de soñar, soñar —tan niña—
con mediterráneas nupcias.
Cuenca, toda de plata,
quiere en ti verse desnuda,
y se estira, de puntillas,
sobre sus treinta columnas.
No pienses tanto en tus bodas,
no pienses, agua del Júcar,
que de tan verde te añilas,
te amoratas y te azulas.
No te pintes ya tan pronto
colores que no son tuyas.
Tus labios sabrán a sal,
tus pechos sabrán a azúcar
cuando de tan verde, verde,
¿dónde corpiños y lunas,
pinos, álamos y torres
y sueños del alto Júcar?
Síntesis vanguardia-tradición

DE LAS VANGUARDIAS TOMAN:
No se toman como poética excluyente, sino como ingrediente estimulante: los
elementos vanguardistas novedosos, originales y provocadores se integran en
la poesía
ULTRAÍSMO Y CREACIONISMO: uso de metáforas
FUTURISMO: presencia del deporte, el cine, las máquinas…
SURREALISMO: la poesía se rehumaniza e incluye elementos como
imágenes oníricas, ruptura con la disposición del poema en la página...
Síntesis vanguardia-tradición

Se toma el deseo de originalidad, el
predominio de metáforas atrevidas e
imágenes sorprendentes, la libertad en la
métrica, la ausencia de convenciones, el
juego con el lenguaje
CRONOS (Gerardo Diego )
La luna colegiala
en camisón de dormir
apagó de un soplo los
relojes
Y de mi corazón
una
a
una
van
cayendo
todas
las
hojas
Ejemplo síntesis tradición-vanguardia
Verde que te quiero verde.
Verde viento. Verdes ramas.
El barco sobre la mar
y el caballo en la montaña.
Con la sombra en la cintura
ella sueña en su baranda,
verde carne, pelo verde,
con ojos de fría plata.
Verde que te quiero verde.
Bajo la luna gitana,
las cosas le están mirando
y ella no puede mirarlas.
Verde que te quiero verde.
Grandes estrellas de escarcha,
vienen con el pez de sombra
que abre el camino del alba.
La higuera frota su viento
con la lija de sus ramas,
y el monte, gato garduño,
eriza sus pitas agrias.
¿Pero quién vendrá? ¿Y por
dónde...?
Ella sigue en su baranda,
verde carne, pelo verde,
soñando en la mar amarga.
c) Características literarias
2. Temas

Abordan temas esenciales de la existencia (profundamente
humanos) con gran tipo de matices
Temas (pág. 202)
EL AMOR
Fuerza que da sentido a la vida y que permite al hombre
elevarse del mundo y alcanzar la plenitud
LA MUERTE
Arrebata la belleza de la vida y es el destino de todos los
seres humanos. Luchar contra ella produce frustración
PREOCUPACIONES
A partir de 1930, la situación política del país se incluye en
SOCIALES (COMPROMISO) los poemas (injusticia, miseria, deseos de paz, animar a los
combatientes…)
MODERNIDAD
Hablar de los nuevos tiempos y sus novedades
PAISAJE
Elogio al paisaje español
INQUIETUDES ÍNTIMAS
El problema del ser humano: conflicto entre esencia y
existencia, la realidad y el deseo
d) Trayectoria

Los poetas siguieron una misma evolución en
tres etapas:
1. DESHUMANIZACIÓN (hasta 1925)
2. REHUMANIZACIÓN (1927-1936)
3. RUPTURA (desde 1936)
DESHUMANIZACIÓN (hasta 1927)
(etapa de juventud)

Influencia de poesía tradicional y
de vanguardismos (futurismo, cubismo...)

Poesía pura: supresión de lo anecdótico

Intención: producir emoción estética

Uso de metáforas muy atrevidas

Gusto por el mundo moderno

Neopopularismo (Alberti)
Tanta armonía a punto de vibrar
Tiembla. ¡Qué encrucijada de crujidos!
… Fragor. Y se derrumba en un escándalo
De máquinas sin transición, monótonas.
Se deslizan los émbolos. Son suaves
Y resbalan. Exactos, casi estúpidos,
Los émbolos se obstinan. Quieren, quieren
Con ansia tal que llega a ser aliento.
Hay un latido de animal. Se excita
La exactitud. ¡Exactitud ya tierna!
JORGE GUILLÉN «Las máquinas»
REHUMANIZACIÓN (1928-1936)

Influencia del surrealismo (nueva
sensibilidad: angustia, rebeldía, crítica)

Imágenes oníricas y visionarias

Temas humanos, existenciales y sociales

Poesía de “urgencia” (II República)
EL ÁNGEL BUENO
Vino el que yo quería
el que yo llamaba.
No aquel que barre cielos sin defensas.
luceros sin cabañas,
lunas sin patria,
nieves.
Nieves de esas caídas de una mano,
un nombre,
un sueño,
una frente.
No aquel que a sus cabellos
ató la muerte.
El que yo quería.
Sin arañar los aires,
sin herir hojas ni mover cristales.
Aquel que a sus cabellos
ató el silencio.
Para sin lastimarme,
cavar una ribera de luz dulce en mi pecho
y hacerme el alma navegable.
Rafael Alberti, Sobre los ángeles
RUPTURA DEL GRUPO (1936-)

Acabada la guerra, el grupo se rompe

Exilio, muerte, diferencias ideológicas…

Trayectorias individuales

Temas humanos, universales, nostalgia de
España o angustia existencial
Galope (R. Alberti)
Las tierras, las tierras, las tierras de España,
las grandes, las solas, desiertas llanuras.
Galopa, caballo cuatralbo,
jinete del pueblo,
al sol y a la luna.
¡A galopar,
a galopar,
hasta enterrarlos en el mar!
A corazón suenan, resuenan, resuenan
las tierras de España, en las herraduras.
Galopa, jinete del pueblo,
caballo cuatralbo,
caballo de espuma.
¡A galopar,
a galopar,
hasta enterrarlos en el mar! [...]
III. LOS POETAS
a) Pedro Salinas (1891-1951)


Poesía intelectual
Poeta del amor: a
través del diálogo con
la amada se alcanza la
“esencia de las cosas”

Aparente sencillez
expresiva

Versos breves

Gusto por temas
modernos (futurismo)

Pulse para editar los
formatos del texto del
esquema

Segundo nivel del
esquema

Tercer nivel del
esquema

Cuarto nivel
del esquema
 Quinto
“Ayer te besé en los labios”
Ayer te besé en los labios.
Te besé en los labios. Densos,
rojos. Fue un beso tan corto
que duró más que un relámpago,
que un milagro, más.
El tiempo
después de dártelo
no lo quise para nada
ya, para nada
lo había querido antes.
Se empezó, se acabó en él.
Hoy estoy besando un beso;
estoy solo con mis labios.
Los pongo
no en tu boca, no, ya no
—¿adónde se me ha escapado?—.
Los pongo
en el beso que te di
ayer, en las bocas juntas
del beso que se besaron.
Y dura este beso más
que el silencio, que la luz.
Porque ya no es una carne
ni una boca lo que beso,
que se escapa, que me huye. No. Te estoy besando más lejos.
¿Por qué tienes nombre tú,
día, miércoles?
¿Por qué tienes nombre tú,
tiempo, otoño?
Alegría, pena, siempre
¿por qué tenéis nombre: amor?
Si tú no tuvieras nombre,
yo no sabría qué era
ni cómo, ni cuándo. Nada.
¿Sabe el mar cómo se llama,
que es el mar? ¿Saben los vientos
sus apellidos, del Sur
y del Norte, por encima
del puro soplo que son?
Si tú no tuvieras nombre,
todo sería primero,
inicial, todo inventado
por mí,
intacto hasta el beso mío. [...]
b) Jorge Guillén (1893-1984)

Poesía pura e intelectual
(deshumanizada)

Poesía sin anécdotas,
sólo ideas o
sentimientos

Sólo se busca la emoción
estética

Predominio de
sustantivos

Verso corto
LAS DOCE EN EL RELOJ
Dije: Todo ya pleno.
Un álamo vibró.
Las hojas plateadas
Sonaron con amor.
Los verdes eran grises,
El amor era sol.
Entonces, mediodía,
Un pájaro sumió
Su cantar en el viento
Con tal adoración
Que se sintió cantada
Bajo el viento la flor
Crecida entre las mieses,
Más altas. Era yo,
Centro en aquel instante
De tanto alrededor,
Quien lo veía todo
Completo para un dios.
Dije: Todo, completo.
¡Las doce en el reloj!
Cántico
DESNUDO
Blancos, rosas... Azules casi en veta,
retraídos, mentales.
Puntos de luz latente dan señales
de una sombra secreta.
Pero el color, infiel a la penumbra,
se consolida en masa.
Yacente en el verano de la casa,
una forma se alumbra.
Claridad aguzada entre perfiles,
de tan puros tranquilos
que cortan y aniquilan con sus filos
las confusiones viles.
Desnuda está la carne. Su evidencia
se resuelve en reposo.
Monotonía justa: prodigioso
colmo de la presencia.
¡Plenitud inmediata, sin ambiente,
del cuerpo femenino!
Ningún primor: ni voz ni flor. ¿Destino?
¡Oh absoluto presente!
El engaño de los ojos
Con qué nobleza se revuelven
Todos juntos esos muchachos
Y claman por una justicia
Perturbando, vociferando,
Tan inocentes los carrillos,
Tan fieros el porte y los pasos,
Con la mirada en dirección
De un porvenir extraordinario,
Pero a la vista ahora, ahora,
Presente ya sobre el asfalto
De las calles estimuladas
Por los rumores calculados
De esa tan filial muchedumbre,
Coro de gargantas y brazos,
Crédulamente fiel y dócil
-Candor por alud- al dictado […] Clamor
c) Gerardo Diego (1896-1987)

Se hizo eco de todas las tendencias
poéticas de su tiempo

Poemas vanguardistas (incluso
caligramas)

Poemas tradicionales (romances)

Temas variados (amor, música,
paisaje, religión)

Dos tipos de poesía: la relativa y
la autónoma
INSOMNIO
Tú y tu desnudo sueño. No lo sabes.
Duermes. No. No lo sabes. Yo en desvelo,
y tú, inocente, duermes bajo el cielo.
Tú por tu sueño, y por el mar las naves.
En cárceles de espacio, aéreas llaves
te me encierran, recluyen, roban. Hielo,
cristal de aire en mil hojas. No. No hay vuelo
que alce hasta ti las alas de mis aves.
Saber que duermes tú, cierta, segura
—cauce fiel de abandono, línea pura—,
tan cerca de mis brazos maniatados.
Qué pavorosa esclavitud de isleño,
yo, insomne, loco, en los acantilados,
las naves por el mar, tú por tu sueño.
Alondra de verdad (1926-36)
La llamada ( “Sonetos a Violante”)
A nadie espera ¿a nadie? a nadie espera.
Ya nada quiere ¿nada? nada quiere.
Vive en la nada y en el todo muere.
Sueña que muere y viva desespera.
Una mano que duda, que se altera,
que se arrepiente, y vuelve y con ahínco
-tres, cuatro, cero, ocho, nueve, cinco-
hace girar la rueda mensajera.
Un timbre llama, calla, una esperanza
responde oscura, el alma en el alambre.
Por el hilo de cobre se abalanza
el oro de una voz, mieles de enjambre.
Un mundo va a nacer. Todo es mudanza.
La vida pende de un torcido estambre.
d) V. Aleixandre (1898-1984)

Poesía como comunicación

Temas principales: afecto y
solidaridad hacia el hombre
y la naturaleza

Muy influenciado por el
surrealismo (imágenes
visionarias, alusiones
naturales, enumeraciones,
verso libre)
Unidad en ella (La destrucción o el amor)
Cuerpo feliz que fluye entre mis manos,
rostro amado donde contemplo el mundo,
donde graciosos pájaros se copian fugitivos,
volando a la región donde nada se olvida.
Tu forma externa, diamante o rubí duro,
brillo de un sol que entre mis manos deslumbra,
cráter que me convoca con su música íntima, con esa
indescifrable llamada de tus dientes.
Muero porque me arrojo, porque quiero morir,
porque quiero vivir en el fuego, porque este aire de fuera
no es mío, sino el caliente aliento
que si me acerco quema y dora mis labios desde un fondo.
Deja, deja que mire, teñido del amor,
enrojecido el rostro por tu purpúrea vida,
deja que mire el hondo clamor de tus entrañas
donde muero y renuncio a vivir para siempre.
Quiero amor o la muerte, quiero morir del todo,
quiero ser tú, tu sangre, esa lava rugiente
que regando encerrada bellos miembros extremos
siente así los hermosos límites de la vida. [...]
SE QUERÍAN (La destrucción o el amor)
Se querían.
Sufrían por la luz, labios azules en la madrugada,
labios saliendo de la noche dura,
labios partidos, sangre, ¿sangre dónde?
Se querían en un lecho navío, mitad noche, mitad luz.
Se querían como las flores a las espinas hondas,
a esa amorosa gema del amarillo nuevo,
cuando los rostros giran melancólicamente,
giralunas que brillan recibiendo aquel beso.
Se querían de noche, cuando los perros hondos
laten bajo la tierra y los valles se estiran
como lomos arcaicos que se sienten repasados:
caricia, seda, mano, luna que llega y toca.
Se querían de amor entre la madrugada,
entre las duras piedras cerradas de la noche,
duras como los cuerpos helados por las horas,
duras como los besos de diente a diente solo.
Se querían de día, playa que va creciendo,
ondas que por los pies acarician los muslos,
cuerpos que se levantan de la tierra y flotando...
ADOLESCENCIA
Vinieras y te fueras dulcemente,
de otro camino
a otro camino. Verte,
y ya otra vez no verte.
Pasar por un puente a otro puente.
—El pie breve,
la luz vencida alegre—.
Muchacho que sería yo mirando
aguas abajo la corriente,
y en el espejo tu pasaje
fluir, desvanecerse.
Ámbito (1924-1927)
e) F. García Lorca (1898-1936)

Poeta y dramaturgo

Temas: amor angustiado,
frustración por el amor perdido, el
destino trágico

Seres marginales, condenados a la
soledad y la muerte

Presenta dos mundos: 1) Alegre y
vital (folklore andaluz) 2) Amargo y
triste (destino trágico)

Su poesía presenta aspectos
rítmicos y rasgos vanguardistas
CANCIÓN DEL JINETE
(Canciones 1924-1926)
En la luna negra
de los bandoleros,
cantan las espuelas.
Caballito negro.
¿Dónde llevas tu jinete muerto?
...Las duras espuelas
del bandido inmóvil
que perdió las riendas.
Caballito frío.
¡Qué perfume de flor de cuchillo!
En la luna negra,
sangraba el costado
de Sierra Morena.
Caballito negro.
¿Dónde llevas tu jinete muerto?
La noche espolea
sus negros ijares
clavándose estrellas.
[...]
Romance de la luna (Romancero gitano)
La luna vino a la fragua
con su polisón de nardos.
El niño la mira mira.
El niño la está mirando.
En el aire conmovido
mueve la luna sus brazos
y enseña, lúbrica y pura,
sus senos de duro estaño.
Huye luna, luna, luna.
Si vinieran los gitanos,
harían con tu corazón
collares y anillos blancos.
Niño déjame que baile.
Cuando vengan los gitanos,
te encontrarán sobre el yunque con
los ojillos cerrados.
Huye luna, luna, luna,
que ya siento sus caballos.
Niño déjame, no pises,
mi blancor almidonado.
[´...]
MUERTE DE ANTOÑITO EL CAMBORIO (Romancero gitano)
Voces de muerte sonaron
cerca del Guadalquivir.
Voces antiguas que cercan
voz de clavel varonil.
Les clavó sobre las botas
mordiscos de jabalí.
En la lucha daba saltos
jabonados de delfín.
Bañó con sangre enemiga
su corbata carmesí,
pero eran cuatro puñales
y tuvo que sucumbir.
Cuando las estrellas clavan
rejones al agua gris,
cuando los erales sueñan
verónicas de alhelí,
voces de muerte sonaron
cerca del Guadalquivir.
Antonio Torres Heredia,
Camborio de dura crin,
moreno de verde luna,
voz de clavel varonil:
¿Quién te ha quitado la vida
cerca del Guadalquivir?
Mis cuatro primos Heredias
hijos de Benamejí.
Lo que en otros no envidiaban,
ya lo envidiaban en mí.
Zapatos color corinto,
medallones de marfil,
y este cutis amasado
con aceituna y jazmín.
¡
Ay Antoñito el Camborio
digno de una Emperatriz!
Acuérdate de la Virgen
porque te vas a morir.
¡Ay Federico García,
llama a la Guardia Civil!
Ya mi talle se ha quebrado
como caña de maíz
[[...].
NIÑA AHOGADA EN EL POZO
Las estatuas sufren por los ojos con la
oscuridad de los ataúdes,
pero sufren mucho más por el agua que no
desemboca.
Que no desemboca.
Mientras la gente busca silencios de almohada
tú lates para siempre definida en tu anillo,
...que no desemboca.
Eterna en los finales de unas ondas que
aceptan
El pueblo corría por las almenas rompiendo las combate de raíces y soledad prevista,
cañas de los pescadores.
...que no desemboca.
¡Pronto! ¡Los bordes! ¡Deprisa! Y croaban las
estrellas tiernas.
¡Ya vienen por las rampas! ¡Levántate del
...que no desemboca.
agua!
¡Cada punto de luz te dará una cadena!
Tranquila en mi recuerdo, astro, círculo, meta, ...que no desemboca.
lloras por las orillas de un ojo de caballo.
...que no desemboca.
Pero el pozo te alarga manecitas de musgo.
insospechada ondina de su casta ignorancia,
Pero nadie en lo oscuro podrá darte distancias, ...que no desemboca.
sin afilado límite, porvenir de diamante,
[...]
...que no desemboca.
f) Rafael Alberti (1902-2000)

Presenta gran variedad
de estilos y temas en su
poesía

Hay dos etapas básicas:
•
Hasta la guerra:
vanguardista y
neopopularista
•
Durante la guerra y
después: comprometida
Si mi voz muriera en tierra
llevadla al nivel del mar
y dejadla en la ribera.
Llevadla al nivel del mar
y nombradla capitana
de un blanco bajel de guerra.
¡Oh mi voz condecorada
con la insignia marinera:
sobre el corazón un ancla
y sobre el ancla una estrella
y sobre la estrella el viento
y sobre el viento la vela!
Marinero en tierra (1924)
HAROLD LLOYD ESTUDIANTE (Yo era un tonto y lo que he visto me ha hecho dos,1929)
¿Tiene usted el paraguas?
Avez-vous le parapluie?
No, señor, no tengo el paraguas.
Non, monsieur, je n'ai pas le parapluie.
Alicia, tengo el hipopótamo.
l'hippopotame para ti.
Avez-vous le parapluie?
Oui.
Yes.
Sí.
Que, cual, quien, cuyo.
Si la lagarta es amiga mía,
evidentemente el escarabajo es amigo tuyo.
¿Fuiste tú la que tuvo la culpa de la lluvia?
Tú no tuviste nunca la culpa de la lluvia.
Alicia, Alicia, yo fui,
yo que estudio por ti
y por esta mosca inconsciente, ruiseñor de mis
gafas de flor.
29, 28, 27, 26, 25, 24, 23, 22.
2(pi)r, (pi)r2
y se convirtió en mulo Nabucodonsor
y tu alma y la mía en un ave real del Paraíso.
Ya los peces no cantan en el Nilo.
ni la luna de pone para las dalias de Ganges.
Alicia,
¿por qué me amas con ese aire tan triste de
cocodrilo
y esa pena tan profunda de ecuación de
segundo grado?
Le printemps pleut sur Les Anges.
La primavera llueve sobre Los Ángeles
es esa triste hora en que la policía
ignora el suicidio de los triángulos isósceles
mas la melancolía de un logaritmo neperiano
y el unibusquibusque facial.
En esa triste hora en que la luna viene a ser
casi igual
a la desgracia integral
de ese amor mío multiplicado por X
y a las alas de la tarde que se dobla sobre una
flor de acetileno
o una golondrina de gas.
De este puro amor mío tan delicadamente
idiota.
Quousque tandem abutere Catilina patentia
nostra?
Tan dulce y deliberadamente idiota,
capaz de hacer llorar a la cuadratura del círculo
y obligar a ese tonto de D. Nequaqua Schmit a
subastar públicamente esas estrellas
propiedad de los ríos
y esos ojos azules que me abren rascacielos.
¡Alicia, Alicia, amor mío!
¡Alicia, Alicia, cabra mía!
Sígueme por el aire en bicicleta,
aunque la policía no sepa de astronomía,
la policía secreta.
Aunque la policía ignore que un soneto
consta de dos cuartetos
y dos tercetos.
LOS ÁNGELES MUERTOS
(Sobre los ángeles, 1927-28)
Buscad, buscadlos:
en el insomnio de las cañerías olvidadas,
en los cauces interrumpidos por el silencio de
las basuras.
No lejos de los charcos incapaces de guardar
una nube,
unos ojos perdidos,
una sortija rota
o una estrella pisoteada.
Porque yo los he visto:
en esos escombros momentáneos que
aparecen en las neblinas.
Porque yo los he tocado:
en el destierro de un ladrillo difunto,
venido a la nada desde una torre o un carro.
Nunca más allá de las chimeneas que se
derrumban,
ni de esas hojas tenaces que se estampan en
los zapatos.
En todo esto.
Más en esas astillas vagabundas que se
consumen sin fuego,
en esas ausencias hundidas que sufren los
muebles desvencijados,
no a mucha distancia de los nombres y signos
que se enfrían en las paredes.
Buscad, buscadlos:
debajo de la gota de cera que sepulta la
palabra de un libro
o la firma de uno de esos rincones de cartas
que trae rodando el polvo.
Cerca del casco perdido de una botella,
de una suela extraviada en la nieve,
de una navaja de afeitar abandonada al borde
de un precipicio.
g)Luis Cernuda (1902-1963)

Refleja en su poesía su
personalidad solitaria:
poesía intimista y de
tono romántico

Expresa la
insatisfacción ante la
vida: choque realidad y
deseo

Lenguaje sencillo, casi
coloquial
Va la brisa reciente
por el espacio esbelta,
y en las hojas cantando
abre una primavera.
Sobre el límpido abismo
del cielo se divisan,
como dichas primeras,
primeras golondrinas.
Tan sólo un árbol turba
la distancia que duerme,
así el fervor alerta
la indolencia presente.
Verdes están las hojas,
el crepúsculo huye.
anegándose en sombra
las fugitivas luces.
En su paz la ventana
restituye a diario
las estrellas, el aire
y el que estaba soñando.
Primeras poesías, 1924-1927
Como leve sonido:
hoja que roza un vidrio,
agua que acaricia unas guijas,
lluvia que besa una frente juvenil;
Como rápida caricia:
pie desnudo sobre el camino,
dedos que ensayan el primer amor,
sábanas tibias sobre el cuerpo solitario;
Como fugaz deseo:
seda brillante en la luz,
esbelto adolescente entrevisto,
lágrimas por ser más que un hombre;
Como esta vida que no es mía
y sin embargo es la mía,
como este afán sin nombre
que no me pertenece y sin embargo soy yo;
Como todo aquello que de cerca o de lejos
me roza, me besa, me hiere,
tu presencia está conmigo fuera y dentro,
es mi vida misma y no es mi vida,
así como una hoja y otra hoja
son la apariencia del viento que las lleva.
Los placeres prohibidos, 1931
DONDE HABITE EL OLVIDO
Donde habite el olvido,
En los vastos jardines sin aurora;
Donde yo sólo sea
Memoria de una piedra sepultada entre
ortigas
Sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.
Donde mi nombre deje
Al cuerpo que designa en brazos de los siglos,
Donde el deseo no exista.
En esa gran región donde el amor, ángel
terrible,
No esconda como acero
En mi pecho su ala,
Sonriendo lleno de gracia aérea mientras
crece el tormento.
Allí donde termine este afán que exige un
dueño a imagen suya,
Sometiendo a otra vida su vida,
Sin más horizonte que otros ojos frente a
frente.
Donde penas y dichas no sean más que
nombres,
Cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;
Donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,
Disuelto en niebla, ausencia,
Ausencia leve como carne de niño.
Allá, allá lejos;
Donde habite el olvido.
Donde habite el olvido, 1932-33
PEREGRINO
¿Volver? Vuelva el que tenga,
Tras largos años, tras un largo viaje,
Cansancio del camino y la codicia
De su tierra, su casa, sus amigos,
Del amor que al regreso fiel le espere.
Mas, ¿tú? ¿Volver? Regresar no piensas,
Sino seguir libre adelante,
Disponible por siempre, mozo o viejo,
Sin hijo que te busque, como a Ulises,
Sin Ítaca que aguarde y sin Penélope.
Sigue, sigue adelante y no regreses,
Fiel hasta el fin del camino y tu vida,
No eches de menos un destino más fácil,
Tus pies sobre la tierra antes no hollada,
Tus ojos frente a lo antes nunca visto.
Desolación de la quimera (1956-62)
h) Dámaso Alonso (1898-1989)

En esta época destaca
más como crítico que
como poeta

Revaloriza la poesía
de Góngora

Importancia tras la
Guerra Civil (poesía
desarraigada)
MADRIGAL DE LAS ONCE
Desnudas han caído
las once campanadas.
Picotean la sombra de los árboles
las gallinas pintadas
y un enjambre de abejas
va rezumbando encima.
La mañana
ha roto su collar desde la torre.
En los troncos, se rascan las cigarras.
Por detrás de la verja del jardín,
resbala,
quieta,
tu sombrilla blanca
Poemillas puros, poemas de la ciudad, 1921
i) M. Hernández (1910-1942)

Poeta más joven

Epígono o autor de
transición (Generación
del 36)

Su poesía en sus inicios
fue de carácter
vanguardista

Uso de metáforas y tono
apasionado

Acabó escribiendo
poesía comprometida
Como el toro he nacido para el luto
y el dolor, como el toro estoy marcado
por un hierro infernal en el costado
y por varón en la ingle con un fruto.
Como el toro lo encuentra diminuto
todo mi corazón desmesurado,
y del rostro del beso enamorado,
como el toro a tu amor se lo disputo.
Como el toro me crezco en el castigo,
la lengua en corazón tengo bañada
y llevo al cuello un vendaval sonoro.
Como el toro te sigo y te persigo,
y dejas mi deseo en una espada,
como el toro burlado, como el toro.
El rayo que no cesa, 1935
Como la higuera joven
de los barrancos eras.
Y cuando yo pasaba
sonabas en la sierra.
Como la higuera joven,
resplandeciente y ciega.
Como la higuera eres.
Como la higuera vieja.
Y paso, y me saludan
silencio y hojas secas.
Como la higuera eres
que el rayo envejeciera.
Cancionero y romancero de ausencias, 1938-41
Descargar

colegiofrayluisdeleon.wikispaces.com