“DICHOSOS...
LOS QUE TIENEN HAMBRE Y SED DE JUSTICIA
PORQUE ESOS VAN A SER SACIADOS”
SEMILLAS DE SABIDURÍA:
"En aquel tiempo, dice una antigua leyenda china, un discípulo
preguntó al vidente Maestro, ¿cuál es la diferencia entre el cielo y el
infierno? Y el vidente respondió: Vi un gran monte de arroz cocido y
preparado como alimento. En su derredor había muchos hombres
hambrientos casi a punto de morir. No podían aproximarse al monte
de arroz pero tenían en sus manos largos palillos de dos y tres
metros de longitud llegaban a coger el arroz, pero no conseguían
llevarlo a la boca porque los palillos que tenían en sus manos eran
muy largos. Juntos pero solitarios, permanecían padeciendo un
hambre eterna delante de una abundancia inagotable. Y eso era el
infierno.
Vi otro gran monte de arroz cocido y preparado como alimento.
Alrededor de él había muchos hombres llenos de vitalidad No
podían aproximarse al monte de arroz, pero tenían en sus manos
largos palillos de dos y tres metros de longitud llegaban a coger el
arroz, pero con sus largos palillos, en vez de llevarlos a la propia
boca, se servían unos a otros el arroz. Y así acallaban su hambre
insaciable en una gran comunión fraterna. Y eso era el cielo”
TEXTO:
“Estando Jesús sentado enfrente
del arca de las ofrendas, observaba
a la gente que iba echando dinero:
muchos ricos echaban en cantidad;
se acercó una viuda pobre y echó
dos reales. Llamando a sus
discípulos, les dijo:
Os aseguro que esa pobre viuda ha
echado en el arca de las ofrendas
más que nadie. Porque los demás han
echado de lo que les sobra, pero
ésta, que pasa necesidad, ha echado
todo lo que tenía para vivir”
(Marcos 12,41-44).
COMENTARIO:
El hambre y la sed indican una necesidad
natural, elemental del ser humano
La justicia es el tema principal del Sermón
del Monte.
Por justicia, Jesús entiende el
comportamiento justo, adecuado, en
relación con el prójimo (Mt 5,21-48), en
relación con Dios (Mt 6,1-18) y en
relación con las cosas (Mt 6,19-34).
La búsqueda del Reino de Dios y un
comportamiento justo y solidario deben
ser las aspiraciones más profundas del
ser humano
OREMOS:
Convéncenos, Señor, de que
“Solidaridad” es el nuevo nombre
de la caridad de siempre.
“Solidaridad” es la toma de conciencia
de nuestra participación activa en la
suerte de “los otros”.
“Solidaridad” es esa fuente
de la que fluyen no sólo las iniciativas
sino el valor para llevarlas a cabo.
NUESTRAS INTENCIONES DE HOY:
Ochocientos cincuenta y cuatro millones
de personas
en mundo
pasan hambre.
CADENA DE ORACIÓN:
Pincha aquí y escribe tus intenciones para rezar por ellas
[email protected]
CENTRO DE INICIATIVAS DE PASTORAL DE ESPIRITUALIDAD
Avda. Huelgas, 7 - 09001 Burgos –Tlfn. 947 26 42 67
www.cipecar.org
[email protected]
Descargar

DICHOSOS... LOS QUE TIENEN HAMBRE Y SED DE …