Marcia
Al levantar mi mirada
en esas noches inciertas,
al instante identifico
a mi estrella tan bella.
Y siento que desde el cielo
me llegan tus bendiciones,
así como tus consejos
tus mimos, tus oraciones.
Y aunque sé que tú me guías
desde esa esquina del cielo,
pregunto y pregunto a Dios
por qué en vez de sentir paz
lo que siento es desconsuelo.
Ayúdame madre mía
a no profanar a Dios,
y ayúdame a convencerme
de que Allá, tú estás mejor.
Descargar

0010 Madre - Principal