AYÚDAME...
Ayúdame a dar un paso, sólo un paso,
para alcanzar la mano de ese ciego
y salvarlo del precipicio...
Ayúdame a retener el aliento,
tan sólo un instante,
y no despertar al que reposa feliz...
Ayúdame a encontrar la palabra justa
para suavizar la pena
de quien está despidiéndose del amor...
Ayúdame a cerrar los ojos
y no ver el odio de quien me hiere
y que no note la pena en los míos...
Ayúdame a procurar la alegría
en quienes creen que su camino
sólo es de tristeza y amargura...
Ayúdame a encontrar el olvido
a toda aquella ingratitud
con que pagaron mi cariño o generosidad...
Ayúdame a entonar la melodía
que acune el sueño de los niños
que tiritan de frío en su propios hogares...
Ayúdame a recobrar los colores del colibrí
que bajo el golpe de la injusta pedrada
truncó su fugaz vuelo primaveral...
Ayúdame a saber cómo limpiar el alma
y el corazón de quienes perdieron la fe
en Dios y en quienes los rodean...
Ayúdame a encontrar la oración precisa
para presentar a Dios mi vida,
antes de este último aliento...
Y cuando ya me haya ido para siempre,
si puedes, con una oración a mi nombre
acaso sentiré que sigo junto a ti,
en tu recuerdo...
Fondo musical:
Danza árabe (Fragmento abreviado)
BALLET “EL LAGO DE LOS CISNES”
Pietr Ilich Tchaikovsky
Texto:
“Diario virtual”
G. A. Bazán B.
Fotos: Guillermo Bazán Becerra
Descargar

Diapositiva 1